Christone Ingram, un pequeño gran bluesman

Christone «Kingfish» Ingram, es un joven guitarrista y cantante de blues estadounidense. Nacido el 19 de enero de 1999 en Clarksdale, Mississippi. Podría ser considerado como uno de esos niños prodigio que han aparecido por los terrenos del blues, como Joe Bonamassa, Kenny Wayne Shepherd o Jonny Lang.

Su numerosa familia cantaba y actuaba en la iglesia. Por lo que el propio Ingram creció asistiendo a actuaciones de góspel y, desde muy pequeño se unió a grupos para tocar y cantar. Su madre, Princess Pride, es prima hermana de la leyenda de la música country, Charley Pride. Se dice que Ingram encontró interés por el blues desde alrededor de los 5 años cuando su padre le mostró un documental de Muddy Waters, y al mismo tiempo cuando le prometió que irían al Museo del Delta Blues, para que aprendiera todo sobre la música. Situación que le cumplió, logrando que Bill «Howl -N- Mad» Perry y Richard «Daddy Rich» Crisman, le enseñaran a tocar en el programa de arte y educación del museo.

También estuvo asistiendo al taller ‘Clarksdale’s Pinetop Perkins Workshop Experience’, donde se llevan a cabo eventos todos los veranos. Comenzó a tocar la batería a los seis años. Cuando tenía once estaba tocando el bajo y luego finalmente se cambió a la guitarra. Para afinar su estilo en la guitarra, voz y actuación, escuchó y aprendió de la música de Robert Johnson, Lightnin’ Hopkins, B.B. King, Muddy Waters, Jimi Hendrix, Prince y otros, quiénes han resultado ser sus principales influencias.

Sus primeros maestros fueron los que lo bautizaron como «Kingfish». Ingram en algún momento ha comentado como fue que le explicó su interés por el blues a sus amigos de la infancia, quienes estaban más interesados en la música hip hop: «Me decían que era muy joven como para escuchar esas cosas viejas y tristes. Les contesté que lo hacía por una cuestión cultural, ¿saben? Esto es historia. Esto dio a luz lo que ustedes escuchan hoy, porque el rap, no es más que un ‘nieto’ del blues

Ingram comenzó a tocar en conciertos de su ciudad natal, en lugares como en el Red’s Lounge, Ground Zero Blues Club, New Roxy, Shack Up Inn y en el Delta Blues Room. Poco después comenzó su aventura por otras tierras, en noviembre de 2014, formando parte de la banda del Delta Blues Museum, actuó para Michelle Obama en la Casa Blanca. Ha compartido escenario con reconocidos artistas de blues como, The Tedeschi Trucks Band, Samantha Fish, Bob Margolin, Eric Gales, Rick Derringer, Guitar Shorty y Buddy Guy; entre otros. Ha iniciado su participación en festivales importantes, llegando en 2018, hasta el Festival de Blues de Chicago.

Christone Ingram – The Thrill is Gone

El 17 de mayo de 2019, Alligator Records publica su disco debut Kingfish. Una grabación con 12 temas, de los cuales en 8 comparte créditos. Fue producido por el músico ganador de Grammys, Tom Hambridge en el Ocean Way Studio de Nashville. Lista de canciones: 1. Outside of this town; 2. Fresh Out con Buddy Guy; 3. It Ain’t Right; 4. Been Here Before; 5. If You Love Me con Keb’ Mo’ y Billy Branch; 6. Love Ain’t My Favorite Word; 7. Listen con Keb’ Mo’; 8. Before I’m Old; 9. Believe These Blues; 10. Trouble; 11. Hard Times; 12. That’s Fine By Me.

Christone Ingram – Outside of this town

Con las palabras del presidente de Alligator Records, Bruce Iglauer, concluiré esta breve semblanza de un joven artista que se perfila a ser una de las nuevas figuras del blues mundial, un fenómeno en vivo y en el estudio. Y que sólo tiene 20 años.

«A los 20 años, ‘Kingfish’ es uno de los artistas jóvenes más excitantes y apasionantes que he visto en muchos años. Está creando nueva música, que es blues, pero no una copia de lo que ya se hizo. Sus raíces están firmemente en el Delta del Mississippi, y puedes escuchar esa cruda honestidad del Delta en su forma de tocar y cantar. Su trabajo con la guitarra es técnicamente deslumbrante, pero se trata de las emociones en la canción y de mover al público. Es perfectamente capaz de hacer pedazos a la multitud, además de que su música es notablemente madura.  

Él sabe cuáles son las notas importantes, las notas que cuentan la historia y atraen al público, y deja de lado las irrelevantes. Canta con la intensidad y la franqueza de un artista de blues experimentado. Venera a los maestros del blues del pasado y del presente, pero está haciendo su propia declaración, inspirado en la música que aquellos crearon. Lo estoy viendo convertirse en un joven y visionario gigante del blues. Tiene un futuro increíble por delante y estoy orgulloso de que se haya unido a la familia de Alligator Records«.

Christone Ingram – Fresh out

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *