Cuando miro por la ventana

Cuando miro por mi ventana, no veo la luna a mi alrededor,

sólo recuerdo tu ausencia y tu indiferencia mi amor.

 

Cuando miro por mi ventana sólo veo tu incertidumbre,

tus ganas de hoy amarme, mañana valorarme y pasado olvidarme.

 

Cuando miro de noche por mi ventana, no veo que llegue tu serenata de amor,

es como tener al músico en casa, y cantarle a todos, menos a la que te da su atención.

 

Cuando miro por la ventana en esa noche silenciosa y constelada,

recargo mi cabeza sobre el cristal para reflexionar.

Aparece la luna y le cuento que eres un hombre muy difícil de alumbrar,

que sospecho que ilusionas a varias al mismo tiempo, por tu manera de actuar.

 

También le comento a la luna que estás dentro de los hombres,

que los años de vida no los han hecho madurar.

Anoche cuando me asomé por mi ventana,

Sucedió que la luna me tomó de la mano para reaccionar.

 

Así que te aviso, que no esperaré más tu serenata que nunca llegará,

sólo puedo darte mi cariño y mi humidad.

También puedo regresarte mis días que me hiciste llorar,

mis días que me ilusionaste y las palabras falsas que me mencionaste.

 

Anoche que miré por la ventana,

La luna me dijo que la vida es muy corta y el tiempo más.

Que las hormonas de los hombres son difíciles de controlar,

Y las de las mujeres, fácil de lastimar.

 

Anoche que miré por la ventana decidí ya no incluirte en mi vida,

Ni una noche más…

Así que me despido… buenas noches, hasta nunca… mi ex amor.

 

Música de fondo: Blues in my sleep por James Cotton & Charlie Haden Quartet West

Foto: Woman at window por Richard Tuschman

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *