20 grandes slides del blues eléctrico. Segunda Parte

Seguimos con nuestra aventura de comentar el resto de las 20 grabaciones fundamentales, dentro del blues eléctrico con slide. Empiezo:

11.- Rolling and Tumbling. R.L. Burnside
La compañía Fat Possum tuvo un gran acierto al dar por hecho que a lo largo de las carreteras de Mississippi, aún existían músicos toscos que fungían como entretenedores los fines de semana en Juke Joints. Así dieron con R.L. Burnside, un guitarrista muy respetado que ya tenía experiencia en grabar temas, con un estilo basado entre Fred McDowell y John Lee Hooker. Rolling and Tumbling, un clásico del Delta, fue una pieza recurrente en el repertorio de este hombre, desde los años sesenta hasta poco antes de morir en 2005. Su versión eléctrica, con Kenny Brown en la segunda guitarra, es famosa por su rudeza y los altos decibeles alcanzados, rasgos característicos en la

personalidad de Mr. Wizard.

34-Escape134-Escape2

R.L. Burnside – Earl Hooker

12.- Anna Lee. Earl Hooker
Un verdadero clásico dentro del repertorio slide. La creación original se la debemos a Tampa Red, quien sentó los elementos necesarios que después desarrollarían Robert Nighthawk y Elmore James. Sin embargo, la versión más fina es la de Earl Hooker, una verdadera joya dentro de las grabaciones de los años sesenta. En ella, Hooker refrenda su categoría como uno de los artistas más completos en la historia del blues, sereno y mesurado, mientras que su guitarra se convierte en un lamento profundo y punzante.

13.- Turpentine Moan. Alan Wilson y Canned Heat
La idea primaria de este tema la planteó Casey Bill Weldon en los años treinta. Mucho tiempo después Alan Wilson le agregaría nuevos giros y toda su maestría con el tubo metálico. De hecho, todas las intervenciones así de Alan son magníficas (recuérdese la versión en directo de Dust my Broom). El tema que recomendamos tiene un agregado: la participación de Sunnyland Slim en el piano, un colaborador fugaz para el sello Liberty. Con él, Canned Heat se escucha muy integrado, con un slide delirante que sirve de marco para la rasposa voz de Bob Hite y las escaladas de Slim.

34-Escape334-Escape4

 Alan Wilson – Johnny Shines

14.- Dynaflow Blues. Johnny Shines
Es una insólita versión en tiempo rápido del Terraplane Blues de Robert Johnson, con un grupo selecto: Johnny Shines guitarra y voz, Floyd Jones bajo y Frank Kirkland en los tambores. A menudo Shines es considerado un especialista acústico, no obstante, sus primeros éxitos en la década de los cincuenta, fueron en la modalidad eléctrica: Joliet y Rambling. Después se uniría al grupo de Willie Dixon, alcanzando notoriedad. Dynaflow Blues es una impresionante recreación en donde destaca la voz en falsetto de Shines, lo mismo que un slide juguetón e imaginativo.

15. Statesboro Blues. Duanne Allman
La veneración que muchos sienten hacia Duanne Allman es comprensible, debido a su fuerte personalidad, su exquisitez guitarrística y a un atractivo repertorio. Gracias a él, el blues y el rock se enlazan en un hilo tan delgado, que aún hoy, asombra y causa adicción. Statesboro Blues es un homenaje a su creador, Blind Willie McTell, en el cual Duanne Allman ejecuta un arreglo espectacular para las seis cuerdas, pero lo mismo ocurre para todo el grupo, que entonces eran los verdaderos Allman Brothers. Existe una versión parecida, ciertamente menor, de Ry Cooder y Taj Mahal.

16.- Give me back my wig. Hound Dog Taylor
La plena madurez musical le tocó a Hound Dog Taylor en su etapa como estrella de la compañía Alligator. De hecho, él fue el primer artista en grabar ahí. Su legado musical es muy emotivo, debido al gran ritmo que siempre le caracterizó, a su manera de cantar y a su slide violento, surgido de una mano con seis dedos. Él demostró que un simple trío es suficiente para armar un buen show, razones no le faltaban pues contaba con el apoyo de Brewer Philips, un guitarrista de similares condiciones, que más tarde se volvería solista y mantendría vivo su legado.

34-Escape534-Escape6

Duanne Allman – Hound Dog Taylor

17.- All in my dreams. Boyd Gilmore
Conozco solamente cinco canciones de este hombre, de quien se dice fue pariente de Elmore James. Con excepción del apoyo que le brindó Ike Turner, nada más se sabe de su vida, como tantos otros bluesman sumidos en la más completa oscuridad después de grabar varios temas. Su manera de tocar es sucia pero emotiva, nerviosa, mientras que su voz se oye grave y atormentada. En otra de sus piezas, Rambling on my mind, se escucha prácticamente la misma influencia de James (pero ojo, no es un cover de Robert Johnson, más bien se parece al Cold of China Blues, grabado en los años treinta por el Mississippi Moaner).

18.- Madison Blues. Jeremy Spencer y Fleetwood Mac.
El sueño se cumplió, Jeremy Spencer pudo grabar junto al saxofonista original de Elmore James: J.T. Brown, durante las sesiones del magnífico álbum Fleetwood Mac in Chicago. Spencer idolatraba al autor de Madison Blues, le copiaba la voz, el slide y el ritmo. Muchas canciones grabó bajo este formato, la mayoría de ellas, brillantes. De hecho, el álbum en cuestión es admirable por el entendimiento que lograron los músicos ingleses y sus maestros negros, entre ellos Otis Spann, Willie Dixon, Walter Horton, Buddy Guy y otros más. En opinión de algunos, la placa Whose Muddy Shoes, fue la verdadera inspiración para este proyecto de Mike Vernon y Peter Green.

19.- She´s Fine. Bonnie Raith y A.C. Reed
Con altas y bajas, Bonie Raith continúa la herencia de las viejas guitarristas de blues, como Memphis Minnie y Sister OM Terrel, forjando un nombre propio, tanto en el mundo del rock como del blues. Su sociedad con Fred McDowell y Steve Ray Vaugh, le abrió las puertas para que un mayor público conociera su calidad instrumentista y su versatilidad en el mundo del espectáculo. She’s fine es la mejor canción del saxofonista A.C. Reed, adornada en esta ocasión con sutiles pasajes en el tubo metálico, producto de la calidad de Raith cuando se lo propone.

34-Escape734-Escape834-Escape9 

Disco donde aparece Boyd Gilmore – Jeremy Spencer – Bonnie

Raith

34-Escape10 
Lil’ Ed Williams

20.- It’s Alright. Lil’ Ed Williams
El slide eléctrico goza de cabal salud gracias a la aparición de nuevas generaciones, con gente como Chicago Slim, Dave Hole pero sobre todo, Lil’ Ed Williams, sobrino de J.B. Hutto y un show man de altura. Adoctrinado por su famoso tío, Williams se estrenó con su grupo, The Blues Imperials, en el año de 1986 con el álbum Roughhousin, y desde entonces no ha cambiado a su estilo: sonido distorsionado, voz grave, síncopa agresiva y un amplio repertorio popular. Precisamente la canción It’s Alright, es un tributo a su creador, Hound Dog Taylor, una bomba que estalla en múltiples sonoridades explosivas.

Fe de erratas: En la primera parte de esta entrega, publicada en el número anterior, existe un error en la canción número nueve: Cry Cry Darling, de Louis Meyers y Moose Walker, dice que apareció en 1978 en el álbum Chicago Blues Today, pero en realidad apareció en el disco Living Chicago Blues”, volumen dos, del mismo año. ¡Gracias!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *