Prefirió el gobierno encarcelar a Mireles y no a la Tuta

• No es narcotraficante, asegura abogada y el pueblo la apoya

No debe ser una simple casualidad que a partir de la captura del doctor José Manuel Mireles por parte de las autoridades federales -que lo acusan de portación de armas reservadas para uso del ejercito-, el malestar social se manifiesta y crece en Michoacán y en otras partes de la república. Además de insistir en que tanto la droga como las armas fueron sembradas en la camioneta de José Manuel Mireles, su abogada Talía Vázquez lamentó que las autoridades hayan optado por la detención del doctor que por Servando Gómez, alías “La Tuta”. –

En las cuentas de correo y en las redes sociales, grupos diversos convocan a la solidaridad de diversos personajes de la vida política, social y académica del país, así como de organizaciones políticas y gremiales que demandan su libertad. Es un tema en las redes sociales donde el lenguaje directo acusa al gobierno federal de mantenerlo preso por razones políticas y no por faltas que antes toleró y hasta propició para que le hicieran el trabajo de persecución y combate a la delincuencia organizada, que no estuvo dispuesto a hacer.

Una escueta nota periodística dio la clave: “El doctor Mireles salió de una fonda a una calle del poblado de La Mira, con una pata de pollo en la diestra, cuando fue capturado por elementos del Ejército. El parte del Ejército dice en cambio que Mireles no llevaba una pata de pollo en la mano, sino un arma larga de uso exclusivo del Ejército y que se le encontraron en el vehículo cinco bolsas con droga, cuatro con mariguana y una con cocaína, amén de 30 mil pesos. No, ha dicho Mireles luego a través de su abogada, no había bolsas de nada y eran 90 mil pesos, de los que los soldados tomaron una comisión para sí”.

Rapado y sometido a declarar mediante una cámara de video, el doctor Mireles considera que el gobierno federal está infiltrado absolutamente por el crimen, que es de cierto uno de sus brazos ejecutores, y por tanto las autodefensas que él encabeza deben continuar armadas e independientes. Por su parte el gobierno federal considera que el doctor Mireles es un subversivo y un catalizador de la anarquía que debe extirparse de la vida social de Michoacán, para su pacificación. La Vox Populi resume: Dejaron suelto a la Tuta y encarcelaron a Mireles.

39-12 supe2

PRUEBAS SEMBRADAS, PACIFICACIÓN FALSA

Las autoridades federales y locales aseguran que en Michoacán existe una marcada tendencia hacia la recuperación de la seguridad, por lo que la normalidad regresa a la vida cotidiana de la sociedad. Los secretarios de Gobernación y Hacienda del Gobierno de la República aseguran que se llevarán a cabo grandes inversiones para el desarrollo de la entidad. El gobierno del estado hace coro del discurso federal y repite que todo se realizará dentro de la ley. Todos hablan de la necesidad de respetar la Constitución y justifican sus acciones en la interpretación de sus artículos, pero aprehensiones como la del doctor Mireles ponen todo boca abajo.

En diferentes declaraciones, la abogada Talía Vázquez, representante legal del doctor José Manuel Mireles, asegura que el gobierno prefirió detener al ex vocero de autodefensas que a Servando Gómez, alías “La Tuta”, poniendo especial atención en la toma de La Mira, lugar paso de la Sierra a la Costa michoacana para el líder de Los Caballeros Templarios. Remató la abogada: “ante la urgencia del gobierno de decir que está arreglado Michoacán, cuando no está arreglado, logran cooptar líderes, reparten despensas reparten becas, y el doctor Mireles sigue diciendo que no existe el Estado de derecho y que hay extorsiones y cobro de piso”.

Talía Vázquez  agregó que en una situación en la que, por un lado está el doctor Mireles, y por el otro “La Tuta”, “pues hay que detener a Mireles”. Reconoció que aunque Mireles le “aguantaron algunas cosas”, lo que no pudieron tolerar el “tomar La Mira, que es un poblado chiquitito, pero es un paso obligado de ‘La Tuta’ de la Sierra a la Costa”. Una vez que el comisionado federal para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán, Alfredo Castillo, diera a conocer que durante la detención de José Manuel Mireles le fuera encontrada cocaína y mariguana, la abogada aseguró que el ex vocero de las autodefensas no es narcotraficante.

Familiares y amigos del doctor avalan los argumentos de la especialista, en el sentido de que su representado no tiene ninguna adicción, salvo a la insulina, ya que de no aplicarse este medicamento tres veces al día, podría caer en un coma diabético. En entrevista con el periodista Ricardo Rocha, la abogada Vázquez explicó que al doctor Mireles, de acuerdo con el parte policiaco, le encontraron tres bolsitas con mariguana y una más con cocaína; durante la conferencia de presa, detalló, “ya no sabemos si es un cargamento o una dosis”.

El objetivo del gobierno –añadió- es decirnos a la sociedad mexicana que (Servando Gómez) ‘La Tuta’ y el doctor Mireles son iguales”. Sin embargo, sostiene que tanto las drogas como las armas fueron sembradas en la camioneta del ex líder de las autodefensas “para poder fincarle delitos”. La defensora explicó que, por las actitudes que Alfredo Castillo tiene, a veces actuando como Ministerio Público, otras como Poder Legislativo, en Michoacán lo conocen como “El Virrey”.

Acerca de los 30 mil pesos que encontraron en la camioneta de Mireles, Talía Vázquez insistió en que no había tal cantidad en el vehículo, sino que eran 94 mil pesos, pues tiene que pagar un préstamo que solicitó para adquirir una camioneta blindada. Al preguntar a la abogada Vázquez la razón del cambio de actitud del gobierno para con José Manuel Mireles, la abogada comentó que la relación cambió a raíz del accidente aéreo que sufrió el doctor. “Yo creo que el cálculo era que se iba a morir el doctor, pero no se murió”. Aunque reconoció que hubo protección para con Mireles, ésta duró unos cuantos días.

APOYO POPULAR

La detención de Mireles forma parte de la estrategia del gobierno federal para neutralizar a los grupos de autodefensa que, perfectamente organizados, dicen que han limpiado del crimen organizado la zona de Tierra Caliente en unos cuantos meses. Al consignarlo por el delito de portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército, la PGR deja abierta la puerta para que en determinado momento los cargos se desvanezcan y Mireles recupere su libertad. Claro que para que eso ocurra, Mireles deberá estar dispuesto a redimirse y en una de ésas a convertirse en un elemento más de esa corporación policiaca pirata llamada Fuerza Rural, como los otros líderes.

Los seguidores de este hombre, fundador de las autodefensas, que con el apoyo de las fuerzas federales recuperaron el control de más de la mitad de los municipios de Michoacán, ahora se dedican a manifestarse y bloquear los caminos principales de acceso a diversos poblados de la entidad para exigir la liberación de su dirigente. El secretario de Gobierno, Jaime Darío Oseguera, ha buscado convencerlos para evitar afectaciones a terceros, y les advirtió que cualquier manifestación debe darse por la vía del respeto, así como garantizar el libre tránsito. Entidades vecinas como Jalisco, Colima, Guerrero y Estado de México, están siendo afectadas en su economía por el bloqueo de sus actividades e interrupción del flujo de personas y vehículos.

Con la intención de llamar la atención y provocar la adhesión de la opinión pública en todo el país, simpatizantes de Mireles, preso en un penal de alta seguridad en Hermosillo, Sonora, siguen armando una campaña en las redes sociales pidiendo su liberación, algunos aparecen rapados, tapados y destapados. Asimismo, su abogada, Thalía Vázquez decidió cortar toda su cabellera y divulgó su imagen en las redes, de donde fue tomada por la prensa y la televisión.

El juez federal Primero de Distrito en Morelia, Jesús Díaz, dictó auto de formal prisión por portación de arma de fuego sin licencia y portación de armas de uso exclusivo del Ejército, a 72 de 74 integrantes de las autodefensas que acompañaban al doctor en el operativo donde fue capturado en la localidad La Mira, municipio de Lázaro Cárdenas.

39-12 supe3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *