20 hombres de blues en México comentan…

En la historia del blues en México han surgido algunos personajes que han ofrecido cierta importancia y rumbo a la escena nacional, 20 de ellos los tenemos hoy aquí, comentando básicamente tres cuestionamientos:

  • ¿Cuál consideras tu principal aportación al blues en México?
  • ¿Qué opinas del blues actual en México?
  • ¿Qué panorama vislumbras en el futuro del blues en México?

Javier Bátiz (Precursor del Rock y Blues en México)

Yo fui el que llevé el blues a México, el blues ha sido mi vida musical. Y ahorita está la gente con el blues allá. Si no hubiera sido por mí, difícilmente lo hubieran encontrado, porque cuando yo llegué, Ray Conniff, Pat Boone y Elvis Presley eran los bluesistas… ¡Válgame Dios!

Me da mucho gusto saber que las nuevas generaciones están tratando de tocar blues, porque no es cualquier cosa, porque sí, son sólo tres tonos. Sí, es una escala de cinco notas, una escala pentatónica, muy sencillo para tocar. Pero si no tienes alma, si no tienes amor, si no tienes espíritu, no lo tocas.

Si sigue como va, va a estar perfecto. Ojalá que se encuentren los músicos necesarios que toquen blues de adeveras, porque luego hay unos que creen que están tocando blues, y están haciendo los tres tonos, están haciendo las cinco notas, pero no lo están haciendo con el corazón. Hay un dicho allá en Estados Unidos que dice… “vas por las movidas, pero no por los sentimientos”. Me gusta mucho saber que los niños estén tratando de tocarlo, y si siguen tratando, lo van a encontrar, y va a haber blues en México. Y porque yo lo llevé, eso es lo más importante para mí.

Lo que escribieron (Bátiz 50 años de su grabación en USA por Yonathan Amador), es una maravilla, porque la gente tiene que saber lo que andábamos haciendo, la tristeza es que después de tanto tiempo ¿no? Porque la música cuando es buena no tiene edad. Pero ahorita está muy a la mano que la gente sepa lo que me está pasando. Que me están haciendo homenajes, fiestas y otorgando toda clase de premios por lo que he hecho. Pues que sepan por qué… por lo que he hecho.

Ahora mi música en español está tomando más auge, ya que siempre canté en inglés, y de vez en cuando metía una de mis canciones; y otra y otra, y ahorita los nuevos chavitos están pidiendo mis canciones en español, me da mucho gusto. Pero la música que fui a grabar con Fito de la Parra, música de “negritos”, me quedaba bien.

Doy clases de guitarra a los niñitos acá en Tijuana, en mi estudio… porque quiero que cuando ya no esté, la música como la que yo toco, no se vaya conmigo, quiero que los chavitos aprendan a tocar como yo. Es qué no hay nadie que toque como yo aquí en México, y quiero que se quede el legado del sonido de Tijuana, de Javier Bátiz, para mí eso es bien importante.

Estoy buscando un contrato en el Legends de Chicago, que es de Buddy Guy. Quiero ir a tocar en octubre, porque Buddy cumple ochenta y seis años… Fíjense, yo tengo 74, dentro de un mes y medio cumplo 75, y vamos a hacer una fiesta aquí en la casa. No sé si me ha visto últimamente. Estuve en, “Vive Latino”, están las fotos por ahí… unas fotos en las que me veo como niño, disfrutando. Pues es porque mi guitarra aún suena muy suave, es parte de mí.

Ernesto de León (Three Souls In My Mind – Ernesto de León y su Banda de Blues)

Primero que nada, agradezco su cordial invitación y los encomio por su excelente labor de promover el género blues, la cual se verá reflejada en su próximo octavo aniversario. Sinceramente creo que soy la persona menos indicada para contestar esta pregunta (¿Cuál consideras tu principal aportación al blues en México?), ya que como dijo Ray Charles cuando estuvo en México allá por el año 1992, sería como tocar trompeta delante de mí, creo que esto tocaría a otros decirlo.

Sin embargo, les puedo decir que puse un pequeño granito de arena para que las nuevas generaciones pusieran atención al trabajo de grandes músicos, en su mayoría negros, y escucharan su legado a la cultura universal, músicos como el mencionado Ray Charles, del cual soy alumno, Elmore James, Jimmy Reed, John Lee Hooker, Lightnin’ Hopkins, Otis Rush, los cuatro King: Albert, B.B, Freddie y Earl, Muddy Walters, Willie Dixon, T-Bone Walker, Jimi Hendrix, etc.

Creo que por fin penetró el blues a la cultura popular de México, ya hay un público conocedor y músicos muy buenos. También hay que destacar la participación de la mujer en el blues, no sólo como fans, si no como músicos y cantantes, lo cual le da un gran impulso al género y lo hace especialmente atractivo, ya que aportan con su belleza mayor intensidad a la ya de por sí impactante música.

Mientras más tiempo pasa, nos vamos adentrando en una etapa más crítica de la historia humana en la cual hay cada vez más sufrimiento e injusticia no sólo en México si no en el mundo, por lo tanto, creo que cada vez habrá más gente que al conocer este género, que está en una buena etapa de difusión, se sentirá más identificada con él.

José Cruz (Real de Catorce – Lucy Blues)

Considero que el lenguaje poético en español es mi aportación al blues en México. El blues actual en México vive un interesante momento: grupos que lo cantan en inglés de manera tradicional y que difunden este hermoso género. Vislumbro un panorama benévolo para todos los grupos de blues independiente.

Raúl De la Rosa (Festivales de Blues en México – Por Los Senderos del Blues)

Mi aportación, la organización de los primeros Festivales de Blues en México desde 1978. Producir la 1ª serie radiofónica dedicada exclusivamente al blues en Radio Educación (1978-1988), con cerca de mil programas: Tiempo de Blues. Producir nuevamente una serie radiofónica dedicada al blues desde hace 13 años: Por los Senderos del Blues, en Horizonte 107.9 FM.  Como columnista en el diario La Jornada desde el 2,000 sobre blues: Tiempo de Blues.

El blues en México no es muy extenso como para decir que hay un movimiento bluesero, pero cada vez se organizan más festivales de blues en diferentes Estados de la República y en la CDMX; y existen algunos bares donde se programan grupos de blues.

¿El panorama del blues en México? Pocas bandas, algunas permanecen en el estilo del Chicago Blues, otras haciendo covers, pocas con obra original y con búsqueda de otras propuestas. Por lo tanto, el panorama no es muy alentador.


Genaro Palacios (Bad Boy Blues)

Creo que mi aportación al blues en México ha sido sólo poner todo mi cariño y respeto a una música “visceral”, pues se desarrolló con los esclavos africanos que llevaron a los Estados Unidos. Y que es una raíz que desató el jazz, el funk y el rock.

En cuanto al blues en México, podemos sentirnos orgullosos de contar con extraordinarios proyectos y músicos de blues. Y quisiera agregar que, para tocar blues, no tienes que cobrar barato cuando pretendes vivir de él, al contrario, dignifica el trabajo, con una excelente presentación y hablo de, ensayos, repertorio y sobre todo una actitud de agradecimiento a quienes van a escucharte y gastar su dinero, gozando de tu trabajo. ¡¡¡No malbarates tu trabajo jamás!!!

Luis Ariel Sifuentes (Los Amigos del Blues – Festival Aguas Blues)

Nuestra principal aportación es la promoción del blues a nivel local y nacional, principalmente con el Festival Internacional Aguas Blues, el cual esperamos retomarlo pronto. El blues en México tiene muy buenos proyectos y grupos, pero desafortunadamente hay pocas posibilidades de proyección nacional o Internacional. Casi siempre se destacan sólo a nivel local.

El futuro del blues en México depende de la colaboración que haya entre artistas, entusiastas y empresarios del blues. Se necesitan muchos más eventos y festivales de participación recíproca a nivel nacional. Crear una forma de comunidad bluesera a nivel nacional.

José María Cabrera (El Callejón Blues Band – Festival Queretablues)

No creo haber hecho un aporte meramente individual al blues en México. Por lo menos en lo que respecta a la música, nunca he creído en el trabajo en solitario, porque hasta los solistas más solventes siempre echan mano de las colaboraciones de otros, siempre tienen que apoyarse en otros, contrastar sus ideas con los criterios de otros, ser acompañados y acotados por otros, que terminan siendo reconocidos en letras chiquitas que nadie lee. Una verdadera injusticia. En sentido estricto, para mí, los solistas no existen. Creo más en los colectivos, en las bandas, en los equipos creativos. Ahí sí puedo hablar de mi aporte, y considero que ha sido basto y digno de orgullo.

En primer lugar, junto con mis compañeros de El Callejón Blues Band, el haber traído el blues a Querétaro y haber iniciado aquí una tradición ininterrumpida de 25 años que en la actualidad se extiende a por lo menos una decena de bandas y creadores especializados en esta apasionante expresión musical. La escena del blues en Querétaro va en progreso y enriquecimiento y es un orgullo haber puesto la primera piedra de una historia que seguramente será larga y fructífera. Nuestros inicios fueron muy humildes, en una época en que Querétaro la gente se espantaba de todo lo que no fuese convencional, y el blues en ese entonces era lo más underground de lo underground. Blues clásico y canciones propias, cantadas en español; que hacían bailar a algunos y santiguarse a otros. Es una dicha ver que ahora nuestro entorno es más abierto y receptivo.

En segundo lugar, y con la ayuda de nuestros hermanos de La Rumorosa Blues Band, la creación y consolidación del Festival Nacional Queretablues, que se está perfilando como uno de los escenarios más trascendentales del género en nuestro país. Con públicos que sobrepasan el millar y medio de almas, y con excelentes propuestas locales y nacionales, hemos estado luchando por ofrecer un evento de calidad al público y una experiencia estética inolvidable a los participantes. Hasta ahora todos se han ido contentos a casa. Seguiremos trabajando con entusiasmo para colocar a Querétaro como una de las sedes emblemáticas del blues mexicano. Esos dos serían los aportes que, siempre con ayuda de mis camaradas, he rendido al Blues Mexicano.

Considero que el género está viviendo un auténtico boom, y que las propuestas son cada vez más profesionales, de alta calidad estética y expresiva. El número de exponentes va creciendo a pasos agigantados y el diálogo entre regiones en los festivales ha facilitado un enriquecimiento mutuo que era imposible en otras épocas, donde los creadores tenían pocas o nulas oportunidades para conocerse y alternar. Creo que el Blues en México nunca había estado tan fuerte y pleno como ahora. Si exponentes que ya podríamos llamar clásicos como Betsy Pecanins, Guillermo Briseño, y Real de Catorce, crearon un canon incontestable, que sigue y seguirá siendo referencia para el blues mexicano, pero eran estrellas en una noche espesa y oscura. Ahora el cielo ahora está tachonado de astros, tan valiosos y ricos en arte unos como otros. Las voces ahora son muy variadas y tienen diversos registros, y eso es precisamente lo privilegiado de nuestro momento: el momento de un blues omniexpresivo y omniabarcante. Un blues tan bueno como si se hubiese escrito en Chicago o Missouri.

Soy optimista en este asunto. El pesimismo y ánimo pseudo crítico de algunos músicos y “expertos” son estériles y aburridos, y ya habrá tiempo de sobra para ser estéril y aburrido después de la muerte. Yo auguro un futuro brillante, fértil, creativo, lleno de lo que ya he señalado: una extensa y excelente pléyade de artistas amantes de la magia del blues. Será un futuro extasiante y queremos estar ahí.

Luis Monroy (Monroy Blues)

Cuando yo comencé con el blues allá a finales de la década de los 90´s, no había mucho en todo México. Fui a la gran Ciudad muchas veces, y sobreviví regresando sano y salvo, pero no había nada para mi blues.

Tuve que soñar en un hermoso sendero y luego construirlo, rediseñarlo, reinventarlo, luchar por él. Poco a poco se fue haciendo realidad través de nuestra música independiente y nuestra pasión. Veníamos de nuestro Piano Bar “El Conquistador” en la Huasteca, que fue nuestro crisol donde se fundieron las corrientes musicales que dieron forma a nuestro estilo. Fundé entonces los Encuentros de Blues y de Rock en la Huasteca, en San Luis Potosí, el Festival Internacional de Jazz de la Huasteca, y quién sabe qué cosas más haré próximamente, (como el Huasteca Jazz Club y la película “We Become Love”), pero esa es otra historia.

Luego vinieron músicos y bandas y me preguntaron como hicimos ese sendero y yo les conté todo con gusto de servir y fue entonces que me di cuenta cual fue la mejor aportación al blues de México. Inspirar a algunos músicos.

El blues en México ha crecido con diferentes estilos, aunque se distingue del resto del mundo. En cualquier región toma tintes diferentes, y cada vez siguen naciendo bandas y músicos dedicados a este género. El blues en México no va a morir, pero se necesitan más foros para que las propuestas puedan mostrarse y para eso hay que hacer unión común. Hablo de los músicos, organizadores y creativos.


Pacorro García (Simplemente Blues – San Luis Blues Fest)

Promover el blues por medio de Radio Universidad FM, con el programa Simplemente Blues, el cual se trasmite ya por cerca de diez añitos, realizándose en directo. También darle presencia y difusión a la escena del blues potosino, esto con entrevistas y conciertos, así como la programación de su música dentro de la barra de programación en la radio. La dirección del San Luis Blues Fest, que ya cuenta con cinco ediciones, en donde han participado las mejores bandas nacionales y por supuesto con los máximos exponentes del blues de San Luís Potosí.

Día a día el blues en México es más notorio, ya que en la actualidad existen muchos festivales de blues, principalmente en el centro de la República, donde bandas locales y de la Ciudad de México se reúnen año con año para mostrar sus trabajos creativos, y con letras en español. Me parece correcto que muchos grupos dejen a un lado canciones clásicas del blues para dar lugar al talento mexicano.

El panorama es de muy buen augurio ya que cada día se consolidan las bandas existentes y surgen nuevos talentos, es importante destacar que en muchas ciudades se escucha música de blues en las estaciones de radio de tipo cultural, y también en los antros se especializan ya en tocar el blues, lo que da cuenta de la gran aceptación que tiene este género musical. Por nuestra parte, seguiremos organizando eventos de blues y dando difusión con el programa de radio Simplemente Blues. ¡Yeaaaaahhhhh!

Pepe Andrade (Hábitos Nocturnos)

La principal aportación del programa «Hábitos Nocturnos» al blues en México, es la difusión a lo largo de 21 años de la música de blues, haciendo un espacio especial tanto para los grupos del estado (Querétaro), como a los grupos a nivel nacional, se les entrevista, y se les invita a presentarse en vivo. Se les hace saber, que el programa está a su disposición.

En la actualidad el blues en México pasa por un momento muy importante, ya que hay una gran cantidad de grupos de blues, tanto en el norte del país como en la parte sur. Y qué decir del centro del país, como en el estado de México donde hay una cantidad de grupos de blues, muchos de ellos abriéndose camino y dándose a conocer. Y otros más ya con un cartel y una trayectoria dentro del género.

El panorama del blues en México a un futuro inmediato, yo lo miro muy alentador. Ya la semilla del blues empieza a dar frutos, los grupos cada vez son más, y el público ya va adoptando esta música. Un aporte más para ese futuro alentador son los Festivales de Blues en diferentes estados de la república, y que cada vez son más. El más reciente en Celaya Gto. con un éxito total en música y principalmente en el público. Otro aporte muy importante, son los programas de blues en la radio, ya que es un apoyo importante para los grupos, y un conocimiento del blues para los radioescuchas.

George González (Foro Intercultural Imagina Radio y Televisión)

Primero que nada, gracias por tomarnos en cuenta, saludos y abrazos a todo el equipo de Cultura Bues. Respondiendo a la pregunta diremos que nuestra aportación es darle difusión, promoción y visibilización a todo el blues que se genera en nuestro México.

Que es rico en expresiones interculturales, musicales y de expresiones artísticas, cada propuesta es la identidad desde donde nace, crece y se multiplica, del norte al sur y del este al oeste de nuestra República Mexicana.

Vislumbro un panorama tan amplio y creciente de propuestas estéticas y musicales que los grandes medios tendrán que darle su espacio al Blues hasta ahora negado y minimizado en nuestro país. Y aunque la ruta es larga y sinuosa, siempre habrá quien retome la estafeta para que la gran Cultura del Blues se siga escuchando.

Yonathan Amador (Síncopa Blues)

Como no músico, creo que una de las principales aportaciones que he podido y espero poder seguir haciendo es el trabajo de difusión. Desde mi campo de la comunicación lo mejor que puedo hacer es hablar y escribir sobre el blues mexicano.

El blues mexicano está pasando por una etapa difícil, he escrito en Cultura Blues al respecto. Lo que puedo decir en pocas líneas es que el blues mexicano se encuentra estancado con esfuerzos aislados, con pocos proyectos buenos y consistentes.

En cuanto al panorama. ¡La carta a Los Reyes Magos! Yo desearía, primero mayor compromiso por parte de los blueseros mexicanos, en cuanto a la regularidad, sé de lo difícil que es mantener y vivir de un proyecto musical como el blues, pero debe existir mayor regularidad. Segundo, mayor esfuerzo de promotores para acercar el blues a más gente; tercero, más espacios de difusión en los medios para poder hablar de él.

 


Elihú Quintero (Radio Blues)

Mi aportación, haber generado espacios que han contribuido al desarrollo del blues a nivel nacional. Uno de ellos fue en el Centro Cultural José Martí. Si bien ya tocaban grupos de blues con cierta frecuencia, eran eventos aislados que no tenían mucha trascendencia. En 2007 llegué con la propuesta de hacer un festival que fuera a nivel nacional con la intención de hacerlo cada año, la propuesta fue aceptada y empezamos con 5 grupos que se presentaron durante 5 sábados.

Fue creciendo cada año hasta presentar 20 grupos o más en cada edición. Traje grupos de las ciudades o estados del país donde había bandas de blues, bandas que nadie conocía en la capital y que sólo tuvieron la oportunidad venir y darse a conocer por este festival. Traje grupos de Puebla, Guadalajara, Aguascalientes, Monterrey, Hidalgo, Cuernavaca y Morelia; y también de otros países como Argentina, España, Brasil y Uruguay. Además, en la 3ª edición se hicieron clínicas y conferencias. Yo tuve la iniciativa de hacer un ciclo en el Martí y lo llamé Encuentro Nacional de Blues.

Durante 7 años trabajamos de manera conjunta el personal del Martí y yo, sin embargo, la falta de visión de la directora y la intromisión de gente sin escrúpulos, fueron deteriorando uno de los objetivos del festival que era presentar al menos la mitad de grupos diferentes en cada edición, y poco a poco me fueron haciendo a un lado hasta que después de la 9ª edición decidí abandonar este festival. Otro festival que organicé y además produje, fue el Iberoamérica Blues Fest el 6 de junio de 2010 en el teatro de la ciudad Esperanza Iris, donde traje grupos de España, Brasil, Argentina y desde luego México.

En febrero de 2018, organicé un concierto de armónica donde se reunieron 10 armonicistas en la biblioteca Vasconcelos. Y más reciente, entre julio y agosto de 2018 presenté el concierto de 3 armonicistas que se iban rotando, es decir, no siempre fueron los mismos. Este proyecto se presentó en foros culturales, universidades y festivales en CDMX, Guanajuato, Lerma, Celaya y Zacatecas.

Como músico, mi aportación ha sido ofrecer un proyecto con un sonido original. Y particularmente como armonicista presentar una propuesta diferente con este instrumento. Otra aportación fue representar a México en el extranjero, en una gira que hicimos de casi un mes entre agosto y septiembre de 2018, con Radio Blues en varias ciudades del estado de Washington y también en Vancouver, Canadá.

Me gusta que siempre haya gente nueva y que viene con buen nivel. Hay varios guitarristas relativamente nuevos que tocan muy bien, traen el blues en las venas. Pero, por otro lado, creo que hace falta profesionalizarse tanto a los músicos como a los organizadores y también al público. Los festivales de blues carecen de una logística adecuada para que el músico pueda tener un buen desempeño, siempre se batalla con la parte técnica y realmente no hay ingenieros de sonido, son improvisados.

Otro aspecto con el que siempre se batalla es con la paga hacia el músico, no se valora la actividad del músico como una profesión y te ofrecen cualquier cosa. Pero también ha sido responsabilidad del músico que se tenga esa percepción, pues muchos de ellos tocan únicamente por el gusto y tienen otras fuentes de ingresos que les permiten ir a tocar sin paga. Y finalmente la gente en México no está acostumbrada a pagar una entrada para ver una banda.

El movimiento de blues seguirá creciendo y surgirán nuevas bandas con músicos muy buenos. Me gustaría que se abrieran más espacios dignos para todos.

Fonzeca (Fonzeca-Caja de Pandora Project)

Creo que es muy soberbio contestar esa pregunta tal y como se plantea; eso le corresponde decirlo a los periodistas, críticos o mínimo a los  organizadores de los festivales en los que hemos participado.

Lo puedo contestar mejor desde la perspectiva de lo que he hecho con el grupo.

Mi contribución es haberle dado solidez y seriedad a un proyecto que a través de los años (casi 20 con diferentes alineaciones de grandes músicos), ha logrado posicionarse y consolidar un nicho de mercado antes inexistente; esto además de ser un arte también es un negocio y como tal hay que respetarlo dedicándole tu pasión, conocimiento, tiempos de ensayo, estudio, composiciones, así como invertir dinero en tener buenos instrumentos, equipo, pago de diseños de logo, vestuario, fotografía, relaciones públicas, etc. Es cuidar cada uno de los ángulos y luego al obtener resultados positivos (ingresos) reinvertir. ¡Si quieres todo, hay que darlo todo!

A través de los años he escuchado y sigo escuchando que no hay lugares de blues, que no pagan, que los lugares no están interesados en bandas de blues, etc. Yo digo, no es nuestro caso; siempre hemos tenido trabajo en bares tocando mínimo 3 veces a la semana; así como en festivales, eventos privados, conciertos, etc. Si algunas bandas no están funcionando así, creo se deben cuestionar si están haciendo todo lo que menciono aquí y sino lo están haciendo pues preguntarse a dónde quieren llevar su proyecto.

Veo bandas que van y vienen, muchos con diversos proyectos, lo cual es bueno, pero veo muchos “dedicados a esto como hobby”, la típica banda de garage o banda de amigos para el fin de semana o para cuando tienen tiempo. Sale un festival y veo comentarios de “mi banda puesta”, “nosotros para cuando”, etc. Y si revisas los perfiles de esas bandas o en sus ciudades de origen, no las contratan o si bien les va tocan unas seis veces al año, (un indicativo de que algo no está bien o el proyecto no es serio), luego si es que hay un video, lo ves y escuchas, y hay serias deficiencias en casi todos los casos.

Respecto a los festivales, aunque han surgido más en los últimos años, no todos permanecen, falta de apoyos, de presupuesto es su principal talón de Aquiles, más la falta de filtros para armar carteles sólidos y de calidad, lo cual es una tarea difícil ya que, abundan las bandas que sólo se arman para ir a un festival.

En lo referente a medios que le dediquen su tiempo y energía a cubrir la escena del blues nacional, veo que son los únicos que han prevalecido y les agradezco y aplaudo el esfuerzo. En sí, veo pocos proyectos sólidos, pero deseo y mantengo la esperanza en que todo mejore; que creo de eso se trata esto, pero es una tarea que le corresponde a cada banda hacerlo.

Gracias por pensar en mi para comentar sobre esto. Saludos a todos en Cultura Blues y a sus lectores. Los mejores deseos para todos los involucrados en la escena del Blues y si en algo les puedo ayudar, contáctenme en mi Facebook, estoy para apoyar a todos. Que su vida sea positiva.

Luis Antonio Valenzuela (Castalia)

Mi aportación, la participación como grupo en eventos de blues, mis letras en español y mi música que tenga sus variantes sin perder la esencia del blues original. Veo que está agarrando fuerza y que muchos músicos jóvenes están apoyando al blues mexicano, y así recuperando espacios para que los organizadores crean y lo vean como negocio.

Un panorama bueno porque a mucha gente le gusta, y los músicos jóvenes lo están impulsando con el blues de la vieja escuela.

Juan Carlos Cortés (JC Cortés Band)

Mi aportación al blues en México ha sido la de llevar esta música a lugares donde nunca antes se había tocado. Hace algunos años llegamos a Apatzingán Michoacán, una ciudad donde la violencia estaba muy a la vista de todos, en el camino veíamos camiones quemados y camionetas con gente armada.

En el lugar del evento, un señor se me acercó y me dijo: “Oiga creo que en Apatzingán nunca ha habido un concierto de blues, es más, ni sabemos lo que es eso”. Le contesté… “escúche el concierto, y verá que si sabe lo que es el blues”. Al final del concierto me dijo: “Tenía razón, esa música se escuchaba allá en el norte cuando andaba de mojado”. Así llegamos a varios municipios de Michoacán y la música se quedó como un recuerdo que tal vez no vuelva a vivirse. La misma aportación es la de colaborar a poner a Morelia en el mapa del blues en México, me da mucho gusto cuando las personas me preguntan que si somos los de Morelia y sí somos los de Morelia. Pusimos discos en la radio, tocamos en lugares impensables, intentamos hacer festivales, invitamos músicos de otras ciudades y países, salimos en los periódicos locales y nacionales.

Esta música que tanto nos gusta y apasiona tiene una gran actividad. Hay muchos músicos haciendo blues, hay público, hay festivales institucionales y de iniciativa privada, hay programas de radio, hay espacios, foros, hay discos, ahora también hay literatura de blues y por supuesto ya hay crítica de blues. La crítica está preocupada por lo que es blues y lo que no, incluso muchos músicos están ocupados en definir lo que es blues y lo que algunos consideran que no. Para mí el blues está en un momento de adaptación, por supuesto es una música extranjera que se inserta en la cultura mexicana, poco a poco, o muy lento, eso pueda dar origen, algún día, a una música nueva de identidad mexicana. La música da identidad cultural a los individuos de una sociedad.

Vislumbro más actividad, una identidad compartida entre músicos, público y productores. En un futuro los músicos extranjeros desearán venir a tocar aquí a México y los músicos mexicanos serán reconocidos en otros países. Veo músicos comprometidos con su país, haciendo música en los lugares donde antes no se ha tocado blues.


Rafael García (La Rambla – Festival Pozos Blues)

¿Mi aportación?, el blues con letra en nuestro idioma, y la generación de espacios para la difusión de este género que tanto nos apasiona. En el blues actual hay muchas agrupaciones nuevas con mucho talento, desafortunadamente pocas se mantienen. A futuro lo veo colocándose en niveles muy buenos, favoreciendo a las bandas con gran talento y trayectoria. 

Juan Carlos Guevara (Celaya Blues Fans – Festival de Blues en Celaya)

Considero que mi aportación al género en el país es el de estar difundiendo a través de mi programa radial Celaya Blues Fans, donde muestro un panorama general, y donde incluyo al blues nacional, desde las bandas de antaño que lo empezaron a tocar aquí, hasta las contemporáneas, para tratar de que más gente lo conozca, lo disfrute y se involucre al movimiento. Una parte muy importante de esa contribución es el de seguir trayendo bandas a mi entidad, donde artistas extranjeros y nacionales conviven y trabajan de forma conjunta con excelentes muestras para el deliete de los seguidores de esta bella música.

Sobre la situación actual del blues en el país, es triste, ya que no hay el suficiente respaldo, tanto de instancias gubernamentales, como de la misma población, un tanto viene por el desconocimiento de autoridades y otro por falta de difusión y foros. Hace falta que valoren el esfuerzo que los músicos realizan por tratar de destacar, y ante todo que existiera una buena remuneración por sus trabajos. También nos hacen falta escuelas especializadas para que lo enseñen apropiadamente, además de becas para los jóvenes.  Un detalle que no me agrada de músicos mexicanos, es que se desvían del concepto original, armando fusiones de diferentes géneros que distan mucho de la pureza del blues.

Vislumbro un buen panorama para el blues en el futuro, ya que con el trabajo que hemos venido desarrollando los promotores durante muchos años, cada día hay más ciudades interesadas en organizar y llevar sus propios festivales, esto ayuda mucho para que el público se involucre cada vez más en eventos culturales diferentes, lo que puede derivar en que los gobiernos y sociedad trabajen de manera conjunta y busquen los conductos para gestionar soportes necesarios para la realización de verdaderas fiestas de música. 

Eduardo Serrano (Ruta 61)

Mi aportación al blues en México se dio de varias formas, primero, el haber abierto Ruta 61, el primer bar dedicado totalmente al blues en México, tal vez no deba ser yo quien lo diga pero, creo que Ruta 61 marcó un antes y un después en el ámbito del blues, se convirtió en el lugar en donde no importaba que día nos visitaras siempre encontrarías blues en el escenario y, debido a esto, algunos otros músicos encontraron el mejor escenario para poder compartir su blues, y algunos otros retomaron el camino del blues para poder subirse al escenario de Ruta 61 y mostrar al público de qué estaban hechos. Dentro de las actividades de «El Ruta» (como muchos lo bautizaron y a la fecha lo siguen llamando así), surgió nuestro ‘Jam Session’, por el cual pasaron infinidad de músicos de todos tamaños, músicos novatos y profesionales se encontraban en el escenario y surgían cosas extraordinarias, de estos jams nacieron algunos músicos nuevos y algunos grupos también que, a la fecha continúan tocando, el hecho de haber dado a la ciudad de México un lugar con blues, fue un acierto total.

Otra gran aportación fue el traer a algunos de los músicos de blues más talentosos de diferentes partes del mundo. España, Alemania, Francia, Argentina, Chile y principalmente Estados Unidos. Ruta 61 se convirtió en una sucursal de Chicago, aquí podías escuchar a los músicos actuales que se presentaban en todos estos grandes escenarios de la Ciudad de los Vientos: Billy Branch, Lurrie Bell, Carlos Johnson, Dietra Farr, Peaches Staten, JC Smith, Zora Young, Shirley Johnson, Grana Louise, The North Sea Coyotes, etc. Eran los artistas consentidos de la casa y los pudimos disfrutar en repetidas ocasiones. Vieja Estación de Argentina acompañó a todos estos grandes músicos. El escenario de Ruta 61 cobijó por supuesto a los grandes del del blues de nuestro país. La gran Betsy Pecanins encontró en El 61 una casa, Guillermo Briseño, Jaime López, Las Señoritas de Aviñón, La Dalia Negra, El Perro Andablues, Jimena Segovia, Octavio «Charro», Emiliano Juárez con sus diferentes formaciones, Sammy Boy and His Bluesmakers, Fonzeca, etc. Ruta 61 llevó a la ciudad de México, la escuela del blues de Chicago y hubo quienes lo aprovecharon al máximo.

Creo que el blues actualmente ha progresado de muchas maneras, está ganando terreno y eso me da mucho gusto. Ahora lo puedes escuchar en más lugares y los grupos tienen distintos foros para presentarse, han surgido festivales a nivel local y algunos excelentes a nivel nacional que están dando a muchos músicos la oportunidad de exhibir su talento.

Ahora tenemos revistas como Cultura Blues que se encargan de, entre otras cosas, difundir los eventos y conciertos de blues, logrando que cada vez más gente se acerque al género y se dé la oportunidad de escucharlo, conocerlo y claro, de disfrutarlo.

Creo que si cada músico de blues, cada grupo, cada promotor, cada foro, cada revista, da lo mejor de sí, se preparan, estudian, trabajan, ensayan y se apoyan, el blues sin duda seguirá por buen camino. No nos conformemos con lo que se ha logrado, tenemos todos, mucho que hacer aún, estamos comenzando a gatear y a hacer nuestros ‘pininos’, creo que en México hay mucho talento, y muchos músicos con ganas de hacer bien las cosas.

José Luis García Fernández (Rhino Bluesband – Cultura Blues)

Mi aporte principal al blues en México ha sido dejar testimonio del género, junto a varios colaboradores, primero a través de la edición de la revista digital “Palabra de Blues” (2010-2011), la compilación del libro “Palabra de Blues. Antología I” (2010) y actualmente, con el proyecto integral “Cultura Blues” (2011 – a la fecha).

He dejado mi granito de arena en las presentaciones de las bandas: “La Rambla”, “Solaris Blue”, “La Gran Banda de Blues”, “Los Cerdos Lúdicos” y “Rhino Bluesband (2006 – a la fecha). En tres de ellas, he participado en los discos: “Eres Tú Sólo Blues (La Rambla 2010)”, “Semilla de Blues” (Solaris Blue 2010), “El Vuelo del Rinoceronte” (Rhinoceros Bluesband 2015), y “Rhino Bluesband En Vivo” (Rhino Bluesband 2016). Adicionalmente, he producido 4 discos compilados a nivel nacional: Nacidos Bajo Un Buen Signo (2012), Nacidos Bajo Un Buen Signo II (2014), Nacidos Bajo Un Buen Signo III (2016), y Nacidos Bajo Un Buen Signo IV (2018).

El blues en México actualmente se encuentra como el país, polarizado. En los últimos 10 años ha crecido el interés por el género, pero no se acaba de consolidar. Pocas bandas mantienen sus alineaciones, pocas se han profesionalizado, más pocas se preocupan por dejar un testimonio, motivando escaso interés en el público, en los lugares para tocar, en los medios, en las instituciones, etc. Los esfuerzos más valiosos hasta la fecha son por momentos y de algunos entusiastas que ayudan a que el género se mantenga vivo.

Contrario a mi deseo, vislumbro pocos cambios en esta dinámica, que podría revertirse, para bien de todos, si hubiera alianzas y uniones verdaderas, respetuosas, y con un beneficio real para todos los participantes; al menos entre los que han propiciado que existan testimonios, eventos, festivales, grabaciones, y todo tipo de ejercicios grupales, serios y comprometidos.

Créditos de fotografías: Rafael Arriaga (Phil Daniels -Portada-, José Cruz, Elihú Quintero, Rafael García, Eduardo Serrano); José Luis García Fernández (Javier Bátiz, Luis Monroy); Octavio Espinosa (Pepe Andrade, Luis Antonio Valenzuela); Facebook (Ernesto De León, Raúl De la Rosa, Genaro Palacios, Luis Ariel Sifuentes, José María Cabrera, Pacorro García, George González, Yonathan Amador, Fonzeca, Juan Carlos Cortés, Juan Carlos Guevara, José Luis García Fernández).

7 comentarios sobre “20 hombres de blues en México comentan…

  • el 17 mayo, 2019 a las 16:42
    Permalink

    Muy buen artículo. Felicidades para quienes han llevado el blues desde sus entrañas, hasta los confines de la tierra. Abrazamos a Castalia Blues, por ser dignos representantes de este género musical y de nuestro bello estado Zacatecas.

    Respuesta
  • el 7 mayo, 2019 a las 03:51
    Permalink

    Excelente, Maravilloso! Personas que con gran Amor y Pasión se entregan para la difusión y promoción del género que le dio vida al Rock and Roll y que vive en todo momento el genero en todos los tiempos, el Blues.

    Respuesta
  • el 7 mayo, 2019 a las 00:39
    Permalink

    Gracias al amigo bluesman por compartirlo, excelente visión de como se desarrolla y crece el blues en Mexico, ojalá en Venezuela lleguemos a una fracción de eso como también existe en Argentina, keep bluenning

    Respuesta
  • el 6 mayo, 2019 a las 12:59
    Permalink

    Sobria e inteligente opinión de Alexander Fonzeca Caja de Pandora Project representando el noreste de la República desde la Sultana regiomontana a todos los amantes del blues mexicanos y hacemos votos porqué el estilo de BLUES mexicano triunfe y se desarrolle en toda la República Mexicana que excelentes músicos tenemos !
    Y ojalá el gobierno volteé a ver en su rama de Cultura a este género !!!

    Respuesta
  • el 1 mayo, 2019 a las 14:05
    Permalink

    Es una lista incompleta, en donde faltan guitarristas tan bluseros como : Cesar Cal y Mario Arellano, entre otros.

    Respuesta
    • el 5 mayo, 2019 a las 13:41
      Permalink

      El artículo se llama «20 hombres del blues en México», no «Todos los hombres del blues en México». Entonces no es incompleta, sólo se seleccionaron 20, sorry.

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *