Ganadores de los Grammy’s de Blues 2018

Tal y como lo pronosticamos en el artículo de CB 80 de la columna, Blues a la Carta “Hacia el premio Grammy de Blues 2018”, los ganadores indiscutibles fueron en la categoría Blues Tradicional: The Rolling Stones (Blue & Lonesome); y en Blues Contemporáneo: Taj Mahal y Keb’ Mo’ (TajMo).

The Rolling Stones – Blue & Lonesome

Todo un gran acontecimiento fue la aparición de este nuevo disco de los Stones, publicado el 2 de diciembre de 2016, un álbum que reúne 12 piezas de blues clásico, como en los viejos tiempos.

Track List: 1. Just Your Fool (Little Walter); 2. Commit a Crime (Howlin’ Wolf) 3. Blue and Lonesome (Little Walter) 4. All of Your Love (Samuel Maghett) 5. I Gotta Go (Little Walter) 6. Everybody Knows About My Good Thing (Miles Grayson, Lermon Horton) 7. Ride ‘Em On Down (Eddie Taylor) 8. Hate to See You Go (Little Walter) 9. Hoo Doo Blues (Otis Hicks, Jerry West) 10. Little Rain (Ewart G. Abner Jr., Jimmy Reed) 11. Just Like I Treat You (Willie Dixon) 12. I Can’t Quit You Baby (Willie Dixon).

Just Your Fool. El disco inicia con un gran tema que derrocha mucha energía, poniendo al frente la armónica bluesera de Mick, de inmediato el ritmo condiciona a prepararse para el disfrute. Muy apegado a la interpretación original del gran Little Walter. Una pieza corta en tiempo, ya que apenas rebasa los dos minutos, pero que podría considerarse un hit en cualquier época de la ya muy larga trayectoria de la legendaria banda.

Commit a Crime. El segundo tema es un tributo directo a otro gran bluesman, Howlin´ Wolf, esta vez, es un poquito desapegado al original, pero con un arreglo en el riff que suena muy stoniano, al igual, la voz es mucho más suave que la del inmenso ‘lobo aullador’, la armónica sigue dándole ese toque especial a la interpretación, haciéndola crudamente agradable.

Blue and Lonesome. Esta pieza, que da el título al álbum, es una más del gran Little Walter, se trata de lo que comúnmente llamamos un ‘bluesezaso’. Con toda la dosis requerida para ser considerado así. El ritmo hipnótico, con guitarras que languidecen ante una voz triste y solitaria que lanza un lamento muy recurrente en este tipo de blues lento.  ¡Genial!

All of Your Love. Con todo su amor por el blues, los Rolling nos entregan esta sensual y candente versión del tema original de Magic Sam. El piano acústico de Chuck Levell es preciso y sublime. La pieza no deja nada a la imaginación, el canto de Mick se eleva por el ambiente, creando todo un extraordinario ritual bluesero.

I Gotta Go. Es tiempo de boogie, precediendo al hijo predilecto, sí al rock and roll, y los Stones lo hacen bien en esta otra pieza de Little Walter. Mick se divierte poniéndole el toque lúdico con la armónica. La banda se recrea al igual, confirmando el asunto de que no todo el blues debe ser tristeza.

Everybody Knows About My Good Thing. Un éxito del cantantante norteamericano de rhythm and blues y soul, Little Johnny Taylor, es el tema en turno, pero en una versión bastante disfrutable. La contribución de Eric Clapton en la guitarra slide, le da un giro de calidad indiscutible a la versión. La banda se consolida con el estilo, y se proyecta competitiva en cuanto a la instrumentación. Brillan las guitarras de Richards y de Wood, haciendo buen trio con Eric.

Ride ‘Em On Down. Lo que mejor hacen los Stones, es su estilo muy especial y característico de rock-blues. Aquí lo reproducen de manera sensacional en este tema de Eddie Taylor, guitarrista norteamericano de Mississippi. La versión es explosiva, con las guitarras puntillosas de Wood y de Richards haciendo los riffs, rematada además con la armónica bluesera de Jagger.

Hate to See You Go. Llega un momento cumbre de la obra con esta canción de Little Walter, que nos vuelve a recordar que a veces menos, es más, un sencillo arreglo al original lo convierte en magistral. Matt Clifford aparece discreto en los teclados y en el órgano Hammond, pero lo que sobresale es la guitarra hipnótica (muy al estilo de la versión de Bo Diddley), y los ricos soplidos de la armónica.

Hoo Doo Blues. Una versión al original del guitarrista afroamericano Otis Verries Hicks, conocido como Lightnin’ Slim. Es un blues lento con una cadencia remarcada por la percusión de Jim Keltner, las guitarras entrelazadas a la armónica y la base rítmica son inmejorables. Y desde luego el trabajo vocal de Mick la hace superior.

Little Rain. Muchas fueron las piezas de blues simple y minimalista que hicieron de Jimmy Reed, uno de los maestros esenciales para aprender el género. Aquí los Stones presentan este tema muy poco conocido, pero con la esencia del cantante y guitarrista de Mississippi. Richards se recrea en la guitarra acompañamiento y que decir de Jagger con la armónica, sentida y puntual.

Just Like I Treat You. Una rola original del maestro Willie Dixon, grabada por Howlin’ Wolf, aquí la intrepretan de manera fabulosa, resultando en sí, toda una delicia. Para moverse y disfrutar por su ritmo brincón y pegajoso.

I Can’t Quit You Baby. Una más de Dixon, da el cierre a la obra. La pieza más larga del álbum, pero que se disfruta de principio a fin. Nuevamente la colaboración de Clapton le da un toque insuperable a la pieza, que más bien fue interpretada en su origen por Otis Rush. Tal vez, mi pieza favorita de un disco que se ha convertido en poco tiempo en uno de mis preferidos.

Músicos: Mick Jagger (voz y armónica); Keith Richards (guitarra); Ronnie Wood (guitarra); Charlie Watts (batería); Darryl Jones (bajo); Chuck Leavell (piano acústico, hammond B3), Matt Clifford (piano wurlitzer, hammond B3), Jim Keltner (en 9 percusiones); Eric Clapton (en 6 y 12 guitarra y guitarra slide).

 

Taj Mahal & Keb’ Mo’ – TajMo

Cuando Taj Mahal y Keb ‘Mo’ se reunieron en el estudio para grabar este álbum, la sinergia fue similar a una supernova, conjuntando a dos grandes estrellas del mundo del Blues. Este lanzamiento, combina los esfuerzos de dos de las luces más brillantes del universo de la música norteamericana, que sin duda serán esenciales para la audiencia por siempre. Los dos comparten ahora seis Grammys, pero vienen de diferentes espectros.

Nacido con el nombre de Henry Saint Clair Fredericks en el Bronx, Taj creció en Springfield, Massachusetts, es hijo de un pianista y arreglista de jazz afrocaribeño y maestro de escuela, y su madre fue cantante de gospel. Actualmente cuenta con 75 años de edad. Apareció en la escena a los 20, durante el renacimiento popular de los años 60 y ha estado a la vanguardia del mundo del Blues desde entonces con docenas de álbumes en su haber. Es un estupendo multiinstrumentista que toca la guitarra, la armónica, el piano y el banjo, es un musicólogo de primer orden y es reconocido como una de las principales autoridades mundiales de la música occidental.

Kevin Roosevelt Moore, más conocido como Keb’ Mo’ es un cantante, guitarrista y compositor de Blues norteamericano afincado en Nashville, nació en el sur de Los Ángeles y creció en la vecina Compton. Actualmente cuenta con 66 años de edad. Fue un actor con grandes películas en su haber, comenzó su carrera musical como percusionista y bajista en una banda de Calypso, antes de respaldar al violinista Papa John Creach, más conocido por su trabajo con Jefferson Airplane, en cuatro álbumes. Es también un magnífico multiinstrumentista por derecho propio, obtuvo su primer disco de oro en los años 70 por la canción “Git Fiddler”, co-escrita con Creach, que apareció en el álbum Red Octopus de Jefferson Starship. Pero pasaron otros 20 años más o menos para que su estrella ascendiera en el firmamento del Blues.

Track List: 1. Don’t Leave Me Here (Taj Mahal/Kevin R. Moore/Gary Nicholson); 2. She Knows How to Rock Me (Willie Perryman); 3. All Around the World (Chic Street Man/Kevin R. Moore); 4. Om Sweet Om (Om Johari/Kevin R. Moore/John Lewis Parker); 5. Shake Me in Your Arms (Billy Nichols); 6. That’s Who I Am (Al Anderson/Kevin R. Moore/Leslie Satcher); 7. Diving Duck Blues (John Estes); 8. Squeeze Box (Pete Townshend); 9. Ain’t Nobody Talkin’ (John Caldwell/Kevin R. Moore); 10. Soul (Taj Mahal/Kevin R. Moore); 11. Waiting on the World to Change (John Mayer).

Don’t Leave Me Here. Inicia la obra. Es un shuffle a medio tiempo con Taj en la armónica. Ambos intercambian voces, como lo hacen en todo el disco, la letra resulta al revés del tema habitual de los comuneros pobres que anhelan la vida en la Ciudad de los Vientos. Una estupenda pieza original con un ritmo que de inmediato atrapa.

She Knows How to Rock Me. Original del viejo músico de Georgia, Piano Red. Un buen puntilleo en la guitarra inicia la pieza, manteniéndose acompañando la melodía en toda la canción. Es una gran versión con Taj brindando la voz principal rasposa y Keb’ entregando la respuesta. Alegre tonada que mantiene el interés segundo a segundo.

All Around the World. El dueto intercambia versos a lo largo de la canción de Keb’ Mo’, co-escrita con Chic Street Man, presenta un ritmo isleño y coro femenino, además transmite el mensaje de que la gente necesita encontrar un camino mejor hacia la paz y la comprensión. Alegre tonada, pero nada de blues.

Om Sweet Om. Una balada de Keb’ Mo’, co-escrita con Om Jahari y John Lewis Parker, continúa el mensaje mientras insta a la gente a abrir sus corazones, que al sol no le importa a quién le ilumina. Esperanzadora tonada, con una buena armónica, pero nada de blues nuevamente.

Shake Me in Your Arms. Ahora sí un rico, rítmico y sencillo bluesecito escrito por Billy Nichols, un artista mejor conocido por su trabajo con Martha And The Vandellas y B.T. Express, es un blues alegremente positivo, que en su letra sugiere una noche de romance en lugar de pelear con una amante.

That’s Who I Am. Un tema bluesy más de Keb’, coescrito por Al Anderson y Leslie Satcher, describe la sensación de finalmente encontrar el amor verdadero y comprender la incapacidad de vivir sin él.

Diving Duck Blues. Un cover sensacional, de hecho, mi tema favorito del álbum. Original de Sleepy John Estes, guitarrista y cantante de blues, nacido en Ripley, Tennessee.

Squeeze Box. Original de Pete Townshend, guitarrista, cantante y compositor británico de rock, reconocido principalmente por su trabajo con The Who. Interesante versión del dueto.

Ain’t Nobody Talkin’. Es una baladita funky de Keb, escrita con John Caldwell, que trata sobre una historia de amor ilícita. El solo de la guitarra es bastante aceptable, así como los toques del Hammond en el fondo.

Soul. Un tema original de esta pareja fabulosa de artistas, Taj Mahal y Keb’ Mo’, un número con un ritmo caribeño, la letra afirma simplemente que el poder del alma se extiende por el mundo.

El disco termina con una pequeña esperanza para el futuro en una versión de Waiting for the World to Change de John Mayer. TajMo es una delicia pura por donde quiera que se le vea y escuche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *