Roser Infiesta & Vicente Zúmel

Amen el blues

y traten de mantenerlo vivo en su país”

Vicente Zúmel

Roser Infiesta y Vicente Zúmel son ¡La Familia del Blues de España! Roser junto con su esposo Vicente, en España, tienen un amplio conocimiento del mundo del Blues. Desde que era una adolescente y con el paso de los años, siempre ha amado y participado en diferentes campos del Blues. Ayudó en la organización de festivales internacionales, que trajeron por primera vez a la escena en España, a músicos como Louisiana Red, Hubert Sumlin, Luther Allison, Koko Taylor, Little Charlie & The Nightcats, Legendary Blues Band, John Hammond, Carey Bell, Albert Collins, y Pinetop Perkins, entre otros.

Tanto Vicente como Roser también han colaborado con algunas revistas nacionales e internacionales de Blues, escribiendo artículos o enviando fotos. Ella fue fundadora y miembro del consejo de la Sociedad de Blues de Barcelona. Ha colaborado y aún colabora con el programa de radio pionero del Blues español, La Hora del Blues, presentado por Vicente, así como en su propio sitio web.

Roser es miembro de la junta de la Unión Europea de Blues. Vicente es director, presentador y DJ de La Hora del Blues, por lo que tiene un amplio conocimiento del mundo del Blues. Como armonicista, ha sido uno de los primeros músicos españoles que formó una banda de Blues español.

Como líder de la Harmonica Zumel Blues Band, ha viajado por toda España realizando conciertos en los eventos de Blues más importantes o respaldando a conocidos músicos de Blues como Memphis Slim, Champion Jack Dupree, Louisiana Red o Johnnie Mars, entre otros e incluso compartiendo escenario con el legendario John Mayall.

En 1987, la banda fue honrada por la Blues Foundation en Memphis, considerada una de las mejores bandas de Blues blanco no estadounidense. Desde febrero de 2005 hasta marzo de 2009, Vicente Zúmel fue miembro fundador y presidente de la Sociedad de Blues de Barcelona.

Roser con John Mayall

La entrevista

Michael: ¿Cuándo fue su primer deseo de involucrarse en el blues?

Vicente: Sentí la llamada del Blues cuando recibí un regalo que era un EP de Elvis Presley con cuatro canciones. Dos de ellas eran “Shake, Rattle & Roll” y “Lowdy Miss Cloudy”, pero en ese momento no sabía que estos temas fueran canciones de blues.

Algún tiempo después recibí otro regalo, un álbum de Elvis Presley con canciones navideñas que incluía ” Santa Claus is back to town” y me volví loco con esta canción, aunque todavía no sabía que era blues también. Esto sucedió a mediados de los años sesenta.

En 1969, comencé a escuchar y descubrir mucha música con mis amigos hippies, rock sureño, psicodélico… y la música de aquellos años, pero las bandas y la música que más me gustaban eran grupos como Canned Heat, John Mayall, Fleetwood Mac, Savoy Brown. También comencé a escuchar a Blind Lemon Jefferson, Lightnin ‘Hopkins, Frankie Lee Sims, Bukka White, Memphis Slim, John Lee Hooker, Sonny Terry y Brownie McGhee, Sonny Boy Williamson, Muddy Waters, T-Bone Walker, Paul Butterfield, Big Joe Turner, Eddie ‘Cleanhead’ Vinson y Otis Rush.

Y se convirtió en una lista interminable. ¡Desde aquellos días, no podía salir vivo del blues! Un par de años después, un amigo me dio una armónica Marine Band y fue entonces cuando comencé a intentar hacerla sonar. Durante los años setenta obtuve tanto Blues como pude y poco a poco fui involucrándome gradualmente con él en diferentes campos.

Roser: Al principio fue por mi esposo Vicente Zúmel, en ese momento mi novio, quien me enseñó todo acerca del Blues. Recuerdo que no sabía nada. Me fascinaban los Beatles, Rolling Stones, The Animals, Kinks, pero me gustaba especialmente la música interpretada por músicos negros y lo curioso era que, sin saberlo, ya me encantaban las canciones de Blues. Por ejemplo, recuerdo que compré “Satisfaction” de Rolling Stones y también una canción llamada “Little Red Rooster” que realmente me impactó, aunque no sabía que era un Blues. Y lo mismo sucedió con las canciones de Canned Heat y, en general, con toda la música negra que realmente me gustaba. Fue Vicente quien me hizo descubrirlo y amarlo. También recuerdo que en ese momento me hizo “pruebas de Blues”. Ponía un disco y yo tenía que saber quién era el artista y todo eso. Así que poco a poco fui descubriendo el sentimiento real del Blues.

Michael: ¿Qué han aprendido del blues y qué significa para ustedes?

Roser: El Blues me ha hecho ser una mejor persona, me ha hecho descubrir sentimientos ocultos y desarrollar algunas buenas cualidades que nunca pensé que tenía. Me hizo conocer gente muy interesante y también hacer buenos amigos. El Blues también ha sido mi compañero a lo largo de los momentos felices y tristes de mi vida. Ahora significa muchas cosas para mí. Ha sido y sigue siendo la música de toda mi vida. En casa, solo escuchamos Blues, así que es una parte muy importante de mi vida. Siempre ha estado conmigo, así que no podría imaginarme sin él.

El Blues ahora llena mi tiempo, no solo viéndolo en vivo en clubes o festivales, sino siempre haciendo un trabajo sin fines de lucro. Siempre he ayudado a mi esposo en el sitio web de La Hora del Blues. Allí sigo un calendario de conciertos de Blues por toda España. Soy miembro de la European Blues Union, una organización sin ánimo de lucro que tiene como objetivo promover el Blues en Europa.

Estoy en contacto con otros amigos y fanáticos de blues a través de Facebook (como roser blues). Acabo de comenzar a hacer un programa de radio por Internet “Black Cat Blues“. Reseño lo sucedido en los festivales y tomo fotos también. Desde hace un par de años, mi esposo y yo organizamos una vez por semana shows en vivo en el Museo Europeo de Arte Moderno, MEAM de Barcelona. Puedo decir que mi vida está dedicada a mi esposo y al Blues.

Vicente: El Blues me ha dado todo. Esa es la razón por la que le he dedicado mi vida en todos los campos y siempre he sentido que le podría ser útil para popularizarlo.

He escrito artículos, trabajado como músico, organizado conciertos y festivales, he conseguido tener un programa de radio, escribir reseñas de discos, (más de 3,000), y administro un sitio web “La Hora del Blues”. Durante los años ochenta, también colaboré con material escrito para The Blues Archive de la Universidad de Mississippi y en la colección de imágenes. Estoy retirado de la música en vivo ahora. Ya no toco porque sentí que mi misión se cumplió en ese campo. Cuando comencé a tocar con mi banda, no había bandas del género en España y difundimos la semilla del Blues. Ahora hay muchas buenas bandas en nuestro país, que han retomado la llama del Blues.

Vicente y Roser

Michael: Cuéntame algunas cosas sobre la historia de “La Hora Del Blues”.

Vicente: “La Hora del Blues” se emite semanalmente desde 1981 en Radio PICA, una estación de radio no comercial en el 96.6 FM de Barcelona. El objetivo básico es explorar, dar conocimiento y popularizar la música Blues en todos sus aspectos, desde los orígenes hasta ahora. Para hacerlo, tengo un archivo de más de 6,000 LPs y CDs de Blues desde las primeras grabaciones, hasta las más actuales.

La transmisión es agradable y tranquila, sin olvidar un toque de conocimiento y especialización, no importa la erudición. El espectáculo ofrece la posibilidad de escuchar los mismos Blues y artistas que están tocando en cualquier estación del género de Estados Unidos. La lista de reproducción de La Hora del Blues se presenta mensualmente desde mediados de los años ochenta a Jim McGrath de la revista Living Blues Magazine, para realizar el Top 25 y otros reportes.

La Hora del Blues es miembro asociado de The Blues Foundation en Memphis y también pertenece al consejo de la European Blues Union, una organización sin ánimo de lucro cuyo principal objetivo es desarrollar el Blues en Europa. En “La Hora del Blues” puedes encontrar más de 3,000 reseñas de cds, así como información diferente, noticias, calendario de conciertos de Blues en España, y más.

Michael: ¿Hay algún recuerdo con los “cuates del Blues” que te gustaría compartir con nosotros?

Vicente: Tengo algunos detalles divertidos que recuerdo … Recuerdo una tarde que mi esposa y yo pasamos con Billy Branch y A.C. Reed. A.C antes de un espectáculo pasó toda la tarde bebiendo leche con menta y repetía continuamente “Quiero boogie toda la noche”. En otra ocasión, mi esposa y yo cenamos en un restaurante llamado “Chicago Pizza Pie” en Barcelona con Billy Branch. El restaurante estaba decorado como si estuviéramos en Chicago (fotos, nombres de las calles … etc.). Aunque el restaurante pertenecía a una cadena de restaurantes, Billy quedó tan impresionado que quiso saludar al propietario porque pensó que era de Chicago. Recuerdo con cariño todas las interesantes historias de Blues que Louisiana Red nos contó mientras comíamos paella.

Roser con Hubert Sumlin y Louisiana Red

Michael: ¿Por qué crees que el Blues continúa generando seguidores tan devotos?

Roser: Básicamente, el Blues es una música “natural”. Quiero decir que suena casi igual en los discos o en los shows en vivo. Los músicos sienten lo que tocan y lo hacen porque les encanta y no por intereses comerciales o de moda. Los seguidores pueden sentir que los músicos y ellos comparten la misma pasión por el Blues y los músicos no son “estrellas” distantes, sino que son sus colegas.

Además de que el Blues es una música popular que proviene de personas humildes y sus historias reflejan la vida cotidiana normal, por lo que el público puede identificarse en las letras de las canciones. Finalmente, creo que, como es música para los recuerdos, los fans saben que tienen que apoyarlo. Entonces, cuando van a los shows en vivo, saben que los músicos y el público comparten la misma pasión y este es un sentimiento único que otros géneros musicales no tienen.

Michael: ¿Cuáles encuentros han sido las experiencias más importantes para ti? ¿Tienes alguna historia divertida para contarnos?

Roser: He tenido la oportunidad de conocer grandes músicos y excelentes amantes del Blues a lo largo de los años. Tal vez el mejor hombre que he conocido fue el difunto Jeffrey Ward (hermano menor de Ward Mudcat). A menudo vino a España y nos hicimos buenos amigos. Él era un buen hombre generoso. Nos invitó a visitar por primera vez los Estados Unidos y tuvimos momentos inolvidables yendo a clubes donde vimos a The Roomful of Blues, Sugar Ray y los Bluetones, Ronnie Earl y a Johnny Sansone.

Bruce Iglauer es otro de nuestros grandes amigos. Comenzamos a escribirnos cartas a principios de los 80 ‘. Fuimos los primeros españoles que conoció y siempre ha sido muy amable con nosotros. Finalmente, nos encontramos en España y el año pasado tuve la oportunidad de saludarlo en los Premios KBA cuando recibimos nuestro premio. Marino Grandi de la revista Il Blues en Italia y ahora su hijo Davide siempre han sido buenos amigos también. Por supuesto, Jay Sieleman y Priscilla Hernández, también buenos amigos y personas muy amables; Rolf Schubert, Jim O’Neal, Jim McGrath, Frank Roszak, Betsie Brown. Monte Adkison que durante mucho tiempo ha hecho entrevistas para La Hora del Blues, todos mis colegas de la junta de la UER y los miembros de la UER. Y, por supuesto, músicos como Billy Branch (recuerdo haber cenado con él en un restaurante estadounidense en Barcelona, conversando de Blues). Cuando fuimos a Chicago, fuimos al Rosa’s Club el día especial del aniversario de Mama Rosa. Billy estaba allí e invitó a Vicente a compartir escenario con él.

También tengo buenos recuerdos de Jimmy Johnson, Luther Allison, Bob Corritore, Rob Rio, Barrelhouse Chuck, Pierre Lacocque, Louisiana Red y Kenny Smith. También recuerdo que hace muchos años, B.B. King estaba tocando en un estadio grande en Barcelona. Al final del show, fuimos al backstage para darle algunos regalos y revistas, pero el personal de seguridad dijo que no podíamos entrar. Afortunadamente, BB nos vio desde la puerta y dijo “Entren”. Pudimos hablar con él, era una persona muy amable. Más recientemente estuve en el stand de La Hora del Blues en el European Blues Union Blues Market y vino un hombre a preguntar cómo era el blues en España. Estaba respondiéndole y noté que alguien lo llamaba el Sr. Jeremy Spencer. Le pregunté “¿Eres Jeremy Spencer del legendario Fleetwood Mac?”. El dijo que sí. Le dije que a mi esposo y a mí siempre nos ha encantado su manera de tocar la guitarra. También le dije que descubrí el Blues con uno de sus legendarios discos “Blues, Jam & Chess”… ¡Increíble! Estaba hablando con uno de mis héroes del Blues. Empezamos una buena amistad y estamos en contacto de vez en cuando.

Michael: Algunos estilos musicales pueden ser modas, pero el blues siempre está con nosotros. ¿Por qué piensas eso? Dale un deseo al blues.

Vicente: El Blues es una música que proviene del corazón y el alma de las personas que la tocan. No puedes tocar Blues si no lo sientes y este sentimiento real también atrapa a las audiencias más diferentes, especialmente si eres una persona sensible. Y también están las “blue notes” que dan forma y vida al Blues y te cautivan con su tono amoroso. Lo que quiero decir es que una persona cruel nunca sentirá y amará el Blues. Esa es la razón por la cual si lo descubres nunca podrás salir de él. Entonces, el Blues siempre sobrevivirá. Mi deseo es “larga vida para el Blues”

Michael: ¿Cómo ha cambiado la escena del blues en España a lo largo de los años?

Roser: Cuando comenzamos a tocar Blues, era una clase de música totalmente desconocida en España. La gente no lo sabía y creían que era parte del Jazz. Solo había dos o tres bandas que tocaban Blues en toda España. No había festivales de Blues y algunos festivales de Jazz incluían una noche de Blues en su programación. Ahora las cosas han cambiado mucho. Hay muchos buenos músicos de Blues, hay pequeños festivales en toda España y también hay dos grandes festivales. Los músicos pueden estar en contacto con los fanáticos a través de las redes sociales y contactar fácilmente con clubes y festivales para dar a conocer su música. Desafortunadamente, todavía hay una falta de clubes de música en vivo, por lo que es difícil para un músico ganarse la vida tocando Blues, por lo que muchos de ellos tienen que dar clases o hacer otras actividades.

Michael: También formas parte de la Junta de la EBU, ¿Cuáles son las diferencias entre las escenas locales de toda Europa?

Roser: Creo que el trabajo de los músicos es más respetado en toda Europa que en España. Países como Francia, Italia, el Reino Unido o Alemania tienen una larga tradición en la música popular y la gente reconoce más el talento de un artista. Aquí en España la música popular no es tomada en cuenta por las autoridades locales o los grandes medios. Por otro lado, el público español es cálido y ama y siente la música, pero al mismo tiempo no son tan respetuosos con el trabajo de los músicos. En el norte los países son más fríos, pero respetan más a los músicos.

Michael: ¿Por qué los europeos están tan enamorados del Blues?

Vicente: Tal vez porque nunca hemos tenido que trabajar como esclavos o hemos sido oprimidos como lo fueron los negros en el sur de los Estados Unidos. Para nosotros, el Blues es una música respetada, la madre de la música popular del siglo XX. Pero tal vez hay una respuesta simple, “el Blues tuvo un bebé y lo llaman Rock and Roll”.

Michael: ¿Qué te ha hecho reír últimamente y qué te ha emocionado de la escena europea?

Roser: No que me cause risa, pero me alegra ver que hay muchas personas en toda Europa que aún aman el Blues y trabajan para mantenerlo vivo. Me he dado cuenta cómo las personas en países tan lejanos como Rusia, Armenia, Grecia, Hungría o Polonia con poca tradición de Blues como en Francia, el Reino Unido o Alemania, hacen un gran esfuerzo para promoverlo y desarrollarlo. También el European Blues Challenge, que organizamos todos los años, me emociona mucho. Además de ir a un país europeo diferente cada año y ver la escena del Blues allí, me da la oportunidad de ver y conocer músicos de toda Europa con sensibilidades y antecedentes completamente diferentes, pero todos ellos sintiendo y amando el género.

Michel: ¿Cómo y cuándo comenzó el Blues en España?

Vicente: El primer concierto de Blues en nuestro país fue en 1952. Bill Big Broonzy estaba de gira por Europa y vino a Barcelona (la segunda ciudad más grande de España después de Madrid), tocó en un antiguo teatro llamado Capsa que hoy está cerrado. Esto fue posible gracias al esfuerzo y trabajo de una antigua asociación de fanáticos del Jazz, el Barcelona Hot Club, que se fundó a principios de los años cuarenta. Esta asociación fue muy activa durante cincuenta años aproximadamente, ha trabajado para promover y desarrollar la música de Jazz y Blues en España. Gracias a ellos, se organizaron los primeros festivales de Jazz que, sin promoción institucional, obtuvieron una importante popularidad y tradición entre las personas más intelectuales. Estos festivales siempre incluyeron a algunos artistas de Blues en sus programas. Tuvimos que esperar hasta 1957 para recibir la visita de otro bluesman. Esta vez fue el gran cantante y guitarrista Josh White quien vino y tocó en el Teatro Coliseum en una sesión increíble que muchos viejos fanáticos del Jazz y el Blues todavía recuerdan. Pronto, un club de jazz llamado Jamboree abrió sus puertas y en 1962 llegó allí el cantante y pianista Memphis Slim. Este club ha estado cerrado por más de veinte años y hace unos años ha sido reconstruido en el mismo lugar. Como pueden ver, solo tuvimos tres conciertos de Blues en diez años.

En 1965 llegó el American Folk Blues Festival. Hicieron un concierto al aire libre en el Parque de la Ciudadela, cerca del zoológico, en un lugar atractivo y adecuado para realizar un evento de Blues. De hecho, no fue hasta principios de los años setenta cuando el Blues comenzó a tener una popularidad relativa y pudimos disfrutar regularmente con más visitas de músicos de Blues. El 1970, el Chicago Blues Festival con Big Joe Williams y John Lee Hooker, entre otros músicos, recorrieron España y, desde ese momento, se pudieron encontrar conciertos de Blues en diferentes partes de nuestro país. Algunos de los nombres que tocaron en España en ese período fueron Otis Spann, Otis Rush, Jimmy Dawkins, Sunnyland Slim, Muddy Waters, B.B. King, Bobby “Blue” Bland, James Booker, Screaming Jay Hawkins, Bo Diddley, Lafayette Leake, John Littlejohn, que fueron respaldados por secciones rítmicas con grandes como Odie Payne, Bob Planket, Bob Stroger o Aaron Burton. El Chicago Blues Festival de 1972, 1974 y 1975 también realizó una gira por España.

Las primeras bandas de Blues españolas también aparecieron a principios de los 80. En la parte norte de España grabé con The Dolphin Blues Band y pocos meses después fundé mi propia banda Harmonica Zúmel Blues Band, que aún funciona, aunque a lo largo de los años, los músicos han cambiado. Con la banda, tuve el placer de tocar junto a Memphis Slim, Louisiana Red, Hubert Sumlin, John Primer, Champion Jack Dupree, Hezekiah Early, Luther Allison, Johnny Mars, Billy Branch, Dave Spectre o Lynwood Slim. Algunos años más tarde, a principios de los años 90 aparecieron nuevas bandas. Algunas fueron muy buenas, pero desafortunadamente otras fueron bastante malas. Cantan en inglés (la lengua oficial de Blues), pero también en español, porque pueden comunicarse mejor con el público español que entiende sus letras. En el sur de España, las bandas más prestigiosas son Caledonia Blues Band (hoy Blues Machine) y Algeciras Blues Express. Pero también hay buenas bandas tocando blues en toda España, como Tonky Blues Band, Harmonica Coixa Blues Band, All Nighters, Los Perkins, Bluesfalos, Alligator y Blues de Garrafa.

Michael: ¿Crees que las generaciones más jóvenes están interesadas en el blues?

Vicente: En absoluto, pero al menos si tienen interés por la música, el Blues está más disponible para ellos de lo que era en el pasado. Hay escuelas de música que enseñan Blues, e Internet les ofrece una amplia posibilidad para descubrirlo. De hecho, hoy en día la música no es tan importante para los jóvenes como lo era como cuando era adolescente.

Michael: ¿Tienes un mensaje para los fans del Blues en México?

Vicente: Amen el blues y traten de mantenerlo vivo en su país.

Vicente Zúmel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *