Rick Vito: rocanrolero con alma

El sello VizzTone Label Group se enorgullece de presentar el disco «Soulshaker» (abril de 2019), nuevo álbum de uno de los músicos más aclamados de nuestro tiempo, Rick Vito. El multinominado al Grammy, Vito, es un maestro moderno de la talla de sus habilidades. Soulshaker destaca su incisiva forma de componer canciones, su canto conmovedor y el toque de su guitarra. Es un talentoso y famoso guitarrista / cantante / compositor y un maestro certificado de la guitarra slide.

Pocos músicos en las últimas décadas pueden reclamar el calibre de los créditos que posee Vito. Con un toque de rock, profundamente arraigado en el blues, proporcionó su trabajo único de guitarra y slide a las grabaciones y actuaciones de una increíble lista de artistas que incluyen a Bonnie Raitt, John Mayall y los Bluesbreakers, John Fogerty, Bob Seger, Roger McGuinn, Boz Scaggs, Dolly Parton, John Prine, Delbert McClinton, Roy Orbison y muchos otros.

Él era un miembro de las giras y grabaciones de Fleetwood Mac, y más tarde tuvo una banda con Mick Fleetwood. Vito ha aparecido en cientos de grabaciones, y su inquietante solo de guitarra slide en «Like A Rock» de Seger impulsó la campaña comercial de televisión de los camiones Chevrolet durante una década.

La entrevista

Mike ¿Cuándo fue tu primer deseo de involucrarte en la música y en el arte visual?

Rick. Toco la guitarra desde los ocho años y siempre me gustó dibujar y diseñar guitarras. En un momento decidí probar una pintura y descubrí que, naturalmente, gravitaba hacia las guitarras como tema, hecho en un estilo abstracto. 

Mike. ¿Cómo describe su sonido y el arte de Rick Vito?, ¿Qué caracteriza su música y filosofía artística?

Rick. Tengo un estilo discreto o económico, creo. En música intento tocar lo que creo que es correcto para la canción y trato de dejar mi ego personal fuera de él. Algunos músicos tocan muy técnicamente, pero les falta el sentimiento, que es el ingrediente más importante tanto para la música como para el arte visual.

Mike. ¿Cómo ha influido la contracultura del blues y del rock en tus puntos de vista del mundo y en los viajes que has realizado?

Rick. Los músicos no suelen pensar tan profundamente. Toda mi vida ha sido un viaje musical, es todo lo que he hecho profesionalmente y también ha ocupado un gran espacio en mi vida personal. Mirando hacia atrás, no me gustan demasiado las partes del «negocio» que incluiría a muchas de las personas con las que me he encontrado. Muchos están en esto por razones equivocadas, a saber, el dinero, la fama y el poder. Otros buscan explotar a artistas talentosos para obtener ganancias personales. Siempre he estado, primero, por el amor a la música, que es lo que mejor hago, y segundo, para ganarme la vida decentemente. He sobrevivido en ella durante casi cincuenta años, así que eso dice algo, supongo.

Mike. ¿Cómo describirías tu nuevo álbum, Soulshaker, sus canciones y sonido? ¿De dónde viene tu impulso creativo?

Rick. Las canciones de Soulshaker, tienen un tema común que involucra algún aspecto del alma o del espíritu. Que corre a través de la mayoría o en todos. El sonido gira en torno a mi guitarra slide tocando blues, que creo que me da la mejor manera de expresar emociones. El impulso creativo simplemente llega como lo haría con cualquier artista. Si tienes algo que sientes, que haces bien, y esa es una expresión de ti mismo, el artista en sí busca dejarlo salir. Para mí está en mi música, como actualmente en el nuevo CD.

Mike. ¿Qué te mueve, emocionalmente, con el sonido de la guitarra slide? ¿Cuáles son tus secretos?

Rick. La guitarra slide comparte algunas cosas con la voz humana y a veces no. Te permite deslizarte entre notas, como lo hace un violín. Al no tener que preocuparse por los trastes, puedes tocar cosas sutiles, a diferencia de lo que puede hacer un vocalista, y esto te permite entrar en un territorio emocional y conmovedor que tiene su propia cualidad.

Mike. ¿Hay algún recuerdo de conciertos, jams, presentaciones o sesiones de estudio que te gustaría compartirnos?

Rick. He conocido a algunos ídolos bastante importantes en el estudio o como parte de un jam. Algunos de ellos serían Keith Richard y Mick Jagger, The Everly Brothers, James Burton, Ron Wood, Steve Cropper, Duck Dunn & Booker T, Albert Collins, Tom Waits y más. Cada uno tiene su propia historia que aparecerá en mi libro, algún día.

Mike. Si pudieras cambiar una cosa en el mundo de la música que pudiera convertirse en una realidad, ¿Qué sería eso?
Rick. Yo terminaría con el streaming. Esto les roba a los artistas el dinero que deberían poder ganar, y que tienen el derecho de ganar tocando su música en la radio y todos los demás vehículos de sonido.

Alguien descubrió cómo «darle la vuelta» a todo esto, de modo que ahora, en lugar de recibir regalías por tu música cuando la gente la transmite, recibes cheques por correo por 0.04 centavos. La carta que envía el cheque cuesta $1.10. Es una locura.

Mike. ¿Cuáles son algunas de las lecciones más importantes que has aprendido en el camino de los circuitos de la música y su industria?

Rick. He aprendido a confiar en mi propio instinto, lo que me ha ayudado a ser objetivo y producir mi propio trabajo. He aprendido que la confianza en sí mismo y el sentido del humor son dos ingredientes principales para el éxito. Aprendí que las asociaciones honestas y creativas pueden impulsarlo a avanzar, ya sea en administración, composición de canciones, membresía de la banda, agente-artista o lo que sea. ¡Ojalá hubiera sabido entonces lo que sé ahora!

 

Mike. ¿Cuál es el período más interesante de tu vida? ¿Cuál fue el mejor y el peor momento de tu carrera?

Rick. Mudarme a Los Ángeles cuando era un joven de 21 años para buscar mi fortuna, fue un momento difícil pero mágico para mí. Aprender a abrirme paso en el mundo de la música fue un desafío, pero me dejó experiencias y recuerdos increíbles. Cumplir 30 también fue un gran momento; conocí a mi esposa y pude tocar con gente como Bonnie Raitt, Jackson Brown, Bob Seger y muchos más. Finalmente, tuve la oportunidad de unirme a Fleetwood Mac, que definitivamente ha sido un momento destacado de mi carrera.

Mike. ¿Cuál ha sido la relación entre la música y el arte visual en tu vida e inspiración?

Rick. Creo que utilizas la parte del cerebro que está conectada a la intuición, la emoción, la creatividad, y estos son ingredientes importantes para producir todo el arte.

Mike ¿Hay algún recuerdo del club Topanga Canyon Corral que te gustaría compartir con nosotros?

Rick. Solía tocar allí con más frecuencia con la Juke Rhythm Band a mediados de los setenta. A menudo respaldamos a Albert Collins, Lowell Fulson y otros verdaderos bluesmen, y eso en sí mismo, fue una educación invaluable al tocar blues. Es difícil transmitir el verdadero espíritu de lo que estaba sucediendo entonces porque fue un momento único en mi historia personal. Era joven y era bueno estarlo viviendo. Sigo siendo muy amigo de los chicos de la banda y a menudo recordamos esos tiempos, la música y la gente que conocimos, muchos de los cuales ya no están.

Mike ¿Te gustaría platicarme tu recuerdo más positivo de los tiempos de grabación?

Rick. Hay tantos para elegir. Cuando estaba aprendiendo a tocar solía escuchar mucho en un momento dado a los Rolling Stones, específicamente a Keith Richards. En una de mis primeras sesiones de grabación en L.A. con Bobby Whitlock de Derek & the Dominoes, la sesión fue conducida por el productor de los Stones, Jimmie Miller. Después de hacer una toma con un solo bastante largo, la puerta se abrió y entraron Mick Jagger y Keith Richards. Lo primero que dijo Keith fue: «¿Quién toca la guitarra?» Esto me dejó alucinado de que a mi ídolo realmente le gustaba mi forma de tocar. ¡Un gran cumplido!

Mike. ¿Cuál es el mejor jam en el que hayas participado? ¿Cuáles son algunos de los conciertos más memorables que has tenido?

Rick. El jam con Albert Collins fue el mejor momento que cualquier guitarrista de blues puede haber tenido, fue muy divertido y tenía una energía que no se parece a nadie que haya conocido. Fue muy generoso y alentador también. Trabajar con Bonnie Raitt también me permitió llegar a tocar con gente como Allen Toussaint, Kim Wilson, Art Neville, Keb’ Mo’, James Cotton y muchos otros grandes.

Mike. ¿Qué reuniones han sido las experiencias más importantes para ti? ¿Cuál es el mejor consejo que te han dado?

Rick. Conocer a Mick Fleetwood a principios de los 70 y luego reencontrarme con él otra vez en 1987, fue importante porque la hicimos musicalmente hablando y apreciaba que amara a Peter Green. Cuando Lindsey Buckingham dejó el grupo, Mick me llamó para reemplazarlo y resultó ser muy exitoso para mí. No recuerdo que mucha gente me haya dado un consejo. Ojalá lo hubieran hecho. Siempre he tenido que resolver las cosas por mí mismo, creo.

Mike. ¿Qué es lo que más extrañas hoy en día de los años 60 y 70? ¿Cómo ha cambiado la música a lo largo de esos años?

Rick. Extraño mi juventud, no es que me sienta viejo, porque realmente no lo hago. Creo que acabo de darme cuenta por un momento, que esos años se han ido y nunca los volveré a obtener.

Mirando hacia atrás, creo que el mejor rock & roll fue producido desde principios de los 50 hasta principios de los 70, cuando era joven. Para mí no ha habido una mejor época en el rock desde entonces. En estos días me gusta escuchar todos los estilos de música de todo el mundo y de diferentes períodos de tiempo.

Mike. ¿Cuáles son las líneas que conectan el legado del Rock n Roll por el Blues y continúan con el Soul Rock y más allá?

Rick. Creo que comenzó con el blues negro, que combinado con las raíces del country formó el rock blanco. El soul vino del rock negro, que también comenzó con el blues y el góspel. En Estados Unidos, la mezcla de raza y música siempre ha producido resultados interesantes.

Mike. Algún tipo de música puede ser moda, pero el blues siempre está con nosotros. ¿Por qué crees que es eso? ¿Qué significa blues para ti?

Rick. Puro sentimiento, energía, expresión, diversión, gusto, tonalidad, vida. Eso es todo real, y eso es lo que el blues brinda a las personas en todas partes.

Mike. ¿Qué recuerdos de Little Richard, Albert Collins, Lowel Fulson, Fleetwood Mac, John Mayall y de otros te hacen sonreír?

Rick. Little Richard me hizo usar traje de una pieza en el programa de televisión Midnight Special. Albert Collins me dijo que comenzó tocando una guitarra «Ep-ti-phone». Mayall no me incluyó en su exclusivo «Club de dañados cerebrales» durante dos años y finalmente me obsequió una camiseta oficial sin ningún motivo. Fulson se giró hacia mí cuando estábamos tocando su canción, «Tramp», y gritando «¡Don’t ‘Joe Tex’ me!» Los fanáticos de Fleetwood Mac nunca gritaron algo grosero como «¿Dónde está Lindsey?», lo que me hizo sentir aceptado y apreciado.

Mike. ¿Cuáles son tus esperanzas y temores para el futuro del mundo, la música y el arte?

Rick. Espero que nuestros líderes mundiales mejoren. La música y el arte se cuidarán solos.

Mike. ¿Qué te ha hecho reír últimamente y qué te ha conmovido emocionalmente?

Rick. Una broma que hizo mi esposa, que no puedo repetir, me hizo reír. Nos costó mucho cuando George Jones murió hace un par de semanas. Fue el mejor cantante de country que haya vivido y él y su esposa residen en nuestra ciudad cerca de Nashville. Acabábamos de ver lo que iba a ser su último show tres semanas antes. Hemos estado escuchando gran parte de su música desde entonces, y nunca ha sonado mejor, ni más triste.

Mike. ¿Qué de tus recuerdos y cosas como libros, discos, fotos, etc., pondrías en una «cápsula del tiempo»?

Rick. Mi guitarra Gretsch «Peppermint Twist», un álbum de fotos antiguas, discos de 45 rpm de Chuck Berry, Little Richard, Elvis, el libro «The Catcher In The Rye», una rebanada de pizza Mack del paseo marítimo de Wildwood NJ, un trozo de madera de la casa de mi abuelo, y nuestras películas caseras de los años 50.

Mike. Tienes una guitarra exclusiva Reverend Rick Vito. ¿Cómo se te ocurrió esa idea? ¿Cuáles son sus secretos?

Rick. Diseñé varias guitarras que había inicialmente construido hace unos 30 años. Desde entonces conocí a Joe Naylor y Ken Haas de Reverend Guitars y les gustaron mucho mis ideas. Combinamos diferentes aspectos de nuestras dos guitarras y creamos el primer modelo de Rick Vito en 2005, que fue realmente genial, pero no se vendió muy bien. Hace dos años lo intentamos de nuevo con una idea diferente y está mucho mejor. Me gusta el estilo art deco, que tiene esta guitarra, y una combinación de pastillas P-90 y Supro-inspirade, que le dan un sonido diferente. Utilizamos un potenciómetro en lugar de un interruptor de selección de pastillas y un botón de reducción de tono para cambiar el color y ofrecer una amplia gama de sonidos. Hay algunos otros secretos que no puedo divulgar o seré hervido en aceite si se publican.

Mike. ¿Cuál es el impacto de la música y la cultura de blues & rock en las implicaciones raciales, políticas y socioculturales?

Rick. Bueno, ese es un tema enorme. Desglosándolo, diría que la música en todas sus formas ha permitido la polinización de la cultura, la tradición, la política, la religión, la economía y la lista sigue y sigue. Desde la invención de la radio, la televisión, las grabaciones y ahora las infinitas formas en que las personas ven y escuchan música, y ven presentaciones, ¿Cómo es que no podemos ser cambiados por la música y los artistas que la crean? No siempre ha sido algo bueno y es probable que algo de música sea malo para ti. Pero también puede ser un catalizador muy poderoso para la inspiración y la salud, y eso es algo muy bueno.

Mike. Hagamos un viaje con una máquina del tiempo, así que ¿A dónde y por qué realmente quieres ir por un día entero?

Rick. Creo que me gustaría pasar un día en Israel hablando con Jesucristo, como hombre y como figura espiritual. Descubrir de primera mano de qué se trata realmente. ¿Quién sabría mejor que él? ¡Piense en cómo se sentiría espiritualmente inspirado y enriquecido con su vida al final de ese día! Sería una gran canción o dos, diría yo. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *