El responsable de nuestro amor

He cambiado de pluma, para escribirte con una nueva tinta,

con una nueva visión.

Porque ahora eso es para mi el amor,

una nueva visión.

 

Una transformación, una catarsis, modificándose día con día,

de acuerdo a lo que voy viviendo y observando.

Tú me has enseñado,

tú, mi nuevo amor, a caminar con pies de plomo.

 

Para no caminar como si te faltará el aliento en cada respirar,

como esperando el momento que llegue esa llamada de la traición,

de la decepción.

  

Tú me has enseñado lo que es la palabra ilusión,

tú me has enseñado a curarme de espanto,

a entusiasmarme y decepcionarme en el mismo segundo.

 

Y hoy he decidido dejar en tus manos nuestro amor,

he decidido que tú me guíes.

 

Que te lleves esa responsabilidad,

de hasta dónde debo llegar y cómo actuar,

a través de tus hechos y acciones me vayas llevando.

 

Te dejo ser el responsable de nuestro amor,

te dejo que inventes mil cosas para sacarme siempre una sonrisa,

 te dejo mis noches de soledad para que con tus caricias seques mi llanto.

 

Te dejo mis sentimientos atorados, para que los cubras con tus brazos,

y después con tus besos, hacerme olvidar.

 

Te dejo íntegro, lo que a nadie le he dejado…

¡mi corazón!

Quiero ver qué haces con él,

porque tú, eres la persona indicada para llevar nuestro amor,

tú, no yo.

 

A partir de este momento te dejo todo,

y el resultado será,

a donde tú, me conducirás.

Música de fondo, Come On and Rock Little Girl por Instrumental All Stars – Álbum, Instrumental Gold: Blues

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *