Una noche de historia del blues

Una noche en Nueva York se hizo historia con “Lightning in a Bottle”.

El 7 de febrero de 2003, artistas de renombre de múltiples géneros musicales y generaciones tomaron el escenario del Radio City Music Hall de la Ciudad de Nueva York, para rendir homenaje a su herencia y pasión común: al blues.

Compartiendo con miles de fanáticos que asistieron, los artistas legendarios de raíces, del rock, del jazz y del rap se unieron para un concierto único en beneficio del blues, ya que los ingresos se destinaron a la educación musical.

Con la producción ejecutiva de Martin Scorsese, el productor Alex Gibney y el director Antoine Fuqua, se capturó una noche mágica tejiendo la historia del blues a través de una conjunción de presentaciones, entrevistas en camerinos, ensayos y escenas de archivo de algunos de los más grandes artistas de la música estadunidense, desde la realeza del blues con Buddy Guy y B.B. King, a sus herederos musicales que van desde John Fogerty y Bonnie Raitt a India.Arie y Mos Def.

Lightning In A Bottle 2003 – trailer

 

Lista de actuaciones. 1. Angélique Kidjo – Zélié; 2. Mavis Staples – See That My Grave Is Kept Clean; 3. David «Honeyboy» Edwards – Gamblin’ Man; 4. Keb’ Mo’ – Love In Vain; 5. Odetta – Jim Crow Blues; 6. Natalie Cole – St. Louis Blues; 7. James “Blood” Ulmer – Sittin’ On Top Of The World; 8. Natalie Cole, Mavis Staples y Ruth Brown – Men Are Just Like Street Cars; 9. Buddy Guy – I Can’t Be Satisfied; 10. India.Arie – Strange Fruit; 11. Macy Gray – Hound Dog; 12. Larry Johnson – Hear The Angels Singing; 13. John Fogerty – The Midnight Special; 14. Clarence «Gatemouth» Brown – Okie Dokie Stomp; 15. Bonnie Raitt – Coming Home; 16. Steven Tyler & Joe Perry – I’m A King Bee; 17. David Johansen y Hubert Sumlin – Killing Floor; 18. Shemekia Copeland & Robert Cray – I Pity The Fool; 19. The Neville Brothers – Big Chief; 20. Solomon Burke – Turn On Your Love Light; 21. Solomon Burke – Down In The Valley; 22. Buddy Guy – Red House; 23. Angélique Kidjo, Buddy Guy y Vernon Reid – Voodoo Child; 24. Chuck D. & Fine Arts Militia – (No) Boom Boom; 25. B.B. King – Sweet Sixteen; 26. B.B. King, Bonnie Raitt y Robert Cray – Paying The Cost To Be The Boss.

El concierto es presentado por Martin Scorsese, y de inmediato comienza con una conmovedora canción popular africana, Zélié interpretada por Angélique Kidjo, las raíces quedan así… bien establecidas. Mavis Staples, aparece espectacularmente con un antiguo tema de 1928, original de Blind Lemon Jefferson: See That My Grave Is Kept Clean. Otro sobreviviente, David «Honeyboy» Edwards, interpreta una pieza que hace referencia a las dificultades de la Gran Depresión, Gamblin’ Man. Keb’ Mo’ y Danny Kortchmar hacen un tema del legendario Robert Johnson, la inolvidable: Love In Vain. Odetta canta Jim Crow Blues, con un armonicazo sensacional de Kim Wilson, acompañados de una pléyade de músicos súper talentosos.

Natalie Cole canta una versión espectacular del St. Louis Blues de 1914, original de W.C. Handy; James “Blood” Ulmer, interpreta la grandiosa y clásica, Sittin’ On Top Of The World; luego a Natalie Cole, se le unen Mavis Staples y Ruth Brown para cantarle una serenata al polémico Bill Crosby, Men Are Just Like Street Cars, en un momento muy divertido. Buddy Guy, en acústico se despacha con la cuchara grande un gran tema del legendario Muddy Waters, I Can’t Be Satisfied; India.Arie hace gala de su talento para hacer el conmovedor tema, Strange Fruit de la grandiosa Billie Holiday.

Para iniciar la parte del blues eléctrico, aparece en escena la estrafalaria Macy Gray cantando el conocido tema, Hound Dog, popularizado primero por la jefa, Big Mama Thornton y después por el blanquito, Elvis Presley, aquí da como resultado una extraña interpretación, a decir verdad. El viejo y elegante Larry Johnson aparece en el escenario para interpretar una emotiva pieza de su autoría, Hear The Angels Singing. El buen John Fogerty, exlíder de la exitosa banda californiana, Creedence Clearwater Revival, interpreta a su sabroso estilo, un tema del gran Leadbelly, Midnight Special, que hace honor a la locomotora que llevaba ese nombre. Otro veterano y elegante músico, Clarence «Gatemouth» Brown, sube a tocar magistralmente su tema, Okie Dokie Stomp. La talentosísima cantante y uitarrista, Bonnie Raitt, prende al público con la pieza de Elmore James, Coming Home. Ah y también la armónica de Kim Wilson suena grandiosa en el número.

El concierto se va haciendo maduro, y llegan a escena Steven Tyler & Joe Perry para interpretar con energía un tema inolvidable de Muddy Waters, I’m A King Bee. David Johansen y Hubert Sumlin se encargan de recordar al “Lobo Aullador, al gran Howlin’ Wolf con uno de sus temas preferidos: Killing Floor. Una de las actuaciones más conmovedoras de la noche, es la correspondiente a Shemekia Copeland & Robert Cray, cantando en dueto y con Cray tocando la guitarra en I Pity The Fool, un original de Bobby “Blue” Bland. The Neville Brothers, el soul blues aparece con estos buenos hermanos de Nueva Orléans acompañados por varios artistas estrellas de la noche, para hacer la canción, Big Chief del Proffesor Longhair. Solomon Burke, hace una actuación fenomenal interpretando, Turn On Your Love Light, otra pieza de Bobby “Blue” Bland.

Una segunda pieza en el film para Solomon Burke es su tema original, Down In The Valley. Se acerca el gran final, y aparece el legendario Buddy Guy para llevarse parte de la noche con su interpretación a Red House en tributo a Jimi Hendrix.  Angélique Kidjo y Vernon Reid convencen a Buddy Guy a quedarse en el escenario para juntos interpretar otra clásica de Hendrix, Voodoo Child. El negrito en el arroz, desde mi punto de vista, es la actuación de Chuck D. & Fine Arts Militia, destrozando el Boom Boom de John Lee Hooker, en una versión infame a ritmo de hip hop. Pese al mal momento, los dioses se apiadan de la noche y mandan a un inspirado B.B. King para tocar estupendamente su Sweet Sixteen, y para invitar a Bonnie Raitt y Robert Cray para el cerrojazo final con otra de sus clásicas, Paying The Cost To Be The Boss.

Es así como este documental presenta a la audiencia, con autoridad y franqueza, una historia auténtica de esta forma musical. Los ancianos altamente estimados de esta familia musical son ejemplares en su humildad los unos con los otros, ricos en décadas de recuerdos compartidos; y sus actuaciones son de una calidad rara vez vista en los tiempos modernos. Estos hombres y mujeres son verdaderos artesanos, pero continuaban transmitiendo generosamente su legado a miembros selectos de cada generación musical. Aquellos que crecieron con esta música se encuentran actuando en el escenario con los mismos ídolos que sirvieron como su primera inspiración.

Buddy Guy – Can’t Be Satisfied

Shemekia Copeland y Robert Cray – I Pity The Fool

Steve Tyler & Joe Perry – I’m a King Bee

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *