Manuel López Poy, Todo Blues

Manuel López Poy, periodista y escritor de varios libros de música, es colaborador de las revistas Ruta 66 y Luzes, director del Anuario del Blues editado por la Sociedad de Blues de Barcelona y guionista de documentales relacionados con la música. También es autor de obras de ficción y guionista de novela gráfica. En la editorial Ma Non Troppo ha publicado los libros: Soul y Rhythm & Blues, Rockabilly, Bob Dylan, Pink Floyd, El Universo de los Superhéroes, y recientemente, Todo Blues.

 

La entrevista

CB. ¿Quién es Manuel López Poy?

Manolo. Soy un periodista enamorado de la cultura popular desde hace 40 años, y he pasado por todos los medios: prensa escrita, radio y televisión. Desde hace una década me dedico a escribir literatura de ficción, libros de historia musical, guiones de cómic, artículos y documentales.

CB. ¿De dónde y cómo llega el gusto por el rock y el blues?

Manolo. Al rock me enganché siendo un adolescente escuchando la radio y yendo al cine. A finales de los 70, cuando llegué a la Universidad, me sumergí en el ambiente musical madrileño y descubrí diversos estilos, desde el rock clásico al punk.

A principios de los 90, realicé un viaje en coche de dos meses por los Estados Unidos con un amigo, Biri Velázquez, y durante nuestro paso por Mississippi descubrí las raíces del blues y la historia del pueblo afroamericano. A partir de ahí comencé a leer y escuchar blues, profundizando en el estilo.

CB. ¿Cómo es que se da esa pasión por escribir?

Manolo. Mi pasión por la literatura viene desde muy pequeño, cuando devoraba cómics, o tebeos, como les llamábamos en España. Luego empecé con los libros de aventuras, las novelas del oeste, los libros de los clásicos y así, paso a paso, me convertí en un lector voraz que soñaba con escribir. Por esa razón decidí estudiar periodismo, la carrera que creí más cercana al oficio de escribir. He tardado 50 años, la edad que tenía cuando publiqué mi primer libro, pero al fin me he convertido en escritor.

CB. ¿En qué momento te decides a realizar libros con temas musicales?

Manolo. Fue en parte producto del azar. Asistía con mi amigo Joan Ventosa a un cursillo en la Universidad Autónoma de Barcelona sobre historia antropológica del blues y el rock & roll, y le comenté que el trabajo final podía ser el germen de un libro. Él me animó y así fue como surgió el proyecto “Camino a la libertad. Un historia social del blues”, el primer libro que publiqué con el apoyo del propio Joan Ventosa y José Luis Martín, mis dos socios en la asociación Bad Music Blues. Gracias a esta obra algunas editoriales se pusieron en contacto conmigo para encargarme los libros que he escrito sobre música.

CB. ¿Cuántos y cuáles libros acerca de música has publicado?

Manolo. Son ocho: Camino a la Libertad (editado por Bad Music Blues), Entre el cielo y el infierno. Cien efemérides de blues (editado por Lenoir), Los días azules. Ficciones del blues (editado por 66 RPM) y Soul y & Rhythm & Blues, Rockabilly, Bob Dylan, Pink Fkoyd y Todo Blues (editados por Redbook-Ma Non Troppo). El primero se editó en 2009 y el más reciente en 2019, casi a un libro por año.

CB. ¿Con qué otras publicaciones se complementa tu trabajo editorial?

Manolo. También soy guionista de comics, he publicado cinco hasta el momento, soy autor de un libro sobre superhéroes y escribo además novelas sobre western, o como les llamamos en España, novelas de vaqueros, bajo el seudónimo de Samuel Shot.

CB. ¿Qué otras actividades realizas en relación con la música?

Manolo. Dirijo el Anuario del Blues, que recoge cada año la actualidad del blues en España y colaboro con la revista de rock Ruta 66. Hasta hace dos años también conducía un programa de radio, Bad Music, que ahora lleva José Luís Martín en la emisora Scanner FM.

CB. Recientemente, has publicado un nuevo libro: “Todo Blues”, ¿Qué podemos encontrar en esta obra?

Manolo. Es un recorrido por la historia del blues y el pueblo que lo creó, los afroamericanos, desde la llegada a las costas de Virginia de los primeros esclavos africanos hasta la actualidad.

En él hablo de las work songs de las plantaciones, las baladas de los músicos itinerantes, el góspel, el blues rural originario, el blues clásico de las mujeres pioneras de los años 20 y 30, los distintos géneros del blues por regiones, el boogie-wooogie, el blues de Chicago, etc.

También hay apartados específicos para el blues británico, el blues en el continente europeo, el blues africano, el blues en España y el blues en los distintos países latinoamericanos: México, Argentina, Chile, Brasil, etc.

Nota del editor

En cerca de 400 páginas Todo Blues, realiza completo viaje no sólo por la historia de esta música, sino también del pueblo que la creó, sentado las bases de lo que hoy es la música popular del siglo XX, desde el rock al hip-hop, pasando por el soul, el funk o la música disco. Los grupos, los músicos, las voces, los estilos y su evolución e influencias; son objeto de análisis en un libro que dedica más de la mitad de sus páginas, al blues genuino de los afroamericanos para repasar a continuación su evolución a través del blues británico y realizar un repaso por la historia del género en el resto de Europa, Latinoamérica y África.

El libro incluye también un apartado sobre los divulgadores, historiadores y promotores que contribuyeron decisivamente a dar a conocer el blues, un glosario de términos propios del género, un exhaustivo listado de documentales y películas relacionadas con el género y una completa bibliografía que incluye por primera vez la aproximación a esta música a través del comic.  Se trata probablemente de la obra más ambiciosa escrita en español sobre el blues en su más amplio espectro.

 CB. ¿Podrías comentarnos la manera de conseguirlo en México actualmente, o en fecha próxima?

Manolo. En este momento la forma de conseguirlo es mediante compra vía internet, pero desde la editorial Ma Non Troppo, me han comentado que es muy probable que en los próximos dos meses comience a ser distribuido directamente en México, como ya sucedió con los otros libros que publiqué con dicha editorial.

CB. ¿Cómo consideras la escena actual del blues en España?

Manolo. Es una escena en vertiginosa progresión. Desde mediados de los 80 hubo muy buenas bandas, pero a partir del finales del siglo pasado el número de músicos de blues ha aumentado brutalmente y su calidad es excelente, como demuestran los premios que han conseguido en concursos europeos y de Estados Unidos. Quizá lo único negativo sea la precariedad del circuito musical en que se mueven, ya que son muy escasas las salas que apuestan por programar blues.

CB. ¿Podrías mencionarnos algunos de los músicos o bandas que sean representativos actualmente en España?

Manolo. Sería muy injusto por mi parte mencionar a media docena y dejar fuera a los demás, ya que son decenas los músicos de primer nivel y no disponemos del espacio suficiente, pero en la página web http://spain.europeanbluesunion.com/associations/ encontrareis información exhaustiva sobre los músicos y las asociaciones españolas dedicadas al blues.

CB. ¿Cómo ves el futuro del blues a nivel mundial?

Manolo. Creo que es un género que ha llegado hasta el último rincón del planeta y se ha convertido en una música de culto, de una forma similar (aunque menos extendida), a lo que sucedió con el jazz y lo que probablemente le acabe sucediendo al rock & roll. Hay magníficas bandas en todas partes y hay aficionados muy fieles, pero no formamos una legión de consumidores como ocurre con otros géneros musicales más próximos a la moda, especialmente a la moda juvenil.

CB. Parafraseando a nuestro amigo Michael Limnios, Si pudieras abordar una máquina del tiempo, ¿A qué momentos en la historia de la música te gustaría viajar?

Manolo. Probablemente a los años 20-30, tanto por ver a las mujeres y los hombres que crearon y desarrollaron el blues, como también por conocer una época intensa que sentó los cimientos sociales, culturales y políticos del siglo XX y lo que llevamos del XXI.

CB. ¿Qué más deseas comentar a los fans del blues en México, lectores de nuestra revista: Cultura Blues?

Manolo. Nada más que agradecerles su atención y desearles la mejor de las suertes para que puedan disfrutar de su música favorita en libertad. Como solemos decir en cada cierre de Anuario… ¡Salud y mucho blues!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *