No hay devolución

Soy la descarada.
La que no calla, la que se mete a tu cama no para intimidar,
sino para investigar cómo son tus sueños enfocados en el área de amar.

Soy la que no calla,
La que habla y lastima cuándo se te dice la verdad y tu necedad no te deja observar.

Soy tu castigo y tu tormento, que te somete el corazón y te moja la razón.

Soy peor que tu sonrisa.
Ella te hace carcajear y yo te hago fantasear y tu sonrisa dura más.

Un día de estos me vas a abandonar.
Estoy expuesta a todo por amar de verdad, gritar y no callar,
por ser rebelde y no saberme comportar como las demás.

Sólo te aviso que no hay réplica de mí,
así que dime ya tu resolución,
pues no habrá de ninguna manera… ¡devolución!

 

Con música de fondo: Sweet dreams por Roy Buchanan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *