Marrow, The Jumpin’ Bones. Blues desde Grecia

En estas colaboraciones especiales, que inicié el número pasado con la recomendación y revisión del cd compilado God Don’t Never Change: The Songs Of Blind Willie Johnson, Alligator Records 2016, trataré de mostrar productos, con ciertas características no tan comunes. Veamos hoy el caso del cd Marrow, de la banda griega The Jumpin’ Bones.

Y bueno, lo especial ahora es que no sólo se trata de un estupendo material de blues europeo, sino que el cd me fue enviado directamente desde Atenas por parte de Orestis Tsikouris, integrante de la banda. Un gesto que agradezco enormemente.

The Jumpin’ Bones

Es una banda que se autodenomina de rhythm & blues. Formada en Atenas, Grecia, durante el verano del 2014 por tres entrañables amigos de la infancia, Orestis Tsikouris (voz y armónica); Dimitris Dakopoulos (guitarra), y Konstantinos Aloupis (bajo). Después de varios años de exploración musical como grupo y en proyectos como solistas, además con la incorporación de Spiros Gavalas (batería), han descubierto un sonido propio.

A pesar del corto tiempo de formación, ya han recorrido exitosamente algunos escenarios de los mejores clubes en Atenas como el Six Dogs y el Half Note Jazz Club. Asimismo, han participado en festivales como el Ramones Tribute Festival en el Kyttaro Live Club, y el Blues to the Bone Festival: A Live Tribute To B.B. King.

A la par dentro de sus primeras presentaciones en vivo, han trabajado en el estudio con temas originales. Su álbum debut Marrow, fue publicado en poco tiempo, en noviembre de 2015, sólo algunos meses después de su formación, y ha recibido muy buenas reseñas tanto en casa como internacionalmente. Un ejemplo de esto es el artículo publicado en Blues Blast Magazine, en su edición del 11 de julio de 2016, de donde hemos tomado aquí algunas ideas:  http://www.bluesblastmagazine.com/the-jumpin-bones-marrow-album-review/.

Su sonido trae a la mente aquellas primeras bandas de rhythm & blues, pero con un ligero giro hacia el garage rock de los 60’s y al rockabilly. Sin embargo, la particularidad de su sonido está definido por un blues contemporáneo y un groove que incita a llevar el ritmo constantemente o bien a bailar.

The Jumpin’ Bones – Mellow Down Easy (Live @ Tin Pan Alley)

 

Marrow

En cuanto al cd, puedo señalar que desde el principio resulta muy agradable. La portada muestra un cráneo humano lateral en un fondo naranja. En general el diseño de arte es sencillo, pero me parece que funciona de maravilla. El contenido es de 7 piezas, de las cuales son 6 originales y un cover: T.I.N.A. Boogie, Spider Man, Stop Worrying Babe, Little Big Man, Drummers Heart Blues, Gonna Have To Pay y Hell I Feel Alright.

07_colaboracion1_2

T.I.N.A. Boogie, el disco inicia con un tema de Tsikouris/Dakopoulos muy poderoso en todos sentidos, se trata de un boogie, al estilo de ZZ Top, que tiene unos riffs de armónica sensacionales y una voz muy potente. De inmediato en menos de tres minutos el sonido de la banda en general, te atrapa.

Spiderman Theme, es el único cover de la obra, se trata de una pieza que tiene como base la original de los autores Bob Harris/Paul Francis Webster; pero a ritmo de boogie de la vieja escuela. Nuevamente la armónica le da un sonido sensacional, el despliegue de la instrumentación es soberbio, la base rítmica se mantiene perfectamente acoplada, haciendo que el escucha tenga la sensación permanente de pararse a bailar o bien a mantenerse ‘moviendo el esqueleto’.

Stop Worrying Babe, es algo que parece un breve respiro, que tiene unos estupendos obligados para darle entrada a los pasajes de armónica. Escrita por Tsikouris, y que se va desarrollando en un ambiente de blues clásico con un correcto diálogo entre la voz y la guitarra que mantiene un riff repetitivo pero seductor. El solo de guitarra a la mitad, es simple, pero extremadamente funcional.

Little Big Man, es un rock-blues con reminiscencias retro, como varios de los temas de la obra, pero en este caso muy al estilo de The Doors. La fuerza vocal del cantante es similar a la de Morrison, en su caso, la guitarra mantiene el tema de manera efectiva. Escrita precisamente por Tsikouris/Dakopoulos, cantante/armónica y guitarrista, y que tiene una parte intermedia con un matiz fabuloso que permite el lucimiento del bajo y la batería, complementada con exactos puntilleos de la guitarra y el lamento de la siempre bien aceptada armónica, para este estilo de piezas.

Drummers Heart Blues, otro rock-blues, pero ahora con un sonido más bien contemporáneo. El repetitivo e hipnótico riff de la guitarra en una de las dos partes rítmicas de la pieza, mantiene el interés a lo largo de la historia que cuenta la canción de cómo en un verano, una chica isleña le roba el corazón a un baterista. El cambio de ritmo es el toque fino del tema, que también fue escrito por Tsikouris/Dakopoulos.

07_colaboracion1_3

Gonna Have To Pay, escrita por Tsikouris, transita por el rockabilly y el boogie woogie, con una batería genialmente tocada, junto con su cómplice en el bajo, que también vuelven a sacudirnos. Es imposible mantenerse quieto, tiene un ritmo que nos llega hasta la médula (marrow). Nos hace disfrutar y pasar por un buen rato de música ligera y bien tocada, que tiene constantes llamados a los ritmos primigenios, pero que mantienen una frescura contemporánea.

Hell I Feel Alright, compuesta por Konstantinos Aloupis, es la pieza que da fin a la obra. Simplemente, nos deja sin aliento y con ganas de escuchar más. Es un blues lento, con su alto grado de sensualidad. El bajo camina con seguridad ante el paseo de las escobillas por la tarola, la guitarra acompaña con seguridad al cantante en su triste lamento, en donde se le escucha decir, entre otras cosas, “I’ve got nothin but my heart”.

Siempre será un placer escuchar blues de otros lugares diferentes al tradicional; encontraremos en él seguramente muchas similtudes, pero al considerarse la raíz de otros géneros, y al mezclarse con las características musicales de las diferentes partes del mundo, el resultado será un blues contemporáneo, reinventado, atractivo y refrescante que da la esperanza de que siga siendo una especie de lengua universal. ¿No lo crees?

07_colaboracion1_4

07_colaboracion1_5

The Jumpin´ Bones – Foto por Effie Traitse

Escucha “Marrow” aquí… https://open.spotify.com/album/6fFf371MmuTfIR8aj4pBIf

Fuente: http://www.thejumpinbones.com/http://www.bluesblastmagazine.com/the-jumpin-bones-marrow-album-review/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *