Jazz in the Charts, historia de un género. Enciclopedia musical

Nunca deja de ser sorprendente la manera en la que uno puede llegar a ciertos tesoros. O parafraseando el clásico: misteriosos son los caminos de Euterpe. En este caso, no fue su luz la que me permitió crear algo –lamentablemente no tengo ese don-, pero si el de poder disfrutar de lo que los músicos hacen con pasión.

Cuántas veces no hemos ido a la librería Gandhí, la caminamos, recorremos sus pasillos. En lo personal -y supongo que como a muchos de ustedes-, me da por ir a revisar novedades y curiosidades en el área de los discos. Pero la gracia no llegó ahí, no vayan ustedes a pensar que Euterpe fue tan dócil. En esa ocasión, acudí a la librería por un encargo directo de mi esposa, necesito el libro tal, del autor tal, etcétera.

Cuál obediente marido, busqué y conseguí el libro, y luego de mi tradicional recorrido por los pasillos de libros y discos, me dirigí a las cajas con el desánimo de no encontrar algo interesante. Fue ahí cuando la joven y bella hija de Zeus hizo de las suyas. Paseo la mirada por aquí, por allá, mientras una señora -¿o era señor?, en fin-, alguien hace larga su estancia en las cajas,  lo que me da tiempo de seguir pensando en la inmortalidad del cangrejo, hasta llegar a una larga fila de discos del mismo color. Pienso, ¡vaya que no se vendieron bien estos discos! Tomo uno –por no dejar y claro que por curiosidad-, y caigo en cuenta que se trata no de un disco igual repetido, sino de una colección numerada; lo primero que veo es 75/100. Se trata de Jazz in the Charts.

En 1968 en Hamburgo, Alemania, se fundó Membran Entertainment Group, empresa independiente dedicada a la grabación, distribución y desarrollo de proyectos musicales, principalmente de artistas independientes, a nivel mundial. Con varios sellos discográficos dentro de la empresa, Documents es en el que está editada toda la serie Jazz in the Charts.

Por primera vez, esta serie de 100 discos presenta 2211 canciones que alcanzaron las listas de popularidad de Billboard entre 1917 y 1954, todas reunidas en una sola edición. En las notas de presentación del proyecto –que acompañan cada disco-, Gerhard Klubmeier, quien estuvo a cargo de la compilación, destaca: “fueron estos temas los que ayudaron a los jazzistas y cantantes a ser famosos, y les dieron la oportunidad de continuar con sus carreras y sacar provecho de su música…”. Mejor que cualquier compilación “De lo mejor de”, esta cronología de grabaciones muestra el cambio gradual en los gustos musicales hacia las estructuras del jazz en las listas de popularidad.

Existen dos aspectos extra musicales, que hacen más especial y entrañable Jazz in the Charts. Además del esfuerzo de compilar más de dos mil temas, cada disco y cada tema va acompañado de los créditos correspondientes, con fecha y lugar de grabación, nombres de los músicos que participaron, lugar y tiempo que estuvo en las listas de popularidad; así como un importante trabajo gráfico con imágenes icónicas de bandas y solistas que permiten revivir no solo sonoramente una época, sino también de manera visual.

Mención aparte merecen las ilustraciones en las portadas de cada uno de los 100 discos. En las portadas se puede ver la portada de la partitura de algún tema que esté incluido en ese tomo.

A lo largo de más de dos mil tracks encontramos joyas como una canción con Bessie Smith acompañada por Louis Armstrong, St. Louis Blues interpretada por su autor W.C. Handy y su orquesta, además de poder escuchar diversas versiones de un mismo tema, y en algunas ocasiones grabadas en el mismo año. Jazz in the Charts es una enciclopedia musical que todo amante del jazz debería tener en su casa.

11_sesiones2

Jazz In the Charts 1/100

https://open.spotify.com/album/0kXPngKnIwoKtMAmTkJLkS

@YonAmador

sincopablues@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *