2015 de ensueño para el blues nacional

El 2015 se fue como agua entre los dedos. Se extingue a paso veloz. Estamos en el último mes, y en un abrir y cerrar de ojos estaremos sentados en las mesas familiares, de amigos, celebrando las fiestas de Navidad, año nuevo y repartiendo abrazos, parabienes, regalos; enlistando nuestros objetivos y propósitos para el 2016, pero sobre todo son las semanas, los días que utilizamos para reflexionar sobre lo hecho bien, lo hecho mal, para la autocrítica. Extraña pero maravillosamente el 2015 -desde mi perspectiva-, cierra con un muy buen balance para el blues nacional.

18 sesiones118 sesiones218 sesiones3

En primera instancia, la revista electrónica y todo el proyecto que representa Cultura Blues cumplió su cuarto año, que para un proyecto autosustentable y sin apoyo económico de instancias gubernamentales o de medios privados, es un logro importante que debe reconocerse. Con el inicio a su primer lustro, Cultura Blues se consolida como un proyecto importante en la difusión del blues nacional -y no solo al interior del Distrito Federal o el país, incluso allende nuestras fronteras, desde donde han buscando a José Luis García Fernández para entrevistarlo y conocer qué sucede por estas latitudes-, como una puerta para que bandas, y músicos en general puedan dar cuenta del día a día de la escena y, como dije en estas misma páginas hace unas colaboraciones, quede registro de lo que hacen los bluesistas mexicanos o afincados en el país.

Un acontecimiento que tuvo poca o casi nula mención -salvo por una nota que recuerdo haber leído en algún periódico-, es el septuagésimo aniversario de nacimiento de Guillermo Briseño, ya en enero hablaré más extensamente de la importancia de su figura en el mundo del blues y del rock. Por ahora sólo dejaré constancia que a mediados del mes pasado, Memo celebró 70 años de vida en inmejorables condiciones, dirigiendo un proyecto fabuloso como lo es la Escuela del Rock a la Palabra, realizando giras por el país, llevando su música y sus letras cargadas de contenido social por varias ciudades del país y de Estados Unidos.

Otra gran figura que este año estuvo de manteles largos, por diversos motivos, es José Cruz Camargo. En la Feria Internacional del Libro en el Zócalo presentó “Yo Creador, me Confieso”, un libro que además de recopilar algunos textos de reflexiones y poemas, incluye poesía de reciente creación. Además, a lado de Miguel Korsa y Charly Mercado formó Lucy Blues, banda que tiene un sonido de blues clásico acústico, que tiene previsto lanzar su primer disco en el 2016. Y como broche de oro, este mismo mes, el 12 de diciembre en el Nuevo Foro Hilvana, celebrará con un gran concierto e invitados especiales los 33 años de Real de Catorce. Además, como se puede constatar en sus presentaciones y en especial, como lo he atestiguado, su salud está mejor que nunca, se le ve contento y con muchas ganas de seguir compartiendo su talento.

Algo que nos deben tener muy contentos es la producción de discos que se registró en este año. No recuerdo, en el corto o mediano plazo, un año con la cantidad discos grabados de manera formal, es decir en estudio, con diseño, maquila, etcétera. Veamos, el recuento incluye los discos de Rhinoceros Bluesband, Radio Blues, Steffie Belt y Los Corsarios del Blues.

18 sesiones418 sesiones518 sesiones618 sesiones7

Para la autocrítica queda la permanente carencia de espacios para que toquen las bandas.  Los festivales y dos o tres lugares ya emblemáticos, como el Ruta 61, siguen siendo foros para la proyección de las bandas. Además se debe reforzar el trabajo de difusión, de igual manera son muy pocos los espacios en los que se habla del blues nacional y por su parte los bluesistas deben tomar más en serio el trabajo que hacen para comunicar y dar a conocer su proyecto.

Dicen que los años nones son años de dones y en el caso para el blues nacional así parece que fue. Creo que si bien no podemos conformarnos con lo vivido, por ahora si debemos sentirnos contentos y orgullosos de que el blues mexicano haya tenido un 2015 con buena cara. Esperemos que el 2016, sea mejor.

Que tengan excelentes fiestas, un maravilloso 2016 y nos leemos el año entrante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *