La química del alma

La química del alma no es un simple sentir fugas,

la química del alma es algo más que desear.

 

Es algo que te corre por el cuerpo sin poderlo detener,

que te hace fantasear y tener con ese alguien complicidad.

 

Si creías que la química era menos que querer,

y nada comparado con amar.

 

Te tengo una noticia,

se puede dejar de amar y llegar hasta odiar.

 

Se puede dejar de querer y convertirse en simple cariño,

y llegar con el tiempo hasta olvidar.

 

En cambio, la química, te entra por el alma, pasa por el corazón,

se te mete en la sangre y empieza una conexión.

 

Donde los dos aún sin verse pueden tener sensaciones exactas.

Donde los dos aún sin hablar pueden transmitirse a la distancia.

  

Pueden transmitirse aflicciones, emociones y depresiones por situaciones que juntos pasan.

Siempre la química como ave volará y llegará hasta donde el otro pueda estar.

 

La química ahí siempre permanecerá,

y sólo muriendo uno la química morirá.

Eso es conexión de dos y se llama…

La química del alma.                                         

 

Música de fondo, Peaches and Diesel por Eric Clapton – Álbum, Slowhand 35th Anniversary

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *