Algunas de las bandas no tan conocidas IV: Free

Paul Kossoff

Una de las cosas que me entristece cuando escribo sobre las bandas menos conocidas del Reino Unido son las muertes de algunos de los músicos. Es trágico que tantos magníficos músicos se hayan muerto antes de alcanzar todo su potencial.

Ya estaba preparado para escribir de una de las muertes más trágicas – de un joven guitarrista brillante, que buscaba un escondite en la heroína (o ¿quaalude?), y murió de un paro cardíaco causado por esta droga en un vuelo de avión cuando tenía apenas 25 años. Según su compañero, el bajista, el problema radicaba en la inseguridad que sentía por la inmensa adulación que se le vertía. Le habían comparado con los guitarristas más renombrados de estos años, con Jimi Hendrix, con Eric Clapton, y no sentía que les llegaba. Su banda era su apoyo y cuando la banda se deshizo, este apoyo ya no lo tenía; su uso de la droga se empeoró y empeoró. Tal vez, comentó Andy Fraser, tocar incapacitado por la droga le servía de excusa, una excusa que no habría tenido de estar sobrio.

Aún hoy, sigue en la lista de Rolling Stone de los 100 Mejores Guitarristas de Todos los Tiempos en la posición #51. Un joven que sufría tanto por las expectativas que después del sound check para su primer concierto en Estados Unidos, ya con la banda reunida después de una ruptura, regresó al hotel y ahí se drogó, dejándose incapaz de abrir la puerta del baño, ni hablar de tocar en el concierto. El nombre del guitarrista era Paul Kossoff, un mago del solo de blues.

Para lo que no estaba preparado era que el bajista que acabo de citar, Andy Fraser, murió unas semanas antes de escribir esta pieza.

Eran compañeros en “Free”, una banda nombrada por Alexis Korner después de su propia primera banda, “Free at Last”. Korner era uno de los tres grandes del blues británico, un hombre a quien muchos blueseros británicos debían mucho. De las bandas de las que quiero escribir, era mi intención dejarlos hasta el último, pero he cambiado de opinión. Cuando empezaron, eran muy jóvenes. Andy Fraser, amigo de la hija de Korner, Sappho, era el único que había tenido experiencia de trabajar en una banda, con John Mayall, pero – en las palabras del mismo Fraser – John Mayall había tenido que prometer ante un juez que estaría en la cama a las 8:00 pm porque con sus apenas 15 años era menor de edad. Los otros tenían 17, 18 y 18.

48 05 reino2

Free

En abril del 1968, Kossoff, con el baterista de su banda Black Cat Bone, Simon Kirke, se unieron con Andy Fraser y el cantante – de voz potente y rasposa – Paul Rodgers. Así se formó el grupo. Dos años de gira y dos álbumes “Tons of Sobs” (1968) y “Free” (1969) dejaron escuchar el sonido bluesero de la banda.

Como guitarrista, el sonido melancólico de la guitarra fue lo que primero me llamó la atención, fue hasta después que noté la energía extraordinaria, casi alegre del bajo y la potencia de la batería. La voz única de Paul Rodgers se nota inmediatamente. Era uno de los mejores vocalistas de blues-rock, y Paul Rodgers era una mitad del equipo escritor/compositor de la banda. Sus actuaciones en el escenario fueron sobresalientes.

En “Tons of Sobs”, se les puede escuchar tocar un blues puro, su versión larga (8:20) de “Going Down Slow” de James Burke Oden. En el mismo disco, tocan un 12-bar, “Walk in My Shadow”, además de “The Hunter” escrito por los integrantes de Booker T & the MGs. Sin embargo, para mí, lo que define su estilo es que se oye el espíritu del blues en casi todo lo que hicieron, especialmente cuando Kossoff era su guitarrista. No se puede negar el sentimiento de sus solos.

El sonido de la banda siempre lo he admirado además por la cantidad de espacio alrededor del sonido de cada instrumento. Es el opuesto diametral de un sonido atascado, denso. La canciones eran lentas y, en el mejor sentido de la palabra, pesadas.

Su disco epónimo, Free, el segundo, con su portada memorable, ilustra su potencial para una sofisticación controlada musical, cosa que se nota en los arreglos de voces particularmente. De hecho, es en este disco donde se empieza a notar la madurez de la voz de Paul Rodgers. Uno de los tonos de guitarra eléctrica más melancólicas que jamás he oído es la que Kossoff agrega a “Free me”, la segunda del lado 2, pero acepto que esto sólo es posible por la manera en que el bajo cumple también la función de guitarra rítmica, liberando espacio para la guitarra. La manera en que el bajo expande sus fronteras también se nota al tomar una función melódica en las canciones con guitarra acústica.

Era su tercer disco, Fire and Water (1970), el que los hizo famosos en gran parte por incluir su hit “All Right Now”, una canción que aparentemente no gustó totalmente a la banda por ser simplista, inclusive frívola. Sin embargo, fue lo que les definió en Estados Unidos. También en México es la canción que más sonó.

1970 fue su mejor año, tocaron para un auditorio de 600,000 personas en the Isle of Wight.

(Otro dato al margen de este disco es que Wilson Pickett hizo su propia versión de la canción “Fire and Water”, cosa que encantó a los escritores Rodgers y Fraser.)

El cuarto disco, “Highway”, de finales de 1970, les resultó una decepción y desató los problemas que habían estado acumulando. Su sexto y último disco, Heartbreaker, de 1972, empieza con la poderosa “Wishing Well”, canción que fue interpretada por muchos – por ejemplo Gary Moore, inclusive hay una versión de Maggie Bell con Jimmy Page en el disco de ella, “Suicide Sal”. El disco tiene algunos elementos que hacen pensar en ello como el epitafio del grupo – la otra mitad del equipo que escribía las canciones, Andy Fraser, había salido; la salud de Paul Kossoff era tan precaria que otro guitarrista fue incluido para remplazarlo y a pesar de su trabajo que se podría colocar entre lo que mejor hizo, su crédito en el LP fue meramente de “músico adicional”.

Es un poco difícil encontrar a ‘Free’ en el Internet (Googleando la palabra, te da más de 7,700 millones de respuestas), pero en YouTube sí se puede encontrar la música de lo que era una de las bandas más distintivas de principios de los 70s. Sus LPs fueron: Tons of Sobs (1969); Free (1969), Fire and Water (1970); Highway (1970); Free Live! (1971) (live); Free at Last (1972) y Heartbreaker (1973).

Después de Free, Rodgers y el baterista Kirke empezaron Bad Company, una banda que florecía en los grandes auditorios. Andy Fraser formó Sharks y, antes de su muerte, Paul Kossoff formó Back Street Crawler.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *