Entrevista a Humberto Fierro (Beto’s Blues Band)

Músico, compositor e ingeniero. Ocurrente y observador. Narrador urbano y creador de un estilo único e irreverente, con un legado de canciones que van más allá del chascarrillo y nos dejan dulces reflexiones como postre de su canción. Polémico y controversial, pero auténtico.

Música sin máscaras líricas o con disfraz intelectual, claro, simple y directo. Así es la música que hace Beto para su banda. Ha creado su propio estilo, y en él habita naturalmente siempre crítico.

En sus años tempranos forma FBI, donde empieza a componer música de rock. Ahí nace su primer blues para satisfacer una necesidad de hacer música diferente y de crear un estilo definido. Esto le lleva a fundar la Beto’s Blues Band.

La Entrevista

CB: ¿Cómo surge tu interés por la música y el blues, en particular?

Beto: Inicié un poco mayor en la música y fue debido a los instrumentos musicales que se regalan en navidad. Aprendí a tocar de manera autodidacta, mi primer instrumento musical en forma fue un órgano y pasaba todas las tardes tocando más que nada la música que escuchaban mis padres. Recuerdo en especial algunas piezas de José Alfredo, Juan Gabriel, Roberto Carlos e incluso de Cri-Crí. De hecho, también ahí empezó mi gusto por la electrónica, haciendo experimentos para grabar en cassete mis canciones favoritas.

Mi primer encuentro con el blues fue gracias a la guitarra, la cual cambié por el órgano. La escala pentatónica, la nota blue, mágica, excitante, irreverente, sin respeto a los mayores ni menores, me atraparon, y creo que desde ese momento adopté el blues como mi lenguaje.

CB: ¿Cuál fue el camino para llegar a la formación de la Beto´s Blues Band?

Beto: Aunque pasé un buen rato tocando en bandas comerciales, siempre tuve la inquietud de hacer mi música, y fue motivo por el que junto con mis hermanos inicié FBI que fue una banda de hard rock y heavy metal original. Con ellos compuse mi primer blues formal, El Blues de 5 cuerdas. Llamado así debido a que cuando hice el riff de la canción, use una guitarra con la primera cuerda rota.

Seguí componiendo más canciones, que ya se alejaban del género que tocábamos, y empezó mi primer conflicto, ya que en FBI el vocalista era mi hermano y yo sólo tocaba guitarra y componía. Mis rolas ya eran muy “soft” y “cursis” para ellos, así que tuve que empezar a cantar para que mis canciones existieran. Así nació la BBB, más por necesidad que por gusto.

CB: ¿Qué encontramos, en la música y letras, en este proyecto de la banda?

Beto: Soy un observador empedernido, un creador de métodos, un experimentador en cabeza propia, disfruto mucho de mis momentos a solas y perderme en mis ideas.

Cada canción para mi es una hija, la cual se va gestando en mi cabeza y lo doloroso es precisamente el parto, el momento en que empiezas a buscar ideas, palabras que vayan enlazadas y van naciendo sobre la guitarra y papel, realmente la música y la letra de mis canciones nacen simultáneamente. El ritmo conduce a las palabras y viceversa, soy amante de buscar palabras exactas, de rimar, de usar el ingenio, de los finales inesperados, de la narrativa musical. Odio las canciones burdas, la rima fácil y las palabras metidas con calzador en una canción. El tema puede ser cualquiera que me fecunde la cabeza.

CB: ¿Cuál es la alineación actual de la BBB?

Beto: Debido a que la BBB es un proyecto de carácter cuasi personal, he recurrido a formar la banda con amigos. Todos han aportado algo a alguna canción o a mi forma de ver la música, pero al final termina siendo Beto.

Mi soporte vocal esta a cargo de Dany Salas, una niña súper talentosa que también tiene sus rolas. Pablo es mi baterista, un chavo con muy buen sentido musical y bastante creativo. Leo en el bajo, ha dado un soporte y aporte a las canciones, él es músico de carrera y también un joven bastante ingenioso para sus líneas. Eventualmente y cuando hay soporte monetario, me gusta incluir a otro joven talentoso, Guillermo Mayer quien me apoya con guitarras rítmicas y líder.

Beto’s Blues Band

Blues mexicano enraizado en San Luis Potosí, regado con pulque, colonche y mezcal, con notas de urbanidad y aroma a cantera mojada. La banda BBB es una amalgama de lírica aguda y amigable de introspección y viceversas, de hipermexicanidad y orgullo por nuestro idioma. Adopta formas extraordinarias. Politemático, hipoalergénico, diverso y disperso. Nos lleva del gusano de mezcal al conejo de la luna en un abrir y cerrar de canciones, que son auténticos parpadeos estroboscópicos y pensamientos frenéticos.

Canciones que se pierden en una nota de guitarra de blues, y una voz de aguardiente que nos deja muy claro el lugar que ocupa en el panorama del blues en México. Música apta para público de todas las edades, influenciada por los maestros afroamericanos y los más contemporáneos exponentes del blues en castellano, con fuertes matices de Latinoamérica.

CB: ¿Cuáles son sus producciones discográficas?

Beto: En este momento tenemos: “Soy tu hamburguesa”; “Tu mugroso”; “Abusemos del amor”; y “Karma para dos”. Nuestro quinto proyecto que esta por salir se llamará, “Quédate”.

CB: ¿Qué proyectos alternos viven día a día con Beto Fierro?

Beto: Tengo mi negocio de mantenimiento a equipo musical. Soy mi propio ingeniero de audio y grabación. Soy un coleccionista insaciable de guitarras y amplificadores. Cuando hay amor me entrego. El aeromodelismo es otra de mis pasiones.

CB: ¿Dónde podemos encontrar información de las actividades de Beto como solista, y de la banda?

Beto: Principalmente publico en Facebook en la página Beto´s Blues Band; en mi Face personal, Humberto Fierro (Betos Blues); y en tweeter Betos Blues Band.

CB: Sabemos de tu gusto por impulsar a niños en la música, ¿Nos compartes las letras de tres canciones infantiles de tu autoría?

Beto: Aquí van, Bella La Princesa, El Gran Conejo, además ¿Y Los Niños?…

CB: ¿Cuáles son tus comentarios al respecto del blues en tu región (S.L.P.), y ¿Cómo lo ves a nivel nacional?

Beto: Creo que San Luis Potosí ha dado motivos para ser un punto clave del blues nacional. Desde Real de Catorce que primero conocí a la banda y después el lugar mágico. Mi primera influencia, obviamente, es Monroy Blues a quienes escuché por primera vez en un Festival de la Media Luna. Y pues es una banda con voz propia, Martha Monroy es una verdadera bruja que te hechiza cuando sube al escenario y comienza a cantar. Luis ni se diga, uno de los mejores pianistas de blues que he conocido.

Tenemos también haciendo mancuerna a Los Blueserables, con mi amigo Roberto Rivelino, quien tiene una calidad bastante reconocida, tanto en la armónica como en sus letras. Y ya en el carácter más de blues rupestre en San Luis, tenemos también mata de donde cortar con mi amigo Marcos Blues, Eddy Palomares, Paco Muñiz, Sidharta Rupestre, Juan Tambores, etc.

A nivel nacional creo que vamos por buen camino, me gustan las bandas que van surgiendo con sus propuestas originales y utilizando el idioma español, cada vez veo mas seriedad y compromiso en letra y música.

Actualmente tenemos más calidad y acceso a la tecnología, lo que nos permite invertir en experimentación y formas.

CB: ¿Deseas enviar algún mensaje a los lectores y editores de Cultura Blues, en este nuestro 6º Aniversario?

Beto: Un abrazo muy fuerte a todas las personas que colaboran en la revista, que todos quienes estamos involucrados con el blues leemos y disfrutamos. En especial a José Luis García y a María Luisa Méndez. Gracias por abrir espacio al blues que se está gestando en México y por apoyar las propuestas originales. Larga vida a Cultura Blues.

Beto’s Blues Band – Karma para dos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *