Padres e hijos, alumnos y maestros, padrinos y ahijados

“No es momento de hacer un cambio

Relájate, tómalo con calma

Aún eres joven, esa es tu falla

Todavía te falta mucho por saber.”1

Cat Stevens

Robert Johnson escuchó y aprendió de Son House y de Charlie Patton; Janis Joplin a Bessie Smith; Eric Clapton y muchos más de Robert Johnson; Billy Branch acompañaba a Willie Dixon cuando tenía 19 años, ahora Billy acude a las primarias para enseñar a los niños; B.B. King aprendió de su primo Bukka White; Shemekia Copeland es hija del guitarrista Johnny Copeland, Lurrie Bell de Carey Bell, Big Bill Morganfield de Muddy Watters… otra lista interminable.

Hace más de un siglo que nació el Blues y las raíces y orígenes, se pierden en el tiempo y los océanos que cruzaron contra su voluntad los primeros esclavos; siempre ha existido un antes, un precursor, el maestro, voluntario o involuntario. Ya no es el mismo Blues de Yellow Dog, se ha visto enriquecido por los herederos que buscaron un paso más allá como hacer mejor su oficio, que fue aprendido durante años de escuchar a otros músicos que habían empezado antes que ellos, de andar caminos y conocer nuevas técnicas y aprovecharlas adaptarlas y superarlas, abriendo nuevos senderos.

“Pero ellos son los que saben, no yo”2

Cat Stevens

Siempre ha emergido un continuador, un alumno, que ha sido formado con cariño de padre, este “hijo” trae consigo nuevas energías, nuevas ideas, nuevas experiencias, inquietudes de cambio, en un nuevo contexto cultural, económico y social, con bríos, alegría y amor de un hijo por su padre… El Blues.

Los músicos jóvenes son fuente inagotable de nuevas experiencias; es estimulante para los veteranos ver como proponen y crean nuevos espacios estéticos, como maduran su talento y su técnica. Su aportación enriquece nuestro quehacer, siempre es un placer compartir espacios con músicos jóvenes y talentosos…

 ¡Bienvenidos sean! ¡Porque gracias a ellos vaticinamos larga vida al Blues!

 

[1]“It’s not time to make a change

Just relax, take it easy

You’re still young that’s your fault

There’s so much you have to know”

Cat Stevens. Father and Son, álbum Tea for the Tillerman 1970, Mercury Records.

2But it’s them they know not me”

Ibídem.

Too Young to Play the Blues

 

Quinn Sullivan (8 años) y Buddy Guy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *