José Cruz y Real de Catorce. Discografía y Canciones Parte IV

Contraley – 1994 (CDDP-1178) FONARTE LATINO S.A. DE C.V.

1.El taxi de los sueños
2.Blues del atajo
3.Dorina y Abel
4.Jeny
5.Llame por favor
6.Tu alma no pesa
7.Contraley
8.El quinqué
9.Devoto amor
10.El honor y la furia
11.Beso de ginebra
12.Esta noche
13.Tu alma no pesa (demo)
14.Jeny (demo)

Créditos:
Letras y música: José Cruz Camargo.
Real de Catorce: José Cruz/ voz, armónica, slide, guitarras eléctricas y acústicas; José Iglesias/ guitarras solistas eléctricas y acústicas; Juan Cristobal Pérez Grobet/ bajo; Fernando Abrego/ batería y percusión.
Músicos invitados: Los metales del D.F.: Carlos García y Chucho López/ trompetas y bugles; Enrique Sida/ trombones; Jorge “El Che” Cristians/ saxofones (1, 4, 6, 8 y 10); Beatriz Salinas e Isaac Alvarado/ coros (5 y 9); Pedro Valdez/ coros (3); Dennis Parker/ arreglos de metales, guitarra eléctrica (5, 6, 8 y 10), guitarra acústica y bajo (5); Gerry/ ebow (7); “El Che”/ saxofón (7); Jorge Luis Gaytán/ violín (9 y 12); Carlos Walrraven/ percusiones (4, 6, 7 y 9).

El taxi de los sueños, una estupenda pieza de rock que tiene un sonido espectacular, una grabación sobresaliente, la mejor hasta la fecha que se destaca en general de este álbum, un gran arreglo de metales compaginan con la armónica y la instrumentación en general. Y bueno que decir de la letra…

Una mañana puedo despertar, desconocerme en el espejo
puedo sentirme fuera de lugar, como un doliente en un festejo.

Quizá me olvide de la calidez, de mi apellido, de tu fama
y pierda el mundo toda validez, en las cobijas de mi cama.

Y me aventure a desnudarme, gritar mis broncas y mis miedos
dejar de aparentar lo que no soy, aunque me duela defraudarte.

Una mañana puedo enmudecer, meter mi voz bajo la almohada
oír los pasos del amanecer, entrando sin decirme nada.

Tal vez incendie una camisa más, con la energía de mi alma
y olvide el cuento de sobrevivir, para vivir con las entrañas.

Y tome el taxi de los sueños, que no haga pausa en el camino
viajar rumbo al “no sé” a puro corazón, levar el ancla y arriesgarme.

Y tome el taxi de los sueños, que no haga pausa en el camino
viajar rumbo al “no sé” a puro corazón, levar el ancla y arriesgarme.

Blues del atajo, el blues en todo su esplendor, brillando con la guitarra slide y un ritmo hipnótico. La armónica en un plano superior. La banda haciendo uno de sus mejores temas de todos los tiempos que lo convirtieron en un clásico.

Voy a liar un tabaco, en un solo de blues
dame el tono muchacho, anda, apaga la luz
es el blues del atajo, que comienza en mayor,
el vecino de al lado, ya sacó el acordeón.

Yo nací un día nublado, creo que nunca paró
de llover en las calles, alguien dijo que noviembre lloró,
a los quince de casa, me salí a recorrer
esta tierra abonada, de dolor y placer, de dolor y placer.

Conocí a una mujer, que vendía la ocasión
me mudé a su querer, iba hambriento de amor
iba hambriento de amor, diecisiete, una lira,
hijo a rocanrolear, entre humo y bebida,
hijo, a vagabundear, vine a dar con un blues
en un frío callejón, olvidé lo demás,
me subí a su vagón, al final.

Dorina y Abel, una buena balada-rock, enmarcada con una canción que habla de un tema escabroso como lo es la infidelidad, y el abuso de confianza entre amigos, contiene sobre todo un buen tratamiento letrístico e instrumental.

Te preparo un té o te sirvo alcohol, vienes a charlar o nos vamos a rajar el corazón.
Siempre supe que debo el alquiler y hoy voy a pagar, el asunto es cruel
la ciudad no soporta otra verdad.

Me llevé a tu mujer al bar, la besé en un rincón, y desnudos en un hotel
nos fundimos hasta morir de goce, pena y placer
de noche nos dio la sed, frente a ti, no sé que hacer, mi amigo de la niñez
frente a ti, ni qué decir mi amigo, fue así.

Dorina, Dorina y Abel – Dorina, Dorina y Abel

Te preparo un té o te sirvo más, te vas a quedar o saldrás al frío sin hablar.
Siempre supe que debo el alquiler y hoy voy a pagar, creo me enamoré
la ciudad no soporta un odio más.

Me llevé a tu mujer al bar, la besé en un rincón, y desnudos en un hotel
nos fundimos hasta morir de goce, pena y placer
de noche nos dio la sed, frente a ti, no sé que hacer, mi amigo de la niñez
frente a ti, ni qué decir mi amigo, fue así

Dorina, Dorina y Abel – Dorina, Dorina y Abel
Dorina y Abel – Dorina y Abel

Jeny, el rocanrol presente en este tema muy a la Elvis, gran arreglo de los metales y de la guitarra slide. Definitivamente una pieza sencilla, pero que en eso radica su valor, debiera haber merecido mejor reconocimiento a lo largo del tiempo.

Jeny, me gustas por la edad, apenas los trece y ya quieres volar
te metiste a mi cama a pura fuerza de voluntad.

Jeny, me van a encarcelar, no vengas mañana, no vuelvas jamás
regresa a la escuela, concéntrate en estudiar.

Jeny, dónde aprendiste a amar, en toda mi vida había sentido igual
eres un ángel, con piel de Satanás.

Oh Jeny, tu dulce voz mi amor, dame tus ojos, dame tu corazón
no juegues conmigo o pierdo la razón.

Jeny, me gustas por la edad, apenas los trece y ya quieres volar
te metiste a mi cama a pura fuerza de voluntad.

Jeny, vinieron a preguntar, si te conocía, o te he visto pasar
seguro tus padres me van a encarcelar, seguro tus padres… ¡me van a encarcelar!

Llame por favor, suave tema country folk, que se enmarca con las guitarras acústicas, armónica, y un solo sencillo y fresco de guitarra eléctrica.

Esta es su voz de la radio a medianoche, puede contarme ese sueño que lo atormenta
¿se le hizo polvo el amor y ya no tiene futuro?,
agarre un poco de valor, llame a esta estación, lo escucharé, lo aseguro.

Esta es su voz de la radio a medianoche, ¿se fue su hombre en un tren sin dar la cara siquiera?
aquí se puede fumar hasta volverse cenizas,
si quiere llore también, inúndenos la ciudad, ninguna ley se lo impida.

Llame por favor, sin dudar, marque por favor su vivencia servirá.
Llame por favor, sin dudar, marque por favor su vivencia servirá.

¿Está en un bar de lo peor sin esperanza en la vida?,
agarre un poco de valor, llame a esta estación y sintonice su herida.

Llame por favor, sin dudar, marque por favor, su vivencia servirá
Llame por favor, sin dudar, marque por favor, su vivencia servirá
Llame por favor, sin dudar, marque por favor, su vivencia servirá
Llame por favor, sin dudar, Llame por favor, sin dudar
Llame por favor, sin dudar, Llame por favor, sin dudar…

Tu alma no pesa, el soul, funk y el rhythm and blues, ahora inunda este tema que tiene como plataforma a la sección de metales y una gran base rítmica. Otro buen tema, de esos olvidados.

Vino a mí la muerte iluminada, vino a parecerse a mi retrato
y dejé a Leonor en el buró, como a un vampiro sin venas
vi la lluvia, vi las rosas frías. ¿Quién está inundando la ciudad?,
Se metió la muerte y su reloj, en el cuarto de mi princesita.

Ya la calle no contesta, fue mi musa, fue mi amada
caminé hasta la orilla, en verdad la tierra es plana.

Tú aún eres virgen, deja en paz tus veladoras
tienes la luz dentro del cuerpo, nada debes
tu alma no pesa lo que pesa un alma vieja
ni va ni viene como un velo atado al viento

Aún eres virgen, deja afuera a los mundanos
vas de la mano del misterio, nada temas
tu alma no pesa lo que pesa un alma vieja
ni va ni viene como un velo atado al viento.

Ya la calle no contesta, fue mi musa, fue mi amada
caminé hasta la orilla, en verdad la tierra es plana.

Contraley, al contrario de algunas buenas rolas como las tres anteriores, esta es una de las más recurrentes en los conciertos del Real. Una balada regular desde mi punto de vista, el sax si acaso, me parece lo más sobresaliente.

Eres mi abrigo en invierno. Los hilos se agitan de frío
Guardo esperanza en el saco.Y unos terrones de azúcar
Llegas como una princesa. Antes el príncipe vago
Ardo en la luz de tu boca. Oigo rapsodia en azul
Juntos el uno del otro. Con las ventanas abiertas
Cómo serían las ciudades en otra vida. Cómo serían las ciudades en otra vida

Dónde nos ha llevado nuestra forma de ser. Nuestra callada locura; nuestro mágico ayer
Baila conmigo en el patio al amanecer. Bajo este velo de lluvia y contraley
Bajo este velo de lluvia y contraley

Eres mi amiga en invierno. Trae tu verdad en mi cama
Salva mi vida esta noche. Sálvame a mi de mi alma
Henos aquí tan brutales. Como dos perros fumando
Dándole origen al fuego. Con el ardor del amor
Y aunque seamos los tristes. Siempre soñamos despiertos
Como dos niños corriendo tras una vida. Como dos niños corriendo tras una vida

Dónde nos ha llevado nuestra forma de ser. Nuestra callada locura; nuestro mágico ayer
Baila conmigo en el patio al amanecer. Bajo este velo de lluvia y contraley
Bajo este velo de lluvia y contraley
Bajo este velo de lluvia y contraley

El quinqué, una de los mejores canciones de José, esta es simplemente un himno, excelsa. Gran arreglo de metales la hace indiscutiblemente imprescindible.

Vivo a media luna desde que empecé a querer, ardo cada noche como flama de quinqué
y me siento un extraño en extinción, no me queda más remedio que esperar.

Di que no me amas cuando te he cuidado bien, polvo de tus días fue lo que dejaste ayer
me desprenderé tu nombre sin llorar, no me queda más remedio que soñar.

Habría que matarme, tendrían que matarme, para arrebatarme el blues
mi dolido corazón se refugia en su calor, mi único consuelo de vivir.

Habría que matarme, tendrían que matarme, para arrebatarme el blues
mi dolido corazón se refugia en su calor, mi único consuelo de vivir.

Vivo a media luna desde que empecé a querer, ardo cada noche como flama de quinqué
y me siento un extraño en extinción, no me queda más remedio que esperar.

Habría que matarme, tendrían que matarme, para arrebatarme el blues
mi dolido corazón se refugia en su calor, mi único consuelo de vivir.

Habría que matarme, tendrían que matarme, para arrebatarme el blues
mi dolido corazón se refugia en su calor, mi único consuelo de vivir.

Devoto amor, una rola muy al estilo beatle, de la época del Sgt. Pepper, rock psicodélico, con tintes de músic hindú, un experimento interesante muy bien logrado. Precioso juego de sonidos entre el violín y la guitarra principal.

Mira este devoto amor besando las aceras, mira este devoto amor desnudo y temeroso
mira este devoto amor bebiendo té de arena, mira este devoto amor callado y peligroso
míralo arrastrando el traje roto, míralo arrastrando el traje roto.

Mira este devoto amor entiérrame en tus sueños, mira este devoto amor fumando Lucky Strike
mira este devoto amor sostenme a pan y celos, mira este devoto amor destíname un final
míralo, míralo, míralo, míralo

Una mano extraña en tu carne, unos labios tensos en tus labios
he dinamitado mi edificio, más sobrevivió un devoto amor.

Mira este devoto amor entiérrame en tus sueños, mira este devoto amor fumando Lucky Strike
mira este devoto amor sostenme a pan y celos, mira este devoto amor destíname un final
míralo, míralo, míralo, míralo
míralo, míralo, míralo, míralo

 El honor y la furia, el rock and roll y el swing se discuten envidiablemente bien, con un  arreglo de metales a la big band: bello, una armónica incesantemente bien lograda con una historia fabulosa. Excelente tema!!!

Por el fuego y el thinner, por tu voz de patrulla
por la calle sin nombre, por la historia ignorada
caigan pues las monedas, del honor y la furia.

Por la raza en la esquina, por los veinte cigarros
por el humo y la charla, por la luna descalza
ven a unirte a la lluvia, que nos moja la espalda.

¡Esta tierra es nuestra! huele a nuestra sangre
quiero que me entierren, justo en la frontera.
¡Esta tierra es mía! como mi mujer
necesito visa pa´ venirla a ver, pa´ venirla a ver.

Por la pinta y el cholo, por la amarga cerveza
por el blues y la polka, por la guerra entre vales
pon los tragos amigo, que yo invito las otras.

Por la noche en la cara, por el bravo desierto
por la risa entre dientes, por el alma de un perro
saca pues la viajera, que enrojece los ojos.

¡Esta tierra es nuestra! huele a nuestra sangre
quiero que me entierren, justo en la frontera.
¡Esta tierra es tuya! como tu mujer
necesitas visa pa´ venirla a ver, pa´ venirla a ver.

Por el fuego y el thinner, por tu voz de patrulla
por la calle sin nombre, por la historia ignorada
caigan pues las monedas, del honor y la furia.
caigan pues las monedas, del honor y la furia.
caigan pues las monedas.

Beso de ginebra, tema genial es este jazz-blues que envuelve los sentidos de manera especial. Otra de las grandes canciones de José… simplemente candente y FABULOSA!!!

Eras tú o era el sol, o esa gota que mojó tu piel.
El azul de la ilusión, va inundado en un amén.
Yo que andaba a la orilla de la nada, huyendo del dolor del mundo.
Tú, herida, convencida del misterio, la condena de no amar jamás.

Eras tú o era el sol, ese rayo que manó de ti.
El veneno del amor corre dentro de mi ser.
Tú, ardiendo, en un beso de ginebra, tendida en el anochecer
horas nuevas, frases incendiadas, por algo más que la pasión.
Tierno amanecer, oyendo el mismo blues, antigua soledad de bares
y sin embargo estoy hiriéndome la voz, con finas notas cual puñales.

Eras tú o era el mar de tenerte en mí, en el fuego del amor se quemó mi porvenir.
Tú, ardiendo, en un beso de ginebra, tendida en el anochecer
horas nuevas, frases incendiadas, por algo más que la pasión.

Eras tú o era el sol, ese rayo que manó de ti
el veneno del amor corre dentro de mi ser.

Esta noche, una introducción con una armónica majestuosa para iniciar… un portentoso blues lento, esta es una gran muestra de ese Real, realmente bluesero… sensacional!!! Y para la parte final, un sorpresivo violín haciendo de las suyas.

Esta noche, vibra un blues en mi interior
un olor a viejos sueños, se respira aquí
en la tibia oscuridad, cada esquina es un silencio
que me vibra en el corazón.

Esta noche, vibra un blues en mi interior
un olor a viejos sueños, se respira aquí
en la tibia oscuridad, cada esquina es un silencio
que me vibra en el corazón,
que me vibra en el corazón.

Tu alma no pesa (demo) y Jeny (demo), son las versiones que se grabaron en la preproducción del disco, antes de los arreglos de metales. Bastante buenas, indudablemente.

Continuará…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *