Pierre Lacocque, líder de la banda Mississippi Heat

Pierre Lacocque 2012 – Foto de Judy Weatherbee en el perfil de Facebook de Pierre Lacocque

Hoy tenemos una entrevista exclusiva más, para Cultura Blues desde Chicago con el estupendo armonicista y líder de la banda Mississippi Heat: Pierre Lacocque, que visitó México para el Festival Internacional Aguas-Blues 2006.

 

 

CB: ¿Cómo surgió su inclinación por la música?
PL: mis padres nos enseñaron a mi hermano Michel, a Elisabeth mi hermana, y a mí, la música clásica y el Jazz de Nueva Orleans. J.S Bach, Mozart, Vivaldi (el favorito de mi madre por sus “Cuatro Estaciones”), y Beethoven; que a menudo era interpretado en casa.
Mis padres también disfrutaban de la música barroca (la trompeta de Henry Purcell, por ejemplo). Mi padre amaba el sonido de la Big Band de Lionel Hampton y Count Basie, y sobre todo el clarinete melódico de Sidney Bechet. Yo mismo fui motivado por Ray Charles, Otis Redding y Aretha Franklin.

CB: ¿Recuerda cuál fue el primer contacto que tuvo con el Blues?
PL: fue cuando mi familia se trasladó de Bruselas a Chicago, en 1969. Yo tenía 16 años y nunca antes había escuchado blues de Chicago. Comencé escuchando los sonidos de armónica de blues de Big Walter Horton, en una noche de verano en el Ida Noise Hall, ubicado en el Campus de la Universidad de Chicago.

Me transformé al oír su armónica a través de un amplificador (un amplificador Fender Princeton). Parecía mágico, como si estuviera tocando a través de un saxofón tenor. Me cambió la vida. Supe en ese momento que la armónica sería el instrumento que yo aprendería.

CB: ¿Cómo se da  el encuentro con la armónica, cómo surge ese vínculo?
PL: mi padre me había comprado dos armónicas, una durante mi infancia y la otra en la adolescencia. La primera cuando yo tenía aproximadamente 3 años (una armónica de juguete, verde, plástica de 4 agujeros), y más tarde una Hohner Marine Band cuando tenía alrededor de 12 años.

La primera vez fue el encuentro más emotivo de los dos; soplé y dibujé las notas de esa armónica verde de juguete y me hizo llorar lágrimas de tristeza, pero también de sentir que la armónica era el medio perfecto para expresar lo que fue y sigue siendo mi alma.

Si bien siempre supe que la armónica fue “mi” instrumento de elección, no me atraía lo suficiente dedicarle mi energía y tiempo a ese maravilloso y versátil instrumento.
La segunda armónica que me dio mi padre también me agradó enormemente, pero no cambió el curso de mi vida. Fue cuando escuché tocar a Big Walter Horton, cuando ese aliento final del destino me golpeó. Me dije a mí mismo “Ya sé cuál es el propósito de mi vida”.

Es un vínculo más personal e íntimo. Siento que la armónica refleja mejor lo que está en mi alma. Otros músicos dirán que es el acordeón, la tuba, la guitarra, el bajo o la voz de uno. Para mí, es la armónica.

CB: ¿Cuáles han sido los músicos que más han influido en su forma de interpretar el Blues?
PL: Little Walter es mi maestro. Ya no trato más de repetir sus “licks” (serie de notas cortas interpretadas por un músico), aunque al principio traté de imitarlo. Lo que me encanta de Little Walter es su estilo fresco y creativo. Sus hermosos sonidos amplificados y el tono, nunca se repite a sí mismo y siempre intenta nuevos fraseos y melodías. Otras leyendas de la armónica que también me han influido, son: James Cotton, Big Walter, Junior Wells, Paul Butterfield… y desde el principio John Mayall. El bluesman británico es uno de los compositores más creativos que conozco. Hasta el día de hoy sigo su música. Él no para de reinventarse. ¡Incluso a los 80 años de edad!

Junior Wells también ha influido en mi estilo de interpretar la armónica. Para él, el uso del silencio me dice que “menos notas son más”. Su estilo de música me da tiempo para sentir.

Disfruto de numerosos intérpretes de clase mundial, y admiro sus habilidades técnicas, pero cuando escucho Blues, cualquier música, siempre deseo estremecerme. Feliz, triste, lo que sea. Quiero emocionarme, Junior Wells tenía ese impacto en mí. Jugó un papel decisivo en animarme a convertirme en un músico profesional. Sentía un vínculo personal y musical muy fuerte con él. Llegué a conocerlo. Él me tomó aprecio tan pronto como nos conocimos. Él nunca dejó de animarme, de darme elogios y apoyo. Sentí su bendición.

35-Huella2Mississippi Heat – Foto del perfil de Facebook de Pierre Lacocque

CB: ¿Cuál es la historia de Mississippi Heat, con qué fines surgió el grupo?
PR: soy un hombre de conjunto. Disfruto de la armonía musical, y del sonido completo de una banda. Cada quién tiene un papel único para hacer un hermoso sonido integral. Por ejemplo, en las grabaciones del Mississippi Heat escucharás detalles musicales en canciones que atesoro.
Cuando el Mississippi Heat viaja, somos una unidad. Una familia. Presto atención extrema a la moral de mi banda. Es importante para mí que todo el mundo se sienta bienvenido como parte del grupo. A menudo me dicen que tocamos bien juntos, y eso es porque al parecer tocamos como una unidad. Ese es uno de los mejores elogios que pueda recibir.

CB: ¿De qué manera ha vivido, estos más de 20 años que tiene la banda?
PR: como dijo B.B. King, hay un costo en ser el jefe. Sin embargo, también hay enormes recompensas. Tienes que amar lo que haces. También estar dispuesto a tolerar las desilusiones y los tiempos complicados. La fe de mi familia en mí, me ha impulsado a través de tiempos difíciles, tanto económica como emocionalmente. Mi hermano es el manager de la banda y el más ferviente partidario del Mississippi Heat. Él es también mi mejor amigo. También puedo contar con mi familia en tiempos buenos y malos.

Yo sigo trabajando duro para mejorar mis habilidades con la armónica, y escribir nuevo material para el próximo CD. Me gusta viajar y conocer gente hermosa que nunca habría conocido de otra manera, en lugares como México, Venezuela, Túnez, Francia, Inglaterra, Suiza o Canadá.

Es una vida gratificante, pero me parece que sin amigos y seres queridos, hubiera sido casi imposible para mí seguir adelante profesionalmente.

CB: Sabemos que antes de ser un gran músico obtuvo un doctorado en psicología, ¿cómo compagina ambas profesiones, existe algún lazo entre estas disciplinas?
PL: música y psicología trata con los mismos problemas existenciales. Ellos hablan de la naturaleza humana, el sufrimiento, el sentido y la profundidad del alma. Ellos son parte de la misma moneda. Algunas canciones mías se basan en historias reales que he escuchado como psicólogo: “Ghost Daddy” (Handyman),”What Kind of Man is That?” (Footprints on the ceiling), “Working Man” and “Too Sad To Wipe My tears” (ambos de nuestro próximo CD), son sólo algunos ejemplos de esto. El desafío es encontrar la forma de trabajar a través de lo que nos está preocupando. A veces una melodía lo hará, a veces conmovedoras letras, a veces un gran libro de filosofía o una novela.

35-Huella3 35-Huella4

CB: En algunas entrevistas refirió que gusta de escribir, ¿de dónde surge esta afición, ha publicado alguno de sus escritos?
PL: he publicado artículos sobre Psicología Existencial, así como co-autor de un libro con mi querido padre (Erudición Teológica del Antiguo Testamento; de renombre mundial) sobre el profeta Jonás. Desde hace décadas no he tenido el tiempo para dedicarme a intereses intelectuales, la música y la familia han toma todo mi tiempo. He vivido y sigo viviendo una vida bendecida.

CB: ¿Cuál es su opinión del Blues que se hace en Latinoamérica, tiene alguna referencia?
PL: estoy sobre todo informado del Blues en Brasil y Argentina. Nos hemos presentado en Venezuela y México antes, y hemos sido invitados a tocar en Uruguay y en los países antes mencionados. Se suponía que íbamos a ir a Sao Paulo el año pasado, por ejemplo. Espero que podamos visitar muy pronto Sudamérica.

CB: ¿Qué planes tiene para Mississippi Heat?
PL: Estamos grabando nuestro 11 º CD en este mes de abril para que se publique en Delmark Records. También estamos contactando a los publicistas y agencias de promoción en el extranjero, para que nos lleven hacia América del Sur, Europa, Japón… Vamos a viajar dos veces a Europa este año, así como a Hawái.

Tenemos numerosas giras programadas para Canadá también. Mississippi Heat está en un buen momento, con una formación estable. Además de Inetta Visor que se integró desde el 2001, tenemos a Michael Dotson en la guitarra (que tiene dos años con el Mississippi Heat), tocó antes con Magic Slim por 6 años. Kenny Smith sigue siendo el miembro más antiguo de la banda, que no sea yo (entró desde principios de 1997). En el bajo tenemos al músico de clase mundial, Brian Quinn (con 3 años en MH). Tenemos la esperanza de que el nuevo CD contribuya a consolidar nuestra reputación en todo el mundo.

CB: ¿Desea regalarnos algunas palabras para los lectores de Cultura Blues?
PL: Gracias a todos por darle un significado a nuestras vidas. Sin su pasión no podríamos concebir lo que estamos llamados a hacer. Nos encantaría regresar a su país y llevar a cabo alguna presentación para ustedes.

¡Esperemos que pronto se cruce nuestro camino!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *