José Cruz y Real de Catorce: Discografía y Canciones. Parte I

Colaboración especial: José Cruz Camargo Zurita

“Y en 1985, tomando de base al grupo que acompañaba a Betsy Pecanins;
se integraron definitivamente como Real de Catorce con
José Cruz como cantante, armónica y guitarra;
José Iglesias en el requinto; Severo Viñas en el bajo
y Fernando Abrego como baterista.”

“Desde entonces la agrupación se ha convertido en la más sólida
y representativa del blues chilango,
a tal grado que sus canciones y sus discos
han sido convertidos en objetos de culto
por su audiencia clase mediera.”

Rock Mexicano. Ahí la llevamos cantinfleando…
de Merced B3L3N Valdés Cruz. México 2002

Introducción

Fue en el año 2005, cuando tuve la oportunidad de verlos en un par de ocasiones en la explanada de la Delegación Tlalpan, principalmente recuerdo el concierto que dieron un día de muertos. Una tocada completa, memorable, con un José Cruz pleno, al menos así se le veía, ningún rastro de la penosa enfermedad que actualmente padece y que según fue la culpable de los conflictos que llevaron a la disolución de la banda.

Yo nunca imaginé que unos días después de ese concierto, estaría de lleno de regreso en la música con La Rambla, tocando precisamente blues, y mucho menos que compartiría después el escenario con esa legendaria agrupación, un 25 de marzo de 2006, fue que coincidimos en el Jardín Juárez de la Delegación Azcapotzalco en un cartel que incluía a La Tregua, La Rambla, Omniblues y a Real de Catorce.

En mayo de 2006, los vi en lo que tal vez fue una de sus últimas actuaciones, esto en el Teatro Metropólitan abriendo el concierto del legendario guitarrista de blues: Buddy Guy. Un poco después en ese mismo año coincidimos de nuevo en el escenario durante el evento que marcó el cierre para remodelación del Museo Universitario del Chopo. En esa oportunidad tuve la fortuna de tomar algunas fotos a la banda durante el convivio que se nos ofreció a la comunidad chopera, donde todavía se les veía integrados, jugueteando entre ellos, sin ninguna señal de molestia;  y también otras durante su actuación, que incluyó un par de rolas acústicas.

Una banda con la mayor trascendencia por sus innumerables actuaciones, por su reconocimiento internacional, por su música diferente, sus letras de contenido, sus discos bien manufacturados, por haber generado un público, y por mucho más… un ejemplo a seguir.

34-Carta1

34-Carta2
Real de Catorce en el Museo Universitario del Chopo, 29 de junio de 2006
Fotos: José Luis García Fernández

Breve historia de la banda

“De un brote de inspiración,
Roberto (González) propuso que el grupo se llamara Real de Catorce,
como la comunidad huichola de San Luis Potosí,
de culto entre los jóvenes afines a la contracultura
por la inclusión del peyote en sus rituales religiosos”
Voy a morir. Juan Pablo Proal. 2013

Real de Catorce dio su primer concierto en el mítico Rockotitlán de la Ciudad de México, un 12 de diciembre de 1985.
En este espacio del rock en México surgieron, como fue el caso de Real de Catorce, una cantidad importante de bandas… En México había un lugar llamado Rockotitlán, que favoreció la esencia de muchas de las bandas ahora más reconocidas, así como de las nuevas propuestas, logrando un espacio para que sigiera viviendo y evolucionando el rock mexicano. El símbolo de Rockotitlán era una serpiente emplumada, que para la cultura prehispánica significa “el espíritu sobre la materia”, por lo que se mezcla así parte ancestral de la historia de México con el rock. Además de que la palabra compuesta Rockotitlán, se desprende “titlán”, que hace referencia a la herencia milenaria que sugiere la entrada a un mundo mágico, místico, cultural y de compromiso con las enseñanzas de nuestros antepasados y en náhuatl significa “el lugar de o la tierra de”.

De inmediato Real de Catorce comienza a sobresalir de entre el resto de los grupos de la época al apostar por el blues, un género musical que, si bien tiene una buena cantidad de seguidores en México, no tenía ningún representante sobresaliente, lo que los convirtió en el principal exponente del género en el país.

Dentro de las estructuras propias de ese blues, han ejecutado y realizan una marcada fusión con géneros como el rock, jazz y swing, entre otros. Las composiciones líricas y musicales de José Cruz siempre han tenido un soporte musical por músicos virtuosos en sus respectivos instrumentos. A ello sumado el talento poético de José, ha hecho de Real de Catorce un grupo respetado y popular, considerado junto a La Barranca y Santa Sabina, como grupos de culto.

Integrantes

Anteriores:
•Fernando Abrego: batería (1982-2006)
•Dwight Carroll:  (1982-1985)
•José Iglesias: guitarra (1985-1997)
•Severo Viñas Montes: bajo (1983-1990)
•Rafael Herrera: bajo (1990-1992)
•Juan Cristóbal Pérez Grobet: bajo (1992-1999)
•Julio Zea: guitarra (1998-2006)
•Jorge Velasco: bajo (1999-2002)
•Carlos Torres: violín, teclados (1998-2002)
•Salvador Arceo: bajo (2003-2004)
•Bernardo Fernández Yah (El pollo): bajo, sax y percusiones (2004-2005)
•Neftalí López: bajo (2005-2006)
•Iván Villanueva: teclados (2006-2013)
•Christian Villanueva: batería (2008-2013)

Actuales:
•José Cruz Camargo Zurita: voz, armónica, guitarra, dobro, composiciones.
•María José Camargo: voz y coros.
•Rodrigo Pratt: bajo.
•Arturo Waldo: guitarra.
•Miguel Korsa: guitarra.
•Francisco Velasco: teclados.
•Alan Díaz: batería.
•Octavio Bejarano: saxofón.

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Real_de_Catorce_(banda)

Discografía de José Cruz y Real de Catorce

Real de Catorce 1987, Tiempos obscuros 1988, Mis amigos muertos 1989, Voces interiores 1992, Contraley 1994, Azul (En vivo) 1997, Al rojo (En vivo) 1997, Cicatrices 1998, Nueve 2000, Voy a morir 2002, Lección de vida 2009 y Una razón para vivir 2012.

34-Carta3
1.Real de catorce – 1987 (CDDP-1109)

34-Carta41.Azul
2.Me miraba a los ojos
3.Flores en la ventana
4.Soledad y sol
5.El halcón
6.Paria´s blues
7.Mujer sucia
8.El lobo

Créditos:

Todos los temas escritos por José Cruz y toda la música escrita, dirigida y arreglada por Real de Catorce: Fernando Abrego, batería; José Cruz, voz, armónica y guitarra; José Iglesias, guitarra y flauta; Severo Viñas, bajo. Invitados: Carlos Nunez C., guitarra en 1, 3, 6 y 7, teclados en todo el disco; Alberto Delgado, sax en 1 y 7.

Texto en el disco:

“Nos gusta beber y torear autos llenar de blueses la noche. Amar a mujeres desconocidas reirnos de la vida con una luz de bengala en cada mano. Atrapar las palomas de la muerte y clavetearlas en el manto rojo del crepúsculo. Solemos besar a nuestras novias antiguas y después compartirlas con calor tememos que este asunto termine de pronto y nos pesque desnudos una tarde sin Dios. Nos gusta chuparnos el pulgar mojado de ginebra cotorrearnos y mentarnos la madre muy en serio. Somos hijos descarriados. Somos hijos buenos y tristes. Moldeados de una resaca de sesentayochos, Beatles y terremotos sin posibilidad de lazar estrellas o dejarnos mojar por chisguetes de luz invernal. Nos gusta torear autos, llenar de blueses la noche.”
“En 1987 Real sacó a la venta su primer disco homónimo: Real de Catorce. Producto de la venta del cassette que vendíamos en los conciertos, decidí con Carlos Nunez, tecladista y amigo, grabar en el estudio de Los Joao, otras 4 canciones: Azul, El Lobo, Me miraba a los ojos y El Paria’s blues, que completarían el primer LP. La portada del soldador con casco de minero, es de David Maawad, fotógrafo del archivo Casasola; y en el interior, las viñetas del cerro del quemado, rodeado por un burro con un amplificador de guitarra a cuestas, dibujadas por Manuel Ahumada.

El esfuerzo de la primera representante, Julia Camargo, quien metió a Real a un pequeño estudio a grabar las cuatro primeras canciones: Soledad y sol, Mujer sucia, El halcón y Flores en la ventana, resultó un éxito de ventas.

En el ’86, a fin de año, viajaríamos a la extinta Union Soviética donde tendríamos una gran y prometedora respuesta del público. En el ’87, recién llegados del trascendental viaje, presentamos nuestro primer disco en el Teatro de la Ciudadela, con un lleno total y muchas expectativas del público; recuerdo que salí al escenario con un gorro de nutria y canté en ruso: Ojos negros. Esa noche, Real de Catorce iniciaría su encumbramiento como grupo de rock y blues en español.”
-Blues y luz.
José Cruz.Copyright.-

Azul, simplemente exquisita, la canción que inicia la reseña de la discografía completa de José Cruz y Real de Catorce. Un blues que desde el principio definió a la banda en el género musical, y por supuesto en el estilo y rumbo de las letras de sus canciones originales y en español. En esas épocas de su realización y del surgimiento de la banda, apenas por algún lugar en el mundo, se fraguaba la etiqueta de rock alternativo, seguramente si hubiese estado ya más consolidado el subgénero, Real de Catorce hubiera entrado en él. Pero bueno, estamos ante una canción que ha trascendido en el tiempo y que en su ejecución en vivo Real, la fue haciendo cada más espectacular, aún hoy en día, es grato escuchar las versiones que hacen de ella, la propia banda; así como también, los diversos grupos de rock y blues en el país.

Me miraba a los ojos, una canción conformada por tres partes, una primera que suena a balada-rock y por momentos a un bolero, la segunda despunta en un rock-pop ochentero, y para terminar en una rock latino que contiene un solo de armónica interesante. Los arreglos para unir las partes, es lo que hacía e hizo a la banda diferente a otras propuestas.

Flores en la ventana, más o menos a la parte de estilo rock-pop, del tema anterior, se presenta esta canción que tiene como sección interesante y diferente el arreglo de flauta, sobre unos fondos de cuerdas con los teclados.

Soledad y sol, una de las primeras piezas de José, en donde incia con poesía en la letra, y un acompañamiento musical que pasa a segundo plano, para la segunda parte, se dirige a un ritmo reggae, para culminar de nuevo con el rock-pop que caracterizó a este álbum, se destaca un corto pero vigoroso solo de guitarra para el final.

El halcón, un tema en dos o tres partes, primero suena un rocanrolito con algo de blues, para pasar al pop con los teclados sintetizados y terminar con otro estilo de rocanrolito sesentero, todo eso en menos de tres minutos, interesantes fusiones.

Paria´s blues, un blues lento, que si bien no tuvo la suerte del gran Azul, no debió haber quedado tan olvidado, gran rola, estupenda parte en el sólo de armónica. El piano en segundo plano, pero como en casi todo el disco, le dio un toque muy compacto al sonido de Real en estas sus primeras grabaciones.

Mujer sucia, con un ritmo machacante en la primera parte, que hace recordar al Peter Gun del compositor estadunidense de jazz y ritmos latinos: Henri Mancini. Para desembocar al pop-rock y constantes cambios de ritmo, incluso con tintes de jazz con un sax que se pasea en algunas partes de la canción.
El lobo, un pop-rock totalmente ochentero, con todos los ingredientes, el ritmo, los rasgueos y sonidos de las guitarras, el sintetizador, el órgano, en fin con muchos teclados, y que se soporta en una buena letra con un final inesperado.
Azul

Azul… azul.
Y en sus ojos refleja un hilillo de luz,
su vestido perlado de noche,
el cigarro encendido en un beso carnal,
una copa de vino, una lágrima rota que rueda al final.
Oh uoh oh uoh uoh oh oh

Azul… azul.
Una música lenta y azul,
recargada en la tibia quimera,
despidiendo un anhelo que va en autobús,
un rasguño en la media, navegando la espera la viuda del blues. Oh uoh oh uoh uoh oh oh

Azul… azul.
Y una voz que entristece al cantar,
reteniendo en su lecho las sombras,
esas sombras que besan y luego se van,
una fotografía, una línea en la mano que quiere borrar.
Oh uoh oh uoh uoh oh oh

Azul… azul.
Y una voz que entristece al cantar,
reteniendo en su lecho las sombras,
esas sombras que besan y luego se van,
una fotografía, una línea en la mano que quiere borrar.
Oh uoh oh uoh uoh oh oh

 

Me Miraba a los Ojos

Necesito amor… ámame

Me miraba a los ojos, con las medias desechas,
venía de un rincón nocturno, quería dejar el mundo,
hincada a su puerta.

Bajo luces quebradas, por humos bohemios,
entramos a una cantina, nadamos esa neblina,
trazando una estela.

Empapada de miedo, sin fondo en el alma,
le vi el rostro a sus palabras.
Brilló una estrella, renovada, en su boca muerta.

Me besaba los labios, apurada de hombre,
el frío la mordió en un muslo, quería dejar el mundo,
hincada a su puerta.
Flores en la ventana

He aspirado el humo persa, navegando en un vapor
y en la noche más lunar, deslizando una canción.
He llegado en el momento, en que el alba abraza al sol
abriendo el día.
No me importa si un beso nuclear, en la frente del mundo,
nos deshace en la mano, la línea horizontal.
Haz tu guerra a un lado, si acabaste de vivir
yo todavía no.

Esta noche oriental etérea, toserán nuestros tuberculosos pulmones sobre la inmaculada faz de la tierra.
Entraremos en los cuartos de las púberes doncellas,
y les cantaremos al oído poemas sucios e insensatas odas.
Pervertiremos el olor de azahar de sus alientos,
con vinos y perfumes agrios, liaremos cigarrillos morados
traídos de la vieja Persia, y fumaremos la nube espesa de sus ojos. Rondaremos el patio trasero de sus muslos, haremos reventar la noche en llanto, agua tibia, río terso, para que el día amanezca iluminado de sonrisas, y floridas las ventanas.

Un payaso blanco, un rey, un ácido en ración, dos princesas rojas, y una trágica ilusión.
¡Hey tú, amigo! No finjas calidez,  si entrando enfrías la habitación. Wooo…. Wooo…

 

Soledad y Sol

El cuerpo envuelto, en periódico envuelto,
alcohol y lluvia, soledad y sol. Soledad y sol.
Calles, patios sucios, antenas, perros,
bruma de las siete, en un día gris. Es un día gris.

Hay que caminar, cuatro horas más
bajo esta espada de metal.
Los niños fuman, el viento aural,
Julia rompe un vaso, cambia el canal,
abre sus venas, le brota el mar.

¡Eh!, ¡eh!, Eh!, ¡eh!,¡oh!

Un auto hierve, en su reflejo,
los ojos flacos, de mí, de yo, de mí, de yo de mí.
Los edificios, andan despacio,
en el 500, vive Dios con su mujer.

Baldía nación, se te derriten,
todos tus muchachos, todos tus borrachos;
todos tus muchachos, en un rincón.
El Halcón

Mi corazón, lleno de amor, vaga la noche como un halcón,
viejo de andar, esta ciudad, bebe y olvida, la soledad.

En el sopor, de una canción, manan los sueños, como visión,
se puede ser, un criminal, volverse oscuro, irracional.

La muerte nos eleva en un potro azul, es bella, tierna y dulce. Nos coge como niños dentro de un baúl, para después ahogarnos.

Llueve en carreteras que van al Edén, la lluvia es suave y triste. Seguramente vas a amar a una mujer, con la guadaña en alto.

Dos tragos más, en cualquier bar, no ver la Aurora, al despertar, y en la arrabal, noche otra vez, busca la gloria, en el placer.

Paria’s Blues

En una de las calles, más lejanas del sueño,
la más confusa y apagada, donde las sombras se erizan,
y los miedos se palpan, hay un rincón de café.

Sorbiendo a tragos el olvido, trazando penas de papel,
borrando nombres y apellidos, está un cadáver de mujer.

Bailando con fantasmas, vestidos de negro,
vendiendo el sexo a placer, fumando la absurda,
tonada de un necio, rompiendo bocas de un revés.

Tejiendo muerta telarañas, guardando lutos por hacer,
odiando el llanto de una virgen, está un cadáver de mujer.

Tejiendo muerta telarañas, guardando lutos por hacer,
odiando el llanto de una virgen, está un cadáver de mujer…
con más de un siglo después.
Mujer Sucia

Pasan las horas no puedo olvidarla,
besé sus manos, toqué su carne blanda,
sus uñas rojas rasgaron mi vientre,
su aliento a alcohol me embriagó de amor.

Mujer sucia de cabaret, fina ladrona: ¡escúchame!
Esta noche, no verás a otro hombre.
Esta noche, sudaré contigo.
Esta noche, dejaré que Dios, atisbe por la cerradura.

Apago el sueño como una vela,
ruedo en la cama afuera hay luna llena,
no entiendo el mundo por mí que se haga polvo,
suda el reloj, me punza tu amor.

Mujer sucia de cabaret, fina ladrona: ¡escúchame!
Esta noche, no verás a otro hombre.
Esta noche, sudaré contigo.
Esta noche, dejaré que Dios, atisbe por la cerradura.

Soy el número ochenta, de una larga fila de amantes,
un muchacho solitario, mal vecino del mundo,
el enamorado, de un négligée, de seda negra.

Pasan las horas no puedo olvidarla,
besé sus manos, toqué su carne blanda,
sus uñas rojas rasgaron mi vientre,
su aliento a alcohol me embriagó de amor.

Mujer sucia de cabaret, fina ladrona: ¡escúchame!
Esta noche, no verás a otro hombre.
Esta noche, sudaré contigo.
Esta noche, dejaré que Dios, atisbe por la cerradura.
El Lobo

Va por la calle, puñados de noche en las alas.
Prende un cigarro, y piensa en Eugenia tal vez.
Su cuerpo desnudo, los labios rendidos, su piel.
La tarde que juntos se amaron, que juntos soñaron en un hotel.

Camina despacio, la luna reposa en las nubes.
Mira a la gente, son caras extrañas para él.
Arroja ceniza, su mente recorre París.
Las calles que juntos rondaron, la lluvia, el rayo que vio caer.

Él es como un lobo, que abriga la noche,
los bares su cueva segura, cuál debe ser.
Es un solitario, se vive en esquinas,
cazando a su presa futura, cuál debe ser.

Llega al infierno, paga su entrada.
Se sienta en la barra, comienza a beber.
Un hombre se acerca, le ofrece una copa
La música suena muy triste, él dice que acepta que quiere un cóctel.

Las horas se esconden, debajo de un ebrio.
Y nadie las busca, las dejan hacer.
Él baila con uno, y luego con otro.
Alguien lo invita y lo incita, de una botella lo invita a beber.

Detrás de una sombra, se ampara la muerte,
La muerte esa noche es, el premio mayor.
34-Carta5

34-Carta6

Continuará en la siguiente edición con: Tiempos obscuros 1988 y Mis amigos muertos 1989

¡Hasta la próxima!

Clapton está de vuelta, capítulo 12. El final

DISRAELI GEARS 1967

1. Strange Brew (Eric Clapton, Felix Pappalardi, Gail Collins Pappalardi)
2. Sunshine of Your Love (Clapton, Jack Bruce, Pete Brown)
3. World of Pain (Pappalardi, Gail Collins)
4. Dance the Night Away (Bruce, Brown)
5. Blue Condition (Ginger Baker)
6. Tales of Brave Ulysses (Clapton, Martin Sharp)
7. Swlabr (Bruce, Brown)
8. We’re Going Wrong (Bruce)
9. Outside Woman Blues (Blind Joe Reynolds, Clapton)
10. Take It Back (Bruce, Brown)
11. Mother’s Lament (Tradicional, arreglos: Clapton, Bruce, Baker)
“Cream aprovechó una breve visita a Estados Unidos en marzo y abril de 1967 para grabar su segundo álbum, en los legendarios Atlantic Studios en Nueva York bajo la producción y el talento en la ingeniería de Felix Pappalardi y Tom Dowd, respectivamente.”

“Este álbum y su secuela, Wheels Of Fire, concebidos al mismo tiempo, representó la contribución más importante de Cream a los movimientos conocidos como Summer of Love (Verano del Amor) y Flower Power (Poder de las Flores). Eric, Jack y Ginger asumieron la sicodelia con mucho entusiasmo, se rizaron el cabello, vistieron ropa colorida y consumieron las casi obligatorias drogas que expandían la mente. El disco fue un esfuerzo que rompió con lo establecido y es uno de los álbumes de referencia que los músicos jóvenes a veces toman de inspiración. Para las sesiones, Eric decidió usar una Gibson SG, grabó primero todas las partes de guitarra rítmica y luego dobló sus solos con el uso de varios efectos por primera vez, incluso pedales de wah-wah, tono fuzz y reverb. El resultado fue una clara mezcla de un blues pesado y una brillante guitarra sicodélica.”

Strange Brew, fue escrita por Eric, con la producción de Felix y su esposa Gail. Es la canción inicial del álbum, donde Eric toca sus mejores notas tipo Albert King, apoyadas por el trabajo rítmico al estilo del guitarrista Steve Cropper Stax (Booker T. & the M.G.’s, The Blues Brothers).

Sunshine of Your Love, la canción más conocida de Cream. Las diez notas del bajo maestro de Jack Bruce, abren un verdadero clásico del rock. Eric toca un solo afilado y canta algunas partes. La improvisación principal también se encuentra inscrita de manera permanente en la historia de la música rock.
World of Pain, escrita por el productor Pappalardi y su esposa Gail, la letra cuenta la historia de un árbol triste y un mundo de dolor, apoyada por el trabajo de wah-wah de Eric y los sonoros patrones de batería de Ginger. Eric grabó varios solos doblados, lo cual da a la canción un sonido completo muy rico.

Dance the Night Away, abre con un acorde de doce cuerdas de una Rickenbacker que suena como si Roger McGuinn (The Byrds), tocara como segundo guitarrista, esta canción también escrita por el productor y su esposa, sobresale del resto por el estilo y el sonido únicos de la guitarra de Eric, estilo que no volvió jamás a tocar.

Blue Condition, es un número excéntrico de Ginger que presenta su estilo único de cantar, como si platicara, con un apoyo sencillo de guitarra de Eric.

Tales of Brave Ulysses, una pieza prendida de wah-wah, aspecto notable del álbum; sobre las maravillas de las islas griegas, escrita por Eric con su compañero de departamento, el artista Martin Sharp, quien también diseñó los efectos.

Swlabr, una composición rápida de Bruce/Brown con un título y una letra como de costumbre sin sentido. El título de la canción en realidad significa: She Walks Like A Bearded Rainbow, y presenta la guitarra sobre fuertes patrones rítmicos.

We’re Going Wrong, otro número clásico de Bruce con un tono sombrío y una letra un tanto profética. Una voz principal aguda, sobre los patrones de tom-tom de Ginger.

Outside Woman Blues, es un número típico de blues arreglado por Eric con subtonos sicodélicos por toda la pieza y con un solo al estilo de Blues Breakers.

Take It Back, un blues inusualmente mundano escrito por Jack Bruce y Pete Brown. Se desarrolla de manera alegre y agradable, Eric solo lleva la guitarra rítmica y Jack toca un solo de armónica.
Mother’s Lament, una divertida cancioncita pegajosa, aunque sólo está de relleno.
Calificación: 8.5

FRESH CREAM 1966

1. I Feel Free (Jack Bruce, Pete Brown)
2. N.S.U. (Bruce)
3. Sleepy Time Time (Bruce, Janet Godfrey)
4. Dreaming (Bruce)
5. Sweet Wine (Ginger Baker, Godfrey)
6. Spoonful (Willie Dixon)
7. Cat’s Squirrel (Tradicional, arreglos: Cream / S. Splurge)
8. Four Until Late (Robert Johnson, arreglos: Eric Clapton)
9. Rollin’ and Tumblin’ (Muddy Waters)
10. I’m So Glad (Skip James)
11. Toad (Baker)

“Eric se cansó de copiar a sus héroes del blues en la banda de John Mayall y sintió que ya era tiempo de desarrollar la parte creativa de su genio artístico. También encontró el espíritu noble de Jack Bruce. El estilo de bajo de Jack se inclinaba más hacia la improvisación de jazz que al blues y eso abrió los ojos  de Eric, quien tocaba copias por nota de solos de Freddie King o de otis Rush.

Después de pasar de la Graham Bond Organization a The Blues Breakers, Bruce optó por irse durante un tiempo a Manfred Mann, principalmente por la cuestión económica, pero pronto se cansó del mundo del pop. Él y Eric unieron sus talentos y reclutaron al compañero anterior de Jack en la batería, Ginger Baker, otro alumno de la Graham Bond Organization, con quien no había tenido contacto personal.”

I Feel Free, por suerte, los fans no tuvieron que esperar mucho para volver a escuchar a Eric. Este fue su segundo sencillo, lanzado en diciembre de 1966, y en conjunto es un mejor esfuerzo. Otra vez, escrita por Jack y su socio principal para escribir canciones, el poeta Pete Brown.
N.S.U., escrito por Bruce, este número fue un maravilloso en los espectáculos en club y luego se extendió a una épica de 15 minutos durante sus presentaciones en Estados Unidos.

Sleepy Time Time, escrita por el Sr. y la Sra. Bruce, esta canción basada en un blues lento presenta un solo distintivo y sinuoso de Eric. Otra de las favoritas en presentaciones en vivo.

Dreaming, la canción más corta del álbum, termina en tan solo 1.59 minutos. Sencilla y carismática.

Sweet Wine, escrita por Ginger y la esposa de Bruce, es una rola notable. Eric toca solos de guitarra doblados en toda la canción, lo cual produce sonidos sinfónicos que no se habían escuchado hasta ese momento.

Spoonful, la pieza más larga del álbum y también una favorita constante en las presentaciones en vivo, estuvo asociada siempre con Cream. Escrita por Willie Dixon.

Cat’s Squirrel, un número basado en armónica y guitarra con un solo breve, aunque fantástico de Eric.

Four Until Late, escrita por una de las principales influencias de Eric, Robert Johnson. Sin embargo, la version no tiene el estilo de Robert y se ejecuta más como una canción de estilo pop.

Rollin’ and Tumblin’, Jack tomó esta canción de Muddy Waters y la hizo suya. Es un número alocado de guitarra y armónica, constante en sus tocadas.
I’m So Glad, otro clásico de blues escrito por Skip James. Eric se aseguró que el autor recibiera sus regalías, lo cual le dio cierto alivio a su vejez. La version de Cream es una lectura más jovial y acelerada, con un solo excelso de Eric.

Toad, era el número fuerte de Ginger, le daba una buena oportunidad para mostrar su habilidad como baterista en un largo solo que se extendía en sus conciertos. Era un espectáculo sensacional ver como sus brazos volaban por todos lados junto con sus rizos rojos y fieros, y debió ser en quien se inspiraron para crear al baterista loco, “Animal”, de Los Muppets.
Calificación: 8.5

JOHN MAYALL’S BLUES BREAKERS WITH ERIC CLAPTON 1966

1. All Your Love (Willie Dixon/Otis Rush)
2. Hide Away (Freddie King/Sonny Thompson)
3. Little Girl (Mayall)
4. Another Man (Mayall)
5. Double Crossing Time (Clapton/Mayall)
6. What’d I Say (Ray Charles)
7. Key to Love (Mayall)
8. Parchman Farm (Mose Allison)
9. Have You Heard (Mayall)
10. Ramblin’ on My Mind (Robert Johnson/Tradicional)
11. Steppin’ Out (James Bracken)
12. It Ain’t Right (Little Walter)
“John Mayall localizó a Eric después de que leyó sobre su partida de The Yardbirds en la revista Melody Maker. Mayall Escuchó la guitarra de Eric en ‘Got to Hurry’, el lado B de ‘For Your Love’ y ansiaba que tomara el lugar de Roger Dean, quien salía de The Blues Breakers.

Inmediatamente después de la audición, pidieron a Eric que se integrara a la banda y desde ese momento, él se sintió como en su casa, en un ambiente no comercial con raíz de blues. En ese momento –verano de 1965- The Blues Breakers estaba formado por Mayall en la guitarra, teclados y voz; Eric en la guitarra y la voz; John McVie en el bajo; y Hughie Flint en la batería, pero durante la estancia de Eric en la banda, Jack Bruce pasó por la banda y dejó una huella profunda en el joven guitarrista.

Ninguna alineación duró mucho en esta banda, quizá fue Mayall el primer músico británico que gustara a los fans del rock, en abandonar el concepto de grupo estable por el simple hecho de cambiar continuamente de integrantes. Se rodeaba de músicos que él mismo elegía, los contrataba y los dirigía a su gusto, en buena parte como los músicos de jazz hicieron durante años, en particular aquellos que dirigían pequeños grupos. Eric permaneció en el grupo sólo un álbum; grabó mucho en los estudios Decca y renunció porque el ritmo de trabajo que imponía Mayall le dejaba poco tiempo para divertirse.”

All Your Love, toca a Eric ocupar el lugar de Otis Rush en esta copia fiel del tema original. Rush era una de sus grandes influencias en ese tiempo y esta canción estaba entre los muchos discos de la vasta colección de blues de Mayall. Una pieza sensacional.

Hide Away, otra influencia importante de los inicios de Eric fue el estilo de Freddie King, que aún hoy en día, permanece en su forma de tocar. La Gibson Les Paul de Eric, guí todo el número junto con el sonido de Mayall de un órgano Hammond. Otra pieza excepcional y de mis favoritas, tanto como la anterior.

Little Girl, una composición de Mayall muy característica de la época, Eric hace el trabajo principal, que se escucha en el canal izquierdo de la versión en estéreo.

Another Man, un número para armónica en el cual no se escucha alguna guitarra. Quizá Eric contribuye con los aplausos.

Double Crossing Time, coescrita por Eric, este clásico blues eléctrico es una locura de Clapton. Este sonido logrado por su Gibson Les Paul tocada a través de un amplificador Marshall de 50 watts y una bocina de 4×12 pulgadas, revolucionó el sonido del blues británico. La canción es un recuento discreto de cómo Jack Bruce dejó la banda de Mayall, para irse con Manfred Mann, sólo unas semanas antes de grabar este álbum. Excepcional piano de John.

What’d I Say, una copia fiel de un clásico popular de Ray Charles que en esa época tocaban todas las bandas de R&B. La versión de Mayall & The Blues Breakers, es bastante buena con una aceptable, aunque innecesario solo de batería. En medio del riff tocado por Eric, se escuchan unas notas del ‘Day Tripper’ de los Beatles.

Key to Love, un número standard de R&B conducido por el ritmo de Eric y de los metales. Su solo es breve pero intenso.

Parchman Farm, hay cierta referencia a los jovenes ingleses de clase media que se tiran a los lamentos y lágrimas como los negros internos en una de las prisiones mas connotadas del racista estado sureño estadounidense de Tennessee. La versión de The Blues Breakers es con mucha armónica, sin gran participación de Eric.

Have You Heard,  empieza lento y triste con algo de sonidos suaves de metales y guitarra apoyados por el sonido inmortal del órgano Hammond. Eric toca el solo de manera devastadora, de lo mejor del álbum.

Ramblin’ on My Mind,  otro favorito en las presentaciones en vivo con eric. Fue la primera vez que Clapton grababa como primera voz.
Steppin’ Out, un tema instrumental conducido por la Les Paul de Eric, apoyada por una sección completa de metales.
It Ain’t Right, un número boogie standard en el cual Eric toca la guitarra rítmica y no hay un solo.

Calificación: 9.5
FIVE LIVE YARDBIRDS 1965

1. Too Much Monkey Business (Chuck Berry)
2. Got Love If You Want It (Slim Harpo)
3. Smokestack Lightning (Howlin’ Wolf)
4. Good Morning Little Schoolgirl (H. G. Demarais)
5. Respectable (O’Kelly Isley, Ronald Isley, Rudolph Isley)
6. Five Long Years (Eddie Boyd)
7. Pretty Girl (Bo Diddley)
8. Louise (John Lee Hooker)
9. I’m a Man (Bo Diddley)
10. Here ‘Tis (Bo Diddley)

“Después de grabar varios demos, Gomelsky, el representante firmo el contrato de The Yardbirds con EMI, en febrero de 1964. Eric, guitarra; Keith Relf, voz; Chris Dreja, guitarra, Paul Samwell-Smith, bajo; y Jim McCarty, batería; grabaron su primer álbum en vivo durante una de sus estancias en el Marquee de Londres, en marzo de 1964. En ese tiempo sus presentaciones ya estaban bien establecidas y un público asiduo los seguía dondequiera que tocaran.”

Too Much Monkey Business, después de una vigorosa presentación de la banda, la canción inicial corresponde a un tema de Chuck Bery con un clímax típico del grupo.

Got Love If You Want It, R&B clásico, con una buena armónica, pero sin solos de guitarra.

Smokestack Lightning, un clásico de Howlin´ Wolf y un favorito en vivo que dio a Eric una buena oportunidad de mostrar su habilidad.

Good Morning Little Schoolgirl, Eric canta a dueto con Keith en esta versión de mucha energía.

Respectable, con frecuencia la banda concluían la primera parte de su presentación con este clásico de Isley Brothers.

Five Long Years, Eric demuestra su talento precoz como músico de blues en un número clásico de Eddie Boyd.

Pretty Girl, mientras Eric saca sus maracas en este número típico para animar al público, Eric sus clásicos acordes de guitarra cargados de adrenalina, los cuales se esparcen durante todo este número.

Louise, como grandes admiradores de John Lee Hooker, tocan esta versión aceptable y Eric toca a la altura.

I’m a Man, una versión un tanto tranquila en comparación a la original de Bo Diddley, y con el estilo de R&B al máximo de los recién surgidos The Who.

Here ‘Tis, otra canción de Bo Diddley muy tocada por las bandas de R&B de Londres y en las manos de The Yardbirds es solo un llamado final para entusiasmar al público, y se van dejando atrás un maravilloso álbum en vivo para atesorar como un verdadero recuerdo de una época que por desgracia nunca volverá.

Calificación: 8.0

Fuente: Guía Musical de Eric Clapton. Marc Roberty 2002 – Eric Clapton Biografía Ilustrada. Chris Welch 2012

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *