Freddy King, ‘The Texas Cannonball’

El pasado 3 de septiembre de 2016, fue la fecha en la que Freddy King cumpliría 82 años de edad. Por tal motivo va este artículo homenaje al más joven de los “Tres Reyes” (los tres Kings: B.B. King, Albert King y Freddy King). Los tres Kings ejercieron una gran influencia, cada uno en su estilo personal. Freddy, por su aire de Texas (desarrollado en Chicago), por su lenguaje guitarrístico peculiar y por su costumbre de actuar con una gran banda instrumental que acentuaba el carácter soberbio de sus intervenciones vocales y de sus admirables pasajes con la guitarra.

Frederick Christian King, también conocido como Freddie King, Freddy King y “The Texas Cannonball”, -La bola de cañón de Texas-, nació en Gilmer, Texas. A los 6 años de edad recibió de su madre y de su tío Leon King, las primeras lecciones de guitarra. En 1950 emigró a Chicago, encontró trabajo y participó en las batallas de blues que se celebraban en el West-Side. Durante los siguientes años circuló por alguno de los clubes más famosos de la ciudad como el Playmore Lounge, Kitty Cat Club, Cadillac Baby´s Club y otros. A mediados de la década se unió a las bandas de Little Sonny Cooper -con él que llegó a grabar-, y de Earlee Payton, además de participar en sesiones con Howlin´ Wolf, Muddy Waters y Little Walter.

Cuando en esa década de los 50’s el blues de Chicago empezó a despegarse de su pasado, Freddy, junto con Magic Sam y Otis Rush, formó parte de un grupo de músicos que modernizaron el sonido de la ciudad. King continuaba la tradición guitarrística texana de Lightnin’ Hopkins, Clarence “Gatemouth” Brown y Albert Collins, y amaba profundamente su Gibson Les Paul.

Su nombre comenzaba a tomarse en cuenta cuando en 1957, editó su primer single, Country Boy/That’s What You Think, el disco no tuvo repercusión, pero decidió abandonar su trabajo para dedicarse de lleno a la música. Siguió tocando en Chicago hasta que, en 1960, el productor, compositor y pianista Sonny Thompson le consiguió un contrato en Cincinatti. Su primer éxito fue una versión de B.B. King, Have You Ever Loved a Woman, y el segundo, el instrumental Hideaway, que agrupaba detalles de Hound Dog Taylor, del tema The Walk de Jimmy McCracklin, y del Peter Gunn de Henry Mancini.

Freddie King – Have You Ever Loved A Woman

Freddie King – Hide Away

En el periodo comprendido entre 1961 y 1965, Freddy grabó varios discos, entre ellos: Freddy Kings Sings, -en el que canta-, y dos instrumentales: Let´s Hide Away & Dance Away With Freddy King y A Bonanza Of Instrumentals, en los que está acompañado por sus hermanos Benny y Bobby, además del propio Sonny Thompson. Posteriormente se instaló en Dallas y siguió apareciendo en todo tipo de escenarios, llegando a grabar con Lonnie Mack.

Para 1966 firmó con un sello en Atlantic, y con ellos grabó un par de discos: Freddie King is a Blues Master y My Feeling for the Blues, ambos producidos por King Curtis, con quien se empapó de soul, marcando el rumbo de su música. El segundo de esos discos, puede ser considerado uno de los mejores de su carrera, con versiones de Elmore James, B.B. King, T-Bone Walker, Willie Mabon, Ray Charles y Guitar Slim.

King fue uno de los muchos artistas que se presentaron en el famoso Club Armadillo de Austin, hasta que el músico y productor Leon Rusell le ofreció un contrato con su sello. Con él permaneció tres años y grabó tres discos: Getting Ready, Texas Cannonball, y Woman Across The River; acompañado por las figuras de la casa: Leon Rusell, Don Preston, Duck Dunn, Chuck Blackwell, Al Jackson y otros.

En esa época tocó en el Fillmore de Nueva York, participó en el espectáculo de Rusell, Mad Dog & The Englishmen, colaboró en el disco de Jimmy Rogers, Gold Tailed Bird; en 1973 se presentó en Europa para participar en el Festival de Montreux. Con la ayuda de Eric Clapton, consiguió entrar al sello Polydor para trabajar con el famoso productor Robert Stigwood. Su primer disco en esa marca fue Burglar, con una nueva banda y colaboraciones de Brian Auger y Pete Wingfield.

Regresó en esos tiempos a Europa para tocar en el Festival de Antibes en Francia y llegó hasta Australia. En 1975 se publicó su último disco oficial, Larger Than Life, con una parte grabada en vivo en el Armadillo y otra en unos estudios de Hollywood. La salud de King era entonces bastante frágil a causa de algunas complicaciones hepáticas y varios problemas provocados por una flebitis. Falleció el 28 de diciembre de 1976 a causa de un ataque cardíaco en un hospital de Dallas. Polydor publicó en el año de su muerte, Freddie King (1934-1976), un álbum recopilatorio.

King se movió por el blues, el rock & roll, instrumentales, soul sureño y funk. Por su estilo imaginativo y poderoso se ganó el apelativo de ‘Texas Cannonball’, nombre de una famosa locomotora. Su influencia alcanzó a guitarristas blancos como Eric Clapton, Peter Green, Mick Taylor, Jeff Beck, Alvin Lee y Paul Kossof.

Discografía básica

04_carta2

 

Fuente: http://www.freddiekingsite.com/

                Sentir el blues. Carlos Tena. Ediciones Altaya, S.A. 1995.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *