Cuero, tripas y madera

Los materiales que sirven para producir sonidos son de origen natural animal o vegetal, así otro ser, sensible y diestro, establece un puente en el instrumento, a través del sonido, para que el espíritu del ser vivo que alguna vez fue se manifieste nuevamente.

A Drummer rehearses outside…

Cat Stevens

Sin ritmo y sin melodía no existiría ningún tipo de comunicación, destacaremos, sólo por hoy, dos instrumentos ligados al blues, la guitarra y la batería instrumentos populares y representativos del blues; detrás de cada uno de ellos han surgido virtuosos e innovadores, que los han elevado a niveles de éxtasis, no vamos a intentar nombrarlos, sería inagotable, injusto y hasta egoísta, todos tenemos a nuestros favoritos admirémoslos incondicional y devotamente; tampoco nos olvidamos de los demás instrumentos a los que iremos haciendo su respectivo reconocimiento en los próximos números de Cultura Blues.

La batería

El formato actual de la batería empezó a conformarse desde finales del siglo XIX, se tocaba una combinación de bombo, tarola, platillos y tom toms, y se agregaban sonidos complementarios con panderos, castañuelas, triángulo y todo lo que pudiera golpearse. El set moderno se completó cuando se diseñaron los pedales para el bombo, los contratiempos durante los 1920’s.

El ritmo cobija a todos los instrumentos, los enmarca, los dirige, es el alma de cualquier canción, es la primera parte del sentimiento que transmite.

Los fundamentos de la batería son simples: con los pies se toca el bombo y los contratiempos, para crear la base de los ritmos; el baterista agrega la tarola con la mano izquierda, con la mano derecha los contratiempos o los tambores.

La guitarra

La progresión armónica del blues es extraña, se toca en acordes que todos son dominantes con séptimas (Verbigracia A7, D7, y E7 para el tono de A), gira en torno, valga la redundancia, a la escala de blues, la cual es una escala menor pentatónica (cinco tonos), con una nota extra; un semitono más baja a la quinta conocida como la Blue Note, los intervalos serían 1, b3, 4, b5, 5, b7, en la escala de C sería, C, Eb, F, Gb, G, Bb, es una escala pentatónica de seis notas. ¡Wow! ¡Todo en el blues es bizarro!

Con todos los elementos descritos hasta ahora se han compuesto e improvisado obras maestras, llenas de ingenio, sensibilidad y creatividad inagotables; cargadas de historia y vivencias de los afroamericanos y que, generosamente, han compartido con todo el mundo. Vaya pues un homenaje y reconocimiento a los bateristas, guitarristas y sus instrumentos que nos han hecho y nos harán pasar momentos vibrantes e intensos de goce y alegría.


En el número 74 de julio de 2017, tenemos entre muchas otras cosas, destacados artículos dedicados a tres bateristas, tres guitarristas y dos incansables promotores del blues y jazz en México. Sí, en algo inusual en la historia de la publicación, tenemos al principio en la Portada a un joven baterista, Cedric Burnside, que estará precisamente en la octava edición del Festival Internacional Salvabluesjazz 2017. El artículo en su honor y a su proyecto, puede leerse en Blues a la Carta. El segundo artículo sobre bateristas es acerca del legendario Sam Lay en ¿Quién Lo Dijo? Y en el tercero, tenemos en Lado B, a Fred Below, gran maestro de muchos otros en Chicago.

Las columnas dedicadas a guitarristas en esta edición corresponden a Planeta Blues con Jeremy Spencer, uno de los fundadores de Fleetwood Mac; en Especial de Medianoche, tenemos al legendario Jimmy Reed, y en De Colección, la reseña del disco póstumo de Chuck Berry.

Las entrevistas en Huella Azul son para Jorge “George” González, pilar del proyecto de difusión de blues-jazz-rock y otras músicas: Foro Intercultural Imagina Radio y TV de Saltillo; y para el Dr. Vicente Corona, personaje fundamental en uno de los festivales internacionales de jazz y blues más importantes de los últimos tiempos en México, del Festival Internacional Salvabluesjazz.

Además, la edición cuenta con las columnas fundamentales de Sesiones desde la Cabina: Estándares del jazz con sonido contemporáneo, Transparente de Iraida Noriega y Esteban Herrera Trío; Los Versos de Norma: Lo que nunca te dije; En Video: Martin Scorsese, musical. Parte 1; Colaboración Especial: Matus Blues; Suplementos: Blues contemporáneo junio 2017, y 100 temas de blues fundamentales 1ª parte.

Como cereza en el pastel, tenemos la amplia galería fotográfica de Rafael Arriaga en Cultura Blues de Visita en tres diferentes conciertos de El 61, uno en el Zinco Jazz, y uno más en el Centro Cultural José Martí. La Agenda está llenita con los carteles de los próximos festivales.

¡Hasta el próximo número!

José Luis García Fernández

1 de julio de 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *