Pez gato con pepinillos fritos (Catfish and fried dill prickles) Parte 2

Como hemos dicho, estas antiquísimas canciones provienen de los espectáculos de black faces, y hunden sus raíces en canciones populares irlandesas y escocesas, que fueron incrustándose en la cultura popular del pueblo afroamericano, hasta llegar al blues. Sin lugar a dudas, la canción más conocida con el catfish como protagonista fue la grabada en 1941 por Robert Petway.

Catfish Blues, de Robert Petway (1941):

Well I laid down down last night
well I tried to take my rest
Notion struck me last night babe
I believe I take a stroll out out west
Take a stroll out out west
take a stroll out out west
Take a stroll out west
take a stroll out west

What if I were a catfish mama?
I said swimmin’ deep down in deep blue sea
Have these gals now sweet mama settin’ out
Settin’ out hooks for for me
settin’ out hook for for me
Settin’ out hook for for me
settin’ out hook for me
Settin’ out hook for me
settin’ out hook for me

Well I went down yeah down
to the church house yes
Well they called on me to pray
Fell on my knees now mama I didn’t know Lord
Not a word to to say
not a word to to say not a word to
Not a word to not a word to say
not a word to say not a word to say

Bien, estaba tumbado la otra noche
sí, intentando descansar
La idea me golpeó la otra noche, nena
Creo que voy a dar una vuelta por el oeste
dar una vuelta por el oeste
dar una vuelta por el oeste
dar una vuelta por el oeste
dar una vuelta por el oeste¿Qué pasaría si fuese un catfish, nena?
Podría nadar muy abajo en el profundo mar
Tener a esas chicas ahora, dulce nena,
Lanzándome anzuelos
Lanzándome anzuelos
Lanzándome anzuelos
Lanzándome anzuelos
Lanzándome anzuelos
Lanzándome anzuelos

Bien, bajé yeha, bajé
A la iglesia sí, señor
Bien, me llamaron para rezar
Postrado de rodillas, nena, no conocí al Señor
No tengo ni una palabra que decir
No tengo ni una palabra que decir
No tengo ni una palabra que decir
No tengo ni una palabra que decir

 

No se sabe si el autor original de esta tonada fue Robert Petway o su compañero de correrías, Tommy McClennan, que grabó por las mismas fechas una canción muy semejante en la que el animal que nadaba por el mar azul era una rana gigante, un bullfrog, en vez de un catfish:

Deep Blue Sea Blues, de Tommy McClennan (1941):

I’m gwine, baby, I’m gwine,
and crying won’t make me stay
‘Cause the more you cry now now, baby, further you drive me away,
Further you drive me away,
I mean drive me away
Further you drive me away

Now I wish I was a bullfrog,
swimming in the deep blue sea
Lord, I would have all these good-looking womens now now fishing after me
Fishing after, I mean, after
Sure ‘nough after me

Now I went to my baby’s house
and I sat down on her step
She said, ‘Walk on in now now, Tommy,
my husband just now left
My husband just now, I mean just now,
sure ‘nough, just now left
Oh, lord, just now left, lord just now left

Me voy, nena, me voy,
y los llantos no me harán quedarme.
Porque cuanto más llores ahora, nena,
más me distancias,
Más me distancias
Me refiero a alejarme
Más me distancias

Ahora, me gustaría ser un bullfrog,
nadar en el profundo mar azul
Señor, querría tener todas esas hermosas
mujeres, ahora, intentando pescarme
Intentando pescarme, quiero decir,
Bastante seguro detrás de mí

Ahora, fui a la casa de mi chica
y me senté en los escalones
Ella me dijo, ‘Ponte en marcha ahora, Tommy,
mi marido está a punto de llegar
Mi marido está a punto de llegar, justo ahora,
bastante seguro, está a punto de llegar
Oh Señor, a punto de llegar, Señor, a punto.’

 

Según cuenta el último superviviente de aquellos años dorados, Honeyboy Edwards, en una entrevista publicada en 1989 en la revista Folk Roots, él aprendió a tocar la canción Catfish Blues del propio McClennan.

When he played his style the people liked it. He had a big mouth and could holler a whole lot. I learn Catfish Blues & Hard Headed Woman Blues, and a few numbers he made.

[Cuando él tocaba este estilo, a la gente le gustaba. Tenía una gran boca y podría aullar muchísimo. Aprendí Catfish Blues y Hard Headed Woman Blues, y unos pocos número que él hacía.]

Además, los musicólogos Stephen Calt y John Miller, en sus notas al disco de Yazoo Records Lonesome Road Blues-15 Years In The Mississippi Delta. 1926-1941, defienden que, si bien la grabación original de esta canción fue la de Petway, se notaba que el sello y manufactura eran propios de McClennan:

Although Petway’s was the original recording of Catfish Blues under that title…the song had been McClennan ‘s signature piece around Greenwood.

[A pesar de que Petway grabó la canción original de Catfish Blues con ese título… la canción había sido una pieza firmada por McClennan en los alrededores de Greenwood.]

Para complicar un poco más las cosas, los mismos autores aseguran que cuando se grabó en 1941 la versión de Petway, esta canción ya era muy conocida en la zona y  Skip James ya la tocaba en Bentonia en los años 20.

Catfish Blues was already traditional when Petway recorded it. Skip James having performed the same song in the 1920s.

[Catfish Blues ya era una canción tradicional cuando Petway la grabó. Skip James había tocado la misma canción allá en los años 20.]

Esta información no se puede contrastar, pues la canción no aparece en las primeras grabaciones de los años 30 de Skip James, aunque sí podemos escucharla en alguna grabación del blues revival de los años 60:

Catfish, de Skip James (1964):

I would rather be a little catfish
So I could swim way down in the sea
I would have somebody, somebody
Settin’ out hooks for me, settin’ out hooks for me

You know, I went to my baby’s house
She told me to sit down on the step
“Son, you can come right on in
Because my husband just now left, just now left”

And I asked my baby to
Let me sit down ‘side her bed
“Turn on your heater, till they turn cherry red, cherry red, cherry red”

That’s the reason I’d rather be a little catfish
So I could swim way down in the sea
I would have some of these women
Settin’ out a line for me, settin’ out a line for me

You know, I went to the church house
And they called on me to pray
I got down on my knees but I didn’t
Have no word to say, not a word to say

That’s the reason I’d rather be a little catfish
So I could swim way down in the sea
I would have somebody, somebody
Settin’ out a line for me, settin’ out a line for me

I don’t wanna be no tadpole
And I don’t wanna be no bullfrog
And if I can’t be a catfish
I won’t swim at all, I won’t swim at all, swim at all

Peferiría ser un pequeño catfish
Pues podría bucear en el mar
Podría tener a alguien, a alguien
Lanzádome anzuelo, lanzándome anzuelosYa sabes, fui a la casa de mi chica
Me dijo que me sentara en los escalones
“Hijo, debes irte de aquí ahora mismo
Porque mi marido está a punto de llegar”

Y le dije a mi chica
Que me dajese sentarme en su cama
“Te encenderé el calentador, hasta que se ponga como una cereza”

Por eso preferiría ser un pequeño catfish
Pues podría bucear en el mar
Podría tener algunas de esas mujeres
Lanzádome un sedal, lanzándome un sedal

Ya sabes, fui a la iglesia
Y me llamaron para rezar
Me puse de rodillas pero no tuve
Ni una palabra que decir, ni una palabra

Por eso preferiría ser un pequeño catfish
Pues podría bucear en el mar
Podría tener a alguien, a alguien
Lanzádome un sedal, lanzándome un sedal

No quiero ser un renacuajo
Y no quiero ser un bullfrog
Y si no pudiese ser un catfish
No nadaría en absoluto, no nadaría

 

Los expertos, pues, enmarcan el origen de la canción tal y como la conocemos en la zona de Bentonia (de donde era Skip James), muy próxima (apenas 20 millas) a Yazoo City y Greenwood, donde nacieron y crecieron Petway y McClennan.

Además, apoya esta idea la diferencia de edad: James es 6 años mayor que McClennan y Petway. Esta diferencia hizo que en los años 20, Skip James, que tenía 18 años recién cumplidos, estuviese introducido de lleno en la escena musical de la zona y tocase éste y otros estándares del blues, mientras que el otro par de elementos estaban todavía sorbiéndose los mocos mientras le tiraban piedras a los gatos.

Ahora bien, ¿de dónde sacaron las gentes de Bentonia, si es cierta esta teoría, la idea de cantar al catfish?

La primera canción blues que menciona al catfish sería la tercera parte del Jim Jackson’s Kansas City Blues, grabada en 1928. Esta canción de Jim Jackson fue un éxito sin precedentes en la race music, pues sus primeras dos partes vendieron más de un millón de copias, lo que trajo como consecuencia que Vocalion Records publicara hasta seis versiones o partes de este hit.

Como decíamos, en la tercera de estas partes, aparece el pez bigotudo, y lo hace en los mismos términos que en las canciones que hemos ido mencionando grabadas más de una década después:

Jim Jackson’s Kansas City Blues, de Jim Jackson (1928):

I wished I was a catfish, swimming down in the sea;
I ‘d have some good woman, fishing after me.

“Then I’ll move to Kansas City,
I’ll move to Kansas City;
I’ll move to Kansas City,
Babe, honey, where they don’t ‘low you.”

Me gustaría ser un catfish, nadar en el mar;
Tendría algunas mujeres, pescando tras mí.“Entonces, me iré a Kansas City,
Me iré a Kansas City;
Me iré a Kansas City,
Nena, donde nadie te quiere.”

 

No parece que haya dudas sobre la ascendencia de esta canción sobre las de Petway, McClennan o Skip James.

12 experiencia2

Si dedicamos unos instantes a conocer la biografía de Jim Jackson, descubrimos que ya en 1905 trabaja en medicine shows, que en 1912 se encontraba tocando en fiestas y fish fries de la zona de su Hernando, Mississippi, natal y que en 1915 se unió al minstrel de Silas Green, muy popular en la primera mitad del siglo XX, con el que estuvo girando por el Sur hasta los años 30.

Es este trabajo en minstrels lo que hace pensar que, de alguna manera, heredase las canciones populares que se interpretaban en el siglo XIX en estos espectáculos, las adaptase al estilo musical de su época (a medio camino entre el blues y el hokum) y las diese a conocer por todo el Sur, llegando a pueblos como Bentonia o Greenwood, donde unos jovencitos muy espabilados las darían otra vuelta de tuerca y las convertirían en los blues del Delta que han llegado hasta nuestros días.

El significado profundo de estas canciones no hay que buscarlo en el sabor o sus propiedades nutritivas del catfish. Era su aparente libertad para campar a sus anchas por el río o por el mar,  envidiada por los jóvenes afroamericanos descendientes de esclavos y sometidos a la marginación racial, el motivo por el que se cantaba a este pez, por el que la gente deseba ser un catfish que nada hacia el mar, siendo éste la máxima expresión de la libertad (I wished I was a catfish, swimming down in the sea).

Además, a las ansias de libertad, se le suma el anhelo de estos bluesmen de tener tras ellos legiones de buenas mujeres con la caña de pescar dispuesta para echarles el anzuelo (I ‘d have some good woman, fishing after me).
Esta libertad sexual se pone de manifiesto en la que quizás sea la versión más popular de todas las grabadas, el Rollin’ Stone de Muddy Waters.

Esta canción, sin variar prácticamente ni el estilo ni la letra de la canción de Tommy McClennan, ofrece una carga sensual, sobre todo en la forma en la que está cantada, que adelanta lo que será el blues de Chicago por excelencia:

Rollin’ Stone, de Muddy Waters (1950):

Well I wish I was a catfish swimmin in a oh, deep, blue sea
I would have all you good lookin women, fishin, fishin after me
Sure ‘nough, a-after me, Sure ‘nough, a-after me
Oh ‘nough, oh ‘nough, sure ‘nough

I went to my baby’s house, and I sit down oh, on her steps.
She said, “Now, come on in now, Muddy, you know, my husband just now left
Sure ‘nough, he just now left, Sure ‘nough, he just now left”
Sure ‘nough, oh well, oh well

Well, my mother told my father, just before hmmm, I was born,
“I got a boy child’s comin, He’s gonna be, he’s gonna be a rollin stone,
Sure ‘nough, he’s a rollin stone, Sure ‘nough, he’s a rollin stone”
Oh well he’s a, oh well he’s a, oh well he’s a

Well, I feel, yes I feel, feel that I could lay down
oh, time ain’t long
I’m gonna catch the first thing smokin,
back, back down the road I’m goin
Back down the road I’m goin, Back down the road I’m goin
Sure ‘nough back, sure ‘nough back

12 experiencia3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *