Del Wandering Blues al Blue & Lonesome

Aquí van dos discos con sabor stoniano de buen blues para la colección. Uno que tiene como protagonista a Mick Jagger, grabado en 1992 y que es un disco considerado como no autorizado. Por otra parte, la gran novedad de Sus Satánicas Majestades de regreso a las raíces, de regreso al blues, con su nueva producción discográfica oficial después de once años.

Wandering Blues

Es un disco que ostenta como título un tema de John Lee Hooker, “El blues del vagabundo”. La historia de este álbum inicia cuando Mick Jagger se interesó por una banda de blues rock originaria de Los Ángeles, California llamada The Red Devils, siguiendo una recomendación de Rick Rubin, quien estaba produciendo el tercer álbum en solitario de Jagger, Wandering Spirit, que fue publicado el 8 de febrero de 1993. Jagger visitó a The Red Devils en un lugar llamado ‘King King’, se subió con ellos al escenario en mayo de 1992 para tocar ‘Who Do You Love?’ de Bo Diddley, además de una versión al tema de Little Walter, ‘Blues with a Feeling’.

Un mes más tarde, The Red Devils fueron invitados a grabar algunos estándares de blues con Jagger, presumiblemente para su próximo álbum en solitario. Durante una sesión de trece horas en Ocean Way Recording en Hollywood, Jagger y los Devils grabaron trece canciones prácticamente en vivo. Jagger quería recrear el estilo espontáneo y áspero de sus temas favoritos del Chicago blues.

Cuando el disco oficial Wandering Spirit fue lanzado en 1993, no incluyó ninguna de las canciones grabadas con los Red Devils. Durante una breve gira por Inglaterra en marzo-abril de 1993, Jagger se unió a la banda para varias actuaciones y se habló de lanzar un álbum con las grabaciones de junio de 1992. Sin embargo, solo se incluyó una canción de la sesión, Checkin’ Up on My Baby, apareciendo en el álbum de Jagger, The Very Best of Mick Jagger, en 2007. Aunque las grabaciones no son de gran calidad, la presencia de Mick Jagger le da un toque especial y mágico al disco. Se disfruta, no sólo como en mi caso, por ser fan tanto de Jagger como del propio blues; sino porque se trata de un testimonio que reafirma el gusto del jefe Stone por la música de raíz.

Track List

1. Radio DJ Intro, 2. Mean Ol´ World, 3. You Better Watch Yourself, 4. Checkin´ Up On My Baby, 5. Still A Fool, 6. Ain´t Your Business, 7. Shake ´em On Down, 8. 40 Days, 40 Nights, 9. Dream Girl, 10. Evil, 11. One Way Out, 12 Blues With A Feeling, 13. Talk To Me Baby, 14. Don´t Go No Further, 15. Blues With A Feeling (Take II), 16. Dream Girl (Take III), 17. Evil (Take III), 18. Blues With A Feeling (Take IV), 19. Still A Fool (Take III), 20. One Way, 21. 40 Days, 40 Nights (Take II), 22. Little Red Rooster, 23. I´m A King Be (Take I), 24. Evil (Take I), 25. I´m A King Bee (Take II), 26. Outro

 

Blue & Lonesome

Todo un gran acontecimiento la aparición de este nuevo disco de los Stones, publicado apenas el pasado 2 de diciembre, un álbum que reúne 12 piezas de blues clásico, como en los viejos tiempos. Al respecto los propios Stones resaltan algunos conceptos en el librillo que acompaña a la histórica grabación.

Mick: “Todas estas canciones tienen antecedentes. Estamos ofreciéndoles nuestros respetos. Estamos llevando el blues hacia adelante y esperanzados por que se introduzcan a toda una nueva generación de fans. Nunca antes habíamos hecho un álbum como este; incluso nuestro primer disco tenía regrabaciones. Podríamos haber hecho esto en 1963 o en 1964, pero seguramente no sonaría como ahora. Es lo interesante de esta grabación que se ha hecho rápidamente. Refleja un momento en el tiempo -un tiempo y un lugar.”

Keith: “Si no conoces el blues… no tiene sentido pulsar una guitarra y tocar rock o cualquier otra forma de música popular. Cuando empezamos a tocar en Londres en 1962, principiamos con el blues de Chicago. Si queriamos el estrellato y la fama entonces ese no era el camino a seguir. Es una música aparentemente fácil para tocar, pero es muy compleja en realidad… ¿de dónde viene esto?

Charly: “No es técnico, es emocional. Una de las cosas más difíciles de todo es conseguir que ese sentimiento se trasmita.”

Ronnie: “Keith y yo nos comunicamos cuando estamos tocando mirandonos uno al otro. No trabajamos las piezas antes de la grabación. Sólo fue que las lanzamos.”

Track List: 1. Just Your Fool (Little Walter); 2. Commit a Crime (Howlin’ Wolf) 3. Blue and Lonesome (Little Walter) 4. All of Your Love (Samuel Maghett) 5. I Gotta Go (Little Walter) 6. Everybody Knows About My Good Thing (Miles Grayson, Lermon Horton) 7. Ride ‘Em On Down (Eddie Taylor) 8. Hate to See You Go (Little Walter) 9. Hoo Doo Blues (Otis Hicks, Jerry West) 10. Little Rain (Ewart G. Abner Jr., Jimmy Reed) 11. Just Like I Treat You (Willie Dixon) 12. I Can’t Quit You Baby (Willie Dixon).

12_coleccion1

Just Your Fool. El disco inicia con un gran tema que derrocha mucha energía, poniendo al frente la armónica bluesera de Mick, de inmediato el ritmo condiciona a prepararse para el disfrute. Muy apegado a la interpretación original del gran Little Walter. Una pieza corta en tiempo, ya que apenas rebasa los dos minutos, pero que podría considerarse un hit en cualquier época de la ya muy larga trayectoria de la legendaria banda.

Commit a Crime. El segundo tema es un tributo directo a otro gran bluesman, Howlin´ Wolf, esta vez, es un poquito desapegado al original, pero con un arreglo en el riff que suena muy stoniano, al igual, la voz es mucho más suave que la del inmenso ‘lobo aullador’, la armónica sigue dándole ese toque especial a la interpretación, haciéndola crudamente agradable.

Blue and Lonesome. Esta pieza, que da el título al álbum, es una más del gran Little Walter, se trata de lo que comúnmente llamamos un ‘bluesezaso’. Con toda la dosis requerida para ser considerado así. El ritmo hipnótico, con guitarras que languidecen ante una voz triste y solitaria que lanza un lamento muy recurrente en este tipo de blues lento.  ¡Genial!

All of Your Love. Con todo su amor por el blues, los Rolling nos entregan esta sensual y candente versión del tema original de Magic Sam. El piano acústico de Chuck Levell es preciso y sublime. La pieza no deja nada a la imaginación, el canto de Mick se eleva por el ambiente, creando todo un extraordinario ritual bluesero.

I Gotta Go. Es tiempo de boogie, precediendo al hijo predilecto, sí al rock and roll, y los Stones lo hacen bien en esta otra pieza de Little Walter. Mick se divierte poniéndole el toque lúdico con la armónica. La banda se recrea al igual, confirmando el asunto de que no todo el blues debe ser tristeza.

Everybody Knows About My Good Thing. Un éxito del cantantante norteamericano de rhythm and blues y soul, Little Johnny Taylor, es el tema en turno, pero en una versión bastante disfrutable. La contribución de Eric Clapton en la guitarra slide, le da un giro de calidad indiscutible a la versión. La banda se consolida con el estilo, y se proyecta competitiva en cuanto a la instrumentación. Brillan las guitarras de Richards y de Wood, haciendo buen trio con Eric.

Ride ‘Em On Down. Lo que mejor hacen los Stones, es su estilo muy especial y característico de rock-blues. Aquí lo reproducen de manera sensacional en este tema de Eddie Taylor, guitarrista norteamericano de Mississippi. La versión es explosiva, con las guitarras puntillosas de Wood y de Richards haciendo los riffs, rematada además con la armónica bluesera de Jagger.

 

 

Hate to See You Go. Llega un momento cumbre de la obra con esta canción de Little Walter, que nos vuelve a recordar que a veces menos, es más, un sencillo arreglo al original lo convierte en magistral. Matt Clifford aparece discreto en los teclados y en el órgano Hammond, pero lo que sobresale es la guitarra hipnótica (muy al estilo de la versión de Bo Diddley), y los ricos soplidos de la armónica.

 

 

Hoo Doo Blues. Una versión al original del guitarrista afroamericano Otis Verries Hicks, conocido como Lightnin’ Slim. Es un blues lento con una cadencia remarcada por la percusión de Jim Keltner, las guitarras entrelazadas a la armónica y la base rítmica son inmejorables. Y desde luego el trabajo vocal de Mick la hace superior.

Little Rain. Muchas fueron las piezas de blues simple y minimalista que hicieron de Jimmy Reed, uno de los maestros esenciales para aprender el género. Aquí los Stones presentan este tema muy poco conocido, pero con la esencia del cantante y guitarrista de Mississippi. Richards se recrea en la guitarra acompañamiento y que decir de Jagger con la armónica, sentida y puntual.

Just Like I Treat You. Una rola original del maestro Willie Dixon, grabada por Howlin’ Wolf, aquí la intrepretan de manera fabulosa, resultando en sí, toda una delicia. Para moverse y disfrutar por su ritmo brincón y pegajoso.

I Can’t Quit You Baby. Una más de Dixon, da el cierre a la obra. La pieza más larga del álbum, pero que se disfruta de principio a fin. Nuevamente la colaboración de Clapton le da un toque insuperable a la pieza, que más bien fue interpretada en su origen por Otis Rush. Tal vez, mi pieza favorita de un disco que se ha convertido en poco tiempo en uno de mis preferidos.

Músicos: Mick Jagger (voz y armónica); Keith Richards (guitarra); Ronnie Wood (guitarra); Charlie Watts (batería); Darryl Jones (bajo); Chuck Leavell (piano acústico, hammond B3), Matt Clifford (piano wurlitzer, hammond B3), Jim Keltner (en 9 percusiones); Eric Clapton (en 6 y 12 guitarra y guitarra slide).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *