Desapariciones

Álbum Buscando América; Elektra 1984
Letra y Música  Rubén Blades

Que alguien me diga si han visto a mi esposo
Preguntaba la Doña
Se llama Ernesto X, tiene cuarenta años
Trabaja de celador, en un negocio de carros
Llevaba camisa oscura y pantalón claro
Salió anoche y no ha regresado
Y no sé ya qué pensar
Pues esto, antes no me había pasado

A través de los años es inevitable ser testigo de cómo van cambiando nuestras costumbres, nuestras acciones más simples se van convirtiendo en asuntos tan cotidianos que a veces ni cuenta nos damos de cómo o cuando comenzamos a hacer de esas acciones una costumbre sin la cual no nos imaginamos vivir, pero déjenme explicar lo que quiero decir… los mercadólogos siempre han sido hábiles para imponernos costumbres o necesidades, algunas o muchas de ellas imaginarias, en la época en la que se inventó el aire para los balones, nos sentábamos frente al flamante y recién adquirido a plazos televisor en blanco y negro, desde él podíamos ser influenciados por programas como “El Club del Hogar” o más concretamente “Sube Pelayo Sube”, y es aquí donde nos embarraban en la cara sorprendida un concurso patrocinado por almacenes “Astor” que consistía en darle al participante un carrito de supermercado y abrirle paso franco a la tiendota aquella, para que en un tiempo límite se hiciera de todo lo que pudiera caber en el carrito y llevárselo totalmente gratis hasta su polvosa colonia del DF. Obviamente despertaba varios sentimientos en muchos de nosotros, futuros contribuyentes cautivos.

Deseo y envidia eran los inevitables sentimientos que los expertos se encargaron de sembrar en nuestras tiernas mentecitas, nos daban ganas de estar ahí parados frente a la flamante tienda de autoservicio, (cuyo sistema de ventas también era una novedad por esos tiempos), con carrito en mano y hasta discutíamos y fantaseábamos entre hermanos sobre que artículo tomaría uno primero o cual sería la ruta que tomaríamos en cuantos nos dijeran: ¡¡FELICIDADES GANADORES!!

Llevo tres días
Buscando a mí hermana
Se llama Altagracia
Igual que la abuela
Salió del trabajo pa’ la escuela
Llevaba unos jeans y una camisa clara
No ha sido el novio, el tipo está en su casa
No saben de ella en la PSN ni en el hospital.

Lamentablemente pasaron los años, el conductor del programa aquél murió muchos años después y nosotros nada más crecimos sin haber podido estar ni siquiera cerca de un programa de esos, en honor a la verdad no recuerdo cuando fue la primera vez que visité una tienda de autoservicio, lo que sí recuerdo es que estos negocios se volvieron parte de nuestra cotidianidad.

Que alguien me diga si han visto a mi hijo
Es estudiante de pre-medicina
Se llama Agustín y es un buen muchacho
A veces es terco cuando opina
Lo han detenido, no sé qué fuerza
Pantalón claro, camisa a rayas
Pasó anteayer.

Todo éste preámbulo no tendría ningún sentido si  no fuese por “Odile”, un huracán de clase 4 que inmisericorde, se encargó de sacar a flote nuestras miserias, sobre todo en el estado de Baja California. Vientos de más de 200 kms. por hora golpearon sin piedad las zonas turísticas y costas de dicha entidad causando por supuesto, grandes destrozos en la infraestructura urbana y de servicios, afortunadamente y gracias al monitoreo del evento se pudieron tomar las medidas de prevención que evitaron en cierto modo que las desgracias humanas fueran mayores (sólo se conoció el caso de 2 fallecidos).

42-06 seguridad342-06 seguridad4

Lamentablemente el punto débil y en donde fallaron todas las previsiones fue en el factor humano, que hombres con necesidades básicas al fin, saquearon las tiendas de autoservicio que en algunos casos, habían permitido, (al viejo estilo del programa setentero), que la gente tomara los víveres que necesitara, (ojo, dije: víveres), pero la situación se salió de control y hubo gente que consideró que una pantallota plana era un artículo básico de sobrevivencia o algunos más vivos que otros, se quedaron con motocicletas, pantallas, balones, muñecas Barbie, planchas, hornos de microondas, lavadoras, herramienta y  objetos tantos que llegaron a acumular en su garaje más de 150 artículos diversos y que dada su condición de servidor público, pensaba “devolver” cuando la situación de crisis pasara, ya que si los devolvía antes alguien se los podía robar y pos no, eso no lo podía permitir Por Seguridad de los Usuarios, aquí me pregunto: ¿Qué tan dañado quedó el cerebro de este servidor público a la postre Director de Protección Civil de Cabo San Lucas por ver al difunto Luis Manuel Pelayo?

CORO
A dónde van los desaparecidos
Busca en el agua y en los matorrales
Y por qué es que se desaparecen
Por qué no todos somos iguales
Y cuándo vuelve el desaparecido
Cada vez que lo trae el pensamiento
Cómo se le habla al desaparecido
Con la emoción apretando por dentro.

En Fin… pasando a otras cosas más cercanas, autoridades encargadas de la puesta en marcha de nuestra añorada y poco usada Línea 12, recientemente acaban de dar a conocer dos noticias: una buena y doscientas malas; la buena: que sí se va a reabrir el tramo que permanece cerrado; las malas: que será hasta noviembre del 2015, que nunca va a quedar del todo bien ya que nunca se hizo todo bien, que tampoco van a ir al “bote” los peces más gorditos del acuario, que sólo faltan doscientos veintisiete estudios y setecientas reuniones para ver si ahora sí sabemos que pasó, algunas malintencionadas voces rumoran que a lo mejor, si la vendemos como fierro viejo le pueda interesar a algún consorcio japonés o español que le pueda sacar provecho y transformarla en parque de diversiones extremas, ¿será?

42-06 seguridad542-06 seguridad6

Clara, Clara, Clara Quiñones se llama mi madre
Ella es, ella es un alma de Dios
No se mete con nadie
Y se la han llevado de testigo
Por un asunto que es nada más conmigo
Y fui a entregarme hoy por la tarde
Y ahora dicen que no saben quién se la llevó
Del cuartel.

Anoche escuché varias explosiones
Patún pata patún pete
Tiro de escopeta y de revolver
Carros acelerados freno gritos
Eco de botas en la calle
Toque de puertas por dioses platos rotos
Estaban dando la telenovela
Por eso nadie miró pa’ fuera.

Mientras esto pasa o pasó, la realidad se nos presenta para abofetearnos el rostro en la forma de 43 jóvenes estudiantes  que hasta el cierre de este texto seguían sin aparecer, merced a la tan añeja complicidad existente entre el poder y “la maña”, no puedo más que solidarizarme con la familia de los desaparecidos y mandar toda la buena vibra para que aparezcan con vida, desear (exigir) que no haya impunidad, que se vaya a la cárcel quien tenga que pagar por ello, sea quien sea, que regrese la paz a nuestra patria y todo…
¡¡Por Seguridad de los Usuarios!!

Desapariciones (Rubén Blades)…

 

Bibliografía y Links
http://lafiestadelfauno.blogspot.mx/2009/02/25-anos-de-buscando-america-de-ruben.html
http://www.youtube.com/watch?v=wGl-fQxMY9E
http://www.youtube.com/watch?v=clS-_PCiwGg
http://www.youtube.com/watch?v=tjhudKJRk8U
http://www.animalpolitico.com/2014/09/caos-e-inseguridad-en-los-cabos-gobierno-federal-inicia-operativo-de-seguridad/
http://www.sinembargo.mx/wp-content/uploads/2014/09/damni4.jpg
http://noticieros.televisa.com/mexico-estados/1409/detienen-funcionario-proteccion-civil-bcs-actos-rapina/
http://www.razon.com.mx/spip.php?article208216
http://ntrzacatecas.com/2014/09/30/aparecen-13-normalistas-de-ayotzinapa/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *