El futuro del jazz es ahora: conversación con Ajay Heble

100 números de un gran proyecto de divulgación del blues mexicano.

Un gran abrazo y felicitación para José Luis García Fernández y todos mis compañeros de páginas en Cultura Blues por los primeros 100 números de la revista. Decir 100 números es fácil, pero como he dicho en otras ocasiones, ha requerido de un gran esfuerzo de todos los que participamos en Cultura Blues y principalmente de José Luis García Fernández. Larga vida a Cultura Blues.


En algunas ocasiones, en las charlas que he sostenido con diversos músicos, tanto mexicanos como extranjeros, hemos hablado inevitablemente sobre la música en general, el jazz, el jazz en los países de origen de los músicos que tengo enfrente o de la escena nacional. Invariablemente, con sus matices por supuesto, todos hablan del jazz como un género con vida y movimiento.

Hace unas semanas tuve la oportunidad de platicar largamente con Ajay Heble (una charla que también se puede escuchar en los podcasts de Síncopa Blues. Jazz y blues de México y en el canal de Youtube), un músico y jazzista, que además de sus habilidades y conocimientos musicales, incorpora a su visión y actividad una muy importante y destacada labor como académico, investigador y escritor. (Foto por Rafael Arriaga).

En su larga trayectoria ha escrito, coescrito y coordinado una gran cantidad de libros y textos referentes al jazz y a la improvisación como factor de cambio y protesta en la sociedad. (People Get Ready: The Future of Jazz is Now o The Fierce Urgency of Now: Improvisation, Rights, and the Ethics of Cocreation), además, Heble es director del Instituto Internacional de Estudios Críticos en Improvisación y director y fundador de la Revista Estudios Críticos en Improvisación.

Por si no fuera poco, Ajay Heble también es el director del Festival de Jazz de Guelph, en Canadá y es un convencido de que “el futuro del jazz reside en la habilidad de la música para transitar entre culturas”. Si bien el jazz nació de una fusión de culturas, sonidos, géneros y elementos que se congregaron en un espacio y tiempo determinados (Nueva Orleans), el jazz no se ha quedado ahí, se ha movido y bien dice es una “música que resiste cualquier clasificación simple… (que) emerge de distintas tradiciones culturales, distintas tradiciones musicales”, y por ello no debería resultarnos “escandaloso” o extraño escuchar jazz o una improvisación a partir del rap, hip hop, sonidos rockeros, música del mundo o música clásica.

“El jazz que encuentro, más provocativo y más interesante, es el jazz, como dije antes, que mueve las fronteras -añade Ajay-, así que el camino que debe tomar el jazz es el camino abierto. El sociólogo Herman Gray, habla en su libro ‘Movimientos Culturales’, de la carretera y la calle como metáfora, y se refiere al jazz como un cruce de caminos”.

Por mucho tiempo hemos estado, tanto como sociedad, músicos y fans del jazz, expuestos a una corriente predominante y “tradicional” del género, una visión que nos dice que si la música no tiene swing no es jazz ─muy al estilo Wynton Marsalis o Ken Burns─, una visión en la que el be bop y el post bop es lo considerado “correcto” y el resto de las expresiones jazzísticas, como el free jazz o la improvisación, quedan marginadas y excluidas. Ajay parte de esa reflexión, no para descalificar los sonidos de la corriente dominante del jazz, sino para partir de ahí y desarrollar la noción que ahonda en sus libros: el jazz nació como una música con cierto grado de rebeldía, que habla desde su contexto social y cultural para encauzarlo de distintas maneras.

Si bien Cecil Taylor, John Coltrane o Archie Shepp, utilizaron el free jazz y la improvisación, en los años 60, como un lenguaje musical de protesta y de activismo por los Derechos Civiles; en su momento Monk, Parker, Gillespie y toda la generación del be bop utilizaron su expresión como forma de romper con la tradición que los antecedió; lo mismo hizo Miles Davis con Birth of the Cool, a finales de los años 40 o el mismo Davis, en la década de los 70 con Bitches Brew.

En su libro “La Fuerte Urgencia del Ahora”, Heble en coautoría con Daniel Fischlin y George Lipsitz, exponen “argumentos sobre el papel que está jugando la improvisación para la lucha de artistas, derechos humanos e injusticias sociales” y a partir del contexto político – social del mundo, concluyen que la improvisación es una lección pendiente: “una lección sobre la cooperación social, sobre la habilidad de adaptarnos a un presidente cambiante ─en referencia a Donald Trump─, a promover la cooperación social.

Creo que la improvisación ofrece un modelo viable para pensar en estos temas y en realidad es uno de los argumentos que hacemos en ese libro, realmente es un espacio en el que podemos ver las posibilidades de una presentación que está sucediendo en ese momento, los músicos improvisando, una interpretación de posibilidades, de movimientos sociales”.

Un gran tema pendiente en México y en otros países es la formación de públicos, sobre este tema Ajay Heble ha trabajado y reflexionado desde su trinchera como director del Festival de Jazz de Guelph. “Para mi es una pregunta muy importante y trato de responderla en una diversidad de maneras, una y la más exitosa estrategia que utilizo para construir públicos es presentar la música en un contexto educativo”, me dice Heble de manera contundente.

Dentro del festival destaca el desarrollo de conferencias, charlas, talleres y por supuesto conciertos en contextos distintos a los que solemos escuchar jazz, es decir fuera de bares, clubes o restaurantes y los ha llevado a museos en horarios más familiares: “poner la música en un contexto en el que la gente tenga la oportunidad de hablar con los músicos, escucharlos”, señala Heble y añade “es el contexto en el que lo presentas, el hecho de que tienes que hacer bienvenidos a todos los públicos, incluidos niños, gente que no sabe nada de la música, tienes que atraerlos, nada de decir que es música extraña o para un pequeño grupo de personas y de élite, tienes que hacer sentir a la gente bienvenida y creo firmemente que podemos hacer eso”.

La entrevista completa con Ajay Heble la pueden encontrar en los podcasts de Síncopa Blues. Jazz y blues de México, tanto en Spotify, Itunes como en Ivoox.

@YonAmador

sincopablues@gmail.com

Fb. Síncopa Blues. Jazz y blues de México

IG: SincopaBlues

Youtube: Síncopa Blues

https://sincopablues.wixsite.com/sincopablues

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *