Capítulo XIV Jimmy Barnatán. Despedida ficticia

Micro relato “Despedida ficticia” (párrafo 2º): Víctor M. Muñoz Gamito

Si al cerrar los ojos lograba hacer desaparecer de mi neurótica cabeza tu cuerpo y comenzaba  el sueño, tus desempolvados piropos me arrancaban el ¿descanso? de lo más adentro y me hacían temblar a cada vuelta en la cama. Con ojos pesados y mente enturbiada, encendía la luz de la lamparilla, cogía un libro, leía una página sin la concentración necesaria para que tu beso no llegara a cada párrafo, lo soltaba, cogía otro, más ligero, menos efectivo; creo que sí que ya podré dormir, apago la luz, no voy a recordar, aunque qué daño podrá hacerme, imagino las posturas y las cadencias… enciendo otra vez la luz, más vueltas, otro libro y otro, ya clarea… Ya pasará la tristeza, cuándo, dónde, con quién, con ella misma que se arrepentirá, qué le diré, sigo leyendo, quizá…

Vienes en busca del tiempo perdido, dices, pero lo haces porque no tienes quien te escriba o porque todavía sigues en el túnel, mientras agonizas. Pero desecha tus grandes esperanzas, ya no te veo como un príncipe o un cándido, sino más bien como un Fausto de tres al cuarto, como un perseguidor cuyas armas secretas ya me conozco, un miserable de poca monta que no me va a seducir ahora con la espuma de los días pasados. No se te ocurra volverme a llamar Lolita del alma mía, y deja ya ese viejo truco de venir aquí evocando aquel invierno en Lisboa cuando todo tenía sentido y existía en ti algo de sensibilidad, o el fin de semana que pasamos juntos en el Jarama, sin crímenes y sin castigos.

No, a mí no me la vuelves a dar ni aunque me lleves al trópico de Capricornio, no soy una santa inocente como para volver contigo, ya no creo en tus metamorfosis, no, así que ya puedes ir guardando tus sonatas de primavera, tus ficciones, tu sonrisa etrusca, todos tus paraísos artificiales, en fin, porque no te servirán de nada esta vez, gran Gatsby de pacotilla. Por mí, como si te matan a sangre fría en Venecia o te calcinan en un llano en llamas. Me provocas náuseas, que lo sepas, no hay ya para ti expiación posible, tu amor es un perro del infierno, ve y dilo en las montañas, donde te esperan cien años de soledad. Adiós, muñeco, fin de partida.

03 ojo2 cb38

After the blue times (Jimmy Barnatán)

Hold me baby… ‘til my car’s gone.
Hold me baby cause I’m a new man,
A new man, baby.
Let the good times come.

After the darkness, always come the light.
After the shadows, a sound brights in the sky
After the gangsters, the liars and the thieves.
The rock&roll is coming to put you on the wheel.
After the blue times, after the blue times.

After the wrong way, always take the line.
After the sadness, the man can stop crying.

If you’re in trouble and you wanna get out,
Here you have my hand to take you out of the town.
After the blue times, after the blue times.

You will see the sun and cross the land, man!
After the blue times…
Take your caravan and do the rain dance, after the blue times…
You’ll forget the crying days, the graveyard and the treats…
I among you to follow me…

After the blue times, after the blue times, my love…
After the blue times, after the blue times comes the sun…

03 ojo3 cb38 03 ojo4 cb3803 ojo5 cb38

03 ojo6 cb38

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *