Curtis Salgado: El blues es mi estilo de vida

El galardonado vocalista de soul, blues y R&B, Curtis Salgado (Foto por Bob Hakins), ha hecho estremecer la tierra con su potente voz y con el enérgico sonido de su armónica, maravillando al público en todo el mundo durante más de 30 años. Nacido en Everett, Washington, creció en Eugene, Oregón.

A los 20 años, ya se estaba haciendo un nombre en la escena de los bares de Eugene con su banda The Nighthawks, y más tarde como co-líder en The Robert Cray Band. Se convirtió rápidamente en un músico y cantante de notable profundidad, con influencias vocales y musicales que incluyen a Otis Redding, O.V. Wright, Muddy Waters, Little Walter, Sonny Boy Williamson I y II, Lightnin’ Hopkins, Howlin’ Wolf y Magic Sam. La NPR (red de radio pública en Estados Unidos), lo llama «un ícono del blues» con una «voz enorme».

En 1977, conoció al actor John Belushi mientras el comediante estaba filmando, Animal House. Salgado y Belushi pasaron horas tocando discos antiguos, mientras Belushi absorbía la música como una esponja. John usó su nuevo conocimiento del blues para crear The Blues Brothers. Una vez que Salgado se unió a The Robert Cray Band, compartió escenarios con muchos de sus ídolos, como Muddy Waters, Bobby Bland, Albert Collins y Bonnie Raitt.

Estuvo al frente de la banda Roomful Of Blues, cantando y haciendo giras con ellos desde 1984 hasta 1986. Al formar su propia banda, lanzó en 1991 el primero de sus diez álbumes en solitario. Salgado se unió a Alligator Records en 2012, debutando con el galardonado y aclamado álbum, Soul Shot en 2012, seguido de The Beautiful Lowdown en 2016. Salgado ganó tres premios de la Blues Music Awards en 2013, incluido el codiciado artista del año. También ganó como artista de Soul Blues, y el álbum de Soul Blues.

En 2017, ganó otros tres premios, Blues Music Awards: álbum de Soul, The Beautiful Lowdown; canción del año por Walk A Mile In My Blues, y artista de Soul Blues. A pesar de sus éxitos, Salgado no es ajeno a la adversidad. Durante su carrera, ha superado múltiples problemas de salud, luchando contra el cáncer de hígado en 2006 y el cáncer de pulmón en 2008 y 2012. En marzo de 2017 se sometió a una cirugía de bypass cuádruple. Ahora está de vuelta en el camino, tocando con su banda y haciendo dueto con Alan Hager. Su capacidad de recuperación se puede escuchar y sentir en la canción I Will Not Surrender, la pista principal de su álbum más reciente, del 2018, Rough Cut.

La entrevista

Mike. ¿Cuándo fue tu primer deseo de involucrarte en el blues?

Curtis. Crecí en una casa que amaba la música. Fui expuesto a una gran variedad de música. A mi padre le gustaba Count Basie, Ray Charles, Fats Waller y los pianistas de Boogie Woogie, solo por nombrar algunos. Quise ser parte de todas esas cosas buenas, en el momento en que mi papá me llevó a ver a Count Basie, cuando tenía trece años.

 Mike ¿Quiénes fueron tus primeros ídolos? ¿Cuáles han sido algunas de tus influencias musicales?

Curtis. Algunos de mis primeros ídolos fueron Count Basie, Anita O’Day, Ray Charles, Benny Goodman, Little Walter, Muddy Waters, Johnny Guitar Watson, Paul Butterfield, Buddy Guy y el LP “Hoodoo Man Blues” de Junior Wells. Estos grandes músicos han influido en mi música.

Mike. ¿Cuáles fueron las primeras canciones que aprendiste?

Curtis. La primera vez que actué frente a un público tenía cinco años. Las canciones que canté fueron: Jesus Loves Me Yes I Know, I’ve Been Working on The Railroad y Roll the Stone Away. Esas fueron las primeras canciones que aprendí.

Mike. ¿A quién de las personas con las que has trabajado la consideras tu mejor amigo?

Curtis. He trabajado con tantos músicos fantásticos a lo largo de mi carrera. Todos nos apoyamos mutuamente y la mayoría de ellos se han convertido en buenos amigos míos.

Mike. ¿Es el Blues un estilo de vida?

Curtis. Tocar música para vivir y como única fuente de ingresos, definitivamente define tu forma de vida. Y como yo toco Rhythm and Blues, el Blues es mi estilo de vida.

Mike. ¿Cuál fue el mejor momento y el peor de tu carrera?

Curtis. Un par de los mejores momentos de mi carrera fueron cantar con B.B. King y con Bobby Bland. Lo peor fue al darme cuenta de que si no dejaba de beber y consumir drogas, no tendría una carrera.

Mike. ¿Qué significa el blues para ti?

Curtis. El blues me enseñó la historia de mi país. Aprendiendo la música de todos los artistas antiguos y nuevos que tocan la música que he aprendido sobre la vida. Ha afectado profundamente mi visión del mundo.

Mike. ¿Cómo describes tu conexión con las personas cuando estás en el escenario?

Curtis. Estoy muy involucrado con mi audiencia cuando estoy actuando. Es un esfuerzo de equipo, trabajamos juntos. Cuanto más responde la audiencia, mejor toco. Cuanto mejor toco, más responde el público. Nos necesitamos el uno al otro.

Mike. ¿Cuál es el período más interesante de tu vida y por qué?

Curtis. El período más interesante de mi vida es en el que estoy ahora.

Mike. ¿Por qué tocas el blues?

Curtis. Toco blues, pero también toco Rhythm and Blues, Funk and Soul. Encuentro el blues en casi toda la música. Toco esta música porque me hace sentir bien. Es lo que me apasiona.

Mike. ¿Qué experiencias en tu vida te hacen un buen músico?

Curtis. La vida, viviendo en este planeta y todo el dolor y la gloria que viene con él.

Mike. ¿Qué te ofrece el blues?

Curtis. Mi sustento y estilo de vida.

Mike. Vayamos aún más lejos. ¿Qué te gusta de tu primer álbum?

Curtis. Hacer disco es una experiencia de aprendizaje. Siento que aprendo más sobre mí mismo y mi oficio con cada disco que hago. Siempre hay algo más por aprender.

Mike. Cuéntame sobre el comienzo de la banda de Robert Cray ¿Cómo se juntaron y por dónde empezaron?

Curtis. Voy a intentar mantener esto corto porque esta es una larga historia. Conocí a Robert Cray y Richard Cousins ​​en 1974 o 1975. Se mudaron a Eugene, Oregon, desde Tacoma, Washington. Me enteré de ellos por un músico local cuyo nombre era Ratso. Fuimos a su departamento para pedirles que vinieran con nosotros. Robert no quería venir, pero Richard se unió a nosotros. Richard y yo nos pusimos manos a la obra de inmediato y nos hicimos amigos. Yo era menor de edad en ese momento y no podía entrar en los bares. Le pedí a un amigo mío que fuera a ver la banda de Robert y Richards por mí. Me llamó más tarde esa noche y dijo: «¡Esta banda es fantástica!». Robert es un gran cantante y guitarrista. Unos días más tarde, Robert y yo nos conocimos y nosotros también nos hicimos amigos. Y el resto, como dicen, es historia.

Mike. ¿Cómo fueron tus horas de grabación con Robert Cray? ¿Recuerdas algo gracioso?

Curtis. Grabamos juntos en la década de 1970. Estábamos riendo o grabando. Fue un ambiente muy fácil lleno de humor. Fue nuestro primer disco, así que todos estábamos muy emocionados. Me siento honrado de haber tocado con él.

Mike. ¿Qué clase de tipo era John Belushi?

Curtis. Era muy intenso. Muy serio acerca de su oficio, comedia y actuación. En persona no era como el personaje que actuaba en Saturday Night Live. Era un tipo con los pies en la tierra. Recuerdo a Judy Jacklin, su esposa, nos estaba cocinando la cena una noche. John estaba viendo un programa de televisión occidental llamado Gunsmoke. Imitaba a todos los actores que aparecían en la pantalla. Estaba trabajando constantemente en su oficio.

Mike. ¿Qué consejo le habrías dado a Sonny Boy Williamson?

Curtis. No le das consejos a un hombre como Sonny Boy Williamson. Mantienes la boca cerrada y escuchas lo que él tiene que decir. Entonces aprendes de ello. Sonny Boy fue un gran músico. Si no hubiera muerto cuando yo tenía 10 años me hubiera encantado tocar con él.

Mike. ¿Qué le pedirías a Little Walker?

Curtis. Que se cuidara y dejara de beber, asumiendo que él y yo tuviéramos una estrecha amistad.

Mike. ¿Qué regalo le habrías dado al Taj Mahal?

Curtis. Le daría un instrumento antiguo del Mediterráneo, estoy seguro de que él podría tocarlo.

Mike. ¿Qué error en la música te gustaría corregir?

Curtis. No hay errores en la música. La música está en el oído del espectador. La basura de un hombre es el tesoro de otro.

Mike. ¿Un deseo para la música?

Curtis. Sería bueno que el blues real, antiguo y de bajo perfil se convirtiera en la corriente principal.

Mike. ¿Qué significa la armónica para ti?

Curtis. El pequeño instrumento más genial del mundo.

 Mike. ¿Cómo describirías tu primera banda, Three-Fingered Jack?

Curtis. En Three Fingered Jack tocábamos de Marvin Gaye a Little Feat, de Frank Zappa a Muddy Waters. Nunca los éxitos del top 40, y tengo la suerte de decir que nunca lo hice.

Mike. ¿Podrías contarme un poco sobre tus giras con The Doobie Brothers y Steve Miller?

Curtis. Esas fueron mis primeras giras importantes, tocando en grandes lugares frente a multitudes. Fue muy emocionante. Todos fueron amables con nosotros. Me hice muy amigo de Steve Miller y todavía somos buenos amigos hasta hoy.

Mike. ¿Quiénes son algunos de tus músicos de blues favoritos?

Curtis. Bobby Bland, B.B. King, Otis Clay, Robert Cray, Jimmie Vaughn, Rick Estrin, Jay Blackfoot, Nick Moss, Igar Pardo de Brasil, Duke Robilard, entre otros. La lista es interminable.

Mike. Tres palabras para describir tu sonido y tu evolución.

Curtis. Dedicación, ritmo y blues.

Mike. ¿Hubo algún lugar donde te ha ido especialmente bien?

Curtis. La mayoría de mis viajes han sido buenos aquí en los Estados Unidos. Espero hacer una gira más fuera de los Estados Unidos, pero por ahora mi base de fans está principalmente aquí en los Estados Unidos. Lo hacemos bastante bien aquí.

Mike. ¿Cuáles eran tus armónicas favoritas en ese entonces?

Curtis. Tocaba armónicas Honner, siempre lo he hecho. Pero tocaría cualquier otra mientras esté afinada.

Mike. ¿Cuáles son algunos de tus conciertos memorables?

Curtis. Hay tantos que podría escribir una novela. Lo que me viene a la mente en este momento es cuando estaba tocando en una banda llamada Roomful of Blues. Estábamos haciendo un show por la tarde y un show nocturno con Cab Callaway y su orquesta. Estábamos en la ciudad de Nueva York en un lugar llamado The Savoy Ballroom. Un famoso salón de baile con mucha historia. Cab Callaway tenía unos 70 años. Su voz no era tan fuerte como lo había sido cuando era un hombre más joven, sus movimientos no eran tan suaves, pero no perdió el ritmo. Tenía tanto carisma como nunca había mostrado. Actuó con toda su alma y tuvo al público en la palma de su mano. ¡Fue increíble! Fue una gran lección para mí en todos los aspectos del mundo del espectáculo. El profesional consumado. Fue una actuación que nunca olvidaré.

Mike. ¿En qué canción podemos escuchar lo mejor de tu trabajo con la armónica?

Curtis. En Lip Whippin’ de mi álbum Soul Activated.

Mike. ¿De dónde tomaste tu estilo de armónica?

Curtis. Escucho a todos los armonicistas que han tenido algún tipo de éxito. Al primero que escuché fue a Paul Butterfield. Luego descubrí a los maestros del blues negro, Little Walter, Big Walter, Sonny Boy Williamson I, Sonny Boy Williamson II, James Cotton y Junior Wells. Hay uno local que crecí escuchando, Paul Delay. Como él estaba en la misma área, tenía a alguien a quien podía ir a ver en persona. Era tan bueno como los músicos de armónica que mencioné. Fue una gran influencia para mí. Si solo dices «Blues» estás poniendo un techo a los tipos de música que puedes hacer. Si quieres hacer una carrera en la música, no te limites solo al blues.

Mike. ¿Hay alguna canción que hayas escrito donde las letras sean muy personales para ti?

Curtis. Sí. I Shouted Your Name, Sorry Don’t Mean Nothin’, Bright Silver Moon. Todas las canciones que escribo son personales.

Mike. ¿A qué persona quisieras dedicar una de tus canciones?

Curtis. Desearía poder dedicarle una canción a mi madre, pero ella murió cuando yo tenía 23 años. No me escuchó tocar cuando era muy joven. Ha pasado mucho desde entonces, pero me hubiera gustado poder compartirlo con ella.

Mike. ¿Cuál crees que es la característica de tu personalidad que te hizo convertirte en un bluesman?

Curtis. Me encanta la música, intenté un trabajo de 9 a 5, simplemente no me quedaba bien.

Mike. ¿Qué música tocas solo en tu casa?

Curtis. Tengo una gran colección de música. La pongo todo el tiempo. Estoy tocando música todo el tiempo. Gran parte de mi colección es de LP’s, así que todavía los reproduzco en una antigua tornamesa.

Mike. Felicidad es…

Curtis. Estar rodeado de las personas que amo.

Mike. ¿Cuál fue el primer concierto al que fuiste?

Curtis. Al de Count Basie con mi papá.

Mike. Si no fueras músico, ¿Qué serías?

Curtis. Un guardabosques.

Mike. ¿Cuál es uno de los últimos discos que has comprado?

Curtis. Freddy King Box Set y Tammy Terrell, Motown.

Mike. ¿Cómo ha cambiado el negocio de la música a lo largo de los años desde que empezaste en la música?

Curtis. En la radio había un trato totalmente diferente. Las compañías discográficas eran diferentes. El marketing era diferente. Toda la industria es diferente. Todo sobre la música ha cambiado. Cualquier persona con una computadora puede hacer una grabación. Hay 4,500 bandas sólo en Austin, Texas. Todos luchan por la misma audiencia y por el mismo dólar. Esta es una pregunta muy profunda que requeriría una respuesta realmente larga.

Mike. ¿Cuál es la mejor banda en la que has tocado?

Curtis. En la mía.

Mike. ¿Que te motiva?

Curtis. -Ríe-

Mike. ¿Qué consejo le darías a los aspirantes a músicos que piensan seguir una carrera en el blues?

Curtis. Si sólo dices «Blues» estás poniendo un techo a los tipos de música que pueden hacer. Si quieren hacer una carrera en la música, no te limites sólo al blues. Aprende todo sobre la música que hay que saber. Aprende a leer música, aprende su historia, escucha todo tipo de música y las personas que son sus innovadores y creadores. El blues lo encontrarás en el camino de la música que haces.

Mike. ¿El tratamiento ha hecho tu vida más fácil?

Curtis. El tratamiento me salvó la vida haciendo mi vida posible.

Mike. ¿Crees que la música toma el tema de la vida?

Curtis. Sí. Toda la música está escrita sobre la vida y las experiencias que obtenemos de ella.

Mike. Describe la banda ideal para ti

Curtis. Una banda ideal para mí serían dos tecladistas, un baterista, un guitarrista, un bajista, un percusionista de conga, tres cantantes de coros, una sección de metales de tres piezas, un equipo de giras de 3 personas y suficiente dinero para pagarlos a todos.

Mike. ¿Cómo o de dónde obtienes inspiración para tus canciones? ¿Qué músicos o compositores te han influenciado más como compositor?

Curtis. Algunos de los acontecimientos en mi vida. Algunos de eventos actuales o políticos. Y algunos de mi imaginación. Me han influido: Johnny Guitar Watson, Dorothy Lovecoats, Sam Cooke.

Mike. ¿Cuáles son tus planes para el futuro?

Curtis. Quiero seguir haciendo buenos discos, tocar frente a la mayor cantidad de personas posible, continuar trabajando en mi oficio y, con suerte, tocar en México.

Mike. ¿Cuál crees que es la clave de tu éxito como músico?

Curtis. Perseverancia y determinación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *