Diez preguntas a Eric Clapton

En esta ocasión comparto con ustedes una selección de las mejores diez preguntas hechas a Eric Clapton en algunos magazines especializados de los últimos diez años. Interesantes son las respuestas del Mano Lenta con respecto de su visión sobre el panorama actual del blues, sobre Robert Johnson y también de los recuerdos que guarda de George Harrison, la antítesis de su estilo de tocar guitarra. Que las disfruten.

1) A lo largo de tu vida has tenido que lidiar con algo así como una larga serie de tragedias. Alguna vez te has preguntado ¿por qué yo?

R: Me pregunto “¿Por qué yo, por qué he sobrevivido?” Tengo que verlo de manera positiva. He sobrevivido a estas cosas y entonces tengo algún tipo de responsabilidad para mantenerme positivamente creativo y no hundirme en la mala suerte que hay en todo eso.

2) Hace varios años, en una entrevista para televisión, dijiste “Cada día encuentro algo por lo que voy a sufrir.” ¿Todavía piensas eso?

R: Creo que he cambiado un poco desde entonces. Trato de ver cada día como un regalo, de verdad. Y trato de aprovecharlo al máximo. Ya no creo ser así de negativo. Creo haber dado una vuelta completa. La muerte de mi hijo, la muerte de Steve Ray, de Harrison, me enseñaron que la vida es muy frágil y que si te dan otras veinticuatro horas es una bendición. Es la mejor manera de ver las cosas.

3) ¿Qué es lo que te gusta?

R: Soy muy crítico acerca de mi propia actuación. Cuando salgo del escenario o cuando termino un disco, tiendo a pensar en que estuve brillante, y luego cuando lo vuelvo a escuchar no me siento satisfecho. Nunca. Es un ciclo infinito de empezar y volver a revalorar las cosas.

4) ¿Qué opinas de la escena actual del blues? ¿De la gente importante que aún queda?

R: Creo que hablar de ello es una cosa, pero no veo que sucesos grandes estén ocurriendo. El blues parece que ingresa a sala de primeros auxilios y después lo dan de alta, en esencia, sus fervorosos admiradores. Digo ¿cómo puede sobrevivir? Todos los músicos se están muriendo. Todo depende de Buddy Guy y de Robert Cray, son los únicos músicos auténticos que conozco.

A Robert Johnson lo interpreto desde los sesenta, pero ahora… es muy chistoso. Puedes toparte con gente de sociedad que sacará el nombre de Robert Johnson en una cena. Me parece un tanto ridículo, pero no importa quién compró la “Robert Johnson Box” o mi tributo personal de un par de discos, por alguna razón siempre será sólo una minoría de gente la que podrá identificarse con ella. Algunas personas piensan que es como oír una voz que siempre han oído., que siempre ha permanecido detrás del telón.

A mí me pasa. Cuando lo escuché por vez primera, fue tan impresionantemente íntimo, que me resultó casi insoportable. Fue como la primera vez que probé el alcohol, sentí como si hubiera nacido para probar el alcohol. Y cuando oí a Robert Johnson por primera vez era como una voz que oí desde muy, muy atrás. No creo que eso pueda ser una moda para toda la gente.

5) Precisamente ¿debutaste como cantante en un disco, con una canción de Robert Johnson?

R: En efecto, fue en el primer larga duración de John Mayall, la canción se llamó “Rambling on my mind”. Fue un álbum exitoso en varios aspectos, aunque tuve que pelearme en varias ocasiones con el ingeniero de sonido para que la potencia de mi guitarra saliera tal cual.

6) ¿Escuchas música nueva? ¿El top ten de televisión, por ejemplo?

R: Estoy bastante fuera de onda en ese sentido. Vamos… tengo el interés natural de cualquier gente metida en el negocio, pero acostumbro guardar distancia. Lo único que me ha gustado, de un tiempo a la fecha, es un cuate que se llama Lee Mavers, tienen una fuerza y un estilo que me parecen tremendos. Lo vi precisamente en televisión y su interpretación acústica me pareció redonda.

Creo que eso es lo que me interesa, el oficio. La envoltura me importa poco, y mucha de la música de hoy es pura envoltura y presentación, video y promoción, y tienes que desenvolver todo eso para comprobar si hay oficio.

Para mí la música es buena o mala si me hace sentir algo, si no me hace sentir nada, tan sólo me es indiferente.

Por ejemplo, Madonna es un fenómeno que reconozco, pero no me hace sentir nada, no me puedo identificar con ella en ningún nivel porque es sólo producción y envoltura.

06_medianoche2

7) ¿Te acuerdas como conociste a George Harrison? ¿Cómo se llevaban?

R: Nos molestábamos mucho. Había cierta presunción por parte de él, únicamente por antigüedad en el oficio, ya sabes, yo llegué un poco después, pero nos queríamos mucho, en el aspecto personal y musical. Es como si nos estuviéramos probando todo el tiempo. En aquél entonces yo participaba con los Yardbirds y estábamos tocando algo que se llamaba “The Beatles Christmas Show”, en el Hamersmith Odeon de Londres. Mi grupo estaba hasta abajo de la lista, pero todo lo que había entre los Beatles y los Yardbirds eran grupos ingleses de rocanrol y de music hall. Pero nosotros tocábamos sobre todo rhythm and blues. Así que había algo de extrañeza sobre nuestra propuesta. Él me estaba checando y yo lo estaba checando, para ver si éramos guitarristas de verdad.
Y me di cuenta que él lo era, pero veníamos de distintos lados en el camino. Yo crecí amando la música de los negros, y el creció bajo la influencia de Chet Atkins o Carl Perkins, blues en tono de rockabilly. El estilo rockabilly siempre me atrajo pero nunca quise adoptarlo. Y creo que a él le pasó lo mismo, el estilo de blues le atraía, pero de alguna manera también lo evadía. Le gustó mucho más la guitarra de estilo pellizcado.

8) ¿Qué hay del tiempo en que estuviste enamorado de su esposa, Pattie Boyd, con la cual finalmente pudiste ligar sentimentalmente? ¿Afectó mucho tu relación con George?

R: Demasiado. Nos tomó años enteros de concentración pero nunca se fue. Afectó de diversas maneras la vida de los tres. Siempre hubo pequeños comentarios mordaces en cualquier tipo de conversación. Eso nos destrozó a los tres pero también fue divertido. Fue como una de esas películas en que observas cómo se cambian a las esposas. Y todos decíamos “no importa, podemos hacer nuestra propia historia”. Porque así eran las cosas entonces.

06 medianoche3

9) ¿Cuál fue la primera colaboración musical que hiciste con Harrison?

R: En realidad fue con los Beatles como grupo, pero el solista y el autor de la canción era George. Fue él quien me invitó personalmente. “Mientras llora mi guitarra”, viene en el Álbum Blanco. En donde también participé fue en algunos pasajes de “Yer Blues” de Lennon.

10) ¿Alguna vez has pensado en no incluir Layla en tus conciertos?

R: …risas. Claro, sobre todo en la época en que aún discutía con George, (risas de nuevo). Ese siempre fue motivo de pleito. Siempre que la interpretaba en directo y George estaba dentro del foro, me ponía a pensar “wow qué cosa estará sintiendo”, pero antes como hoy, debemos tomar las cosas con sentido del humor. Layla encaja perfectamente en dicho rubro.

Layla:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *