Sonny Boy Williamson II

De cuando el Delta conquisto Europa con una armónica.

El cinco de diciembre se conmemora el nacimiento de uno de los máximos exponentes de la armónica en la historia del Blues, me refiero a Sonny Boy Williamson II o de Alleck Miller, su verdadero nombre o de Willie Miller, o Little Boy Blues, como también se le conoció.

Como buen Bluesman, la fecha de nacimiento de Alleck Miller es un misterio, se dice que nació el 5 de diciembre, pero se duda del año, pudo haber sido en los años de 1888, 1889, 1897,1905 o 1909, pero al parecer no existe un registro oficial de su nacimiento.

Nace en Glendora, Mississippi, donde vivió con su padrastro Jim Miller y su madre Millie Ford; ahí aprende a tocar la armónica a los cinco años y a mediados de los años treinta decide recorrer el Delta donde logra tocar en diversos juke joints y en donde conoce a varios Bluesman de la época tales como Robert Johnson, Robert Nighhawk, Robert Jr. Loockwood y Elmore James.

Sonny Boy era amante del whisky, y ya en tragos contaba que él estuvo presente la noche en que envenenaron a Robert Johnson, y que él fue quien le quito de las manos una primera botella destapada que le hicieron llegar para beber.

En los años 40´s, Rice Miller trabajó para un programa de radio llamado “King Biscuit”, que fue el primer programa de radio que tocó Blues, donde presentó por primera vez a Elmore James.

El show en la radio fue exitoso, tanto así que el patrocinador sacó al mercado un nuevo producto con el rostro de Sonny Boy en el empaque. Un hombre malhumorado, amargado y sospechoso, se casó dos veces, la primera con la hermana de Howlin´ Wolf, y la segunda con Mattie Gordon.

A pesar de tener una carrera musical de más de veinte años en el Blues, Sonny Boy Williamson II, entra a los estudios de grabación hasta principios de los años 50´s con el sello “Trompet Records”, y posteriormente grabaría para “Checker Records”, un sello discográfico de “Chess Records”, donde lo haría con la banda de Elmore James.

A finales de los años cincuenta, el Blues en Europa era un género musical aún desconocido y el Jazz era el que predominaba. De hecho, consideraban que el Blues era raíz del Jazz, y como consecuencia era imposible encontrar discos de Blues en aquél continente. En contraste, en esa misma época, pero en el continente americano, el Blues estaba en la efervescencia en los clubes negros de América, donde los Bluesman como Muddy Waters, Howlin´ Wolf, Jimmy Reed o John Lee Hooker tenían un éxito comercial.

Fue entonces que dos alemanes apasionados por el Jazz Horst Lippmann y Fritz Rau, al darse cuenta de la carencia de la difusión del Blues en Europa deciden montar un espectáculo de Blues en vivo con la idea de hacer giras por Europa occidental, al que llamaron “American Folk Blues Festival”.

El resultado del festival fue un éxito comercial y su importancia histórica es innegable. Los “American Folk Blues Festival” abrieron Europa al Blues e influyeron a muchos músicos, entre los que destacaron los músicos británicos, creadores del rock inglés.

Los festivales dieron a conocer el Blues a numerosos jóvenes europeos que se convertirían en aficionados apasionados, incluso en especialistas, grandes compradores de discos, creando un mercado para esta música en Europa que fue mucho más importante hasta 1989, que el americano, además de que este entusiasmo permitió que los Bluesman sobrevivieran dedicándose únicamente a tocar su música.

Fue en 1963 cuando Sonny Boy Williamson II es invitado por Lippmann y Rau a formar parte del cartel del “American Folk Blues Festival”, junto con Muddy Waters, Otis Spann, Memphis Slim, Willie Dixon, Lonnie Johnson, Big Joe Williams, M. T, Murphy y Victoria Spivey.

Sonny Boy Williamson II – I Don’t Know

Nuevamente en 1964, Sonny Boy Williamson II es invitado a formar parte del “American Folk Blues Festival”, en esta ocasión acompañado de Hubert Sumlin, Willie Dixon, Clifton James, Sunnyland Slim, Lightnin ‘Hopkins, Sleepy John Estes, John Henry Barbee, Sugar Pie De Santo, Howlin’ Wolf, Sunnyland Slim, Sleepy John Estes y Hammie Nixon, mismo que se llevó a cabo el 9 de octubre de 1964 en el Musikhalle de Hamburgo.

Llegar al escenario vestido con un traje obscuro, un portafolio en la mano derecha y un paraguas en la izquierda, un bombín que una vez que llegaba frente al micrófono se quitaba con toda calma, sacando las risas de los asistentes, y enseguida, a tocar la armónica de una manera magistral era un verdadero agasajo para los espectadores europeos.

Sonny Boy Williamson – Keep it to Yourself

Sonny Boy Williamson se caracterizaba por tocar solos de armónica y al final tocar sin las manos, únicamente colocando la armónica entre sus labios mientras chasqueaba los dedos y luego aplaudía, algo impresionante, como no conquistar a la audiencia europea.

Luego de terminar la gira “American Folk Blues Festival”, Williamson se quedó en Inglaterra y comenzó a trabajar en el circuito de clubes de beat de adolescentes, recorriendo y siendo el foco constante de admiración ya con más de 60 años encima. Regresó a Estados Unidos para una sesión final de grabación con Chess y en 1964 volvió a Inglaterra donde volvió a conquistar al público y grabó con Jimmy Page el tema “I’m Trying To Make London My Home”.

En las giras de los “American Folk Blues Festival”, Sonny Boy era digno y relajado, pero en el ambiente de los clubes de beat, con bandas blancas jóvenes tocando detrás de él, sacaba todos los trucos de los juke joints que usaba con los King Biscuit Boys y volvía locos a los adolescentes. La canción “Help Me” se convirtió en un éxito sorpresa en Gran Bretaña y en toda Europa.

El gerente de los Yardbirds, Giorgio Gomelsky, quien promovió algunos de los primeros Festivales Americanos de Blues en Inglaterra, persuadió a Lippmann a asistir a uno de los shows del grupo, por su cuenta, Williamson también vio una de las actuaciones del grupo y se llegó a un acuerdo, por lo que los Yardbirds respaldaron a Williamson por varias fechas en inglaterra entre diciembre de 1963 y febrero de 1964. Parte del acuerdo incluía que Lippmann y Rau grabaran algunas actuaciones en vivo (como lo habían hecho para la gira del festival), y financiaran un disco para el grupo.

Sonny Boy Williamson & the Yardbirds es un álbum en vivo grabado en el Crawdaddy Club en Richmond, Surrey el 8 de diciembre de 1963, aunque se otorgó una segunda fecha y lugar para dos canciones más.

Williamson canta y toca la armónica en todas las canciones. A pesar de que están en un papel de apoyo, el álbum también presenta algunas de las primeras grabaciones de los Yardbirds, cuyos miembros incluyen a Eric Clapton en la guitarra principal. Numerosas reediciones han aparecido a lo largo de los años, a veces con pistas adicionales grabadas al mismo tiempo.

Más de dos años después de su grabación, Sonny Boy Williamson & the Yardbirds fue lanzado por primera vez en el Reino Unido por Fontana Records el 7 de enero de 1966.  Con un orden diferente, fue lanzado en los Estados Unidos. Un mes más tarde por Mercury el 7 de febrero de 1966. El álbum coincidió con una serie de exitosos sencillos de los Yardbirds, que llevaron al crítico musical Richie Unterberger lo calificó como “un álbum explosivo”.  Aunque la foto y el nombre de Williamson se mostraron de forma destacada en la portada del álbum, se utilizó una foto más reciente de los Yardbirds con Jeff Beck (quien reemplazó a Clapton en marzo de 1965) en primer plano.  En Alemania, el álbum fue lanzado por Star-Club Records, que tenía una conexión con Lippmann y Rau.

The Yardbirds & Sonny Boy Williamson – Take It Easy Baby (Vers. 1)

Asimismo, Alleck Miller grabaría un disco en vivo con The Animals y otro con Jimmy Page y Brian Auger que serían un rotundo éxito en Europa.

Sonny Boy fue la inspiración para muchas de las estrellas del blues inglés de la década de 1960. ¿Por qué? Porque hizo un trato, no con el diablo, sino con el Señor para tocar su armónica todos los días de su vida. En el Delta había muchos lugares donde hacer improvisaciones, pero en Inglaterra en la década de 1960, encontró bandas suficientes que le permitieron mantener su pacto con el Señor.

De ahí que el primer álbum de Moody Blues incluyera “Bye Bye Bird”, Led Zeppelin (con Jimmy Page) incluiría “Bring It On Home To Me”, diez años después grabaría un clásico “Help Me” y The Who incluiría ” Eyesight To The Blind ” en “Tommy”. La marca de Sonny Boy estaba en todas partes.

Luego, a mediados de los 60 (o posiblemente más viejo), Williamson estaba realmente agradecido por toda la atención, y contemplaba mudarse a Europa permanentemente. Pero después de obtener un traje de caballero arlequín, en dos tonos (completo con bombín, paraguas enrollado y maletín con armónicas) hecho por sí mismo, regresó a los Estados Unidos.

The Animals With Sonny Boy Williamson

https://youtu.be/L7FrxU4XjRQ

Jimmy Page & Sonny Boy Williamson Jam Session

https://youtu.be/tt-3D-Og8dE

De acuerdo con la biografía de Led Zeppelin Hammer of the Gods, en Inglaterra Sonny Boy prendió fuego en la habitación de su hotel mientras trataba de cocinar un conejo en una cafetera. El libro también sostiene que el futuro vocalista de Led Zeppelin Robert Plant robó una de las armónicas del Bluesman en uno de estos shows. Robert Palmer, en el libro “Deep Blues”, declaró que durante esta gira Williamson supuestamente apuñaló a un hombre durante una pelea callejera y abandonó el país abruptamente.

Lo cierto es que la vida y obra de Sonny Boy Williamson II quedará como un antecedente de como el talento y la magia de un músico del Delta y su pequeño instrumento llamado armónica fueron suficientes para conquistar musicalmente a todo un continente, interpretando un género musical, el Blues, que al paso del tiempo diera pie a la revolución musical del siglo veinte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *