Bob Margolin: honestidad & pasión

Bob Margolin nació y creció en Brookline, Massachusetts. Comenzó a tocar la guitarra en 1964, y su primera aparición en un disco fue con la banda psicodélica Freeborne de Boston en su álbum de 1967, Peak Impressions. Margolin fue un músico de apoyo para Muddy Waters de 1973 a 1980, actuando con él y con The Band en la película The Last Waltz. Como solista, ha grabado álbumes para Alligator Records, Blind Pig, Telarc y en su propio sello discográfico Steady Rollin’. En 1979 hizo una aparición especial, junto con Pinetop Perkins en el álbum de The Nighthawks, Jacks & Kings. En 1994, apareció con Jerry Portnoy como músico invitado en el álbum, Ice Cream Man de John Brim. Recibió una nominación al premio W. C. Handy Award como mejor álbum de Blues tradicional del año. Margolin es columnista de la revista Blues Revue. Esta es una biografía muy breve sobre el hombre que ofrece toda su vida al blues. Hablamos de blues con Steady Rollin’ Bob Margolin.

 

La entrevista

Michael. ¿Cuándo fue tu primer deseo de involucrarte en el blues?

Bob. Cuando escuché Rock ‘n’ Roll y música pop en el radio y cuando Chuck Berry me impulsó a querer tocar la guitarra. Seguí el camino de la inspiración de Chuck Berry a la música blues, a mediados de la década de 1960. Ya estaba en una banda tratando de tocar blues en 1966.

Michael. ¿A cuál de las personas con las que has trabajado la consideras como tu mejor amigo?

Bob. A la mayoría de ellas realmente, desde las antiguas leyendas del blues hasta los jóvenes músicos que conozco hoy y que también aman el blues.

Michael. ¿Cuál fue el mejor y el peor momento de tu carrera?

Bob. Cada vez que toco mi música y la gente se divierte, es el mejor momento. Es cuando nada duele y nada más importa. Lo peor para mí es avergonzarme en un escenario debido a algún problema. Intento asegurarme de que yo no sea el que lo causa.

Michael. ¿Hay alguna similitud entre el blues actual y el blues de los años 70?

Bob. Para los tradicionales, ambos son similares. Algunas personas prefieren ciertos estilos. Disfruto de todos los estilos siempre y cuando se toquen bien.

Michael. ¿Qué te ofrece el blues?

Bob. Es música con alma, intensa y me gusta compartirla como fan y como artista.

Michael. ¿Cuáles crees que fueron las razones del boom del blues de finales de los años sesenta?

Bob. La gente de mi edad (nací en 1949) descubría y disfrutaba de todo tipo de música más allá de lo que se escuchaba en la radio comercial. Promotores como Bill Graham estaban poniendo bandas de blues en shows con bandas de rock y jazz. Creo que eso fue bueno para los amantes de la música y ya no sucede demasiado.

Michael. ¿Ayudó a muchos artistas, encontró gratitud en ellos?

Bob. Los viejos músicos de blues nos ayudaron y hoy quiero hacer eso para los jóvenes que conozco. Estos jóvenes se convierten en mis amigos y la mayoría agradece la ayuda que les doy. ¡Les agradezco su inspiración también! A veces ellos me ayudan. Derek Trucks hizo los arreglos para que me quedara con The Allman Brothers en 2009.

Michael. ¿Te sientes como un “viajero” o un “parlanchín”?

Bob. Siento que estoy haciendo música con honestidad y pasión. Puedes juzgarlo por ti mismo.

Michael. ¿Cómo fue tu relación con Muddy Waters?

Bob. Muddy era el jefe, un empresario, un gran músico y un amigo. Me trató bien y lo amé por lo que era y todo lo que hizo.

Michael. Cuéntame sobre el comienzo de la banda de Muddy. ¿Cómo se juntaron y dónde comenzó?

Bob. Todo eso se explica, lo mejor posible, en mi sitio web: http://bobmargolin.com/muddylike.html.

Michael. ¿Cuál fue su experiencia en la película The Last Waltz?

Bob. Eso también está en mi sitio web porque me lo preguntan a menudo. No tengo otras palabras para decirlo.

En la década de 1970 intenté apoyar a Muddy Waters cuando trabajaba con músicos que no eran de su banda. Muddy nos trajo a Pinetop Perkins con él cuando Levon Helm y Paul Butterfield produjeron su última grabación para Chess Records en 1975, The Muddy Waters Woodstock Album, un ganador del Grammy. El año siguiente, Levon invitó a Muddy al concierto de The Last Waltz en el día de Acción de Gracias en Winterland en San Francisco. Fue un honor y una emoción tocar con Muddy y The Band y con muchos de los rockstars de esa época. La película de Martin Scorsese del concierto es la actuación más vista de Muddy, y por supuesto la mía también. Pensé que esa experiencia sería una vez en la vida para mí.

Pero 40 años después, en 2016, fui invitado a tocar en The Last Waltz 40 en un Jazz Fest. En el backstage, vi al promotor Keith Wortman de Blackbird Presents observar la magia y la respuesta de la audiencia y musitar: “Tengo que poner esto de gira“. De hecho, lo hizo. En enero de 2017 recorrimos el este de los Estados Unidos con Warren Haynes, Don Was, Jamey Johnson, Michael McDonald, John Medeski, Dave Malone, Mark Mullins and the Levee Horns, Terence Higgins, Ivan & Cyril Neville… y dos veces con el invitado especial de The Band: Garth Hudson.

Michael. ¿Te sientes mejor como cantante, guitarrista o productor?

Bob. Son cosas diferentes que hago a menudo al mismo tiempo.

Michael. Me pregunto si podrías contarme algunas cosas sobre la historia de Freeborne.

Bob. Hubo algunas bandas con ese nombre entre 1966-1971. Una, a fines de 1966, era una banda de blues. La versión más famosa, es la que grabó un álbum llamado Peak Impressions, lanzado en 1968. Presentaba a Nick Carstoiu, Dave Codd, Mike Spiros (Spilios Spiros – griego-americano, muy talentoso en todos los instrumentos, todavía toca en Massachusetts), el fallecido Lew Lipson y yo. Contenía canciones de gran originalidad y era muy libre sobre estilos musicales. Escuché que los coleccionistas de música psicodélica de los 60 valoran mucho dicho álbum.

Michael. ¿Qué has aprendido sobre ti de la música?

Bob. Estoy orgulloso de mi profesión También he descubierto que amo la música, pero odio la parte comercial, incluso cuando estoy haciendo negocios con buenas personas. Tengo que hacer el trabajo de los negocios o no podré tocar música. Como dijo Pinetop Perkins: “Es una teta dura, pero seguro debes chuparla”.

Michael. ¿A quién de las personalidades históricas del blues te hubiera gustado conocer?

Bob. A Robert Johnson, Elvis Presley, Elmore James, y a Little Walter.

Michael. ¿Cuál es el período más interesante de tu vida y por qué?

Bob. Estoy trabajando muy duro, toco mucho y voy logrando siempre más de lo que había hecho hasta este momento. Tengo que intentar hacer todo lo neesario para seguir haciendo shows y grabaciones. Quiero lograr eso, y también necesito ganar dinero para vivir. También sé que debo hacer todo lo mejor posible cada vez, tanto para mí como para mi público. Creo que puedo mejorarlo. Ese es el beneficio de mi experiencia y mi arduo trabajo. Tengo 62 años, pero estoy saludable y siento que ahora soy más que nunca, más salvaje y más profundo en el escenario.

Michael. ¿Cuál fue la primera tocada a la que fuiste?

Bob. Fue a los 14 años cuando vi a una joven banda de rock tocar en vivo en mi escuela secundaria. Me encantó.

Michael. ¿Qué experiencias en tu vida te han convertido en un buen músico?

Bob. Todas las experiencias buenas y malas que tengo en un escenario y en el resto de mi vida me hacen ser quien soy. Como músico, prefiero escuchar y colaborar, no competir con aquellos con los que trabajo. Me gusta ese enfoque mejor, que pensar lo que quiero hacer y tratar de hacerlo, sin tomar en cuenta a las personas con quienes trabajo.

Michael. ¿Cómo fue tu tiempo de grabación con Muddy, Cotton, “Big Eyes” y Winter?

Bob. Fue muy emocionante grabar y hacer todo lo posible para ayudar a estos excelentes músicos que admiré mucho. Compartir su música y amistad fue una emoción.

Michael. Has viajado por todo el mundo. ¿Cuáles son tus conclusiones?

Bob. El blues está en todas partes ahora. Es una de las pocas cosas en el mundo que reúne a personas de todos los países, y de todas las edades, razas, ricos y pobres. Hay fanáticos por todas partes, pero ahora también hay grandes músicos en todas esas partes. La mayoría de las veces, en los Estados Unidos o en todo el mundo, vuelo solo y me encuentro con una banda de músicos por primera vez. Tocamos buen blues juntos porque son músicos experimentados y juntos hablamos el mismo idioma del blues.

Michael. Pide un deseo para la música.

Bob. El blues está vivo y hoy hay buenos músicos que son originales, creativos y apasionados. Ojalá fuera más fácil para ellos ganarse la vida tocando el blues que aman.

Michael. ¿Crees que las nuevas generaciones están interesadas en el blues?

Bob. Algunos jóvenes lo aman tanto como lo hicimos nosotros y viven para tocarlo. Encuentro a menudo personas de todas las edades apasionadas por el blues.

Michael. ¿Los medios o el talento juegan el papel más importante para que un artista sea descubierto?

Bob. El talento, creo. Si alguien tiene tanto talento y emociona, los medios vendrán algún día. ¡Pero tiene que ser un gran talento!

Michael. ¿Qué es lo que más extrañas de los años 60?

Bob. Los años 60 fueron un momento muy emocionante para todo músico. Las mentes y los corazones de las personas eran libres y se valoraba la creatividad y la originalidad junto con la atracción comercial. Hoy, no tanto.

Michael. ¿Cuál crees que es la característica de tu personalidad que te convirtió en bluesman?

Bob. Me encantaba la música en general y el blues era de lo que más me gustaba. Estaba con apertura, y me enganché.

Michael. ¿Cómo comenzó a tocar y cuándo supo que haría esto para ganarse la vida?

Bob. Estuve en bandas desde que asistía a la escuela secundaria en 1965-66. Me gustaba tocar la guitarra y hacer música. Cuando salí de la universidad en 1970, rápidamente conseguí trabajo tocando blues en Boston. Fui un bluesman profesional desde finales de 1971 ($80 a la semana tocando 6 días a la semana, 6 sets por noche y 3 los domingos por la tarde).

Michael. ¿Cómo ha cambiado el negocio de la música a lo largo de los años, desde que comenzó su carrera?

Bob. Mucho por el dinero, ahora cuando le preguntas a alguien en el negocio de la música “¿Cómo estás? contesta “como loco”, si no está ganando dinero.

Muddy Waters and The Band – Mannish Boy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *