A 100 años del padre del “Boogie Chillen”

Tenía unos 15 años cuando escuché por primera vez una canción que literalmente me enchinó la piel, el ritmo de la guitarra y el golpeteo ese que yo no entendía de dónde provenía, y esa voz vibrada de un hombre sentado que conocí por la portada del disco en mis manos, simplemente me impacto, era John Lee Hooker.

Clarksdale es una ciudad que forma parte del Condado de Coahoma, Mississippi, situada a la orilla del río que lleva el mismo nombre, que en su profundidad esconde una larga historia de injusticias sociales marcada por la esclavitud en los campos de algodón y discriminación racial, y que, además, se distingue por ser la cuna de muchos de los grandes músicos de blues, entre ellos, John Lee Hooker.

Hooker nace el 22 de agosto de 1917, y aunque él mismo cambiaba continuamente su fecha de nacimiento afirmando que había nacido en 1915, en 1920 ó en 1923, la versión más oficial es la de 1917.

Su familia conformada por sus padres William Hooker y Minnie Ramsey, él, y sus seis hermanos, fueron una familia que se desarrolló en un ambiente religioso, toda vez que su padre era pastor de la iglesia baptista, y por ende, la música permitida en casa sólo era la religiosa.

John Lee Hooker, como muchos bluesman, también vivió una ruptura familiar, en 1928 sus padres se separan y él es el único de todos los hermanos en quedarse con su madre, quien posteriormente establece una relación con William Moore, un músico que a la postre seria quien influenciaría a Hooker a adentrase en el mundo del blues pues gracias a él conoció a grandes bluesman como Blind Lemon Jefferson o Charlie Patton, Snooky Pryor y Jimmy Rogers.

A partir de 1931, John Lee se convirtió en un vagabundo, su primer destino Memphis donde tocó en algunos lugares sin pena ni gloria; de ahí en 1935 se trasladó a Cincinnati donde tuvo diversos trabajos, pero musicalmente tampoco pudo hacer mucho pues se limitaba a tocar con grupos locales de góspel; posteriormente en 1943 se traslada a Detroit donde se establece al casarse, por las mañanas trabajaba como conserje o en una fábrica de automóviles “Chrysler”, y por la noche tocaba en fiestas privadas o en clubes de clase trabajadora, en uno de ellos, conoce a T- Bone Walker, quien se dice, le obsequió su primer guitarra eléctrica.

Una vez establecido en Detroit conoce a Bernard Besman, dueño de Sensation, una pequeña empresa discográfica, quien le da la oportunidad de grabar su primer éxito en 1948 “Boogie Chillen”, una canción que según las palabras del propio Hooker, estuvo inspirada en el ritmo de una canción que tocaba su padrastro Will Moore, descrita por Bill Dahl un crítico de música, como “el blues más primitivo en la escena musical de ese entonces”, con voces obscuras y ruminativas de Hooker, respaldadas por su guitarra resonante ampliamente amplificada con una figura rítmica de conducción centrada en un acorde y pateando con insistencia.

En septiembre de 1948, Besman organizó sesiones de grabación para Hooker únicamente con su voz, la guitarra amplificada y el golpeteo de sus zapatos o tapping que provenía de los tapones de las botellas atados a las suelas y para hacer un sonido más completo colocó un micrófono en una tabla que colocó debajo del pie de Hooker, y que logró crear un efecto de cámara de eco primitivo al alimentar el ritmo del pie en un altavoz en un inodoro a su vez devuelto a un altavoz en el estudio frente a la guitarra de Hooker dando un sonido más ambiental.

John Lee Hooker – ‘Maudie’ y ‘Tupelo, Mississippi’

A pesar de que Besman tenía su propia discográfica, Sensation Records, licenció “Boogie Chillen” a Modern Records, con sede en Los Ángeles. El 3 de noviembre de 1948, fue lanzado nacionalmente y Hooker comentó sobre su aceptación inmediata: “La cosa se incendió, estaba sonando por todo el país“.

Debido a la respuesta, en Nashville, Tennessee, la estación de radio WLAC , cuya frecuencia llegaba a quince estados incluyendo algunos de Canadá, tocó la canción diez veces durante una noche de difusión. Entró en el Billboard Race Records el 8 de enero de 1949, donde permaneció durante dieciocho semanas, y alcanzó el número uno el 19 de febrero de 1949.

Se convirtió en el récord más popular de 1949 y logró vender un millón de copias, una experiencia similar a la de 1950 con la canción de Muddy Waters “Rollin ‘Stone“. La popularidad de la canción permitió a Hooker abandonar su trabajo en la fábrica y concentrarse en la música, con “Boogie Chillen” había nacido entonces el hijo consentido del blues, el boogie, su padre: John Lee Hooker.

Boogie Chillen” fue una canción inspiradora para muchos músicos, Bo Diddley dijo que fue la primera canción a la que le prestó atención, Buddy Guy comentó en alguna ocasión “…eso fue lo primero que aprendí a tocar y que sabía que sonaría bien cuando alguien la escuchara…”, años más tarde, Buddy Guy grabó una versión de “Boogie Chillen” junto a Junior Wells en un álbum titulado “Alone & Acoustic”; igualmente Albert Collins también recordó que fue la primera canción que aprendió a tocar.

Buddy Guy & Junior Wells – ‘Boogie Chillen’

En el libro “Hound Dog: The Leiber & Stoller Autobiography”, Jerry Leiber habla sobre su experiencia al escuchar esta canción por primera vez: “…Trabajaba en una tienda de discos llamada Norty’s en 1950 aún estando en la escuela secundaria. Lester Sill, gerente de ventas de Modern Records, entró en la tienda y comenzó a ponerme varios demos, confundiéndome con el dueño de la tienda. Me encantaba la música porque me recordaba el programa de radio de Hunter Hancock…” y sobre “Boogie Chillen” comenta: “…De repente, la epifanía volvió a explotar, se expandió, y me golpeó en el culo…” Esta experiencia reafirmó su ambición de escribir canciones algún día. En los años siguientes, Lester Sill se convirtió en el mentor de Leiber y Stoller al entrar en el negocio de la música.

Boogie Chillen” fue el tema de una demanda contra el grupo ZZ Top, toda vez que Hooker primero grabó “Boogie Chillen” en 1948, lo hizo de nuevo en 1950 y por una tercera vez en 1970 con Canned Heat.

Canned Heat – Hooker ‘N Heat – 17 – Boogie Chillen Part 1

Hooker y su socio Bernard Besman, formaron la editorial La Cienega Music, y registraron cada una de las tres versiones con la US Copyright Office. El grupo ZZ Top lanzó “La Grange” en 1973, por lo que en 1990 La Cienega Music entabló la citada demanda, siendo un gran misterio el por qué se esperó tanto tiempo para ir a la corte, sin embargo, el pleito siguió, se presentaron en 1991 en el Tribunal Central del Distrito de California.

Lo que en un principio parecía a simple vista un pleito de infracción de derechos de autor, acudiendo al tribunal para aclarar si “La Grange” era similar a “Boogie Chillen“, desviándose la litis tramitada ante el Tribunal de Apelaciones del Noveno Circuito de California sin siquiera lidiar con la cuestión de si “La Grange” se derivaba de “Boogie Chillen” (lo que obviamente si era), concentrándose únicamente si “Boogie Chillen” ya había caído en el dominio público cuando ZZ Top hizo su grabación.

El Congreso finalmente resolvió que Besman no renovó los derechos de autor de la canción por un segundo periodo de 28 años por lo que “Boogie Chillen” pasó a ser del dominio público, liberando a ZZ Top de la obligación de pagar las regalías correspondientes, llegando a un arreglo pacífico entre las partes.

ZZ Top – La Grange

Según All Music Guide hay 138 versiones de “Boogie Chillen“, sin embargo, hay bandas que tomaron el riff básico de la canción, añadiendo algunas letras, por ejemplo, “Woodstock Boogie” de Canned Heat y su “Fried Hockey Boogie“, son esencialmente “Boogie Chillen“. Luego está la segunda parte de “Chateau LaFitte Boogie” de Foghat donde se rompen en el riff de Hooker como si lo poseyeran.

Existen canciones que se pueden derivar de la composición original de Hooker, Junior Parker hizo una llamada “Feelin’ Good“; Sammy Lewis “Feel So Worried” y quien podía olvidar a Slim Green y los Cats de Fresno con “Old Folks Boogie“. El riff de boogie de Hooker también aparece en “Spirit In the Sky” de Norman Greenbaum y Zeppelin lo trabajó en su “Whole Lotta Love” medley en la mayoría de sus shows en vivo de 1970 a 73, y la lista continúa desde Hastings Street hasta el Swing Club de Henry y The Way Back Studios.

Canned Heat – Woodstock Boogie-Part 1

En el año de 1985 “Boogie Chillen” fue inducida en el Salón de la Fama en “The Blues Foundation”; en 1999 recibió el “Grammy Hall of Fame Awards” y se encuentra en el Salón de la Fama del Rock and Roll.

John Lee Hooker – Boogie Chillen original 1948 version

La letra es una autobiografía que narra la vivencia de Hooker al llegar a Detroit en 1943 y enfrentarse a lo que sería su nueva vida, dejando atrás su empleo en una cadena de montaje en una fábrica de Chrysler, sin saber que en su destino estaría marcado ser el ‘Rey del Boogie’, a través de su pequeña hija, la canción “Boogie Chillen”, cuya historia me permití contarles a manera de un pequeño homenaje que le hago al maestro John Lee Hooker conmemorando sus cien años de nacimiento.

“Boogie Chillen”

Well, my mama she didn’t ‘low me,

just to stay out all night long.

Oh Lord.

Well, my mama she didn’t ‘low me,

just to stay out all night long.

 

I didn’t care what she didn’t ‘low,

I would boogie-woogie anyhow.

 

Well, hey hey

When I first came to town, people

I was walking down Hastings Street

I heard everybody talking about Henry’s Swing Club

I dropped in there that night

I did the boogie. I did the boogie, boogie

I did the boogie. Yeah, hey hey.

 

One night I was laying down,

well I heard, my mama and papa talking

about the boogie.

 

Do you wanna boogie?

Do you wanna boogie?

Do the boogie now.

Hey hey hey hey.

 

I’m gonna tell you something,

one night when I was laying down.

I heard, I heard, I heard…

Do the boogie…

Feel good, feel good, feel good,

feel good…

Feel… feel… feel… feel… feel…

Thank you…

Bueno, a mi mamá no le importaba,

que anduviera fuera toda la noche,

Oh Señor.

Bueno, a mi mamá no le importaba,

que anduviera fuera toda la noche,

 

No me importaba que lo hiciera,

De todos modos, yo hacía el boogie-woogie.

 

Bueno, hey hey

Cuando llegué por primera vez a la ciudad, familia

Caminaba por la calle Hastings

Oía hablar a todo el mundo del Henry’s Swing Club

Le llégué al lugar esa noche

Hice el boogie. Hice el boogie, boogie

Hice el boogie. Sí, hey hey.

 

Una noche al irme a dormir,

escuché a mi mamá y mi papá hablando

sobre el boogie.

 

¿Quieres ir al boogie?

¿Quieres ir al boogie?

Haz el boogie ahora.

Hey hey hey hey.

 

Voy a decirte algo

una noche, cuando me iba a dormir.

He oído, he oído, he oído…

Que haga el boogie…

Para sentirme bien, sentirme bien, sentirme bien,

sentirme bien …

Sentir… sentir… sentir…  sentir… sentir…

Gracias…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *