Podrías

Sublime y aterradora es mi imaginación,

Que no sé si decirle que hasta es atroz.

Imaginación encadenada entre tus manos,
Que podría liberarte un poco y soltarte.

Podrías susurrarme en el oído eso…
¿Eso que nunca me has dicho?

Eso que sólo tus ojos hechizos
Observan silenciosos mi mirada.

Y que cuando me volteo
Miras más allá de mi espalda.

Podrías robarme por favor más de tres besos,
Podrías tomar ya ese teléfono y armonizarme el oído.

Para fantasear con tus dos o tres palabras
Salidas de tu alma.

Y de tu engañoso corazón,
Que da dos pasos adelante para retroceder tres.

Podrías echar atrás tanta soberbia,
¿Y regalarme un poco de placer?

Podrías soltar ya esos dientes reprimidos,
¿Y darme unas noches de amor?

Podrías detrás de esas manos entorpecidas
¿Sin práctica y empezar a practicar?

Podrías ya relajarte el cuerpo,
Que el tiempo y la soledad te van alcanzar.

Podrías dejar de hacerte el interesante y tener humildad,
Porque lo interesante… está a punto de llegar.

Podrías… tú todo lo podrías,
Claro está, si yo me lo propongo.

Ahora sólo falta que yo te autorice…
El día… la hora… y por qué no… hasta el lugar.

11 versos2

Música de fondo: Still I Got The Blues por Eric Clapton

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *