¡Porque me da la gana!

Me sorprende tu juego de palabras,

Tu nivel de insensatez.

El descaro de la ceguera de tus insinuaciones,
Tambien tus provocaciones que me ocasionan tantas decepciones.

Me ilusionas,
Cuando no tienes nada que ofrecerme.

Quiero que te quede bien claro,
Que este juego… yo no lo perderé.

Te haré caricias y te mimaré,
Hasta capturarte en el aroma de mi juego.

Te haré perderte en mi ser,
Te haré promesas que obvio, nunca cumpliré.

Te haré eso, eso que nunca te han hecho y conmigo morirás,
Algo parecido a tocar el cielo.

Con un soplido te rosaré el oído,
Porque simplemente no necesitas más.

Para embrutecerte de mí, cada noche,
Porque al amanecer… me iré sigilosamente.

Dejando celosa,
Hasta a la luna que me alumbrará.

El solo roce de mis dedos te hará borracho,
Te perderás como un hilacho, de esos que se usan y luego los puedes tirar.

Y si al final del juego me da la gana,
Igual contigo me puedo quedar… no lo sé.

Eso depende si mi mente olvida,
Y mi corazón me obliga a darte amor sin piedad.

O simplemente te castiga porque  me da la gana…
¡Y ya!

12 versos2

Escúchalo en Los Versos de Norma…

Música de fondo: Lucille talks back por B.B. King

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *