Los hombres y mujeres del blues y sus historias de muerte. Pt 2

Esta es la segunda parte de la reseña de las causas de muerte de algunos de los más importantes músicos de Blues, en algunos casos, muertes misteriosas, tan misteriosas como sus vidas mismas, otro motivo más para quererse introducir cada día más a este fascinante mundo del Blues.

James Cotton combatió el cáncer de garganta a mediados de la década de 1990, pero continuó sus giras utilizando cantantes o miembros de su banda de acompañamiento como vocalistas. En 2006 fue músico invitado en el álbum Way Back, de Willie “Big Eyes” Smith y que también incluía a Pinetop Perkins. El 10 de marzo de 2008, él y Ben Harper actuaron en la inducción de Little Walter en el Salón de la Fama del Rock and Roll, tocando Juke y My Babe juntos.

La ceremonia de inducción se transmitió a nivel nacional en VH1 Classic. El 30 de agosto de 2010, Cotton fue el invitado especial en la transmisión de despedida de Larry Monroe Blue Monday, que organizó en la estación de radio KUT en Austin, Texas, durante casi 30 años. Finalmente, la leyenda de la armónica de blues murió el 16 de marzo de 2017 a causa de una neumonía, a los 81 años, en la ciudad texana de Austin.

Joe Willie “Pinetop” Perkins, falleció a la edad de 97 años en Austin, Texas. A pesar de su edad, Perkins todavía se mantenía muy activo, en conciertos programados y grabando aquí y allá. De hecho, se había convertido, en la última edición de los Grammy, en el músico con más edad en recibir un premio de estas características. Pese a su lento caminar y sus achaques evidentes, bastaba verle sonreír con su mirada pícara tras sus gafas a medio caer para creer que nada presagiaría su final.

Maestro del boggie-woogie, Perkins te convencía con su estilo inconfundible de que la vida no había hecho más que comenzar. Perkins ganó un Grammy, el premio más importante de la música, al mejor álbum de blues tradicional por Joined at the Hip: Pinetop Perkins & Willie ‘Big Eyes’ Smith. Ya había obtenido otro Grammy en el 2005 en reconocimiento a toda su carrera, y otro más en el 2007. “Se echó la siesta y ya no despertó“, dijo su representante, Patricia Morgan. “Pinetop” Perkins, falleció de un ataque al corazón el 21 de marzo de 2011.

Little Walter hizo su primera grabación, I Just Keep Loving You, en 1947 para un sello local, Ora Nelle, y se contactó con Muddy Waters al año siguiente. En 1950, los dos grabaron el clásico de Waters Louisiana Blues, y siguieron con She Moves Me, que presenta el primer uso de una armónica amplificada. Walter y Waters se unieron a Jimmy Rogers y a Baby Face Leroy Foster para formar Headhunters. El grupo tocó en Chicago y se convirtió en una de las bandas de blues más populares de la ciudad, y Walter se convirtió en el armonicista de estudio de Waters.  Al final de una sesión de grabación de Waters en 1950, Walter grabó una nueva pista propia, llamada Juke, y el disco se convirtió en un éxito, lo que lo llevó a un nivel de fama que no conocía anteriormente.

Durante los siguientes años, Walter colocó 14 canciones en el Top 10 en las listas de R & B, incluyendo: Sad Hours, Mean Old World, You Better Watch Yourself y My Babe. A pesar de la exhibición vocal en los registros de Walter, su canto generalmente se pasa por alto, ya que la sombra proyectada por su armónica era enorme.  A medida que la década de 1950 llegó a su fin, también lo hizo la racha de éxitos de Little Walter. Everything’s Gonna Be Alright (1959) fue su último éxito, ya que el blues de Chicago casi había desaparecido de la corriente principal.

La década de 1960 no fue amable con Little Walter, ya que cayó en el alcoholismo y la inactividad, sus habilidades sufrieron junto con su salud. En 1968, el temperamento famoso de Walter resultó ser su ruina final, cuando estuvo involucrado en una pelea callejera y más tarde murió, a los 37 años, de una trombosis provocada por lesiones en la cabeza.

La muerte sorprendió a John Lee Hooker pocos días después de su último concierto, en un local de Santa Rosa, California, confirmando el viejo mito del bluesman que se despide agarrado a su guitarra y cantando. “Esto ha sido totalmente inesperado. Tuvo a la audiencia a sus pies tres o cuatro veces el pasado sábado. Le gustaba el contacto con el público, y a pesar de su avanzada edad, no dejó de actuar hasta el final”, declaró su agente, Rick Bates, a la agencia Rosebud.

La desolación que su pérdida causó en el mundo de la música, la expresó como nadie uno de sus más rendidos admiradores, el cantante irlandés Van Morrison: “Es difícil acostumbrarse a un mundo sin él”, dijo. Pocas semanas antes de su muerte, se había publicado su última grabación, una colaboración para el disco de tributo a los Doors Stoned immaculated. En ella superpuso su voz al clásico Roadhouse blues, en una inverosímil reunión con otro mito irrepetible, Jim Morrison, conseguida gracias a la tecnología. Hooker falleció el 21 de junio de 2001 por muerte natural.

En 1947, Jimmy Rogers, Muddy Waters y Little Walter comenzaron a tocar juntos, formando la primera banda de Waters en Chicago, (a veces conocidos como Headcutters o Headhunters, debido a su práctica de robar trabajos de otras bandas locales). Los miembros de la banda grabaron y lanzaron música acreditada a cada uno de ellos como solistas. La banda definió el sonido del incipiente estilo Chicago Blues, (más específicamente, el blues del South Side de Chicago).

Rogers grabó varios lados propios con etiquetas pequeñas en Chicago, pero ninguno fue lanzado en ese momento. Comenzó a tener éxito como solista en 1950, con la exitosa canción That´s All Rigth, lanzada por Chees Records, pero permaneció en la banda de Waters hasta 1954. A mediados de la década de 1950, tuvo varios discos exitosos lanzados por Chess, la mayoría de ellos con Little Walter o Big Walter Horton en la armónica, su mayor éxito: Walking by Myself.

A fines de la década de 1950, a medida que el interés por el blues disminuía, gradualmente se retiró de la industria de la música. A principios de la década de 1960, Rogers trabajó brevemente como miembro de la banda de Howlin´ Wolf, antes de abandonar el negocio de la música por casi una década. Trabajó como conductor de taxis y era dueño de una tienda de ropa, que se incendió en los disturbios de Chicago en 1968 tras el asesinato de Martin Luther King Jr.

Rogers gradualmente comenzó a actuar en público nuevamente, y en 1971, cuando la moda lo hizo bastante popular en Europa, comenzó ocasionalmente a viajar y a grabar, incluida una sesión de 1977 con Waters. En 1982, Rogers era nuevamente un artista en solitario a tiempo completo. Continuó de gira y grabando discos hasta su muerte. Fue incluido en el salón de la fama del Blues en 1995. Rogers murió de cáncer de colon en Chicago en 1997.

Otros músicos de Blues coincidieron en la forma de morir tal es el caso de Sonny Boy Williamson, Elmore James, Albert King, Freddy King, Big Mama Thorthon, Willie Dixon, entre otros que murieron de ataques al corazón o insuficiencia cardiaca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *