Algunos de nuestros mejores covers

Los temas clásicos en inglés siguen formando parte del repertorio de nuestras bandas de blues, sin que ello signifique que renuncian a la búsqueda de un arte completamente en español, según sea el caso. Con la muerte de B.B. King, por ejemplo, se desató una ola de interpretaciones que rindieron tributo a los himnos en el idioma de Shakespeare que grabó el Riley Blues Boy, y lo mismo puede decirse en otros momentos con el repertorio de Muddy Waters, Elmore James, Little Walter, Big Walter Horton, o Steve Ray, Eric Clapton y John Mayall.

Nuestros grupos no olvidan las aguas de donde abrevaron el talento para interpretar blues, aunque, justo es decirlo, varias de ellas se alejan de ahí para crear una propuesta totalmente propia y en español, mientras que otras se sienten cómodas en el amplio rango de aquellas canciones ya grabadas que han dejado su huella en el gusto musical de generaciones anteriores. A continuación les comento alguno de los covers que desde mi punto de vista destacan entre el abanico de nuestros grupos mexicanos, incluyendo desde luego algunas melodías instrumentales.

Let the good times roll. North Side Train

Ha debido pasar mucho tiempo para que los integrantes de esta banda liderada por Rodolfo Cruz Villanueva alcancen una plena madurez en cuanto a la interpretación de temas clásicos. Se puede decir que la mayoría de su repertorio así es, pero el grupo no se queda en la simple copia sino que gusta de imprimir cosas extras para que cada audición resulte bastante buena. En este sentido la versión que hace la cantante Dany Puente del celebérrimo hit de Koko Taylor, (aunque ella no es la autora), siempre nos llena de buenos momentos por la agresividad contenida que le imprime a su actuación y el sólido acompañamiento netamente urbano de los otros miembros.

Let the good times roll:

Whammer Jamer. Yellow Dog MX

Este grupo llegó a la misma encrucijada que North Side Train pero desde otro camino de terracería. Mientras que los primeros ya identificaron cuál es la senda que buscan, y por ahí van, los segundos mezclan los covers con ideas propias, y mezclan también desatadas épocas de actuaciones en directo con el más sombrío ausentismo. Mucho tiene que ver la dirección de su líder, Enrique Garza, un profundo conocedor de las raíces del género y el encargado de la guitarra y de la selección de temas. A este grupo hay que verlo en los días en que anda de vena pues siempre es garantía de excelente música, especialmente la armónica de Emmanuel González que brilla con luz propia en canciones instrumentales, como ésta, en donde se vale todo tipo de piruetas y artificios pero deberá aprender a controlarlos, y sobre todo a saber dosificarlos, en otro tipo de canciones, en que los silencios también son muestras de madurez artística.
Im a Woman. Betsy Pecanins – Oh Darling Baby Batiz

Aquí tenemos quizá a las mujeres más constantes en el aspecto vocal y de calidad artística en nuestro medio, las dos, desde luego, especialistas en los covers. Es curioso comprobar cómo las nuevas generaciones conocen “Im a Woman” por las versiones de Koko Taylor y de Betsy Pecanins, pero no la de Bo Didley quien fue el verdadero autor de la misma. No hay problema, la razón es sencilla, la tradición del blues así es, se va rejuveneciendo y renovando, de una intérprete a otra, y de una generación a la siguiente. Cuando la calidad viene de una intérprete profesional como la catalana, el éxito es asegurado, y lo mismo podemos decir de la gran Baby Bátiz, quien se fogueó nada menos que en la misma época de Janis, Etta James, Maggie Bell etcétera, la tradición rockera-blusera transita por sus venas todo el día y prácticamente cualquier canción de ella es recomendable, como Oh Darling de The Beatles, que fue interpretada en cadena nacional en uno de los programas de TV Azteca llamado Animal Nocturno.

I’m a woman:

Dust my Broom. La Planta de Asfalto

La mejor definición de esta joya la hizo mi tocayo Eduardo Jaimes, en una ocasión en que estaba presenciando la actuación de este grupo que tuvo una vida tan breve. “Ya se habían despedido -recuerda Lalo-, la gente empezaba a pararse de sus butacas, yo entre ellos, ya casi iba en la salida, cuando escucho que comienza un slide sobrecogedor y en seguida el ritmo inconfundible de Dust my broom. Me regresé excitado y vaya melodía la que pude escuchar, sensacional”. Es cierto, yo también escuché la misma canción de Elmore James con este grupo y sin duda puedo afirmar que ha sido la mejor versión de todas, no únicamente por el slide truculento sino también por la voz del cantante, potente y aguda, llena de dramatismo, como jamás nadie lo ha vuelto a hacer. ¿Qué fue de La planta de asfalto? ¿Qué fue de sus miembros? Ni siquiera la memoria recoge los nombres de estos chavos, de su gran guitarrista, de los que tocaban bajo y batería, de su cantante, con facha de Bob Marley pero con un amuleto que guardaba en la bolsa de su pantalón cada vez que pisaba un escenario.

10 medianoche2Los Mind Lagunas. Foto: de la página de Facebook de Emiliano Juárez

Greeny. Mind Lagunas

La fineza de Peter Green sólo puede ser interpretada con la fineza de otro guitarrista de la talla de Emiliano Juárez. No es aventurado decir que cualquier vertiente dentro del mundo del blues que usted quiera, puede ser ejecutada por él, un cuate que se ha documentado hasta el tuétano, aquí y en el extranjero, sobre estilos musicales, intérpretes y versiones distintas. En la persona de Alfonso Robledo, quien se encarga del bajo y de las participaciones vocales, ha encontrado al cómplice ideal para armar ese sonido cosmopolita que tan bien caracteriza los proyectos de Mind Lagunas, en los últimos meses con el apoyo de Sebu Blues en la armónica. Greeny es un instrumental finísimo cuya autoría es de Peter Green, y la recreación corre a cargo de los dos ex chivitos azules.

Mind Lagunas. Entrevista:

Juke. Rubén Varela

¿Es necesario vivir con la rudeza de un bluesman para tocar con el feeling de un bluesman? Para algunos el argumento puede ser inexacto, pero para otros, es la excepción que confirma la regla. Muchos de los jóvenes bisoños que han incursionado a la “sociedad secreta del blues en México”, para usar un eslogan propagandístico medio chafón, no saben quién es Rubén Varela. Los que llevamos cierto tiempo en el ambiente, hemos alabado la capacidad técnica que sigue demostrando el “Vicius”, como es conocido Rubén en los bajos fondos de Tlalnepantla, pero también hemos criticado su peligrosa inestabilidad emocional que le ha provocado serias contrariedades, como el ingreso de pisa y corre a separos y a granjas de rehabilitación.

10 medianoche3Rubén Varela. Foto: José Ray Juárez Rivera

Este vibrante estilo de vida, lejos de perjudicarle, asienta mejor su técnica blow job de soplar la armónica diatónica a grandes alturas, emulando a sus maestros gabachos hasta en los avatares de la vida picaresca. Conoce de memoria la técnica de Little Walter y se la ha inculcado a toda una legión de fervorosos admiradores. De una manera empríca, eso sí, sin tablaturas ni esquemas académicos, únicamente con su oído privilegiado, sus consejos y un micrófono sencillo. Porque esa es otra de sus características. El llamado “micrófono de bola”, a Rubén le hace lo que el viento a Juárez.
Pinetop’s Boogie Woogie. Eduardo “Lalo” Toral

Quiero cerrar esta breve entrega de algunos de nuestros mejores covers, recordando a un pianista magnífico, alguien ya legendario por su antigüedad y por sus diferentes participaciones en grupos y bandas: Eduardo “Lalo” Toral. Desde aquellos iniciadores pioneros del rocanrol, pasando por la Onda Chicana y el actual movimiento de grupos sólidos como El Tri, Lalo Toral ha dado magníficas muestras de un piano de categoría, versátil y profundo según sea el caso, pero también, y aquí viene su importancia para nosotros, como conocedor del blues.

Ya quedaron para la historia sus teclados espectaculares en el álbum “Es lo mejor” de Three Souls, sobre todo en A.D.O, ¡en verdad cantinescos! Pero él mismo se encargó de dar conocer una pieza instrumental clásica llamada Pine Top’s Boogie Woogie, en el mejor tono e interpretación de aquellas notas que inmortalizaron a Pine Top Smith. Es una melodía barrelhouse bastante sabrosa y bien tocada. Bravo.

Pine Top´s Boogie Woogie. Lalo Toral:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *