El significado, la pasión, la familia

Entrevista con Beto’s Blues Band (San Luis Potosí)

Sábado, la contingencia ambiental cede, pero el calor no; la cerveza bien fría se convierte en objeto de deseo; Las Musas de Papá Sibarita, dos bandas comparten escenario; Rhino Bluesband y Beto’s Blues Band; es un encuentro afortunado y fue un lujo la oportunidad de entrevistarlos.

CB. Vamos a aprovechar que Beto’s Blues Band está por acá, y vamos a entrevistar a toda la banda…

Beto. ¡No!, ¡ellos no!, no tienen derecho (en tono de broma) ¡nooo! ¡aaaah! jajaja!

CB. Bueno, entonces empecemos con Viri (baterista): ¿Cómo le has hecho para sobrevivir en un medio tan machista que no te deja hablar?

Viri. Pues, es que realmente no pienso en eso, solamente, lo haces porque puedes, porque quieres, porque sabes, porque lo sientes, entonces, nunca me había puesto a pensar en eso.

Beto. Viri sabe que ella puede, creo que se ha vivido en México una cultura muy machista, y no nos debería sorprender que Viri esté tocando la batería, porque al final de cuentas es un ser humano tiene sus manos completas, la única diferencia es el sexo, ella tiene el talento, tiene la capacidad y tiene todo para tocar bien.

Viri. Lo demás es irrelevante.

Beto. La verdad es que las mujeres me están sorprendiendo en la batería, porque tienen un toque más bonito que el hombre, los hombres son más agresivos y las chicas tiene un toque más fino, pero no significa que no toquen las notas que deben de ser o con la calidad que debe ser.

CB. Por cierto, en cuanto a su repertorio; hay una cuestión que me tiene muy conmovido que escuche en el Festival de Querétaro, es una canción que me gusta mucho Mi María.

Beto. Mi María fue una canción basada en un caso real, pero ahora ha ido creciendo, es algo muy horrible, hay chicas que primero las reportan como desaparecidas y luego las encuentran víctimas de feminicidio; el arte, debe de ser siempre propositivo y debe exponer un punto de vista sobre lo que está sucediendo o, al menos, contar que yo me siento mal que esté sucediendo, y ahora lo estamos viendo con los temas ecológicos: en San Luis Potosí se incendió la Sierra de San Miguelito, San Luis Potosí es un valle, entonces estamos rodeados de cerros y nos quemaron todo alrededor, porque ahí hay intereses, previamente se había denunciado que se quería construir ahí y urbanizar en esa zona, que es una zona que le sirve a San Luis Potosí para la captación del agua. Son cuestiones de egoísmo humano, de intereses públicos, de mucho dinero y pues eso es lo que nos ha motivado a seguir cantando nuestras canciones.

CB. Ahora Beto junior ¿no es muy pesado estar siguiendo a tu papá? ¿no es una responsabilidad que no querías?

Mini Beto. Es que independientemente de que él sea mi papá, es una responsabilidad ser músico.

Beto. Pero ¿te gusta tocar?

Mini Beto. ¡sí!

CB. En cuanto a tu instrumento. ¿Por qué el bajo? ¿Es que no te dejaron tocar guitarra?

Mini Beto. Es que hay una historia detrás de eso…

CB. ¡Cuéntamela!

Mini Beto. Hace un año, poco antes del evento en Querétaro, Queretablues; mi papá estaba ensayando con mi tío y tuvieron una discusión, quisieron practicar una de las canciones de mi tío y como no le salía a mi papá, se enojó y se fue y ya nos dejó sin bajista, y yo, pues estaba ahí, se me acercó y me dijo “no pues, ya agarra el bajo y ponte a tocar”, y ya de ahí…

Beto. Yo siempre lo cuestiono, a mí no me gusta obligar, a mí me daría mucha tristeza que estuviera tocando a la fuerza conmigo. A lo mejor soy papá cuervo, veo que tiene un talento muy padre y mucha naturalidad para tocar.

CB. ¿Quién es tu bajista favorito?

Mini Beto. mmmm… no… no soy mucho de ver bajistas…

CB. ¿entonces tu bajista favorito es mini Beto?

Mini Beto. Mi tío tal vez.

Beto. Sí, mi hermano toca muy padre, de repente tenemos mucho ego y nos cuesta tocar juntos, pero.

CB. Volviendo a Viri. ¿no te has sentido, en los festivales rechazada, acosada, o tú ya ves muy natural lo que estás haciendo?

Viri. Rechazada o acosada… realmente, no es algo que me preocupe, en lo que más me concentro cuando estoy en el escenario, es tener una comunicación con Beto o con Betito, es bonito. Claro la gente se te acerca, pero no nada más en las tocadas, en la vida diaria, simplemente por ser mujer te suelen pasar cosas, nunca ha pasado más. A los festivales a los que he ido, las personas a las que he conocido me han tratado bien, de hecho, la escena del blues es muy especial, es como una comunidad muy unida, siempre hay una conexión bien chida y, no he experimentado como tan así, quizá un coqueteo; “Ay qué onda”, pero ya, nada más allá de lo normal.

CB. Beto, por lo que hemos platicado hasta ahorita ¿tú consideras que el músico y, en este sentido el músico de blues está dando testimonio?, como parte de una naturaleza.

Beto. Fíjate, a mí el blues me encanta por su sencillez, yo siempre he abogado por hacer las cosas sencillas, a mí me encanta el blues, desde que descubrí y aprendí a tocar guitarra, la escala pentatónica y de ahí todo lo que se puede hacer con ella de una manera tan sencilla con un vocabulario tan amplio, me encantó y me casé con él; ahora, el blues no es definitivamente de nuestra lengua madre, nació en un idioma extranjero; pero yo creo que nuestra riqueza lingüística nos permite, hacer canciones que digan más que un blues, a mí me encanta el español, siento que a veces nos da pena utilizar nuestro idioma, muchos autores de repente esconden tras de una cantada ilegible, o más bien borrosa lo qué es el idioma y no se le entiende, yo trato de ser muy claro, sencillo y el blues es una excelente plataforma para eso.

CB. Por ejemplo, en la ejecución del blues está presente el ‘human touch’ en el blues como que alargas o acortas tantito una nota.

Beto. No, Sí, Sí, de hecho, en el timing y en la afinación ¿no? La afinación es de repente… hay bends que no llegan al tono exactamente, un cuartito, una comita; son cuestiones humanas, yo siento que el blues es la música más humana. Algo que les admiro mucho a los negros es ese feeling. Los latinos tenemos también ese feeling, Viri ahorita está en un proyecto también de música latina y toda esa onda, y a los latinos se nos da re bien, no es exclusivo de una raza o algo así, pero de que tenemos algo que no te podría decir que es, pero que es muy rico.

Viri. Lo guapachoso.

CB. Acabas de dar el toque: el blues te ha dado la base para manifestar tu latinidad.

Beto. Sí claro, mira hay puristas y, si nos ponemos en ese lado, Beto’s Blues Band es una gran mentira, no todas las canciones son blues, pero, a mi también me gusta mucho el Country y es Country Blues, yo admiro a muchos guitarristas de Country, son virtuosos, entonces, en ese sentido, no me gusta frenar a las canciones. Hay muchas canciones que no toco porque, en primer lugar, a veces hay que darle gusto a un público y hay canciones que son muy buenas para ser amigables y tengo canciones que son obscuras que no se pueden tocar así tan fácilmente.

CB. A eso vine a darnos la oportunidad de escuchar lo que quieren decir ustedes.

Beto. Es padre, pero, yo creo que los que son autores de música de banda, que de repente se les ha de antojar hacer un blues, ¿a poco no? Es tan sensual. Desgraciadamente es muy difícil darle gusto a la gente, afortunadamente hoy tuvimos una noche bien bonita, la gente, el público estuvo muy atento, además muy prendido.

CB. Aquí es muy difícil, es decir, lo lograste.

Beto. Pero afortunadamente fue un público que vino y que lo disfrutó. En la mañana estuvimos en el Chopo y notamos también que de repente que incluso en los lugares donde debería haber una diversidad musical, de repente ya está un poquito estigmatizado; había mucho Ska y la banda se prende con el Ska.

Viri. Había más metal

Beto. De repente llega uno con otra onda y, a lo mejor, con una propuesta más de letra; porque yo trataba de escuchar lo que estaban cantando y, la mera verdad no les entendía. Algo que me gusta mucho de la banda, ahorita como está, es que Viri, por ejemplo, tiene su toque suave y permite escuchar la letra, eso es importante. Yo creo que de repente sí sucede que llegues con una propuesta diferente a lo que estuvieron escuchando y se sacan de onda, además, no es presunción, es un hecho, que tu escuches una canción de Beto’s Blues y es una canción que tiene historia que tiene contenido; que si te perdiste un verso ¡ya! al final ya no le entendiste, algo que a mí me gusta mucho es cuando el público te está poniendo atención, ¡es invaluable!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *