Liderazgo

El poder no es control.
El poder es fuerza y es darles esa fuerza a otros.
Un líder no es alguien que obliga a otros para hacerse más fuerte

Beth Revis

La cultura de la banda, los objetivos que se persiguen o la personalidad de los músicos, entre otros factores, determinan el estilo de liderazgo que encajará mejor.

Un liderazgo positivo puede mejorar el rendimiento de los músicos, su bienestar o aumentar los benéficos y calidad de la banda. Por el contrario, un estilo negativo puede crear estrés o burnout en los músicos, bajar su autoestima y provocar la pérdida de oportunidades o la desintegración de la banda.

El arte de la comunicación es el lenguaje del liderazgo

James Humes

Liderazgo laissez-faire (Dejar hacer)

Es un estilo de no intervención y falta de retroalimentación regular. El líder interviene sólo cuando es necesario y con la menor cantidad de control posible. Es un estilo no autoritario que se basa en la hipótesis de que los músicos con mucha experiencia, entrenamiento y motivación necesitan menos supervisión para ser creativos. La autonomía es liberadora, mejora la creatividad y ayuda a sentirse más satisfecho con la ejecución. Este tipo de liderazgo es operante en condiciones donde la pasión está presente y los integrantes manifiestan gran motivación y tienen mucha experiencia.

Este estilo no es apropiado con músicos que no poseen las competencias neceesarias. Muchas personas no son buenas a la hora de gestionar sus propias tareas y bajo presión pueden ofrecer una ejecución nada aceptable.

Liderazgo autocrático

Permite que los líderes tomen decisiones y fijen las directrices sin la participación del grupo. El líder concentra todo el mando y nadie desafía sus decisiones. Es un liderazgo unidireccional.

Parece ser altamente efectivo con músicos que requieren una vigilancia estrecha sobre sus respectivas ejecuciones, ya que, al eliminar la tendencia de los ejecutantes a relajarse, puede aumentar la creatividad y calidad durante las audiciones.

Las desventajas del líder autocrático son evidentes. No tiene en cuenta la opinión de otros miembros de la banda. Algunos artistas pueden sentirse infravalorados y mostrar poco compromiso afectivo, pudiendo llegar a abandonar la banda o rendir menos. Es un estilo de liderazgo que, poco a poco, está siendo desterrado,

Liderazgo democrático

Se caracteriza por crear entusiasmo entre los músicos al priorizar la participación de todo el grupo. El líder promueve el diálogo entre sus seguidores para tener en cuenta las opiniones de la banda.

Este tipo de líder se gana al equipo porque todos contribuyen en el proceso de decisión y creación. Los integrantes suelen sentirse como parte de la banda, mejorando su afiliación y compromiso, así como su productividad y capacidad de innovación.

Este tipo de liderazgo requiere que el líder posea gran habilidad para mantener la motivación y la colaboración de quienes le siguen, así como plena confianza en sí mismo.

Liderazgo transaccional

Se basa en transacciones, es decir, en procesos de intercambio entre los líderes y sus seguidores. Los seguidores reciben premios por su desempeño laboral y el líder se beneficia porque ellos cumplen con las tareas.

Está orientado a los objetivos, los seguidores son motivados con recompensas por los resultados conseguidos. El líder transaccional crea estructuras claras, donde queda bien definido lo que requiere de sus demás miembros y las recompensas.

El perfil de seguidor del líder transaccional es un individuo racional, motivado por el dinero y otros beneficios o recompensas. Los líderes transaccionales se centran en el presente y son muy buenos para conseguir que el conjunto funcione con eficiencia, sobre todo si el líder además es el patrón.

Liderazgo transformacional

Los líderes transformadores emplean niveles altos de comunicación para conseguir los objetivos y aportan una visión de cambio; de esta manera motivan y aumentan la creatividad y mejoran el desempeño de la banda.

Poseen una fuerte visión y personalidad, gracias a la cual lideran el cambio dentro del grupo y son capaces de cambiar las expectativas, percepciones y motivaciones del equipo. Cuando estos líderes y sus seguidores trabajan juntos, llegan a un nivel superior de moral y motivación.

El liderazgo transformacional, en lugar de analizar y controlar transacciones específicas utilizando reglas, instrucciones e incentivos, se concentra en cualidades intangibles, como la visión, los valores compartidos y las ideas, con el propósito de crear relaciones, de dotar de mayor significado a las actividades independientes y ofrecer una visión compartida que permita funcionar conjuntamente a todos los integrantes en un proceso de cambio continuo o evolución.

¿En la práctica?

Hasta aquí las referencias y dinámicas de los procesos de liderazgo, iniciamos una etapa, en la que la directamente de los líderes de diferentes bandas vamos a conocer sus experiencias y como han desarrollado su estilo de liderazgo.

Sígannos, por favor…

 

El liderazgo es desbloquear el potencial de la gente
para hacerlos mejores

Bill Bradley

Beto’s Blues Band

En este mismo número de Cultura Blues, publicamos la entrevista con que damos inicio a una panorámica de posturas que en la práctica tienen los líderes de diversas bandas.

Humberto Fierro, líder de Beto´s Blues Band es un grupo en el que los vínculos, a primera vista son bastante afectivos, sobre todo Beto chico y su papá Beto, complementados por Viri, la baterista.

El formato de trío es sencillo y los lazos son muy definidos, esta condición permite a Humberto dirigir fortaleciendo las potencialidades de los demás integrantes y, a su vez, incursionando en otros géneros fortalecer sus habilidades y experiencia.

En el escenario resalta la presencia de Beto lo que demuestra su capacidad de dirección y la comunicación, verbal y no verbal entre todos los miembros de esta banda.

Hay que destacar que estos modelos propuestos no son los únicos ni se presentan “puros” y existen infinidad de combinaciones. Pienso que este es un liderazgo democrático escucha y aprovecha potenciales, se observan algunos tintes de transformacional estimula a sus compañeros a experimentar para mejorar.

The line was my blues and
The red line was my mind

Un comentario en “Liderazgo

  • el 8 julio, 2019 a las 14:09
    Permalink

    Interesante el árticulo. Saludos Octavio.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *