¿Y dónde estás?

Te he buscado por todas esas calles empedradas,
Por caminos inesperados,
Y simplemente… ¡no estás!

Te he buscado en cada rincón de esta alocada ciudad,
Mi corazón se ha puesto alerta y simplemente…
¡No te encontramos!

Dime más o menos ¿por dónde te encuentro?,
Ya no sé por dónde buscar.

Ya no sé a dónde voltear,
Y a quién entregarle mi corazón.

Porque ya no sé en quien confiar,
Para que no me vuelvan a lastimar.

Dime ¿cómo te encuentro?,
¿De qué color andas vestido?, dime si eres alto o bajo…
Pero dímelo ya.

Me he equivocado tanto,
He derrochado amor entregándoselo a otros.

No debí desperdiciarlo,
Sólo era para ti.

Ahora ya no va íntegro,
Porque en el camino me hicieron tropezar.

Les regalé palabras y sentimientos a hombres,
Que me fingieron amor llenos de soberbia y orgullo.

Así que amado mío aparece pronto ya.
Que no quiero cegarme ni confundirme con otro,
Que pueda usurpar tu lugar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *