Capítulo X: Segarra Inn Blues

Todos lo sabemos sobradamente: el blues tuvo un hijo y lo llamaron Rock and Roll. Sí, es verdad, aunque tuvo una descendencia mucho más prolífica y muchos de sus hijos les salieron rana; pero unas ranas con unas ancas tan geniales como deliciosas. Si no, ¿cómo tildar al retoño rebelde que se debatía entre las drogas terrenales y el misticismo universal para saltar sobre las tradiciones paternas al grito de ¡Soy el rey Lagarto! ¿Cómo no amar a ese niño, si le rindió el más hermoso homenaje a su papá con su Roadhouse Blues?
Y si en el L.A. de mitad de los sesenta el blues y la psicodelia se dieron de la mano con The Doors, en España a principio de los ochenta el blues tuvo un vástago llamado rockabilly. Uno de sus exponentes más auténticos fue el grupo Los Rebeldes, con Carlos Segarra a la cabeza. Y resulta que más de treinta años después, Segarra con su reciente formación, Segarra Inn Blues, homenajea a su abuelo, el blues, a través de su padre, The Doors. Y si no, escuchad la potencia de su El club del motor.

Roadhouse blues (The Doors)
Versión: Carlos Segarra (guitarra, voz), Moisés Beltrá (batería) y Álvaro Martialán (bajo)

Yo conozco un lugar
que se halla en la carretera.
La carretera, se llega directo hasta el bar.

Si no estás atento,
te puedes quedar atrás;
Tu caravana ya no podrás aparcar.

Síguenos, síguenos (x4)
Hasta el club , el club del motor.
Trae botellas.

Por la mañana
me tomo una cerveza fría.
Las vidas son cortas,
no sabes lo que va a durar.

Crédito de las fotos:
1 – 5. XVIII Festival Bluescazorla, celebrado en Cazorla, Jaen (España) en 2012

34-Ojo134-Ojo2

34-Ojo334-Ojo4

34-Ojo5

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *