Entrevista a Emmanuel González

Emmanuel González, es un joven armoniquista de la nueva generación de músicos con una alta probabilidad de conseguir un lugar importante en el circuito bluesero de la Ciudad de México, con base en su buena presencia escénica y mejor técnica con el instrumento.

CB: ¿Cómo y cuándo empieza tu agrado por la música?

Emmanuel: En realidad, fue de manera muy tardía, todo surgió aproximadamente hace 6 años por una afortunada casualidad asistí a una tocada de rock, ahí escuché por primera vez una armónica en vivo, de un armonicista bastante bueno y poderoso, ahora sé que era Víctor Camacho, muchos de los lectores lo conocerán por su conocida trayectoria en el blues y el rock. Ese sonido de una armónica potente y en directo fue algo que me impactó, me di cuenta que ese diminuto instrumento le cambiaba por completo el sentido a una banda, el sonido del bending fue algo que jamás había escuchado en mi vida y me enamoró al instante. El acontecimiento me dejó marcado, porque fue el que me motivo a una búsqueda de todo lo referente a la música con armónica, fue en esta búsqueda donde comenzó mi agrado por la música.

CB: ¿En qué momento se presenta el blues en tu vida?

Emmanuel: Después de este suceso que menciono, comencé a buscar como loco música con armónica, al principio me costó trabajo, pero al fin la encontré en el rock, en el country y estaba genial, y sonaba bien, pero algo me faltaba. Fue hasta que por fin me encontré con el blues y lo encontré en grandes nombres como Little Walter, Walter Horton, James Cotton, Junior Wells, Paul Butterfield. Ellos fueron los primeros que paliaron esa sed de bendings y a la vez me motivaron a comprarme mi primera armónica y a tratar de imitarlos. Desde ese momento el blues se presentó en mi vida para estar presente siempre.

CB: ¿Por qué decides la armónica como tu instrumento?

Emmanuel: Digamos que no lo decidí, simplemente me enamoró su sonido. Cuando uno se enamora, muchas veces no se pueden dar razones para justificar ese sentimiento, simplemente lo experimentas y ya. Eso fue lo que me pasó con la armónica y el blues, me atraparon y sentí la necesidad de incluirlos en mi vida. Aunque también me pareció un instrumento bastante práctico, lo digo por lo pequeño, lo puedes llevar a cualquier lugar en tu bolsillo, puedes ir caminando y tocando, puedes esperar el camión, en cualquier momento la puedes tener a la mano. Esta practicidad es algo que no tienen otros instrumentos y me pareció bastante atractiva.

CB: ¿Cuáles fueron tus influencias musicales que te impulsaron al blues?

Emmanuel: Como a muchos, una de mis primeras influencias son Little Walter y Walter Horton, los meros jefes, me encantan sus fraseos, su sonido tan característico y sobre todo sus instrumentales, canciones clásicas como Juke, Of the wall o Walter’s boogie, me impulsaron a sumergirme más en el blues y en el estudio de la armónica, en ese momento fue cuando me inscribí al curso de armónica diatónica que el profesor Victorio Silva imparte en el Centro Cultural José Martí. Otras influencias, son las de algunos grandes armonicistas contemporáneos, Rod Piazza, Jerry Portnoy, Aki Kumar, Kim Wilson, Dennis Gruenling. Todos ellos dueños de una técnica impresionante que algún día quisiera emular.

CB: ¿Tienes alguna técnica en especial para tocar la armónica?

Emmanuel: Trato de incorporar diferentes técnicas a la hora de tocar, pero mis preferidas son el bending y el bloqueo de lengua. El bending, para los que no lo conocen, es aquel sonido tan característico del blues que suena como wah wah. Es uno de los recursos obligados que le dan esa emotividad, sin bending no hay blues, como alguna vez escuché por ahí. Y el bloqueo de lengua son unos pequeños golpeteos con la lengua que hacen que la armónica suene como un acordeón. Ésta técnica llena muchísimo un tema porque suena como si estuvieras tocando dos armónicas.

CB: ¿Con qué grupos o músicos has participado, como integrante y como invitado?

Emmanuel: Formalmente, sólo he tocado con Yellow Dog, un grupo muy querido para mí porque fue mi primera banda, que desafortunadamente ya se desintegró. Con ellos toqué aproximadamente tres años, nos presentamos en varios estados de la República Mexicana, grabamos un disco e hicimos colaboraciones en otros. De ahí, he participado como invitado en diferentes agrupaciones del blues local, además he tocado con gente que jamás pensé que lo haría, grandes armonicistas como, Rafa Salgado del Tri, Jorge García de Follaje, Isidoro Negrete de La Máquina del Rhythm & Blues. Estos tres, son especiales porque son muy buenos amigos y además porque recuerdo que mi papá los escuchaba cuando yo era pequeño, aunque en ese entonces no me imaginaba que la armónica sería mi instrumento.

Participé como invitado de la gran banda de rockabilly, Los Gatos, también tuve la fortuna de grabar una canción para un disco de Toño Lira (Liran Roll) y para el Muro, una canción que se llama Blues Chicago. Actualmente, participo regularmente con Baby Batiz, acompañándola en su set de blues.

CB: ¿En qué evento en el que has tocado te ha dejado la más grata experiencia?          

Emmanuel: Han sido varios eventos. Sin embargo, recuerdo con mucho cariño el concierto en el que me gradué del curso de armónica diatónica. Fue aproximadamente hace seis años y se llevó a cabo en la explanada del Centro Cultural José Martí, en esa ocasión preparé un tema instrumental que se llama Whammer Jammer, del grupo J. Geils Band.

La banda que nos acompañaba a los alumnos graduados, eran los amigos del Ensamble Ardiente, y recuerdo mucho esa experiencia por lo que significa. Fue el inicio de mi andar por estos senderos del blues, fue ahí donde sentí por primera vez ese nervio y esa sensación de querer salir y a la vez no querer salir a tocar. Fue ahi donde probé por primera vez el escenario, fue ahí donde me di cuenta que tenía que seguir en ese camino. De hecho, en Facebook circula un video de ese día.

06_huella1_2

CB: ¿Cómo percibes el blues en nuestro país?

Emmanuel: Percibo que afortunadamente va creciendo, hay más bandas y cada vez se están abriendo más espacios, más festivales, como que ha habido una mayor apertura de la gente hacia el blues. En cuanto al nivel musical, es cierto que a varios nos hace falta trabajar muchísimo para poder alcanzar el nivel que se maneja en otros países, y creo que esto se debe precisamente a que es algo que apenas está agarrando su segundo vuelo, por así decirlo. No obstante, también es cierto que hay bandas que han alcanzado muy buen nivel, con gente preparada y dedicada.

CB: ¿Tienes algún proyecto musical en la actualidad o por emprender?

Emmanuel: Pues tengo dos proyectos en puerta. El primero es integrarme a la banda que está formando mi buena amiga, Dany Puente, mejor conocida en la escena como Big Danny. La Big Danny’s Blues Band, es una banda de blues estilo Chicago que trae una propuesta bastante atractiva con la poderosa voz de Dany que es garantía. Bueno júzguenlo ustedes mismos, les invitamos este próximo 19 de noviembre, estaremos tocando en el Festival Teya Jazz Blues 2016. El segundo proyecto es con otra banda que ya es conocida de años dentro de la escena local, de momento sólo les puedo adelantar que será una sorpresa para todos aquellos que les gusta el blues en español.

CB: ¿Qué recomendarías a los jóvenes que inician su incursión con la armónica?

Emmanuel: Pues les recomendaría que se la tomen más en serio, no por ser un instrumento minúsculo quiere decir que carezca de importancia, hay que dedicarle su tiempo, su estudio; muchos creen que sólo se trata de soplar y aspirar, más no es así. Si es posible inscríbanse a algún curso presencial para aprender las diferentes técnicas, algunas sólo se aprenden cuando una persona te dice cómo se hacen.

Un guitarrista puede aprender viendo como tocan otros guitarristas, viendo sus pisadas, rasgueos, etc. Esto no es posible para un armonicista porque no está a la vista lo que se hace con la lengua, el diafragma, la garganta.

Es por esto que les recomiendo ampliamente los cursos de armónica del C.C. José Martí impartido por el maestro Victorio Silva. Otra recomendación sería escuchar mucho blues, para familiarizarte con los ritmos y empaparte de los fraseos más característicos del género, y así a la hora de improvisar, sonar a blues. Escuchar y escuchar blues y cuando te canses de escucharlo, hay que volver a escucharlo y reescucharlo como alguna vez me lo dijeron.

CB: ¿Quisieras compartir algún comentario a nuestros lectores?

Emmanuel: Sigan apoyando el blues en sus diferentes manifestaciones, escuchen blues, apoyen a las bandas mexicanas asistiendo a sus conciertos, comprando un disco, pagando una entrada; hay que mantener abiertos los espacios que mucha gente ha abierto. Sigan leyendo esta excelente revista Cultura Blues y entérense de todo lo que acontece alrededor del blues mexicano y extranjero. 

Yellow Dog – Promo 2013

Yellow Dog – Horton´S Boogie – (Foro Alicia 09-03-12)

 

Yellow Dog en Totol Fest 2013

 

Emmanuel González está en: https://www.facebook.com/emmanuel.gonzalez.359126

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *