J. B. Lenoir, el activista del Blues

La historia de la discriminación racial fue y sigue siendo un tema que afecta a un cierto sector de la población estadunidense, concretamente a los afroamericanos, originado por una serie de disposiciones legales que en un principio fueron creadas para impedir que las personas de raza negra votasen, que fueran elegidos representantes y que les impedían participar como jurados, por lo que terminaron imponiendo una cultura de segregación, incluso en los casos en los que no había una ley específica que la impusiera, y que fueron motivo de diversos movimientos sociales y políticos; la música no podía ser la excepción, el Blues no podía ser la excepción, siendo un género estrechamente relacionado con la esclavitud, el abuso, el dolor y la pobreza.

Diversos músicos de Blues escribieron temas que plasmaban los problemas de discriminación racial con los que se enfrentaban a diario, sin embargo, hubo un controvertido bluesman cuyo activismo fue más allá de esas consignas sectoriales, que plasmó en sus letras demandas no solo sociales sino también políticas, el hombre de la chaqueta de cebra, J.B. Lenoir.

J.B. Lenoir nace el 5 de marzo de 1929 en Monticello, Mississippi, las iniciales JB no eran una abreviatura, ese era su nombre, razón por la que era conocido por todos simplemente como J.B. Su padre Devitt Lenoir Sr, le enseñó a tocar a los ocho años la guitarra, además, le ordenaba que escuchara con mucha atención los discos de Blind Lemon Jefferson, su primer encuentro con el Blues, siendo sus posteriores influencias: Lightnin Hopkins y Arthur Crudup.

En 1940 J.B. Lenoir cansado de la discriminación racial, viaja a Gulfport, en donde trabaja en el Splendid Café; posteriormente se muda a New Orleans donde logró tocar con Sonny Boy Williamson II y Elmore James, hasta finales de la década de los 40´s cuando se muda a la ciudad de Chicago, por consejo de Big Bill Broonzy quien para ese entonces ya lo consideraba su hijo adoptivo.

Ya instalado en Chicago, encuentra un empleo en una empacadora de carne, y acompañado de Big Bill Broonzy y Memphis Minnie comienza a tocar en el club de Blues local. En 1951 ingresa al estudio de grabación JOB donde grabó sus primeras canciones en compañía del pianista Sunnyland Slim, el baterista Alfred Wallace y el saxofonista J.T. Brown hasta el año de 1953; posteriormente de 1954 a 1955, graba para el sello Parrot donde hace “Mama talk to your daughter”, su canción más conocida; de 1955 a 1958 graba para Checker.

J.B. Lenoir – Talk to Your Daughter

Su personalidad controversial destacaba cuando se presentaba vestido con una chaqueta con cola de esmoquin estampado de piel de cebra, el cabello peinado hacia atrás, una voz de falsete, y con temas como “Don´t touch my head” que hablaba de una manera humorística sobre su peinado, Lenoir eran motivo de llamar la atención al público que por las noches acudían a verlo tocar.

Los derechos civiles, el racismo, el linchamiento y la Guerra de Vietnam, entre otros temas relevantes, están encapsulados con una originalidad y un patetismo que es difícil encontrar en otros blueses durante ese tiempo. El canto de Lenoir aparece como un chillido agudo y agudo, y su guitarra multidimensional muestra la influencia de Lightning Hopkins y otros guitarristas sureños de Blues. Característicamente, la guitarra de Lenoir entreteje acordes espeluznantes y misteriosos con muting hábil y exhibiciones rítmicas.

Desde sus primeras grabaciones J.B. Lenoir mostró su inclinación por los temas sociales, y con influencia política, temas como “Eisenhower Blues” y “Korea Blues” son un claro ejemplo de su sentimiento de protesta hacia el gobierno, que le traería consecuencias en su carrera musical. Así es como en 1954 fue forzado por el sello Parrot a regrabar su canción “Eisenhower Blues” y cambiarle el título por el de “Tax paying Blues”, así como las partes de la letra donde hacía referencia al que fuera presidente de los Estados Unidos de 1953 a 1961, Dwight David Eisenhower.

La controversial letra de la canción era un grito de protesta, de reclamo al gobierno que exigía una respuesta a la pobreza en que se encontraba sumergida la población en esos días.

“… Hola a todos, estaba hablando con ustedes.
No les estoy diciendo que vivan, esta es la verdad natural.
Les di el blues de Eisenhower.
Pensando en mí y en ti, ¿qué diablos vamos a hacer?
Mi dinero se ha ido, mi diversión se ha ido
Como se ven las cosas, ¿cómo puedo estar aquí mucho tiempo?
Les di el blues de Eisenhower.
Pensando en mí y en ti, ¿qué diablos vamos a hacer?
Tomado todo mi dinero, para pagar el impuesto,
sólo les estoy dando gente, los hechos naturales
sólo les digo a ustedes, mi creencia,
porque me dirijo directamente, en alivio.
Les di el blues de Eisenhower.
Pensando en mí y en ti, ¿qué diablos vamos a hacer?
No va ni un centavo, ni siquiera tiene un centavo,
ni siquiera tengo dinero, para pagar el alquiler.
Mi bebé necesita algo de ropa, necesita algunos zapatos.
Gente, no sé qué, lo haré.
Les di el blues de Eisenhower.
Pensando en mí y en ti, ¿qué diablos vamos a hacer?…”

J.B. Lenoir – Eisenhower Blues

J.B. Lenoir – Tax Paying Blues

Por su parte, la letra de la canción “Corea Blues”, hace referencia al sentimiento de un soldado a punto de partir a la Guerra de Estados Unidos contra Corea:

“… Señor, recibí mi cuestionario, el Tío Sam me va a enviar lejos.
Señor, recibí mi cuestionario, el Tío Sam me va a enviar lejos.
Dijo: J.B. sabes que te necesito, Señor, te necesito en Corea del Sur,
cariño, por favor, no te preocupes, solo empiezo a volar en el aire
cariño, por favor no te preocupes, solo empiezo a volar en el aire.
Ahora los chinos Dispárame, Señor, estaré en Corea, en algún lugar, me quedo
sentado aquí preguntándote, a quién vas a dejar tumbar en mi cama.
Me siento aquí preguntándome, a quién vas a dejar tumbar en mi cama.
Lo que me dolió tanto, piensa en un hombre que se ha ido a tu cama…”

La letra de la canción Vietnam era una copia de Corea Blues en la que J.B. Lenoir solo hizo algunos cambios.

“… Señor, recibí mi cuestionario.
El tío Sam me va a enviar lejos.
Lord, recibí mi cuestionario.
El tío Sam me va a enviar lejos.
Dice que J.B. puedes esconderte, pero no puedes correr
Ahora, tienes que estar en Vietnam
Cariño, por favor no te preocupes
estoy empezando a volar en el aire
cariño, por favor no te preocupes
estoy empezando a volar en el aire
ahora ellos en Vietnam los derriban allá
Señor.
Oh Señor, me pregunto,
me pregunto cuándo terminarán todas las guerras.
Oh Señor,
me pregunto cuándo se acabarán todas las guerras.
Ahora en Vietnam, derribando y diciendo
Mi hijo Jebra se levantará y luchará de nuevo…”

J.B. Lenoir – Vietnam

En 1960 se mudó a Vee Jay Records, y en 1963 grabó para USA Records como “J.B. Lenoir y su African Hunch Rhythm”, desarrollando su interés en la percusión africana. Sin embargo, luchó para trabajar como músico profesional y durante un tiempo tuvo trabajos de baja categoría, incluido el trabajo en la cocina de la Universidad de Illinois en Champaign.

Mientras estaba allí, Willie Dixon lo redescubrió afortunadamente y lo grabó con el baterista Fred Below en uno de los mejores álbumes de blues que haya hecho “Alabama Blues” (1965) y Down In Mississippi (1966), para el sello L&R que posteriormente el sello Evidence sacaría juntos en 1995 bajo el título de “Vietnam Blues”, discos que fueron grabados bajo la supervisión de Willie Dixon, quien le dio a Lenoir libertad absoluta para grabar lo que quisiera, por lo que continuó haciendo canciones con letras profundas llenas de críticas contra un sistema y una sociedad en la que todavía pervivían muchos prejuicios racistas

Los álbumes fueron lanzados por primera vez en Alemania por el promotor de blues Horst Lippmann, que era músico de jazz, promotor de conciertos, escritor y director de televisión alemán, mejor conocido como promotor del influyente Festival de Blues Folk Estadounidense durante y después de la década de 1960, Inspirados por el Movimiento por los Derechos Civiles. Como ejemplo la letra de la canción “Alabama Blues”:

“… Nunca regresaré a Alabama, ese no es el lugar para mí,
nunca regresaré a Alabama, ese no es el lugar para mí.
Sabes que mataron a mi hermana y a mi hermano.
Y todo el mundo les permitió a los pueblos ir allí gratis.
Nunca amaré Alabama, Alabama parece que nunca me ha amado pobre
Nunca me va a encantar Alabama, Alabama parece que nunca me ha amado Pobre de mí
Oh Dios, me gustaría que te levantaras un día
Guia a mi gente a la tierra de los guisantes ‘
Mi hermano fue abrazado por mi madre, y un oficial de policía lo derribó.
Mi hermano fue tomado por mi madre, y un oficial de policía lo mató.
No puedo evitar sentarme a llorar alguna vez.
Pensar en cómo mi pobre hermano perdió su vida
Alabama, Alabama, ¿por qué quieres ser tan malo?
Alabama, Alabama, ¿por qué quieres ser tan malo?
Tienes a mi gente detrás de una valla de alambre de púas
Ahora tratas de quitarme mi libertad…”

J.B. Lenoir – Alabama Blues

Otro ejemplo de los temas que manejaba Lenoir con motivo de la discriminación racial es “Born Dead” que dice:

“… Lord por qué nací en Mississippi
cuando es tan difícil avanzar
Señor por qué nací en Mississippi
cuando es tan difícil salir adelante
Todos los niños negros nacidos en Mississippi
saben que el niño pobre nació muerto…”

Acompañado del baterista Fred Below y del propio Willie Dixon haciendo algunos coros, J.B. Lenoir consolidó un estilo propio y original con aires africanos al que llamó African Hunch. Lenoir y su Afro-American Blues Band interpretaron algunas de estas canciones durante una gira por Europa en 1965 en el American Folk Blues Festival.

Según los informes, el material se consideró demasiado controvertido para su publicación en los Estados Unidos en ese momento y solo apareció en las etiquetas estadounidenses años después. Hay muy pocas imágenes en vivo de J.B., pero hay imágenes fascinantes hechas por Steve y Ronnog Deaberg que hicieron un documental un tanto áspero y listo para la televisión sueca, pero que lamentablemente nunca vio la luz.

J.B. Lenoir murió en 1967 a los 38 años de un ataque cardíaco como consecuencia de las lesiones sufridas tras un accidente automovilístico hacía tres semanas, un evento que fue aclamado como una tragedia por el bluesman inglés John Mayall en sus canciones “La muerte de J.B. Lenoir” y “Yo voy a luchar por ti J.B.”.

J.B. Lenoir aparece en la película documental de 2003 “The Soul of a Man”, dirigida por Wim Wenders, parte de la serie The Blues de Martin Scorsese y en 2011 fue incluido en el Blues Hall of Fame.

Sin duda J.B. Lenoir fue un bluesman que con su talento musical y lirico supo plasmar en sus canciones las huellas de una etapa cruel y despiadada de injusticia y discriminación en los Estados Unidos de Norteamérica. Muy pocos músicos se han atrevido a anteponer la defensa su ideología a los intereses económicos, siempre en congruencia con la lucha por los derechos civiles de un sector tan golpeado por la sociedad norteamericana.

J.B. Lenoir in Chicago – 1964 – original 16mm color

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *