Corazón de piedra

Quisiera tener corazón de piedra,

y no sentir nada y no llorar por nada,

valerme las situaciones y las emociones.

 

Pero en lugar de eso, Dios me ha dado,

un corazón apasionado y un sentimiento descarado,

que día a día se han encargado,

de hacerme sentir y vivir con más intensidad.

 

Quisiera tener corazón de piedra,

para provocar bajas pasiones,

y aprovecharme de sus intenciones.

 

Quisiera tener corazón de piedra,

y hacer con mis manos caricias,

para estafarlos de ilusión.

  

Quisiera tener corazón de piedra,

y que me sirvan el banquete a mí sola,

que no me importe si sienten o no,

que sólo me importe yo.

 

Quisiera tener corazón de piedra,

y ser insensible, al fin que sensible todas son.

 

Quisiera tener corazón de piedra,

pero tengo un corazón lleno de sentimientos.

 

Quisiera tener corazón de piedra,

pero tengo suspiros y tengo emoción.

No reprimo mis sentimientos,

En mis noches de pasión.

 

Quisiera tener corazón de piedra,

pero para qué les presumo,

eso, no tengo yo,

yo tengo un corazón descarado,

apasionado y lleno de amor.

Con música de fondo, Heartbreak Hotel por John Francis Carroll del álbum: Blues Instrumentals

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *