Martin Scorsese, musical. Parte 1

La relación de amor entre la música y el director de cine, Martin Scorsese se remonta a una tarde de 1958 en la que siendo muy joven se topó en el radio con C. C. Rider de Lead Belly.

 

 

Poco después de aquel encuentro radiofónico Scorsese vio en vivo a Bo Diddley y su mundo volvió a tambalearse. Con 28 años de edad, el director neoyorquino participó en la producción del mítico documental sobre el festival de Woodstock, aquella sería su primera aproximación profesional a la música.

The Last Waltz (1978)

En 1978 Scorsese graba el concierto con el que se despide The Band, la agrupación que acompañó a Bob Dylan cuando el legendario músico se electrificó. Para muchos es uno de los mejores conciertos de la historia con la participación de músicos como Van Morrison, Neil Young, Joni Mitchel, Paul Butterfield, Eric Clapton, Ringo Starr, Muddy Waters, Mavis Staples, Dr. John, Ron Wood, Ronnie Hawkins, Neil Diamond, y muchos más.

The Last Waltz – Trailer 1

The Last Waltz – Trailer 2

Siempre me consideraré un privilegiado por haber estado allí, por filmarlo y por ofrecerlo de vuelta a la gente, fue un momento definitivo para mí“, confesaría años después sobre el documental. El último vals no es un concierto de despedida, es un concierto de celebración por una generación inolvidable y eterna dentro de la historia de la música norteamericana.

Eric Clapton: Nothing But The Blues (1995)

 

Después de grabar a The Band, Scorsese dirigió el video musical Bad de Michael Jackson en 1986. Y tras este trabajo comenzó un receso musical de casi diez años, hasta que colaboró con Margaret Bodde en un documental sobre Eric Clapton llamado Nothing but the Blues.

El film mezcla actuaciones de Clapton con fotos y viejas presentaciones del bluesman. “Clapton es uno de mis músicos favoritos y sigo escuchando todo lo que hace“, comentó recientemente al ser cuestionado por sus gustos musicales.

Nothing but the blues – Parte 3

 

Nothing but the blues – Parte 4

 Algunas de las canciones que aparecen en la obra son “Early in the Morning”, “Five Long Years” y “Crossroads”.

Feel Like Going Home (2003)

Tras de los acontecimientos del 11 de septiembre, Martin fue uno de los múltiples directores que participaron en la grabación del concierto para los héroes de Nueva York, y en 2003 se embarcaría en su gran proyecto musical: grabar la historia del blues.

El director neoyorquino produciría una seria de siete documentales con otros tantos directores sobre este género musical que tanto le apasionó siempre. Su nombre fue: Martin Scorsese Presents: The Blues. A Musical Journey. “Lo de Clapton nos dio la perspectiva para este proyecto”.

Cada director que participó tenía una profunda conexión con esa música y cada uno afrontó el tema desde su perspectiva personal: The Soul of a Man de Wim Wanders; The Road to Memphis de Richard Pearce; Warming by The Devil’s Fire de Charles Burnett; Godfathers and Sons de Marc Levin; Red, White & Blues de Mike Figgis; Piano Blues de Clint Eastwood; y Feel Like Going Home del propio Martin Scorsese.

“Si ya conoces el blues, entonces tal vez estas películas te darán una razón para volver a él. Y si nunca lo has oído, y resulta ser tu primera vez, puedo prometerte que: su vida está a punto de cambiar y mejorar”.

Martin Scorsese Presents: The Blues – A Musical Journey – Trailer

 

Feel Like Going Home – Extracto

En Feel Like Going Home, Martin Scorsese recorre un camino desde las orillas del río Níger en Malí, a los campos de algodón y juke joint del Delta del Mississippi para rastrear los orígenes del blues en una combinación lírica de presentaciones originales (incluyendo a Corey Harris, Willie King, Taj Mahal, Keb’ Mo’, Otha Turner, Habib Koité, Salif Keita, y Ali Farka Toure), y escenas raras de archivo.

Continuará…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *