Shuggie Otis: El príncipe en el trono

Entrevista con el gran Shuggie Otis, uno de los míticos músicos de blues, soul y rock.

“El blues representa para mí, ante todo, a mis ancestros de color,

y a la música que tocaban en los campos de algodón.

Mucha de esa música tenía que ver con cosas cotidianas”.

Shuggie Otis

Nació en Los Ángeles, California, es el hijo del pionero del rhythm & blues, músico, líder de banda y empresario, Johnny Otis, y de su esposa Phyllis. Otis, conocido principalmente como guitarrista, también canta y toca varios instrumentos. Mientras crecía y estaba fuertemente influenciado por muchos músicos de blues, jazz y r&b en el círculo cercano a su padre Johnny, comenzó a girar hacia la música popular de su generación como a la de Sly Stone, Jimi Hendrix y Arthur Lee.

En 1969, Al Kooper pidió a Otis que fuera el invitado principal en la segunda entrega de la serie de álbumes, Super Session, que había incluido previamente a Stephen Stills y a Mike Bloomfield. Otis lanzó más tarde su primer álbum en solitario titulado, Here Comes Shuggie Otis para la Epic Records.

Esto estableció su reputación y lo catapultó a la atención de B. B. King, quien lo citó en un número de 1970 de la revista Guitar Player diciendo que Otis era “su nuevo guitarrista favorito“. Algunos de los artistas con los que alternó, tocó y grabó, durante ese tiempo incluyen a Frank Zappa, Etta James, Eddie Vinson, Richard Berry, Louis Jordan y Big Mama Thornton, entre muchos otros.

El álbum de Otis más destacado, fuer su segundo disco para la Epic Records en 1971, Freedom Flight, que contó con su éxito “Strawberry Letter 23”. En 1974, Otis lanzó Inspiration Information, su tercer y último álbum. El álbum había tardado casi tres años en terminarse. Tras el lanzamiento de éste, Otis fue abordado por Billy Preston en nombre de The Rolling Stones, pidiéndole que se uniera a la banda para su próxima gira mundial. Él rechazó la oferta, prefirió la oportunidad de trabajar con Quincy Jones para que le ayudara a producir su siguiente álbum. Después de una serie de rechazos similares, Otis se ganó la reputación de “tomar su tiempo“, y su contrato de grabación con Epic Records fue anulado.

Las obras acreditadas a Otis de mediados de los años 70’s, fueron como músico de sesión para los proyectos discográficos de su padre. Otis aparece en cada una de esas grabaciones, así como en Alligator Records presenta West Coast Blues. Sony Music lanzó en abril de 2013, un doble CD Inspiration Information / Wings Of Love.

La entrevista.

Michael: ¡Hola, Shuggie! ¿Cómo estás? Tu padre, era un buen amigo mío… y ahora estoy feliz de hablar contigo.

Shuggie: Eres una de las personas con las que no había podido tener una entrevista, ¡realmente quería hacerlo! ¡Así que me alegro de que lo estoy haciendo ahora! ¡Realmente, siento que estamos haciendo esto ya muy tarde, porque quería haberlo hecho mucho antes! Por desgracia, he estado muy agitado y loco, teniéndo que ir de gira. Mañana voy a volver a Europa, y luego salgo de nuevo para hacer una cosa de televisión en el show de Jimmy Fallon. Luego vamos a tocar a Toronto, regresar a los Estados Unidos y hacer una gira por aquí. Después de eso estamos fuera por dos meses, de un descanso bien merecido, y volvemos otra vez en julio. Así que, espero que sea cuando vaya a Grecia. ¡Me encantará ver Grecia! Está en mi sangre, sabes.

Michael: ¡Exactamente! Giannis Alexandros Veliotes…

Shuggie: Sí, ese es mi nombre… ¡mi verdadero nombre! ¡Empecemos!

Michael: En primer lugar, hablemos de tu álbum. ¿Cuáles son las diferencias, y cuáles son las similitudes con las antiguas grabaciones?

Shuggie: No creo que haya mucha diferencia. Excepto, quizás, del hecho de que voy a hacerlo en vivo, y que incluiría a otros músicos, que no son de mi propia banda. Esto me incluye y también a mi hermano, en la batería. Mi papel principal está en la guitarra. Hay también, un bajista, un tecladista, que también canta, dos saxofones y una trompeta. Me encanta, es genial y no va a ser muy diferente, creo. ¡Es, en esencia todavía “yo”! Creo que atraerá más a mucha gente… con suerte. Pero, de cualquier forma, la idea que tengo, el modo en que hago las cosas no apunta a una multitud. Por lo tanto, quiero invocar a esa multitud, que le gusta este tipo de música. Tal vez, esa es la razón por la que nunca lo hice muy grande, ¿sabes? Tengo el conocimiento para hacer eso, para hacer una grabación caliente, porque entre más caliente, se venderá mejor. Aunque, mi corazón nunca estuvo en eso. Tuve que hacer covers hasta que apareció “Strawberry Letter 23”. En ese entonces realmente quería escribir una canción pop. Pero no me parecía que alguien más se interesara en tocarla algún día o que iba a llegar adónde llegó. No tenía idea de que esto iba a suceder, pero fue de verdad, se convirtió en un éxito pop.

Michael: Honestamente, ¿qué es lo que más extrañas de tus primeros días cuando empezaste, allá por los años 60?

Shuggie: Bueno, que había una vida tranquila que no ahora no se ve. A la edad de 15 años, digamos, el ambiente no era tan pesado. Pero a mis 20 años esto comenzó a cambiar, entre los años 70 y los 80, creo. La tecnología comenzó a tomar el mundo y la computadora fue la próxima superestrella. Tal vez, eso fue bueno para nosotros los músicos, porque Internet nos comenzó a ofrecer publicidad rápida. Así fue en realidad, como pude reunir a una banda y hacer una gira a Europa en noviembre pasado, durante dos semanas y luego otra vez.

Sólo quiero seguir trabajando en las giras y grabar mucho más seguido. Lo que quiero decir es que deseo tener algo nuevo cada dos meses, por ejemplo. No quiero dar el nombre de la compañía discográfica porque no he hecho los papeles; todavía no hemos firmado nada. Pero, estamos hablando de hacer algunos videos en vivo para preparar una película, algo como una biografía sobre mí. Cuando surgieron con esta idea estaba un poco asustado, pero sé que la gente escribe sobre mí en los libros; así que quería mostrar la historia real sobre mí. No tendría que actuar ni nada, así que pensé “¿Por qué no?”. No me gusta actuar, porque no quiero ser un actor, pero me gusta el hecho de que pueda lograr una idea para filmarla, algo que no he hecho desde 1999. Tengo un par de historias, en realidad. Esto es algo también muy importante para mí. Quiero conseguir escribir más de estas historias; novelas, cuentos, videos o cortometrajes, incluso una película. Esto es como un hobby para mí, no lo considero un negocio.

Michael: Shuggie Otis lleva la música hacia nuevas direcciones entre el blues, soul, rock y más allá… pero ¿Qué significa para ti el blues?

Shuggie: El blues representa para mí, ante todo, a mis ancestros de color, y a la música que tocaban en los campos de algodón. Mucha de esa música tenía que ver con cosas “cotidianas”. Cantar después de un duro trabajo, era como una celebración para nosotros. Una celebración por la vida. Desde las líneas más bajas hasta las más altas. El blues es toda una gama de cosas, como dijo B.B. King. Lo que me gusta en el blues, es el hecho de que es una música sincera como lo es también cierta música pop. Esta no es necesariamente popular, pero significa algo para el alma. Quiero tener esa clase de sensación también. Creo que este nuevo álbum va a tener eso o al menos eso es lo que escucho, como una conmemoración universal.

Michael: ¿Cuál es la línea que conecta la música y el legado artístico de Johnny Otis con Shuggie Otis?

Shuggie: Esa línea es muy fuerte. En primer lugar, es genético. Cuando era niño quería tocar la batería porque mi padre la tocaba. Solía ​​mirar su gigantesco libro de recuerdos acerca de toda su carrera. Yo también solía verlo con su banda, eso debió haber tenido un gran efecto en mí, naturalmente. Solía ​​pensar en la guitarra como un segundo instrumento. Quería tocar la batería y durante años pensé que eso iba a hacer. Pero más tarde, la locura de la guitarra apareció, los Beatles surgieron.

Yo estaba atento a ellos y, en general, a todos los que aparecieran con una guitarra, en cualquier tipo de música. De repente empecé a escuchar música de una manera mucho más seria. Fue entonces cuando pensé, si los Beatles lo hacían, yo tenía que conseguir una guitarra. La tuve y luego empecé a escuchar de todo, a cualquiera con una guitarra que saliera en la televisión. No me importaba qué tipo de música estaba tocando. Lo veía porque me enamoré de la guitarra. La guitarra es el instrumento que todavía más amo. Es un instrumento fascinante y hermoso al que estoy unido. También me encanta el piano, el bajo y la batería, pero la guitarra es única.

En cuanto a mi padre, él fue la influencia más grande que he tenido. Me habló del negocio y de cómo funcionaba. Aprendí todas las cosas negativas sobre el negocio después de mi adolescencia. A los veinte comencé aprender sobre esas cosas. Yo entendía los grandes negocios. No era un gran secreto ni un misterio para mí. El negocio de la música era como un hogar para mí porque sabía exactamente cómo era. Una cosa que nunca sabré es la razón por la cual la gente tenía miedo de mí, como si yo fuera una especie de enfermedad.

Entré en el negocio siendo niño, y como un niño hubo gente que me quiso explotar. Eso sucedía porque era jóven y tenía la posibilidad de que vendiera más discos, que representaban dinero. Hoy en día, la gente está hambrienta de música real no sólo de escenas dramáticas. No hay nada malo en las escenas dramáticas, pero es hora de poner más de un elemento humano en la música en sí, en lugar de un tipo de ideas tontas. La música puede hacerte bailar, pero me gusta escuchar algo más que vaya junto con ella. Si la música te va a hacer bailar, hazlo porque está celebrando la vida.

Estoy empezando a encontrar personas que piensan de la misma manera que yo. Por ejemplo, en mi banda están incluidas personas que todavía son jóvenes de corazón, pero al mismo tiempo muy maduras. Todos ellos también, leen música que es una ventaja para mí, porque me gusta escribir música. Mi nuevo álbum acaba de salir y vamos a estar en un programa de televisión. Es un momento muy emocionante, como puedes ver.

Michael: Me comentaste que llegaste a conocer a grandes músicos. ¿Cuáles fueron los mayores encuentros con ellos para ti?

Shuggie: La mayor experiencia, para mí fue con tres buenas personas. En ningún orden en particular, me refiero a Sly Stone, Ray Charles y a Jimi Hendrix.

Conocí a Sly Stone el pasado mes de diciembre durante un concierto. Ambos tocamos en un set, de una lista enorme. Fue en un evento en el que nos estaban dando un premio por nuestras aportaciones. Acababamos de tocar algunas canciones, pero pude conocerle.

En cuanto a Ray Charles, no estuve tan contento cuando lo conocí, pero pude finalmente tocar con él. La cosa fue que sabía que no le gustaba la música estridente. Por lo tanto, un amigo que había trabajado antes para Ray, me recordó ese día, que no tocara la guitarra demasiado fuerte. Como resultado, le bajé el volumen. Cuando empezamos a tocar, en algún momento Ray me miró y me dijo: ‘Hey, guitarrista súbele a tu guitarra un poco’. Creo que ese es el mayor cumplido que recibí en la música.

Con Jimi Hendrix, no intercambié ni una palabra. Jimi Hendrix no tenía que hablarme, porque sus ojos hablaban. Pero, también debo incluir a B.B. King y a T-Bone Walker, porque con ellos, suman cinco artistas que verdaderamente me gustan.

Siento que conocía de siempre a estas personas, aunque a Sly Stone fue recientemente. Todavía me parece increíble haber conocido a toda esta gente del rhythm & blues, incluso a algunas personas de jazz. Llegué a tocar con Jimmy Smith y con Brother Jack McDuff. Eso fue increíble. En general, fue increíble tocar con todas estas personas diferentes.

Mi papá me enseñó cómo trabajar con el negocio y esa es la razón por la que no tengo miedo de él. Cuando estoy en una reunión de negocios siento como si mi padre estuviera allí, a mi lado. Lo siento a través de mí mucho, incluso cuando estaba vivo. Me enseñó mucho. La gente no debe culpar a ninguno de sus padres, porque intentaron darnos lo mejor que pudieron. Hasta un cierto punto, hasta cuando estés listo para vivir por tu cuenta, para convertirte en un hombre o una mujer. Mis padres me dejaron quedarme en casa hasta la edad de 23 años y fueron muy indulgentes conmigo. Cuando niño crecí con un montón de adultos alrededor. El resultado fue que me gustaba más estar con los adultos que con los niños de mi edad. Me hice tímido entre mis compañeros.

Más tarde, me deshice de esa parte de mi personalidad porque me impedía abrirme camino, no sólo con la gente, sino también en la música. Cuando me estaba poniendo compasivo a los veinte años, la vida me tenía reservada cosas repentinas por pasar. Primero fue mi hermana que acaba de fallecer hace 8 días de cáncer. Ella pasó por muchos tratamientos y me hizo darme cuenta, que no debía estar deprimido, porque yo sufría de depresión y, sin embargo, no tenía necesidad de pasar por todos esos tratamientos. Aparte de eso, me encanta estar en de gira. Cuando no lo estoy, me encuentro en el estudio.

Ahora que tengo un respaldo financiero intento hacer lo que siempre quise hacer. Estar en el estudio más a menudo significa que puedo hacer trabajos en el nivel que quiero, con los músicos del calibre que finalmente he encontrado. Puede que llevara años encontrar a mi banda, a estos grandes músicos, pero no me quejo porque creo que la gente debería estar agradecida de que se le de un tiempo para expresarse en cierto nivel.

Estoy haciendo un montón de cosas viejas porque tengo que poner a prueba el álbum. Probablemente haré algunas de estas canciones de todos modos porque todavía las amo. Así que, no es como si estuviera haciendo algo que no quiero hacer. Por otra parte, se tiene que vender tu álbum y Johnny Otis me enseñó cómo tratar con el negocio y sobre todo cómo tratar de dar lo mejor de usted.

En realidad, mi padre nunca trató con lo mejor de él. Si algo era demasiado para él, eventualmente lo dejaba fuera. La gente pensaba en Johnny Otis como un hombre complejo, pero él sólo buscaba intimidad por sus muchas aficiones.

Aprendí mucho de él, era un gran hombre de negocios. No tenía la clave del éxito; sólo quería mantenerse amigable.

Mi padre nunca trató de vender, intentó cosas diferentes porque sabía lo que podía hacer musicalmente. Es por eso, que su estilo musical cambió con los años. Aparte de eso, creo que mi padre y yo compartimos la misma pasión por la música y lo extraño mucho. No soy una persona supersticiosa, pero a pesar de que se ha ido, a veces todavía siento su presencia. Realmente creo que algunas personas mueren, pero algunas personas no. Estas personas sólo tienen la oportunidad de ser salvadas de sufrir. Después de perder a mi querida esposa y alma gemela en 2001, estaba tan triste que caí en una crisis durante diez años. Si no fuera por una llamada telefónica probablemente todavía estaría en esa depresión.

Sony UK me llamó en febrero de 2012 (risas). La razón por la que me estoy riendo es porque ofrecí este álbum tres veces a Sony antes de que Sony UK me llamara. Creo que me llamaron porque me estaba preparando para hacer un trato con una compañía en Nueva York, llamada Wax Poetic. Lo siguiente que sé es que conseguí la llamada de una mujer de Sony UK. Sentía que mi sueño se estaba haciendo realidad. Justo ayer, recibí una caja de CD’s y me quedé sin palabras, no podía creerlo.

Michael: Estaba pensando en tu reunión con Frank Zappa, quuien era árabe-griego-italiano. ¿Qué recuerdo de Frank Zappa te hace sonreír?

Shuggie: Él fue muy amable conmigo. Me alentaba todo el tiempo. Yo estaba muy tranquilo en ese entonces, cuando solía visitar su casa con mi padre. Me dejaba pulsar y tocar sus guitarras, y sus accesorios.

Lo que me hace sonreír es el hecho de que él fue una gran influencia para mí. Recuerdo sus partituras, que estaban por todas partes, tan bien escritas y ordenadas. Tenía una gran mano, nunca escribió descuidado. Estas cosas me impresionaron mucho porque yo quería escribir música. Un día me regaló un álbum de Stravinsky porque sabía que me gustaba y también que quería escribir música.

En segundo lugar, una cosa muy agradable de él fue después de una sesión de grabación. Se acercó a mí, me miró la mano y me dijo que yo era un gran bajista. Todas estas cosas me hacían sonreír. En otra ocasión, estábamos escuchando su música, era la primera vez que lo conocía, y en un punto fue tan divertido que empecé a reírme. Sonaba como de una caricatura y me estaba haciendo reír. Sabía exactamente lo que estaba escribiendo y se suponía que te haría reír. Frank Zappa nunca fue un gran comediante, era un tipo muy fácil de estar con él y tenía un buen sentido del humor.

Johnny Otis con Shuggie Otis & Roy Buchanan – Sweet Home Chicago / Bye Bye Baby

Michael: ¿Cuál es el mejor y el peor momento de tu carrera? Shuggie: El mejor momento, me parece, fue cuando firmé con Columbia. Yo estaba en la cima del mundo en ese entonces cuando tenía tan sólo 15 años. Otro mejor momento cuando estábamos en camino a Hollywood, para firmar con Epic Records, esto fue probablemente uno de los aspectos más destacados.

Creo también que estar en el escenario con Jimi Hendrix, en el Monterey Pop Festival, fue un punto culminante. Tocamos durante tres horas ese día, frente a muchas personas famosas. Ahora mismo me siento como si estuviera teniendo el punto más alto de mi carrera porque sólo pienso en mejorar, así que estoy en el más alto de los máximos.

Este es mi regreso y sé que podría ser mi última oportunidad, así que tengo que poner todo en ello ahora mismo. Al mismo tiempo, tengo que hacerlo a mi propio ritmo. Pero ahora que lo pienso, a veces, se pone un poco difícil.

Pensando cuál sería mi punto más bajo, supongo que es el tiempo que tuve que romper con mi esposa y vivir con mis padres. Creo que algo así pasó tres veces en mi vida. La visitaba cada dos meses porque tenemos un hijo juntos. Ahora tiene 34 años y es un gran guitarrista. Por lo tanto, mi punto más bajo era cuando yo estuve separado de ella durante un año entero.

Los años que pasé con mi esposa fueron los más felices de mi vida. Me salvó la vida cuando estaba muy deprimido. Es un hecho que no estaba bien conmigo, que estaba fuera de la industria de la música. Yo también estaba teniendo problemas emocionales de una relación anterior, con quien también tuve un hijo.

Otro punto más bajo fue cuando envié una cinta a una importante discográfica. Pensé que tenía una oportunidad porque le pidieron a mi padre que les trajera la cinta, pero después no hubo respuesta. Sabía que la cinta era buena porque ese personal está en este nuevo álbum. Es gracioso porque tuve los mejores años de mi vida, los tiempos en que me rechazaban. Era simplemente hermoso. No puedo explicarlo porque pude ver el otro lado de la vida, en lugar de ser una persona famosa.

Ser enfrentado en el negocio de la música a una edad tan temprana tuvo un efecto en mí, que hasta ahora me doy cuenta. Nos estamos divirtiendo ahora mucho en la gira. Acabamos de llegar de Australia, del Festival de la bahía de Byron, y de Japón, donde todo mundo fue genial.

Michael: A sus sesenta años está viajando por todo el mundo, pero cuando tenía tan sólo 15 años, estaba en el estudio con Al Kooper. ¿Cuáles son los mejores recuerdos que tiene de esa semana?

Shuggie: Estábamos caminando en Greenwich Village, con él y su esposa, y una chica le dijo algo a Al, de modo que su esposa le dijo algo muy grosero. Ni siquiera oí lo que la chica dijo, y no recuerdo lo que su esposa contestó, pero ella era muy ruidosa. Fue un momento muy divertido. Al era un tipo agradable, pensaba en él como si fuera mi hermano mayor. Él era muy respetuoso, con los pies en la tierra, muy buena onda y trataba a todos de la misma manera. Quiero agradecer a Al por haber hecho un álbum conmigo. Nos conocimos por primera vez en una convención de discos en Los Ángeles. Se me acercó y me preguntó si quería hacer un álbum con él en Nueva York. Yo acepté, por supuesto, y me detuve en medio de la grabación de mi álbum para hacer eso. Duró dos días, fue genial y muy divertido. Yo, también recuerdo haber tocado con él en vivo. Hicimos un concierto juntos y estuvo bien hasta el segundo set cuando me emborraché y no pude continuar. Fue un poco embarazoso, pero terminamos bien.

Michael: ¿Cuáles son tus esperanzas y temores sobre el futuro de la música?

Shuggie: Mis esperanzas para la música es que vaya a direcciones más humanas y espirituales. Ser capaz de tocar a la gente de una manera que fue olvidada por mucho tiempo. Me gustaría ver en el Top 40 a un músico real con la oportunidad de hacer la misma cantidad de dinero. He oído que hay una enfermedad en el mundo con mucha gente que tiene hambre de cierto tipo de música. Soy una de estas personas, porque soy bastante universal. Amo todos los tipos de música, de todos los diferentes países y de todos los diversos estilos.

Tengo la suerte de poder poner todo eso en mi propio estilo de música. La inspiración me renació en 2001, y la resonancia que tuvo con los jóvenes, realmente me sorprendió. Mi audiencia aparentemente varía desde los chicos adolescentes hasta los viejos de 90 años. En ese sentido soy una de las personas más afortunadas del mundo, así que no puedo quejarme.

Michael: Cuando hablamos de blues y rock solemos referirnos a momentos del pasado, como de Mike Bloomfield, Hendrix, Shuggie Otis, etc. ¿Crees en la existencia de un real blues-rock contemporáneo?

Shuggie: Absolutamente, pero creo que hoy necesita algo de impulso en alguna parte. No puedo etiquetar a lo que este próximo álbum va a sonar. Sólo sé que contiene elementos de todos los estilos musicales que me gustan. Estoy muy emocionado con él y se siente como si fuera una especie de nueva música. Mi manager tiene mucha fe en mí y en el disco. Sólo mantengo mis dedos cruzados sobre él, aunque tengo fe en mi capacidad de trabajo. Me siento agradecido de no tener, a mi edad, ningún problema de salud que me haga retroceder.

Michael: ¿Qué te contó tu padre sobre la cultura, la comida y la música griegas?

Shuggie: Me habló de la música, por cierto, tengo un bouzouki. Me contó un poco acerca de la comida griega, de esa sopa que se llama “avgolemono” es una de mis comidas favoritas.

Mi padre me enseñó mucho sobre la cultura griega, pero me gustaría poder hablar griego. Sería bueno saber otro idioma. Con las cosas que estamos trabajando ahora, queremos que el público alcance un nivel de emoción alto. Es casi como un sueño porque parece que lo estamos logrando.

Mi abuela sentía la herencia griega más que mi padre, y ahí es donde tomé mi cultura griega. Mi padre estaba orgulloso de serlo, pero no de ser blanco y le tomó mucho tiempo aceptar que era blanco. Simplemente prefería estar con chicos negros. En cuanto a mi abuelo, el padre de mi padre, era un hombre muy agradable.

Murió a los 65, cuando probablemente yo tenía tres o cuatro años, era un hombre muy tranquilo, pero lo recuerdo muy bien. Cuando mi abuelo murió, no sabía lo que significaba estar triste, pero cuando comprendí que no iba a volver, en ese momento empecé a ser más espiritual. Aunque no tuve ninguna educación religiosa, ni espiritual.

Michael: ¿Tienes algún recuerdo de Etta James, Bobby ‘Blue’ Bland y Louis Jordan que te gustaría compartir con nosotros?

Shuggie: Nunca grabé con Bobby Bland. Fue sólo un rumor que se puso en un libro. Nunca toqué en su banda, pero sí lo hice en el escenario con él y con la banda de B.B. King una vez. Mi banda fue el acto de apertura para los dos y así hicimos un jam. Había otro rumor en ese libro, pero en realidad no lo recuerdo ahora.

Usaba unas gafas malas con la banda de mi padre, pero nunca tuve problemas con nadie, siempre hacía lo que quería. Me veía como de 21, pero tenía en realidad 13, y nadie me molestó nunca. Funcionó durante mucho tiempo y así fue como viví por primera vez la escena musical, la vida musical. Estaba viviendo la música profesional.

Esos fueron algunos de los pequeños momentos más emocionantes de mi vida, esos conciertos con mi papá. Pero ahora me estoy divirtiendo. Todo está alrededor de mi mismo. La gente ahora puede ver, lo que siempre quiso ver en Shuggie Otis. Tengo la bendición de estar inspirado para tocar mi música y ahora voy a dar lo mejor de mí.

Michael: ¿Cuál es el mejor consejo que le han dado, y qué consejo le daría a la nueva generación?

Shuggie: A mi generación, le diría, gracias estrellas de la suerte (risas). Esa es mi cita.

Un amigo mío me estaba diciendo el porcentaje de mi generación que vive y yo no estaba consciente de ello. Pensamos que somos afortunados de estar vivos, porque tomamos en muchas ocasiones drogas y cosas así. Debido a algunas malas experiencias, ya no uso drogas. Como resultado, puedo tocar mejor ahora, mi toque de guitarra regresó y eso me fascina. Mi flexibilidad volvió y estoy muy satisfecho.

Parecía como si mi nueva droga fuera estar sobrio. Espero haber respondido a su pregunta. Estoy muy emocionado con este viaje que hemos hecho.

Shuggie Otis en el Stern Grove Festival – Me and my woman

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *