El blues, sigue dando

Más de tres años después de la creación de la Revista Cultura Blues, aquí me tienen… y me tendrán mes con mes.

Hablaremos de todo un poco, del blues, de su hermano menor el jazz, de lo que sucede en la escena y de los muchos esfuerzos que desde distintas trincheras, como en Cultura Blues, se hacen para mantener el género en pie.

En la entrega de agosto José Luis García Fernández, puso sobre la mesa una realidad cruda y preocupante en cuanto a diversos festivales de blues pospuestos, en el mejor de los casos; y cancelados, en el peor. Atinadamente hizo mención del trabajo que Elihú Quintero, el “Barba Azul”, ha venido haciendo con el Encuentro Nacional de Blues, que comenzó hace ocho años como un encuentro de carácter local, con la participación de pocas bandas, que en su segunda edición adquirió el carácter de nacional, la mayor parte del tiempo apoyado por las autoridades del Centro Cultural José Martí.

Otro personaje mencionado en el editorial de Cultura Blues es Lalo Serrano, dueño del Ruta 61, pionero en la Ciudad de México y uno de los pocos dedicado 100 por ciento a programar bandas de blues. Pese a tener ya una larga trayectoria, el sitio no ha estado exento de las garras burocráticas y corruptas, y ha tenido que sobreponerse a cierres temporales, al igual que le sucedió al Hobos Bar o al Nueva Orleans, cuyo delito mayor, en los tres casos fue, quizá, no mocharse con las autoridades delegacionales.

Festivales de blues y conciertos con la presencia de importantes bluesistas de Estados Unidos, se han realizado en México desde hace muchos años –incluso décadas-, gracias al trabajo de personas como Raúl de la Rosa. Sin embargo la falta de recursos y de apoyos institucionales ha mermado la capacidad de organización, logística y de promoción de eventos importantes como el Encuentro de Blues en Aguascalientes o los constantes traspiés que el propio Elihú Quintero me ha platicado y que ha tenido que sortear con el Encuentro Nacional de Blues.

A lo largo de 5 años que lleva al aire Síncopa Blues en Código CDMX, he tenido la oportunidad de conversar con distintas bandas y diversos músicos. La gran mayoría –inmensa, diría yo-, se dedican al blues de medio tiempo, es decir, tienen que trabajar en algún empleo que les permita subsistir ante la imposibilidad de hacerlo por medio, ya no digamos del blues, sino de la música en general. Este escenario dificulta y aletarga el desarrollo musical de las bandas mexicanas, sin escatimar los esfuerzos que muchas de ellas hacen por dejar atrás las melodías conocidas, componer rolas propias, grabar sus temas, promocionarlos… etcétera.

Otro de los grandes cánceres que aquejan al medio bluesero mexicano es el divisionismo que existe. Lo siguiente que diré seguramente será polémico, pero es una realidad. Ante una escena que no ofrece una importante cantidad de bandas de blues de buena calidad, dividirse es condenarse a morir. Las banda mexicanas deberían apoyarse entre sí, sin importar que clase de blues interpreten –si tocan clásico, delta, moderno, fusión, en español o en inglés, etc.-, intercambiar experiencias, conocimientos y alejarse de falsos egos que en nada ayudan.

Pese a todo y contra todo, retomando las palabras de Elihú y José Luis, las bandas de blues en todo el país se mantienen tocando, componiendo y sosteniendo una escena que se encuentra lejos de morir.

40-01 editorial2 40Imagen: http://www.codigoradio.cultura.df.gob.mx/index.php/programacion/de-autor/musica-contextualizada/sincopa-blues?start=6

¡Bienvenido a Cultura Blues… Yonathan Amador! @YonAmador

Escucha Síncopa Blues: Todos los Jueves de 21:00 – 22:00 hrs. aquí… http://www.codigoradio.cultura.df.gob.mx/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *