Buddy Guy: ‘El blues está vivo y sano’

The Blues Is Alive and Well es un nuevo álbum de estudio del legendario músico de blues estadounidense Buddy Guy, (es su 18º álbum de estudio, después de Born to Play Guitar del 2015), lanzado el 15 de junio de 2018 por RCA/Silvertone. Pensando en la elaboración de la reseña de este novedoso disco, me vinieron a la cabeza una serie consideraciones con respecto a algunos aspectos de la escena del circuito del blues en México. Aquí los revelo antes de pasar a comentar los pormenores de la grabación en turno.

Buddy Guy es una verdadera leyenda que manifiesta todo su amor por el blues, sin complicaciones y directo, desde el título de su nuevo disco “El blues está vivo y sano”. Es decir, lo hace con hechos, no sólo con palabras. No dice ser el más fregón, sólo lo demuestra con su gran trabajo vocal y guitarrístico. Incluye temas originales de blues tradicional y contemporáneo, con diversas fusiones, no tiene prejuicios de como debía ser el “verdadero” blues. Además, interpreta un sensacional cover, y no se tira al piso porque su trabajo deba ser siempre original y no un simple tributo. Canta espectacular y no dice que tiene voz de fuego. Da shows por todo el mundo y no dice que el mundo es su territorio. Comparte créditos con músicos de la talla de Jeff Beck, Keith Richards y Mick Jagger, y no recorta los carteles, ni resalta sólo su nombre. Su discurso es congruente con su música, no sólo con monosílabos mandando “saludos a la bandera”. Él es parte de la historia del blues, sin divagar que el género y sus instrumentos tienen origen… ¡mexicano! En fin, es tan honesto y grandioso, que no necesita de más, para demostrarlo.

Lista de canciones

1. A Few Good Years (Richard Fleming/Tom Hambridge; 2. Guilty as Charged (Richard Fleming/Tom Hambridge); 3. Cognac (Buddy Guy/Richard Fleming/Tom Hambridge presentando a Jeff Beck y a Keith Richards); 4. The Blues Is Alive and Well (Gary Nicholson/Tom Hambridge); 5. Bad Day (Mac Davis/Tom Hambridge); 6. Blue No More (Jamey Johnson/Tom Hambridge presentando a James Bay); 7. Whiskey for Sale (Tom Hambridge); 8. You Did the Crime (Richard Fleming/Tom Hambridge presentando a Mick Jagger); 9. Old Fashioned (Buddy Guy/Tom Hambridge); 10. When My Day Comes (Bill Sweeney/Tom Hambridge); 11. Nine Below Zero (Sonny Boy Williamson); 12. Ooh Daddy (Richard Fleming/Tom Hambridge); 13. Somebody Up There (Richard Fleming/Tom Hambridge); 14. End of the Line (Richard Fleming/Tom Hambridge); 15. Milking Muther for Ya (Buddy Guy).

 

La reseña

A Few Good Years, la obra rompe con un espectacular blues lento, magistralmente interpretado en la parte vocal y con un tono muy particular en la guitarra de Buddy. Guilty as Charged, una pieza más que tradicional con un ritmo optimista y sabrosón, al que resulta imposible quedarse estático, y que la banda perfectamente acoplada entiende como acompañar a su artista líder. Cognac, gran blues lento para lucimiento de sendos guitarristas: Jeff Beck, Keith Richards y por supuesto Buddy como anfitrión. Una joya de la corona. The Blues Is Alive and Well, una gran pieza que seguramente quedará en un lugar preponderante para la posteridad, tema que da nombre al disco, es un legado en estos tiempos difíciles y que lleva el mensaje contundente de que nuestro querido blues está “vivito y coleando”. Bad Day, tal vez sea un día malo, pero con el blues presente, seguramente será un día alentador y soportable. Buena pieza que encaja perfecto en el concepto del álbum.

Blue No More, un blues ciertamente tradicional con una participación estelar de James Bay (joven cantante y compositor británico) que le da un sentido de cálidez a la pieza cuando toma la voz principal y que sigue a Guy en una llamada y respuesta, haciendo un dueto vocal sensacional. Whiskey for Sale, una pieza con una fusión interesante, entre funk y hip hop. Alejada de lo tradicional, pero con interesante instrumentación y propuesta vocal de Guy y de coros femeninos. You Did the Crime, un tema súper lento pero lucidor, en especial por la participación del genial Mick Jagger en la armónica. Sí, nada menos que una estrella legendaria del rock universal aportando al blues algo de su gran talento. Old Fashioned, espectacular pieza con la adición de la sección de metales, el órgano Hammond lucidor como a lo largo de la obra, la voz que encanta, la sección rítmica que fortalece, y la guitarra solista en todo su esplendor. When My Day Comes, después de la tempestad viene la calma, una pieza con los ingredientes suficientes para estar ahí. Sencilla y carismática, con explosiva exposición del solo de guitarra, nada más.

Nine Below Zero, sí es un cover, no se espanten ni se esponjen, el legendario Buddy Guy hace un cover en su nuevo disco. Pero es algo más que una simple interpretación, lleva la versión a un plano encantador, un verdadero tributo a otro de los grandes del blues, a Sonny Boy Williamson II. Ooh Daddy, y que suena el boogie, rítmico, hipnótico y simplemente sensacional. Un tema apropiado para mover literalmente el esqueleto. El blues también es alegría. Somebody Up There, con elementos tradicionales del blues y sin contratiempos en el camino se cimenta esta pieza altamente explosiva y muy bluesera. End of the Line, y para el casi final esta pieza con el sonido tradicional de la guitarra de Buddy, acentuado con la participación genial de la sección de metales. Milking Muther for Ya, una pieza corta interpretada por Buddy y su guitarra, dan el cerrojazo final a una obra por demás extraordinaria.

Buddy Guy – Nine Below Zero

The Blues Is Alive And Well es simplemente un álbum de blues impecable que se erige, sin duda, como uno de los mejores discos lanzado en este 2018.

¡Qué siga el blues por siempre!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *