Déjenme Reír (para no llorar)

El pasado 9 de enero arrancó formalmente el proceso electoral 2015, en el cual habrán de renovarse la Cámara de Diputados Federal, algunas legislaturas locales, la Asamblea Legislativa del D.F., Jefes Delegacionales (en el caso del D.F.), Gobernadores, Alcaldes; en fin, un total de 2,159 cargos, 2,159 personas que bien a bien no sabremos cómo van a actuar en cuanto asuman el encargo y sientan lo que es tener el poder en sus manos, según el dicho de un alto dirigente partidario.

Álbum Maestra Vida 1980, ed. Fania Records

Desde que nació Ramiro las cosas están más duras que ayer,
Yo lucho y yo trato y no puedo obtener lo que pa’ vivir requiero.
Desde que nació Ramiro, le dije a Manuela, -“Esto está cabrón”-,
No veo la manera ni la solución pa’ pode’ arreglar
El pobre su situación
Si el político ladrón nos entretiene con cuentos
Y estadísticas, diciendo
-“La culpa es de la inflación”-.

Puede ser que enloquezcan y crean que son los dueños de vidas y haciendas o que algunos de ellos sólo se lleven la hacienda pública a terrenos (o cuentas bancarias) privadas. Lo cierto es que ya comenzaron a circular por las redes sociales los famosos “flyers” con las fotos de los pre-candidatos con cara de mascota en vitrina pidiéndole al comprador: “llévame contigo”. Sonrisitas falsas, manos extendidas hacia el ciudadano, perfiles de “tres cuartos”, saco obscuro y camisa celeste para transmitir confianza al elector, cosa nada difícil cuando se le cumple a los votantes y sobre todo a sus “dirigentes” y se reparten en tiempo y forma los “apoyos”, (en México se le llama apoyos a las despensas con artículos de la canasta básica, monederos electrónicos, artículos domésticos o tiempo aire al celular), y así es como se gana la “confianza” del elector teledirigido.

45 08 usuarios2

Coro: “No se pue’ arregla’ del pobre la situación
Si el político ladrón nos entretiene con cuentos y estadísticas, diciendo:
-“La culpa es de la inflación”-.
Desde que nació Ramiro las cosas han ido mal en peor,
Yo lucho y yo trato y no hay nada mejor
Y el tiempo sigue pasando.

Cada cuatro años se aparecen, cargando niños por el barrio;
Prometiendo; saludando.
El voto buscando (¡y robando!)
    El voto buscando (¡y engañando!).    
El voto buscando (¡y robando!)
El voto buscando (¡y engañando!).

¿Qué podemos esperar los ciudadanos comunes y corrientes de ello? No mucho a saber, vendrán nuevos legisladores con instrucciones claras y precisas de cómo y que negociar, nuevos gobernadores con instrucciones aún más claras y más precisas de que hacer y con quien sentarse, con quien sí o no tomarse la foto, jefes delegacionales que abandonarán el encargo casi con un año de anticipación, alcaldes que buscarán llevarse la tajada del león a través de “moches”, “diezmos” o de plano transferencias bancarias, servidores públicos que sin empacho declaran tener 6 casas y varias cuentas bancarias cuando uno como vecino los vio pedir aventón o pedir prestado para ir a registrarse como candidato.

Mientras los contribuyentes cautivos se levantan cada vez más temprano y se acuestan más tarde para ganarse un salario que en mucho sirve para mantener a estos 2,159 personajes con todo y sus equipos, (en México también se le llama equipos a la gran nómina de familiares, amigos y compadres que cobran del erario, la gran mayoría de ellos sin trabajar).

Y acaban las elecciones y al mirar las selecciones siempre ves
La misma gente, (ja, ja, ja), ¡sorpresa!
Y el que votó esperanzado, sigue del gancho colgado (auuhh),
Y el que votó indiferente, (¡Jesús!) cree que milagrosamente
Se arreglará lo dañado, (¡Amén!), y entretanto, ¡caballeros!,
El pobre sigue esperando….

Coro: ¿Y el político qué? (eso digo yo) ¿y el político qué?;
El voto buscando (¡y robando!)
El voto buscando (¡y engañando!).
El voto buscando (¡y robando!)
El voto buscando (¡y engañando!).

Y así podemos ver que en abierta violación a los reglamentos y leyes que los mismos legisladores chapulines aprobaron, se utiliza el mobiliario urbano para colgar carteles, pendones, mantas con la mejor foto que algún acomedido del “equipo” les tomó para congraciarse con el candidato y futuro ciudadano electo por la apabullante maquinaria partidista.
Pero ¿Y de propuestas qué? ¿Qué nos puede ofrecer un o una candidata que en época electoral se levanta tempranito a visitar lecherías o primarias para “regalarnos” un bote de plástico con su nombre o logotipo impreso? ¿Acaso de verdad creen que si uno lo recibe va a ir corriendo a convencer a la familia de que vote por ellos? ¿Qué pensarán ellos de nosotros los ciudadanos paga-impuestos?  Y me pregunto: ¿Nos lo merecemos?

Y el nuevo Presidente, y el nuevo Gabinete hacen mil
Declaraciones;
La Prensa da mil versiones que enredan más a la gente;
¡Y, de repente!, comienzan las bolas, los bochinches,
Los rumores;
-“¡Fulanito va pa’ fuera!; ¡cambio en las gobernaciones!”-;
¡Y, de pronto!, estalla la burbuja rosa y queda el Gobierno,
Espantado por la noticia que marcha en la calle:
-“Vamos a arregla’ esta cosa”-; orden de golpe de estado
Decretan los generales.

-“¡Viva yo!”(Viva yo); “¡Viva yo!” (Viva yo); (tú no,
viva yo, y yo, y yo)-.
-“¡Viva yo!”(Viva yo); “¡Viva yo!” (Viva yo); (tú no,
viva yo, y yo, y yo)-.
-(y yo, y yo, y yo, y yo, y yo, y yo)-

45 08 usuarios3

¿Y qué haremos con la impotencia de ver que nuestros legisladores, gobernantes y anexas “renuncian” en bloque nada más porque aspiran a ser electos, (nuevamente), para otro cargo más rentable porque el anterior nomás como que no dio lo suficiente para una casa HIGA?
¿Y las obras inconclusas? ¿Y las auditorías en curso? ¿Y los contratos asignados de manera directa a proveedores de camionetotas blindadas de súper lujo? ¿Y los inhabilitados por la Contraloría? ¿Y la línea 12 a medias? ¿Y mis 5 varos?

Desde que nació Ramiro, a la sastrería a nadie veo llegar,
La cosa es ahorrar y no aparentar;
Pues más vale andar feo, que flaco y sin comer, y,
Aunque lo puedo entender sigo yo sin trabajar.
Y mi condición es seguir mi batallar,
Y el tiempo sigo pasando, ¡yo riendo pa’ no llorar!

Los mexicanos y muy en particular los capitalinos sumidos en la prisa diaria de llegar a la chamba como sea y al costo que sea, somos muy dados a olvidar lo que sucede en nuestro entorno político, es más, conozco casos en los que ni siquiera están enterados de los aconteceres de la vida diaria de chilangolandia, no se diga ya de lo que pasa en el resto de nuestra república “ordeñada y generosa”

Coro: ¡Déjenme reír, para no llorar;
Déjenme cantar, pa’ que la pena no duela tanto!
¡Señores!; para empezar el culpable de mi infierno es
el maldito gobierno, que ha resultado incapaz.

Mientras todo esto sucede en nuestro entorno ya nadie parece acordarse, (al menos al interior del Gobierno Federal y las Televisoras), de que siguen sin aparecer 42 de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, de que en Michoacán se siguen dando con todo entre fuerzas rurales y autodefensas, de que en el Estado de México siguen sin aparecer cientos de jovencitas, de que en Morelos siguen secuestrando al por mayor, de que los paseos en bicicleta al Ajusco hoy en día tienen que ser vigilados por 300 policías federales, de que los ambulantes en el centro histórico amenazan con armarse si no controlan al otro bando, de que quedan muchas promesas. Sí, de esas que se hacen en campaña, incumplidas, de que se rehabilitarían las escaleras del metro con mis 5 varos, de que siguen apareciendo fosas llenas de osamentas.

Coro
Ahora vuelvo a recordar aquellos días de infancia, en
Que viví la abundancia de amor de papá y mamá.
Coro
¡Señores!; voy a reír, ay, dizque pa’ no llorar, y el
Tiempo sigue pasando, ¡mi hermano, y no hay pa’ papear!

¿Qué podemos hacer nosotros los  cautivos contribuyentes paga-lujos? Muy sencillo: no aceptar el bote lechero, ni la playerita fácil, ni las despensas que durarán una semana si bien nos va, no aceptar promesas de becas y “apoyos” y sí por el contrario cuestionar a los candidatos, conocer sus propuestas y que estas sean, (por favor), lo más serias posibles, que sean realizables en un lapso corto de tiempo y exigirles que no nos dejen tirados a mitad de la carretera con las llantas ponchadas y sin herramienta. Y todo nomás…

¡¡¡Por Seguridad de los Usuarios!!!

Bibliografía y Links
http://www.musica.com/letras.asp?letra=1830725
http://es.wikipedia.org/wiki/Maestra_Vida
http://discompletasfree.blogspot.mx/2012/08/ruben-blades.html
https://www.facebook.com/NoticiasMVS/photos/a.313756728664942.76206.163465747027375/918680814839194/?type=1&theater
http://www.infoeleccionesmexico.com/noticia-retiro-propaganda-electoral-350.html

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *